Electricidad producida por la Luna

Algunos hogares en la punta Ártica de Noruega han comenzado a obtener electricidad de la Luna por medio de una singular central hidroeléctrica submarina que funciona por la subida y caída de la marea.

La corriente de la marea en un canal del mar cerca del pueblo de Hammerfest causada por el jalón gravitacional de la Luna comenzó a mover las aspas de 10 metros de una turbina atornillada al lecho marino para general electricidad para la red local el Sábado.

El prototipo se asemeja a un molino “de viento” submarino y se espera que genere unos 700 mil kilowatt/hora de energía no contaminante al año, suficiente para iluminar y calentar unos 30 hogares.

“Esta es la primera vez en el mundo que la electricidad de una corriente de marea ha sido alimentada a una red de energía”, dijo a Reuters el director de Hammerfest Stroem, Harald Johansen, quien es el líder del proyecto.

La planta en el canal Kvalsund, que tuvo un costo de 80 millones de coronas ($11 millones de Dólares Estadounidenses / $121 millones de Pesos Mexicanos) a la hora de su lanzamiento el Sábado, es una pequeña contribución para ayudar a disminuir la dependencia a los combustibles fósiles como el gas y el petróleo culpables del calentamiento global.

El agua que fluye a unos 2.5 metros por segundo por durante unas 12 horas cuando la marea está subiendo a través del canal Kvalsund, hace una pausa en lo más alto y luego revierte dirección. Las aspas en la turbina automáticamente se orientan para enfrentar la corriente.

Si el proyecto resulta exitoso, pudiera ser el precursor de un uso más amplio de mareas predecibles para obtener energía no contaminante y generar millones de dólares en órdenes. Los molinos de viento, en contraste, son inservibles en temporadas de poco viento y tienen que ser construidos para soportar vientos huracanados.

Las mareas han sido explotadas previamente como plantas de energía en Francia, Canadá, y Rusia en barricadas que atrapan el agua en lagunas artificiales a la hora de la marea alta. Cuando la marea se va, la gravedad succiona el agua a través de turbinas para generar electricidad.

Pero tales barricadas pueden alterar los hábitats de animales y plantas en los esteros del río y a lo largo de las costas.

Los proponentes de las turbinas movidas por corrientes de marea dicen que estas causan menos impacto – que son silenciosas e invisibles desde la superficie, y que los peces, ballenas y focas probablemente puedan alredor de ellas sin riesgo a ser rebanados.

El inconveniente es que los costos son altos. Hammerfest Stroem ha estimado que la generación de electricidad costará unos 0.3 coronas ($0.4 US Dlls. / $4.40 Pesos MX) por Kilowatt/hora, tres veces más que la electricidad hidro-generada en Noruega.

El grupo petrolero de Noruega, Statoil, el grupo de ingeniería ABB Sueco-Suizo, y los servicios públicos Noruegos locales son socios en el proyecto Hammerfest Stroem. “Queremos obtener experiencia de esto y vemos que podemos también ser productores de electricidad no contaminante”, djo Hanne Lekva de Statoil.

Ver nota completa en inglés en Yahoo! News.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On