Bruja detenida en Muras por extorsionista

Detenida una mujer de Muras acusada de extorsionar a vecinos con prácticas de brujería

Una vecina del municipio lucense de Muras, de iniciales O.?V.??P. y de 49 años de edad, fue detenida anteayer por la Guardia Civil como supuesta autora de un delito de extorsión contra vecinos de ese municipio, situado a unos 30 kilómetros de Vilalba. La persona detenida, que ya ha pasado a disposición judicial tras declarar en el Juzgado de Primara Instancia e Instrucción de la capital chairega, está imputada como autora de un delito de extorsión cometido a lo largo de varios meses.

Según la información oficial divulgada ayer, la detenida, residente en la localidad murense, remitía cartas con contenido amenazante en las que advertía de males relacionados con brujería y santería en caso de que los destinatarios de la correspondencia no atendiesen sus peticiones.

Según fuentes consultadas, hace ya más de un año que comenzó el envío de esas cartas intimidatorias. En el inicio de la Semana Santa del 2007 ya se había remitido la primera misiva, en la que se solicitaba, según testimonios recabados por este periódico, la entrega de 3.000 euros, que deberían depositarse en la hornacina de un altar lateral de la iglesia parroquial.

A una anciana

Según esas fuentes, la primera carta fue enviada a una mujer de avanzada edad que vive sola en una casa situada a una distancia relativamente corta de dicho templo. Ni entonces ni más adelante se observó dentro de la iglesia ningún movimiento que pudiese resultar sospechoso. Sin embargo, sí se admite la idea de que en otras cartas se citaban otros dos lugares de esa misma iglesia, una pila bautismal y un confesionario que están cerca de la puerta de entrada principal, como lugares en los que la autora de las cartas también emplazaba a dejar el dinero.

La situación no pasó inadvertida en un concello como el de Muras, cuya población está por debajo de los 900 habitantes. Pese a la reticencia a efectuar comentarios, algunos vecinos sí reconocían que el comentario sobre el envío de cartas circulaba desde hacía tiempo.

Alguno de los habitantes del municipio aseguró incluso que era frecuente ver entrar en la iglesia a la persona detenida, que además vive cerca. Según otros, no obstante, los comentarios que se desataron hace un año, relacionados con la entrega de la primera cantidad, fueron perdiendo fuerza paulatinamente hasta que este año volvió a hablarse de la situación.

Sea como fuere, fuentes consultadas aseguran que la detención de esta vecina de Muras se llevó a cabo tras confirmarse que al menos la primera persona que recibió las cartas habría desembolsado 3.000 euros para evitar las amenazas de la arrestada. Por el momento no ha trascendido el contenido concreto de las prácticas de brujería con las que atemorizaba a sus víctimas.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2008/05/31/0003_6865154.htm

Author: Lalo Márquez

Share This Post On