¿Fué el Hombre a la Luna?

Zona Cero – El “Fraude” Lunar

Me tomé la “pequeña” libertad de grabar el programa especial del supuesto fraude de las misiones Apollo a la Luna transmitido precisamente el día Jueves del 37 aniversario Apollo.

El audio no es de buena calidad y tiene bastante interferencia pero es lo mejor que pude hacer con el radio que conseguí y con la mala recepción que tenía en el lugar que lo grabé, pero espero que pueda entenderse bien.

Yo aún no he tenido tiempo de preparar una respuesta al programa, pero tengan por seguro que eventualmente lo haré, así que estén pendientes de próximas noticias.

Por lo pronto, les agradezco cualquier comentario que les parezca pertinente y he abierto una línea de discusión sobre este tema en los foros.

Dejé fuera una parte de la transmisión ya que no trataba sobre el tema de la Luna sino sobre política y la guerra en el cercano oriente. Los principales comentaristas en esta transmisión son Enrique Barranco, Normann Mohre, y un invitado llamado Aldrin Carrillo. También podrán escuchar las voces de las participaciones de los radioescuchas que se comunican por teléfono y de vez en cuando del controlador en cabina.

El sitio Web del programa radiofónico es www.zonaceroam.com y sus foros de discusión se encuentran aquí.

Programa Zona Cero sobre el supuesto fraude de las misiones Apollo a la Luna

>>>>>>> Nuevo: El Sr. Normann ya contestó, aquí puedes leer lo que dice

Contestaciones a las Afirmaciones del Programa

Por el momento tengo estas contestaciones, pero conforme me pueda ir dando tiempo iré comentando todo el programa.

Contenido

Los Astronautas No dan Entrevistas
El Retiro de von Braun
Los Astronautas Renuncian
Los Astronautas No dan la Cara
Los Astronautas se Deben a Nosotros
Los Astronautas se Transparentan
Bill Kaysing el Experto Ingeniero
Las Fotos Sin Estrellas
Los Astronautas No Ven Estrellas
Las Mismas 20 Fotos
Las Capas Protectoras de la Verdad
Extraterrestres en la Luna
El Camarógrafo Misterioso en la Luna
Las 10,000 Libras de Presión del Demonio de Cohete
Fotos de Paisajes Con y Sin Módulo Lunar
La Alta Temperatura y las Cámaras Fotográficas
La Llamada del Presidente Nixon
El Bigote de Collins
Ganándole a los Soviéticos

Enrique Barranco:Para empezar el líder Neil Armstrong es una especie de hermita, una especie de recluso en Ohio, su dirección no aparece en ningún directorio telefónico; ahí vive, pero usted no sabe dónde y resulta que si usted se acerca a platicar con él, a quererlo entrevistar, pues, entonces el hombre le echa a la policía.

Esta es una afirmación echa por Bart Sibrel, cineasta amateur de Nasville Tennessee que hizo los documentales “A Funny Thing Happened On the Way to the Moon” y “Astronauts Gone Wild“. En realidad, no es que los astronautas del Apollo se rehusan a dar entrevistas a nadie. Típicamente declinan dar entrevistas a los teorizantes conspiracionales. De hecho, la mayoría de los astronautas se rehúsan a dejarse entrevistar por él, Bart Sibrel, debido a sus artimañas de mentiras y acoso para obtener escenas de ellos supuestamente confesando ser conspiradores en un engaño. El incidente más conocido fue con Buzz Aldrin, el segundo hombre en caminar sobre la Luna. De acuerdo a Aldrin, el 9 de Septiembre del 2002, fue persuadido a un hotel en Beverly Hills bajo el pretexto de una entrevista sobre un programa de televisión infantil Japonés que trataría sobre el tema del espacio. Cuando llegó, Aldrin afirma que Sibrel estaba ahí demandando que jurara sobre una biblia que había caminado sobre la Luna.

Cuando se rehusó, Sibrel lo llamó cobarde, mentiroso, y ladrón frente a todos los testigos, las cámaras, y la hijastra de Aldrin quien lo acompañaba en ese momento. Exasperado, Aldrin golpeó a Sibrel en la mandíbula (ver noticia). Los camarógrafos que acompañaban a Sibrel filmaron el suceso, “¿catparon eso en la cámara?” decía Sibrel, quien después intentó utilizar el video para convencer a las autoridades que fue víctima de un asalto. Sin embargo, cuando los testigos afirmaron que Siebrel había empujado agresivamente al Sr. Aldrin con la biblia, los cargos fueron retirados, esto además porque Siebrel no sufrió ninguna herida ni buscó ayuda médica después del incidente, así como también por el hecho que Aldrin no tenía antecedentes criminales. El abogado de Aldrin, Robert O’Brien, dice que Siebrel tiene un historial de acecho a otros astronautas, incluyendo a Neil Armstrong, Alan Bean, y Al Worden.

Volviendo al tema, Collins ha escrito varios libros sobre su experiencia como astronauta, y ha dado muchas conferencias. Es uno de los astronautas más amenos, pero entendiblemente (al menos para nosotros), no consciente entrevistas de conspiracionistas.

A pesar de su edad y mala salud, Aldrin todavía hace muchas apariciones personales y por televisión. Le gusta mucho hablar sobre sus experiencias. Pero como vimos, es obvio que no le gusta ser llamado mentiroso en público.

Y finalmente Armstrong, sí da entrevistas pero prefiere no aparecer en cámara (ver ejemplo de entrevista reciente). Es penoso. Los testimonios de quienes lo conocieron como un oscuro piloto de pruebas afirman que prefiere no atraer la atención a sí mismo. Siebrel afirma que Armstrong dijo alguna vez “No me hagan preguntas y no les diré mentiras”, pero en realidad esa cita no es de Armstrong, sino del mismo Siebrel quien acostumbra a poner sus propias citas entre comillas para confundir a su público y que crean que las citas son de los astronautas.

Después de salir de la NASA, Armstrong entró a la facultad de la Universidad de Cincinnati en 1971 y permaneció ahí como profesor de ingeniería espacial hasta 1979. Después fue llamado vice-presidente de la comisión para la investigación de la explosión del trasbordador espacial Challenger. Sirvió también como presidente de AIL Technologies, un fabricante de aviónica y electrónica, desde 1989 hasta el 2002.

Armstrong apareció en televisión con Patrick Moore, conductor del programa The Sky At Night de la BBC en 1970. También fue conductor del documental Man On The Moon. Y ha sido entrevistado extensivamente para el Apollo Lunar Surface Journal. Claramente Armstrong no se esconde de las preguntas “difíciles”.

Sibrel no tiene en un muy buen concepto a Armstrong, quizá porque probablemente él fue la razón por la que lo despidieron de su trabajo como camarógrafo en una estación de televisión en Nashville, Tennessee. Siebrel fue arrestado por allanamiento de propiedad privada después de entrar a la propiedad de Armstrong después que se rehusó a darle una entrevista. Desde entonces, quizá Siebrel se ha dado a la tarea de desprestigiarlo.

Al parecer, Armstrong puede ser contactado en el P.O. Box 436 de Lebanon, Ohio 45036. Encontré también la siguiente dirección: ARMSTRONG, NEIL A., c/o CTA Inc., 777 Columbus Avenue, Lebanon, OH 45036-1607, USA, pero no sé qué tan real sea. Al lugar donde sí parece estar confirmado que le llega el correo es el siguiente:

Neil Armstrong
NASA-JSC
Astronaut Office Mail Code CB
2101 NASA Road 1
Houston, Texas 77058-3696
USA

Aunque el punto que defiende aquí el Sr. Barranco es que como el domicilio de Neil Armstrong no es del dominio público, entonces es suficiente prueba que que todo lo del viaje a la Luna es un engaño, una farsa, una conspiración. Así de endebles son las supuestas “evidencias” que ofrecen los conspiracionistas. Quizá cabría preguntar también cuál es exáctamente el domicilio actual de, por ejemplo, Ronald Reagan, Bill Clinton, o bien, de Carlos Salinas de Gortari ¿será que muchas personas prefieren la privacidad? Aunque me intriga el por qué solo comentan sobre Armstrong si él solo fue uno de los 12 astronautas que caminaron sobre la superficie lunar! Por ejemplo Charles Duke puede ser encontrado fácilmente en varias versiones en línea del directorio telefónico de Houston…


Enrique Barranco:Resulta que el padre de los proyectos, Wernher von Braun, el hombre que inventó el viaje a la Luna, pues resulta que cuando regresaron este hombre se retiró de la NASA y jamás volvió a interesarse en los viajes espaciales cuando todos suponíamos que lo lógico era que el padre del viaje a la Luna tendría que ser el abuelo del viaje a Marte; bueno, resulta que este hombre renunció y se fue a trabajar con la fábrica (*inentendible*).

El viaje a la Luna fue en Julio de 1969. En Marzo de 1970, von Braun y su familia se trasladaron desde Huntsville hasta Washington, D.C. cuando le fue asignado el puesto de Vice Administrador Asociado para la Planeación del nuevo Centro de Operaciones de la NASA. No fue sino hasta Junio-Julio de 1972 que renunció porque le fue evidente que las visiones para el futuro de los vuelos espaciales de la NASA no eran compatibles con sus proyectos personales. Después de dejar la NASA, von Braun se hizo vice-presidente de Fairchild Industries en Germantown, Maryland desde donde ayudó a establecer y promover el National Space Institute, un percursor del ahora National Space Society. En 1976 fue contratado como consultor científico para Lutz Kayser, el ingeniero aeroespacial alemán quien fundó en 1975 la Orbital Trnasport und Raketen AG (Transporte y Cohetes Orbitales, Inc.) o OTRAG y quien además era miembro del consejo de directores de Daimler-Benz. Frecuentemente fue requerido para hablar en unviersidades y colegios. En 1976 von Braun descubrió que tenía cáncer, y a pesar de tratamientos y cirugías, el cáncer progresó y se vió forzado a retirarse de Fairchild el 31 de Diciembre de 1976. Después en un accidente sufrió una hemorragia interna, y murió el 16 de Junio del 1977… 8 años después del primer viaje a la Luna, y a la edad de 65 años.

Ahora bien: si se fijan el rubro de las empresas donde trabajó, creo que la aserción de que “jamás volvió a interesarse en los viajes espaciales” es engañosa.


Normann Mohre:Igual que los astronautas, los tres también renunciaron en unos días después de haber regresado”

Después que terminaron los 21 días de cuarentena posteriores al reingreso a nuestra atmósfera, los tres astronautas fueron llevados en el tour “Paso Gigante” de 45 días alrededor del mundo.

Antes del tour, Thomas O. Pain se le acercó a Michael Collins y le dijo que el Secretario de Estado William P. Rogers estaba interesado en nombrarlo como Asistente Secretario de Relaciones Públicas. No fue sino hasta que regresaron a los EEUU después del tour, en Noviembre, que aceptó la posición a petición de Richard Nixon. En esta posición estuvo a cargo de todo lo que incluyera exhibiciones, conferencias, e historia. Un año después dejó esta posición para convertirse en el primer director de la NAtional Air and Space Museum. Estuvo en esta posición hasta 1978 cuando asumió el puesto de subsecretario del Smithsonian Institution. Ese mismo año se retiró de la Fuerza Aerea de los Estados Unidos con el rango de Mayor General. En 1974 atendió a la Escuela de Negocios de Harvard y en 1980 se convirtió en Vice Presidente de LTV Aerospace en Arlington, Virginia. Renunció en 1985 para comenzar su propio negocio.

Por su parte, Neil Armstrong después de regresar del tour, tomó parte en el programa USO (United Service Organizations), una organización voluntaria que provee servicios morales y recreacionales a los miembros de la milicia estadounidense alrededor del mundo, y que fue fundada a petición de Franklin D. Roosvelt. Armstrong compartió con Bob Hope principalmente en Vietnam, donde algunos soldados le preguntaban cómo era que un hombre podía ser enviado a la Luna y sin embargo ellos estaban todavía ahí atorados luchando la guerra. En aquel tiempo algunos diarios reportaron, falsamente, un supuesto romance entre Armstrong y Connie Stevens quien también iba en el tour. En Mayo de 1970 viajó a la Unión Soviética para presentar una plática durante la 13va conferencia anual del Comité Internacional de Investigación Espacial. Al llegar a Leningrado desde Polonia, viajó a Moscú donde se entrevistó con el Primer Ministro Alexey Kosygin. Armstrong fue el primer occidental en ver el supersónico Tupolev Tu-144 y le dieron un tour por el Yuri Gagarin Cosmonauts Training Center, el cual Armstrong describió como “un poco Victoriano en naturaleza”. Armstrong obtuvo el puesto de Vice Administrador Asociado para aeronáutica de la Oficina de Investigación y Tecnología Avanzada. Estuvo en este puesto solo 13 meses renunciando de la NASA en Agosto de 1971 (dos años después del viaje a la Luna, y no “días después”), aceptando una posición como profesor en el departamento de ingeniería de la Universidad de Cincinnati. Se decidió por esta universidad porque tenía un pequeño departamente y esperaba que los demás miembros de la facultad no se molestaran porque había entrado directamente en el magisteriado sin un doctorado. Su más alta calificación fue una maestría de la University of Southern California que finalmente completó después del Apollo 11 presentando un reporte de varios asepctos del Apollo en vez de una tesis sobre simulación de vuelo hipersónico. Después de enseñar como profesor de ingeniería espacial durante 8 años, renunció en 1979 debido a cambios en la estructura de la universidad por pasar de escuela municipal independiente a escuela estatal. También participó en dos accidentes espaciales, el primero en 1970 para el Apollo 13, y después Ronald Reagan lo solicitó para la Comisión Presidencial que investigaría el desastre del transbordador espacial Challenger en 1986.

En los 70′s Eugene Buzz Aldrin publicó su libro “Return to Earth” junto con Wayne Warga donde narra la difícil transición que siguió después de su histórica misión a la Luna. En el libro narra su batalla contra y su recuperación del alcoholismo. Después de dejar el programa espacial, sirvió como comandante de la Escuela de Pilotos de Prueba de la Fuerza Aérea. Posteriormente entró al sector privado como consultante. El día de San Valentín de 1988 se casa con Lois Driggs de Phoenix, Arizona y juntos operan Starcraft Enterprises y activamente promueven la visión de Aldrin del futuro espacial. Y para marcar el 20vo Aniversario del alunizaje del Apollo 11, Aldrin publica su libro “Men From Earth”, un recuento sorprendente y detallado de la carrera hacia la Luna entre los EEUU y los Soviéticos. Durante ese aniversario se tomó algunas fotografías junto a Michael Collins y Neil Armstrong. En 1993, Aldrin recibe una patente estadounidense por su diseño de una estación espacial permanente. En 1996 funda Starcraft Boosters, Inc. y produce conceptos de diseño inovativo, como el Starbooster 200. Se une después a John Barnes para escribir “Encounter with Tiber”, una novela de ciencia ficción que relata la historia de una futura carrera espacial y un misterioso encuentro con una civilización perdida. Arthur C. Clarke escribe el prólogo y lo define como un clásico. En 1998 se une a Hugh Downs en una expedición al Polo Norte abordo de un Rompe Hielos Ruso. Después lanza la fundación ShareSpace con la misión de privatizar el espacio y finalmente tratar de hacer los viajes espaciales accesibles para todos. En el 2000 Aldrin publica una segunda novela, “The Return”, donde se hubica en el futuro cercano de una crisis geo-política que surge después de un fatal accidente en la industria privada de turismo espacial. Más tarde es nombrado por el Presidente Bush para servir en la Comisión para el Futuro de la Industria Espacial de los Estados Unidos. En el 2003, Aldrin comienza a trabajar en un nuevo libro explorando las direcciones futuras para el programa espacial y el turismo espacial.


Enrique Barranco:Y resulta que se festejen 10 años, 5 años, 30 años, 40 años, 37 los que usted quiera ¿me entiende? estos hombres no salen a dar la cara. ¡Esto no es normal!

Los astronautas se han presentado, muchas veces por separado, a varios eventos. Más abajo podrán incluso leer sobre una de las presentaciones de Armstrong que fue durante el 25 aniversario y que incluso hace referencia el señor Mohre. Es cuestión de buscar en Internet y encontrarán que al contrario de lo que afirma el Sr. Barranco, los astronautas sí se han persentado en múltiples ocasiones. Por cierto, también durante el 30 anviersario del viaje a la Luna del Apollo 11, Neil Armstrong habló y respondió a preguntas en en Kennedy Space Center. (escuchar)


Enrique Barranco:Ellos son una leyenda y con bombo y platillo deberían de salir por supuesto a agradecer a la gente que todavía admiran esa hazaña humana y sobre todo agradecerles porque ellos viven de nosotros, de la gente que compramos sus libros, de la gente que estamos interesados en la vez primera que el hombre llegó, pues a un planeta semejante ¿no?

Bueno, primeramente una sutil correción: Luna no es “un planeta semejante”, es un satélite y no es tan semejante a la Tierra como se podría creer. Pero lo importante aquí es que en lo personal realmente no creo que los astronautas se “deban” a nosotros. Ellos no son actores o cantantes que se deban a su público porque compre boletos para ver sus películas o discos para escucharlos cantar.


Normann Mohre:Lo más transparente que hay del hombre a la Luna fueron las imágenes que puse ahora donde los astronautas en el momento del alunizaje pasan enfrente del módulo y se transparentan. ¿Por qué se transparentan? ¿Por qué se ve el módulo, la bandera y todo a través de ellos? ¿Porque es un fotomontaje? ¿Por qué se ven ciertos brillos, o sea, se ven como cortinas… los estuvimos analizando minuciosamente entonces transparente totalmente el astronauta enfrente del módulo y no nomás una escena… todas. Y se ve como algo, como cuando hay algo más que… que casi no se ve, pero se nota que había algo más en este posible fotomontaje.

Después de esta risible acusación, solo puedo suponer que se refiere a algún video similar a lo que se ve en este a partir del segundo 25:

httpv://www.youtube.com/watch?v=RMINSD7MmT4

El Sr. Barranco cuestionó también respecto a que cómo es que con una inversión de decenas de millones de dólares, la NASA no tendría para llevar a la Luna cámaras que registraran imágenes que no se vieran afectadas por las partes más claras de las imágenes, es decir, que no se quemara la imagen para que se viera detrás de los astronautas.

Primeramente es importante señalar que han dejado fuera de sus cuestionamientos el “pequeño” detalle que la señal transmitida desde la Luna no fue enviada directamente a las televisiones de los hogares, sino que la NASA transmitió el video en la sala de prensa a través de la pantalla de un monitor de video y frente a este puso una cámara de video grabando lo que ocurría en el monitor, y la señal de esa cámara fue la que se transmitió a las televisoras.

Si se preguntan por qué no transmitió la señal directamente y la respuesta que tengo es un tanto técnica, así que por favor ténganme paciencia. Sucede que de acuerdo a los estándares norteamericanos, una señal de televisión envía 29.97 cuadros (imágenes fijas) por segundo, pero para casos prácticos digamos que son 30 cuadros por segundo (cps). Cada cuadro está compuesto de 525 líneas horizontales de información. La señal describe el color y la intensidad de los diferentes puntos a lo largo de cada línea horizontal y esto requiere un gran ancho de banda radial (capacidad de acarreo de información) para transmitir una señal de televisión de alta calidad.

El tamaño de las antenas tanto transmisoras como las receptoras tienen mucho que ver sobre qué tan compleja es la señal que puedes enviar a través de una gran distancia. La antena integrada del Módulo Lunar era de solo 1 metro de diámetro y no podía enviar la misma calidad de señal que la antena desplegable de banda-S que llevaron los Apollos 12 y 14. Quienes planearon la misión del Apollo 11 decidieron no hacer que sus astronautas invirtieran 30 minutos de sus 2 horas de caminata lunar solo en instalar una antena así. Además, el mundo quería ver a Armstrong dar sus primeros pasos en televisión, algo que no hubiera sido posible si hubieran tenido que bajar primero a instalar una antena mayor.

Estaba esperado que para el momento en que se realizara la caminata de 2 horas sobre la supeficie lunar, la Luna estuviera del otro lado de la Tierra con respecto a los enormes radio telescopios en Goldstone y Honeysuckle Creek de manera que estos no podrían recibir la señal. Así que se planeó para que esta señal se recibiera a través varias antenas receptoras más pequeñas situadas alrededor de la Tierra. Estas antenas no eran lo suficientemente poderosas para captar una señal débil desde el módulo lunar, ni tampoco para decodificar una señal tan compleja, así que los ingenieros decidieron reducir la complejidad de la señal para que cualquiera de las estaciones MSFN (Manned Spaceflight Network) pudieran recibir una señal de televisión utilizable.

¿Qué se hizo para reducir la señal? Varias cosas. Primeramente redujeron la información de color. Si solo envías información de intensidad (o sea, una imagen en blanco y negro) puedes reducir el ancho de banda por dos tercios (33%). Luego redujeron el número de líneas horizontales lo cual a su vez redujo la claridad de la imagen por un tercio. También redujeron el número de cuadros por segundo de 30 cps a solo 10 cps. Quien haya trabajado con video en Internet puede relacionar esto fácilmente. Esto redujo la señal por otros dos tercios y el resultado fue una señal que pudo ser reducida a solo el 5% de la señal original completa. Desafortunadamente la señal resultante ya no fue compatible con el equipo común y corriente en tierra, y esto significaba que las estaciones en tierra tendrían que tener maquinaria elaborada para convertir la señal a un formato estándard para el beneficio de los reporteros de televisión. A diferencia de las misiones Apollo subsiguientes, durante la misión del Apollo 11 no se contaba con ese equipo de conversión de señal. Entonces lo que hicieron fue modificar un monitor para transmitir la señal y simplemente apuntaron una cámara estándard de televisión

Lo curioso del cuestionamiento del Sr. Barranco y del Sr. Mohre es que se enfocan exclusivamente en los defectos de la transmisión del primer viaje lunar (la misión Apollo 11) pero no mencionan nada al respecto de las imágenes y video de relativamente más alta calidad de las misiones Apollo posteriores, mismas que pueden ser vistas por Internet o compradas en VHS y DVD para escrutinizarlas a consciencia.

Regresando al cuestionamiento: ¿por qué se ven transparentes los astronautas? Cuando la imagen de video se queda el suficiente tiempo fija en una escena contrastada y sobre esa misma escena pasa un objeto, en este caso los astronautas, la imagen de atrás tarda unos instantes en desaparecer ya que se “quemó”. Si se fijan, el efecto solo dura unos instantes mientras los astronautas van pasando, pero una vez que se detienen en un lugar, dejan de ser “transparentes”. ¿Cómo es que las cámaras caras de los astronautas permitieran ese error? Bueno, eso lo he explicado ya: el video que ven es una grabación a 30 CPS de una pantalla que transmitía a 10 CPS.


Enrique Barranco:“Bill Kaysing, para que sepa quién es, él fue siete años, 7 años fue director de publicaciones técnicas del Rocketdyne Laboratorio o sea, un experto en la cuestión de cohetística, pues, él fue, dice, experto en sistemas Gémini, Atlas, y Apollo… trabajó 7 años le comento, y no era un precisamente el barrendero, era el director de publicaciones técnicas de la NASA, y este señor sacó el libro “We Never Went to the Moon” que significa “Nunca Fuimos a la Luna” y ahí empezó el escándalo, ahí empezó el escándalo y por supuesto, todos los que antes veneraban a Bill Kaysing como un hombre de alta solidez tanto técnica como moral, como un científico pues, de primera línea, y uno de los adalides y orgullos de la NASA, de pronto le volvieron la espalda y dijeron ‘enloqueció, el hombre enloqueció’…”

Así es, William Kaysing es considerado por unos como el padre de la teoría del fraude lunar. Trabajó en Rocketdyne, una empresa contratista aeroespacial, desde 1957 hasta 1963, es decir, se salió de trabajar ahí 6 años antes del viaje a la Luna. Kaysing recibió su licenciatura en Artes en Inglés en 1949 de la Universidad del Sur de California. Esas son todas sus credenciales académicas. Trabajó en Rocketdyne principalmente como escritor y como bibliotecario.

En cierto momento de su estancia en Rocketdyne, su título de trabajo fue “ingeniero de servicio” lo que ha llevado a muchos a pensar que realmente estaba involucrado en la ingeniería de última punta de las máquinas que construía Rocketdyne, pero sin embargo, el puesto era básicamente de ayudante de mecánico y no era un trabajo que requería un grado o experiencia en licenciatura en ingeniería.

Su registro de empleo en Rocketdyne muestra lo siguiente:

Febrero 13, 1956 – William Kaysing fue contratado como “Senior Technical Writer” (Escritor Técnico en Jefe)
Septiembre 24, 1956 – Su clasificación cambió a “Service Analyst” (Analista de Servicio)
Septiembre 15, 1958 – Su clasificación cambió a “Service Engineer” (Ingeniero de Servicio)
Octubre 10, 1962 – Su clasificación cambió a “Publications Analyst” (Analista de Publicaciones)
Mayo 31, 1963 – Renuncia por razones personales.

Además, Rocketdyne solo fabricaba las máquinas principales para algunos de los vehículos de lanzamiento, no fabricaba ni las partes electrónicas, ni las computadoras, ni las estructuras, ni nada que tuviera que ver con las naves espaciales en sí. Cuando Kaysing dejó Rocketdyne en 1963, apenas se acababa de anunciar la configuración final del equipo del Apollo y todavía no comenzaba el trabajo de integrar estos diseños con el proyecto Apollo. De hecho, Kaysing dejó su trabajo antes que se diseñaran importantes avances en las máquinas F-1 y por supuesto no puede ser considerado una autoridad en el tema.

En resúmen, este señor Kaysing NO fue un experto en cohetística, ni mucho menos experto en sistemas Gémini, Atlas, y Apollo como afirma Enrique Barranco, ni tuvo la capacidad ni el conocimiento necesario para serlo. Cierta vez el mismo Bill Kaysing dijo que Ralph René, un ingeniero auto-didacta, tenía más experiencia en ingeniería que él. Por otro lado, si bien Bill Kaysing fue una persona respetable en otros aspectos de su vida, esto no significa que sus inventos sobre el supuesto fraude Apollo hayan sido verdad. Y solo para aclarar: Bill Kaysing jamás fue director de publicaciones técnicas de la NASA, de hecho, jamás trabajó en la NASA.


Enrique Barranco:Mire, resulta que si usted toma una foto a una estrella es difícil porque la atmósfera pues disminuye muchísimo la cantidad de luz que proyecta la estrella pero una vez que sale usted al espacio las estrellas se ven, dicen, maravillosamente bien claras y tremendamente potentes porque ya no tienen el filtro de la atmósfera

Para contestar este cuestionamiento, que siempre ha sido de uno mis favoritos, me parece prudente primeramente explicar cómo es que se comporta la luz al atravesar nuestra atmósfera. La luz viaja en ondas direccionales, es decir, en línea recta hasta que choca o es desviada por algo y entonces se dirige a otro lugar. Nuestra atmósfera está compuesta de millones de moléculas de distintos gases, algunos de los cuales “filtran” o rebotan anchos de banda lumínicos, es decir, ciertos colores. El cielo se ve azul durante el día porque la luz del Sol es descompuesta al entrar a la atmósfera y esparcida por todos lados por las moléculas de gas que la componen, así que al llegar a nuestros ojos vemos como si la luz azul viniera de todos lados en el cielo. A falta de la potente luz del Sol por la noche, el cielo se vuelve oscuro y podemos ver las estrellas.

En la Luna no existe atmósfera, de manera que la luz del Sol llega directamente a tus ojos sin esparcirse por todo el firmamento. También la luz de las estrellas. Pero curiosamente y opuesto a lo que muchos piensan, la luz de las estrellas no se ven “maravillosamente” más claras ni “tremendamente” más brillantes que durante una noche despejada en la Tierra.

Consideren primero que la luz de las estrellas es vastamente menor que la luz del Sol. Ahora supongamos que están afuera de sus casas cualquier día soleado de la semana y van a tomar la fotografía de un amigo parado frente a su automóvil nuevo. Con una película para luz de dia (ISO 100) podrías tomar una buena exposición abriendo el lente a un f/16 con un 1/125vo de segundo: la luz del sol iluminaría a tu amigo, su automóvil, el suelo donde están parados, el fondo (una casa, una montaña, el mar, etc.), y el cielo azul. Ahora considera exáctamente la misma situación pero en la Luna: vas a tomar a tu amigo, frente a su vehículo lunar, y de fondo están las montañas del paisaje Lunar. La exposición es más o menos la misma porque estás tomando la misma escena (aunque la luz del Sol pudiera ser todvaía un poquito más brillante todavía), sin embargo, no hay cielo azul porque no hay atmósfera. El cielo es negro ¡pero no hay estrellas! ¿por qué? Porque las estrellas no son iluminadas por el Sol, ellas tienen luz propia y no emiten la suficiente luz para ser captadas por la exposición diurna que estás utilizando. ¿quieres probarlo? Bien, toma tu cámara con ajustes manuales y haz una exposición correcta durante el día. Ahora utiliza esa misma exposición durante la noche para tomar el cielo estrellado y dime cuántas estrellas logras captar. Ninguna. Están ahí, pero están demasiado débiles para ser vistas o captadas por la película con esa exposición. Para tomar fotografías de estrellas es necesaria una exposición por tiempo, dejar abierto el lente el tiempo suficiente para que se logre registrar la luz de ellas. Pero retratar estrellas no era parte de la misión del viaje a la Luna, sino retratar la Luna en sí. Retratar estrellas fuera de nuestra atmósfera se puede hacer desde las estaciones espaciales y las naves en órbita terrestre, no es necesario ir hasta la Luna para hacer lo mismo.

Tengo otro sencillo experimento: En una noche sin Luna sal a la calle y podrás admirar la majestusidad del cielo nocturno estrellado, sobre todo si vives lejos de la ciudad. Ahora entra a tu casa y enciende todas las luces y acto seguido ve hacia la ventana y mira hacia el cielo ¿ves la misma cantidad de estrellas? No ¿sabes por qué? Porque nuestros ojos se autoajustan para permitir entrar más o menos luz de acuerdo a las circunstancias. Las cámaras manuales no son así, y esas son las que llevaban los astronautas a la Luna.


Norman Mohre: “En la primer y única conferencia que dieron los tres astronautas del alunizaje les preguntaron cómo se veían las estrellas, que si las podían ver incluso después de la corona solar, bueno, entonces, una de las preguntas que contestó Neil Armstrong, que fue muy escueto en esto, dijo ‘no me acuerdo, no me acuerdo haberlas visto’ entonces voltea Collins que era el que estaba paseando, ni siquiera alunizó dice ‘yo tampoco me acuerdo de haberlas visto… haberlo visto’, sin embargo después en su libro hace una referencia espectacular del paisaje estelar”

La entrevista a la que se refiere el señor Mohre es la siguiente:

REPORTERO: Tengo dos preguntas breves que me gustaría hacerle, si fuera posible. Cuando estaban llevando esa increíble caminata Lunar ¿encontraron que la superficie era igual de firme en todas partes o había lugares más duros y más blandos que pudieran detectar? Y la segunda, cuando volteaban al cielo ¿pudieron ver las estrellas en la corona solar a pesar del encandilamiento?

ALDRIN: La primera parte de su pregunta, la superficie sí variaba en su grosor de penetración en algunos lugares de las regiones planas. [...]

ARMSTRONG: Nunca pudimos ver estrellas desde la superficie lunar o en el lado diurno de la Luna a simple vista sin ver a través de ópticos (o sea, el telescopio de navegación del módulo lunar). No recuerdo durante el periodo que estuvimos fotografiando la corona solar qué estrellas podíamos ver.

COLLINS: No recuerdo haber visto ninguna.

La respuesta de Collins es un seguimiento a la referencia de Armstrong a la fotografía de la corona solar que había sido tomada desde el módulo de comando durante el traslado translunar, durante el cual los tres astronautas participaron. La pregunta del reportero es un tanto confusa ya que la corona solar no puede ser vista desde la superficie lunar excepto cuando la Tierra eclipsa al Sol. O, por supuesto, desde una nave espacial posicionada de tal manera que la Tierra esté entre la nave y el Sol. La trayectoria del Apollo 11 les permitió justamente tal oportunidad. Parece que Neil Armstrong interpretó la frase “corona solar” del reportero como referencia a esta información.

Si se fijan, al parecer la intención del reportero no fue en ningún momento preguntar a los astronautas si habían o no visto estrellas en el cielo desde la Luna, sino si pudieron ver estrellas a pesar de la fuerte luz de la corona solar, sin entender que la corona solar no se veía desde la superficie de la Luna, y entonces los astronautas entendieron que se estaba refiriendo a las tomas que hicieron de la corona solar cuando iban en camino a la Luna y entonces la respuesta es lógica: no vieron ninguna porque no se estaban fijando en ello, sino que estaban retratando el fenómeno. Ver una de las imágenes de la corona solar que tomaron los astronautas de camino a la Luna aquí.


Normann Mohre: “Siempre que pidas fotografías a la NASA siempre te van a dar las mismas 20, año tras año tras año tras año tras año las mismas 20″

Esto es fácil de refutar, simplemente visiten este sitio: apolloarchive.com->apollo y cuenten las imágenes de todas las misiones Apollo 11 y demás. Intenté adjuntar todas esas imágenes aquí, pero entonces la página tardaba demasiado en cargarse, así que preferí poner el enlace de referencia. Seleccionen la galería del “Apollo 11″ y verán que la cantidad de imágenes es varias veces lo que el señor Mohre afirma.


Normann Mohre: “La única aparición que hizo Armstrong en el 25 Aniversario fue cuando casi llora diciendo que hay muchas capas protectoras de la verdad y las cuales se deben ir descubriendo ¿por qué dijo eso?”

El video al que el señor Mohre se refiere es este, y esta es la transcripción original en inglés del discurso de Neil Armstrong durante su presentación en la Casa Blanca durante el 25 Aniversario de la primera llegada a la Luna el 20 de Julio de 1994. Aquí hago una traducción lo más literal posible:

“Gracias, Sr. Vice Presidente, Sr. Presidente, miembros del Congreso, compañeros astronautas, damas y caballeros.

Wilbur Wright una vez notó que la única ave que podía hablar era el perico, y no podía volar muy bien. Así que seré breve. Esta semana América ha recordado el programa Apollo y revivido los recuerdos de aquellos tiempo en los que tantos de nosotros aquí, colegas aquí en la primera fila, estuvimos inmersos. Nuestro antiguo mentor de astrogeología, Gene Shoemaker, incluso llamó a uno de sus cometas para marcar la ocasión con espectaculares fuegos artificiales Jovianos. Y recordándonos una vez más del poder y consecuencia de las actividades extracurriculares celestiales.

Muchos Americanos fueron parte de Apollo, como uno o dos en cada mil ciudadanos, todos a lo largo del país. Su país les pidió que hicieran lo imposible – visualizar el diseño y construir un método de romper los lazos de la gravedad de la Tierra y luego salir adelante a visitar otro cuerpo celestial. Los elementos principales — dejar la Tierra, navegar en el espacio y descender a un planeta sin dueño con pistas de aterrizaje y control de tráfico — incluiría requerimientos importantes necesarios para viajeros espaciales.

Hoy un trasbordador espacial vuela encima de nosotros con una tripulación internacional. Un número de países tienen programas espaciales internacionales. Durante la era espacial hemos incrementado nuestro conocimiento de nuestro Universo mil veces.

Hoy tenemos con nosotros un grupo de estudiantes, entre los mejores de América. A ustedes les decimos que solo hemos completado el principio. Dejamos tanto sin hacer. Hay grandes ideas por descubrir, innovaciones disponibles para quienes puedan desprender una de las capas protectoras de la verdad. Hay muchos lugares para ir más allá de la noción. Esos retos son de ustedes– en muchos campos, uno de los más es el espacio, porque ahí yace el destino humano.”

El apreciar el discurso dentro del contexto completo explica el por qué el autor del video del supuesto fraude, el Sr.Siebrel, omitió el resto. ¿Todvaía consideran este punto como una evidencia que sostenga la teoría conspiracionista del supuesto fraude de las misiones Apollo?


Sobre el tema de los astronautas que supuestamente vieron alienígenas sobre la Luna… no sé qué decir más que el Sr. Barranco y que el Sr. Mohre parecen no ponerse de acuerdo sobre si no fueron y no vieron extraterrestres, o si sí fueron y sí vieron extraterrestres. Parece ser que la sola posibilidad de la existencia de extraterrestres en la Luna hace posible que el Sr. Barranco y el Sr. Mohre consideren aceptar que los astronautas sí estuvieron en la Luna. Quizá solo es cosa que decidan qué noticia les parece más sensacionalista, si la existencia de extraterrestres o si la existencia de una consipración mundial. Con un poquito más de creatividad incluso creo que podrían unir las dos y ser felices.


Normann Mohre: “Una de las imágenes que puse, no sé si viste el programa, van los dos astronautas de espalda, primero se ve uno y como no se alcanza a ver el otro se mueve la cámara para enfocar ambos ¿quién movió la cámara? (Barranco: o eran cámaras a control remoto, de robótica) Oye, la luz tarda 2.5 segundos en llegar a la Luna ¿cuánto tardaría la orden para decirle a la cámara que se mueva?”

Primeramente, la Luna está entre 360 y 405 mil kilómetros de distancia de la Tierra (dependiendo de la posición de la órbita lunar), la luz y las ondas de radio viajan a 300 mil kilómetros por segundo, por lo que el viaje toma 1.2 minutos, y no dos minutos y medio, aunque para dar crédito al Sr. Mohre, una imagen captada en la Luna tardaría 1.2 minutos en llegar a la Tierra y otros 1.2 minutos para enviar la señal que hará que la cámara haga un paneo y/o un acercamiento. En este punto incluyo lo del “zoom” de la cámara durante el experimento de la pluma y el martillo, el despegue del módulo Apollo 11 y el seguimiento de la cámara.

¿Quién era el otro camarógrafo misterioso que operaba la cámara en la Luna? Su nombre: Ed Fendell. Era el operador de cámara en el “Mission Control” precisamente a control remoto. Es bastante sabido que las cámaras de televisión en los Apollo 15, 16, y 17 eran operadas a control remoto desde Houston y que el video de esas misiones está lleno de paneos, acercamientos, y demás basculaciones mientras ambos astronautas aparecen a cuadro.

Simplemente es cuestión de ver todos los videos de todas las misiones para darse cuenta que no es algo anómalo, sino de lo más normal. Esto se presenta como una oportunidad para recordar lo que mi amigo Roberto llama “síndrome del genio-autista”, es decir, que los norteamericanos son tan inteligentes para engañar a todo el mundo durante décadas, pero tan estúpidos como para plagar todos los videos de la Luna con movimientos misteriosos de la cámara.


Enrique Barranco: “Bill Kaysing dice, pues, nosotros armamos motores como el que llevaba el módulo de alunizaje, y dice, es una turbina que desarrolla 10 mil libras, entonces dice Bill Kaysing, nosotros lo hemos calado, cuando se echa a andar un demonio de esos dice se enciende, dice hace un agujero en el suelo y deja limpiecito de polvo, genera una nube de polvo brutal, dice, y deja limpio la base de roca, inclusive piedras de buen tamaño las mueve, porque son 10 mil libras de presión (4,535 kg de presión), y él dice cómo es que cuando el módulo bajó, debajo directamente de las patas del módulo no hay ningún agujero, me parece muy extraño.”

El “peso” simplemente es la fuerza de gravedad entre dos masas. Si algo pesa una cierta cantidad en la Tierra, es lo mismo que decir que una fuerza de esa cantidad existe entre la Tierra y el objeto. La fuerza de gravedad es calculada parcialmente multiplicando las masas de los dos objetos en cuestión. La Luna tiene solo una fracción de la masa de la Tierra, y ejerce mucho menos gravedad. La fuerza entre la Luna y ese mismo objeto sería de 1/6to del original.

El principio de Galileo nos permite tratar la fuerza, el peso, y la aceleración como conecptos idénticos cuando tratamos con la gravedad. Un objeto que cae acelera hacia abajo porque la gravedad imparte una fuerza constante resultando en una aceleración constante. Esta aceleración produce un incremento en la velocidad hacia abajo.

Así que si quieres descender a una velocidad constante precisamente tienes que anular la fuerza gravitacional para que tu aceleración a lo largo del eje vertical sea cero. Esto significa que la fuerza neta a lo largo del eje vertical también debe ser cero. Así que si aplicas una fuerza exáctamente igual a la fuerza de gravedad, pero en dirección contraria, puedes alcanzar esa velocidad constante (el mismo principio aplica para flotar, pero con la constante de velocidad siendo cero en este caso).

El Módulo Lunar del Apollo 12, por ejemplo, tenía una masa de 15,148 kilogramos estando completamente cargado. En Tierra la gravedad ejercería una fuerza de 15,148 kg en esa nave espacial. Pero cerca del final del descenso no estaba completamente cargado. La mayor parte del combustible del motor de descenso ya se había consumido. Afortunadamente existen amplias referencias sobre qué tanto combustible de descenso se había consumido. Se calcula con bastante exactitud, de acuerdo a telemetría, que quedaban 320 kg de dicho combustible de una carga inicial de 8,285 kg. Esto significa que al momento del alunizaje, el módulo lunar había perdido al menos 7,964 kg de peso quemando su combustible de descenso. Restando esto de la masa de lanzamiento nos da una masa de 7,184 kg.

La gravedad de la Tierra ejercería una fuerza de 7,184 kg sobre esa masa, pero la gravedad de la Luna es solo una sexta parte de eso: 1,197 kg.

Así que para anular la fuerza de bajada de 1,197 kg simplemente tenemos que aplicar una fuerza hacia arriba de la misma magnitud. De modo que era requerida una propulsión de 1,197 kg para sobrevolar o descender a una velocidad constante.

Ahora bien, la nariz del cohete propulsor tenía un diámetro de alrededor de 1 metro y 40 centímetros, lo que significa que tenía un área de 15,393 centímetros cuadrados. Y esto nos indica que la presión era de 0.50 cenímetros por centímetro cuadrado. Más aún, en el vacío, la propulsión ejercida de un cohete se expande muy rápidamente. En la Tierra, el aire en nuestra atmósfera constriñe la propulsión de un cohete en una columna delgada, y es por eso que obtienes largas flamas y columnas de humo de la parte de atrás de un cohete. Pero en el vacío, la inexistencia del aire significa que la propulsión se expande aún más, disminuyendo la presión.

Por otro lado, el Sr. Kaysing obviamente exageraba. Como él no es ingeniero, simplemente fue expactador de cualquier prueba que pudiera haber presenciado en Rocketdyne. 10 mil libras de fuerza no es un “demonio” de cohete, como afirma el Sr. Barranco. Aquí una tabla comparativa:

Vehículo Libras de Presión
Módulo Lunar del Apollo 11 10,000
Avión Boeing 737-700 24,200
Jet de Guerra F-16 27,000
Avión Boeing 747-300 54,750
German V-2 160,000
El transbordador espacial 518,000

Respecto a las huellas que afirma haber visto el Sr. Mohre, quizá sea el efecto de la pareidolia (en este caso, encontrar cosas familiares y reconocibles en figuras y texturas aleatorias). Aquí una de las imágenes del suelo debajo del Módulo Lunar (http://www.hq.nasa.gov/alsj/a11/as11-40-5921.jpg). Si haces el esfuerzo por tratar de encontrar huellas, estoy seguro que las vas a encontrar, aunque no estén ahí ¿recuerdan el video del “fantasma” de la carretera de Carlos Trejo? Pues igual.


Norman More: “También tengo un valle que está deshabitado en la Luna muy bonito y después está el Módulo en él ¿cómo retrataron antes el valle antes que llegara el módulo? El módulo cuando despega tú sabes que forzosamente deja las patitas ¿cómo retrataron antes de llegar esto?”

Existe algo en óptica llamado “paralelaje”. En la Tierra, los objetos distantes son oscurecidos un poco por la densidad del aire, y es lo que utilizamos nosotros automáticamente para detectar las distancias. Si una montaña es azul, está lejos, si es café, está cerca. Pero en la Luna no hay aire y un objeto muy distante puede verse igual de brillante y nítido que un objeto cercano. Sin referencias no es posible saber si un valle o un monte mide 1 metro de largo y está 100 metros de distancia, o mide 100 metros de largo y está a 10 kilómetros de distancia.

Si estás en la Luna junto al módulo y tomas una fotografía de un valle o montaña a lo lejos de manera que salga el módulo en la imagen, y después caminas un poco y vuelves a hacer la misma toma de las montaña o valle pero ahora sin el módulo, el panorama difícilmente va a cambiar debido a la distancia de los objetos.

Sin referencias que reconozcamos, por ejemplo una calle, un poste, un árbol, una persona, etc. no podemos saber qué tan grande o pequeño ni que tan lejos o cerca es o está un objeto en una determinada escena que no nos sea familiar. Si quiere un ejemplo, traten de adivinar qué tamaño tiene la piedra que está atrás de los astronautas eneste video y esperen al final para que vean.


Enrique Barranco: “Resulta que la temperatura bajo el rayo del Sol en la Luna, llega a los 250° Fahrenheit o sea, quiere decir (son 110° Centígrados) 10 grados más caliente que cuando hierve el agua entonces es una temperatura brutal, la de un horno, y la cámara que llevaban los astronautas se volvió muy famosa, era la cámara Hasselblad, y esta cámara la llevaban con película de diapositiva. Entonces los astronautas tomaron pues transparencias, no hubo negativos. Pero hay una cuestión, resulta que los astronautas estuvieron con esta cámara al aire libre directamente bajo el Sol en la Luna cerca de 40 minutos ¿saben lo que pasa? resulta que algún propietario de estas cámaras [...] metió película dentro de la cámara, cogió la cámara, la metió, prendió el horno de su casa, y lo puso a 110 grados y lo dejó ahí unos cuantos minutos ¿sabe que es lo que ocurre? que la película dentro de la cámara se hace como un chicharrón, se arruga de inmediato, se contrae y se echa a perder. Entonces dice este señor (refiriéndose a Keysing) ‘¿cómo es posible [...] Neil Armstrong se pasa media hora con su cámara Hasselblad y su película llega sana’, dice ‘eso no puede ocurrir en 5 minutos que haga usted el experimento inmediatamente la película se echa a perder’.”

Primeramente, los astronautas no estuvieron con esta cámara al aire libre porque simplemente en la Luna no hay aire. Parece como un error muy simple, pero de hecho, esta es la base de todo el problema así como su solución.

Quizá 250° Fahrenheit pueda ser la temperatura del material de la superficie lunar bajo la luz del Sol dándole de lleno, pero no es la temperatura de cualquier objeto en una situación similar. Los objetos se calientarán a esa temperatura solo si absorben la misma cantidad de luz solar que el material de la superficie lunar, y que también lo irradíen de la misma manera. Los objetos más reflectivos absroben menos luz y se calientan menos. Los objetos menos reflectivos pueden calentarse aún más.

Igual que en la Tierra, la temperatura de la mañana y de la tarde en la Luna es menor que a medio día. Esto es porque el Sol ilumina la superficie a un ángulo más agudo y por lo tanto menos intenso. Los sitios y horarios de aterrizaje fueron seleccionados para que los astronautas pudieran trabajar ahí en las primeras horas de la mañana antes que la temperatura aumentara a su máximo. Esto redujo la temperatura de superficie en esos sitios. El término meteorológico para esto es “ángulo de insolación” y es la razón por la que tenemos estaciones en la Tierra.

Ahora bien, no es lo mismo temperatura del aire que temperatura de la superficie. Puedes probar esto fácilmente al calentar tu horno a 250°, tal y como lo hizo el Dr. David Groves a quien refiere el Sr. Barranco, y poner una cámara dentro: si abres la puerta del horno y metes tu mano en él, no sentirás el mismo calor que sentirás si tocas la cámara o las paredes del horno. Para que la cámara se haya calentado a esa temperatura, primero el aire debió haberse calentado a esa misma temperatura y sin embargo como no es buen transmisor de calor, entonces no sientes la misma temperatura entre los obejtos dentros y el aire dentro.

Pero recordemos que en la Luna no hay aire, así que es imposible que el Sol caliente la película de la cámara porque no hay transferencia de calor como sucede dentro de un horno. La única manera de transferirle calor sería por medio del cuerpo de la cámara y estando el rollo de película enredado en su propio carrete dentro de un cuerpo cubierto con aluminio pulido y reflejante, la cantidad de calor era insuficiente para afectar la película. Para afectarla hubieran tenido que dejar la cámara contínuamente bajo los rayos del Sol por al menos cuatro horas y este cambio de temperatura sucedería muy gradualmente.


Normann Mohre: “Hace rato dije que la luz tarda 2.5 segundos en llegar a la Luna, sin embargo cuando Nixon habló con ellos por teléfono, estaban contestando rapidísimo. Si hoy en día cuando esta López Dóriga o alguien ‘tenemos a nuestro enviado de Irak’ se tarda un momentito en llegar, un delay, ah, pues Nixon no ‘- ¡qué onda! ¿cómo están?’, ‘- pues aquí, Nixon ¿y tú?’, ‘- ah, pues acá wachándolos ¿y ustedes?’, ‘- no, pos wacha la Luna, se ve bien curada’ lo que sea, contestaban rápidamente, no es que hablaran eso, o sea, y el retraso, o sea, y ese fallo, como era…(Enrique Barranco: o sea, la señal de radio de los astronautas desde la Luna o de la mitad del camino hacia la Tierra hubiera tardado unos segundos entonces cuando Nixon les dijera ‘muchachos, buenas tardes’ tiene que contar usted 2, 3 segundos y después ‘hola, señor Presidente’) [continúa Mohre:] … porque no había amplificadores de señal en el espacio, hoy tal vez con los satelites y todo esto pueda ser rápido.”

Una rápida corrección: aunque hubiera amplificadores de señal, el tiempo del viaje de la señal hubiera sido el mismo y que los amplificadores no aumentan la velocidad de transmisión, que es la misma que la velocidad de la luz (aprox. 300 mil km/segundo).

Otra pequeña corrección: la conversación entre el Presdiente Nixon y los astronautas no viajó desde la mitad del camino hacia la Tierra, sino que fue transmitida precisamente desde la superficie de la Luna, poco después que bajaron del módulo lunar.

Casi tengo la certeza que la fuente a la que recurrió el Sr. Mohre para esa grabación no es confiable. Aquí está el audio de la llamada telefónica del Presidente Nixon (en mp3)a los astronautas y a pesar de ser fuente oficial está editada para ahorrar tiempo y espacio en disco.

Cuando la escuchen, si se fijan bien, cuando el controlador habla con Nixon la respuesta es inmediata porque ambos están en la Tierra. Cuando el astronauta pregunta o comenta algo, el controlador responde inmediatamente porque la señal ya está en tierra y el audio está siendo grabado también en tierra. Sin embargo, cuando la pregunta va de la Tierra a la Luna, es decir, cuando el Presidente Nixon o el controlador pregunta o comenta algo sí hay un “delay”, un retraso en la señal y es notorio el corte de silencio en posproducción para hacer la grabación más corta.


Normann Mohre:Tengo la grabación y la mostré donde Collins se está rasurando el bigote en el espacio y llega con un bigotazo a todo dar…

Este es el video de de Collins rasurándoseesta es la fotografía de los tres astronautas con el Presidente Nixon donde se puede ver a Collins con bigote. Por favor observen las evidencias.

Punto número uno: En el video efectivamente podemos apreciar a Collins rasurándose ¿pero rasurándose el bigote? Si ven la imagen, el bigote se lo deja intacto porque es obvio se lo está dejando crecer, se cubre con su mano y se rasura la barba de un lado de su cara y después del otro. Por otra parte, este video fue tomado en camino hacia la Luna.

Punto número dos: Ese no es un bigote de 2 semanas como afirma el Sr. Mohre. En cambio, este sí es un bigote ya de más tiempo, pero esta imagen fue tomada el 5 de Agosto.

Punto número tres: La misión Apollo 11 despegó de la Tierra el 16 de Julio y regresaron a la Tierra el 24 de Julio, es decir, son nueve días para cambiar de “look” si se desea dejarce crecer el bigote. No fue que se rasurara el bigote en el espacio y al día siguiente ya estaba de regreso en Tierra. Ahora que si queremos ser más quisquillosos, si aprecian el acercamiento en esta imagen tomada el 16 de Julio ANTES de despegar, podrán apreciar que ya traía esa “sombra” gris que indica que no se había rasurado el bigote al menos ese día, así como tampoco, supongo, se lo rasuró durante los siguientes 9 días de viaje.


Normann Mohre: Los Rusos pusieron el primer hombre en el espacio, la primer mujer, el primer animal, la primera caminata, la primer tripulación, las primeras dos naves orbitando, la primer nave que llegó a la Luna se impactó, la segunda que aterrizó suave, y la tercera que llegó y regresó, en todo llevaban el 500 por ciento de ventaja, entonces los gringos estaban muy dolidos y dijeron pos a hacer la faramalla y a ganarles en esto.

Los conspiracionistas se enfocan solo entre el final de los años 50′s y el principio de los años 60′s cuando comparan la tecnología espacial de los Estados Unidos y la unión Soviética pero ignoran que a mediados y finales de los años 60′s los soviéticos claramente flaquearon y los norteamericanos hicieron varios avances importantes. Los EE.UU. habían acumulado 1,864 horas en el espacio antes del Apollo 11 comparadas a las 697 horas que la URSS al final de su misión Soyuz 5, que fue la última misión soviética antes del Apollo 11.

Vamos a analizar los hechos memorables que numera el Sr. Mohre:

El primer hombre en el espacio: Ciertamente los soviéticos tuvieron la mano de ventaja, pero no siempre sería así.

La primera mujer: No existe absoultamente ninguna ventaja tecnológica en esto. Bien para ellos por ser equitativos en cuanto a la igualdad de derechos sin importar el sexo. Sin embargo, esto no significa un avance en la tecnología de cohetes espaciales.

El primer animal: Tampoco significa ningún avance tecnológico, simplemente es decir “yo fui el primero”. De igual forma pudieron enviar el primer vegetal, o la primera nave espacial de color rosa, o la primera actriz porno, pero seguirían siendo hechos sin importancia tecnológica.

La primera caminata: Esta hazaña fue realizada con un tremendo riesgo. Como no había espacio en la cápsula, solo uno de los astronautas podía usar traje espacial, así que fue el cosmonauta Alexei Leonov quien salió de la cápsula a través de una exclusa de aire que fue integrada de forma improvisada, de tal manera que para regresar al interior de la nave, Leonov tuvo que desinflar su traje casi hasta el punto de flacidéz porque no lograba pasar por la exclusa.

La primer tripulación: El Sr. Mohre se refiere a ser los primeros en enviar a 3 astronautas abordo de una nave espacial. Esto sería un buen ejemplo si lo soviéticos no hubieran simplemente metido a un tercer hombre en su cápsula para dos tripulantes simplemente para fijar el récord. Para hacer espacio para el tercer cosmonauta, tuvieron que quitarles los trajes espaciales a todos y quitar bastante equipo de seguridad. Aunque la cápsula Apollo llegó un poco después que la cápsula Vokhshod soviética, la primera sí fue diseñada para tres personas y tenía una tecnología superior.

Las primeras dos naves orbitando: Si bien los soviéticos se apresuraron a enviar una segunda nave para tener el récord, la tecnología superior de las misiones Gemini 6 y Gemini 7 permitió que las dos naves estadounidenses se maniobraran al punto de acercarse a unos cuantos metros de distancia una de la otra. El programa Gemini perfeccionó el arte de reunirse en el espacio con naves tripuladas y robóticas. También tuvo el récord de resistencia, el récord de altitud, el récord de la duración de una caminata espacial, etc. Estos récords no lucen tan importantes como “ser el primero en” de los soviéticos, sin embargo en términos de preparar el programa espacial americano para el alunizaje, fueron vitales. Para 1967 esos primeros récords soviéticos dejaron de ser relevantes.

La habilidad para lograr récords no es equivalente a la habilidad para crear tecnología duradera y funcional. Y ahí fue precisamente donde el programa espacial de la Unión Soviética eventualmente erró. Ellos trataban de lograr récords, mientras los Estados Unidos trataban de llegar a la Luna.

Después del fracaso inicial de los estadounidenses de enviar un satélite del tamaño de una pelota de softbol abordo de un cohete Vanguard, Nikita Jhrushchev dijo sarcásticamente en las Naciones Unidas que los Soviéticos estarían contentos de ofrecer a los Estados Unidos ayuda en lanzar su “pequeña toronja” bajo su programa para asistir a países en desarrollo. Esa declaración es menos entretenida ahora que hemos visto los dentros del programa espacial soviético en aquellos tiempos.

Si Kennedy veía a Apollo como su herramienta política primaria, Khrushchev veía el programa espacial soviético como una arma política. Constantemente enfurecía a sus científicos, ingenieros, y cosmonautas, con demandas de hazañas temerarias bajo tecnología sin probar. Algunos historiadores citas su obsesión con ser el primero en el espacio como un factor principal en su destitución del poder.

Bajo el Primer Ministro Leonid Brezhnev el programa espacial fue relegado a un paso más tranquilo y productivo. Pero un número de accidentes fatales muy destacados persuadieron a Brezhnev a estipular que ningún viaje espacial tripulado sería llevado a cabo hasta que la misma misión fuera realizada por una nave espacial completamente automatizada. Este fue el toque la muerte para los planes soviéticos para llegar a la Luna. Debilitada por sus hazañas ostentosas y cojeando por restricciones de seguridad, el programa espacial soviético no pudo construir un aterrizador lunar automatizado a tiempo.

A continuación una breve historia de los viajes a la Luna:

País Nave Fecha Misión
1959
Luna 1 Ene 2 Sobrevuelo
Pioneer Mar 3 Sobrevuelo
Luna 2 Sep 12 Impacto
Luna 3 Oct 4 Sonda
1961
Ranger 1 Ago 23 Intento de Vuelo de Pruebas
Ranger 2 Nov 18 Intento de Vuelo de Pruebas
1962
Ranger 3 Ene 26 Intento de Impacto
Ranger 4 Abr 23 Impacto
Ranger 5 Oct 18 Intento de Ompacto
1963
Luna 4 Abr 2 Sobrevuelo
Ranger 6 Ene 30 Impacto
Ranger 7 Jul 28 Impacto
1965
Ranger 8 Feb 17 Impacto
Ranger 9 Mar 21 Impacto
Luna 5 May 9 Impacto
Luna 6 Jun 8 Intento de Alunizaje
Zond 3 Jul 18 Sobrevuelo
Luna 7 Oct 4 Impacto
Luna 8 Dic 3 Impacto
1966
Luna 9 Ene 31 Alunizaje
Luna 10 Mar 31 Orbitador
Surveyor 1 May 30 Aterrizaje
Lunar Orbiter 1 Ago 10 Orbitador
Luna 11 Ago 24 Orbitador
Surveyor 2 Sep 20 Intento de Alunizaje
Luna 12 Oct 22 Orbitador
Lunar Orbiter 2 Nov 6 Orbitador
Luna 13 Dic 21 Alunizaje
1967
Lunar Orbiter 3 Feb 4 Orbitador
Surveyor 3 Abr 17 Alunizaje
Lunar Orbiter 4 May 8 Orbitador
Surveyor 4 Jul 14 Intento de Alunizaje
Lunar Orbiter 5 Ago 1 Orbitador
Surveyor 5 Sep 8 Alunizaje
Surveyor 6 Nov 7 Alunizaje
1968
Surveyor 7 Ene 7 Alunizaje
Luna 14 Abr 7 Orbitador
Zond 6 Sep 15 Sonda de Retorno
Zond 6 Nov 10 Sonda de Retorno
Apollo 8 Dic 21 Orbitador Tripulado
1969
Apollo 10 May 18 Orbitador
Luna 15 Jul 13 Orbitador
Apollo 11 Jul 16 Alunizaje Tripulado
Zond 7 Ago 7 Sonda de Retorno
Apollo 12 Nov 14 Alunizaje Tripulado
1970
Apollo 13 Abr 11 Intento de Alunizaje Tripulado
Luna 16 Sep 12 Recuperación de Muestreo
Zond 8 Oct 20 Sonda de Retorno
Luna 17 Nov 10 Explorador de Superficie
1971
Apollo 14 Ene 31 Alunizaje Tripulado
Apollo 15 Jul 26 Alunizaje Tripulado
Luna 18 Sep 2 Impacto
Luna 19 Sep 28 Orbitador
1972
Luna 20 Feb 14 Recuperación de Muestreo
Apollo 16 Abr 16 Alunizaje Tripulado
Apollo 17 Dic 7 Alunizaje Tripulado

Viendo esta tabla cronológica ¿parece que los soviéticos le llevaban el 500% de ventaja a los norteamericanos?


Fuentes: NASA.govClavius.orgWikipedia.orgBadAstronomy.comBuzzAldrin.com, y FanMail.biz.

Investigación y traducciones:
Lalo Márquez
Escepticos.NET


Normann Mohre (09/08/2006 07:31 p.m.):

una de la lecciones mas tristes de la historia es esta: si se está sometido a un engaño demasiado tiempo, se tiende a rechazar cualquier prueba de que es un engaño. encontrar la verdad deja de interesarnos. el engaño nos ha engullido. simplemente es demasiado doloroso reconocer, incluso ante nosotros mismos que hemos caido en el engaño. Carl Sagan “el mundo y sus demonios” pag. 266 libro que tu me prestaste por cierto y además en la pag. 331 dice: si uno es solo escéptico, las nuevas ideas no le llegarán. nunca aprenderá nada. se convertirá en un misántropo excéntrico convencido de que el mundo está gobernado por la tontería. y en la pag. 396 también sabemos que cruel es la verdad, y nos preguntamos si el engaño no es mas consolador HENRI POINCARé……………………..lo puedes verificar mi querido amigo Sr. Márquez………..y me gustaría saber: porqué no asististe el día 20 de julio al programa a darnos taaaaaantos detalles del viaje a la luna si te invité cordialmente?, como siempre lo haré……………….?????????……………………qué me dices de el video que te regalé de los astronautas actuando con una tierra de fondo en el módulo que misteriosamente le desaparecen sombras proyectadas por la luz solar, a poco no se merecen un Oscar? ………..ya ves, hubo gente que les creyó, bueno te reitero la invitación amigo, tu pon la fecha y con gusto escucharemos tus comentarios que aunque no lo creas me son mucho muy importantes, sinceramente………….realmente con sinceridad, tu amigo Normann ( ahora el Sr. Mohre ).

Lalo (09/08/2006 08:56 p.m.):
Normann, te mencioné como el Sr. Mohre porque no solo tú vas a leer el mensaje y quise darle más seriedad al tema por las personas que no te conozcan. Para mí siempre eres y has sido “el mentado Normann” jeje pero recuerda que el Internet lo lee mucha gente de todo mundo y no quise escribir algo que se viera muy familiar o muy llevadito y decir “es que el Normann dijo que…” porque se me hizo como medio falta de respeto. Espero que no lo hayas tomado de verdad como mala onda o algo.

Primeramente de nuevo te agradezco mucho la invitación que me hiciste y siempre me has hecho, pero la verdad es que no asistí al 20 de Julio al programa porque aunque me diste casi dos semanas de anticipación para preparar el tema, la verdad es que no lo hice y se llegó el día sin pensarlo. Ya sabes que soy muy malo para hablar en público y realmente no me sentí con la seguridad de ir a tartamudear allá y sin saber sobre qué exáctamente íbamos a hablar (ya sé que de la Luna, pero me refiero a qué puntos).

Sobre el video que mencionas, recuerdo que algo te comenté pero ya sabes que mi memoria no es de fiar, así que voy a darle otro vistazo y luego te cuento aquí qué onda con ese video.

Y por favor no vayas a creer que quiero iniciar una bronca como la última que nos echamos aquí jajaja al contrario, ya sabes cómo nos gusta el tema y pues cada quién da sus puntos de vista para defender su posición.

Pero bueno, todo esto aparte, no me has dicho qué te parecen mis refutaciones a los puntos que presentaron, me gustaría que los comentáramos uno por uno, empezando por el que sea, así sin orden.

Gracias de nuevo y un afectuoso (así como dices tú: pero de verdad afectuoso, eh? jeje) saludo :)

Lalo.


Lalo (10/08/2006 07:41 p.m.):
Estaba pensando en lo que dijiste sobre que “si se está sometido a un engaño demasiado tiempo, se tiende a rechazar cualquier prueba de que es un engaño. encontrar la verdad deja de interesarnos. el engaño nos ha engullido. simplemente es demasiado doloroso reconocer, incluso ante nosotros mismos que hemos caido en el engaño“, y se me hizo curioso que lo leyeras del libro de Sagan e incluso que hasta lo escribieras aquí y sin embargo no te identificaras con esas palabras porque hasta donde veo, creo que contestaste sin prestarle mayor atención a las refutaciones que escribí acerca de las afirmaciones que hicieron tú y Enrique en el programa.

Tan es así, que en lugar de discutir sobre alguno de todos esos puntos, me dices “qué me dices de el video que te regalé de los astronautas actuando con una tierra de fondo en el módulo que misteriosamente le desaparecen sombras proyectadas por la luz solar, a poco no se merecen un Oscar? “, como ignorando todo lo anterior y buscando otra supuesta “evidencia” ¿entonces?

Pero pues fui y te hice caso, ya volví a ver el video y te repito lo que creo te dije la vez anterior en persona: es el brazo del astronauta que se atravesó frente a la cámara. Hasta tuve que hacer una edición para publicarla aquí y señalarte a ti y a los lectores lo que estoy diciéndote. Puedes descargar el video aquí:

http://sobrenatural.net/zonacero/luna/video/apollo_sombra_en_la_tierra.wmv (pesa 2.16 mb)

De nuevo va la petición ¿Qué te parece si discutimos los puntos que señalaron Enrique y tú en el programa? Enfoquémonos en esos primeramente antes de pasar a otra cosa.

Gracias de antemano por leer y saludos,

Lalo.


Lalo Márquez (12/08/2006 02:41 a.m.):
Les traigo unas cuantas imágenes de la Estación Espacial Internacional. Pueden buscar en Google o Altavista para que encuentren más imágenes como estas ya sea de astronautas dando su caminata espacial, arreglando el transbordador, armando la estación espacial, etc. Los invito a que busquen fotografías de objetos orbitando alrededor de la Tierra, objetos que aparezcan completamente iluminados (no a obscuras), incluso fotografías de la Tierra e incluso la Luna misma y noten lo que les voy a hacer notar aquí.

Aquí las imágenes, pongan atención por favor y luego díganme qué ven (o no ven) en las fotografías:




¿Notaron algo “raro” en estas imágenes? Efectivamente ¡¡NO HAY ESTRELLAS!! ¿Pero cómo puede ser esto posible si el Enrique Barranco afirma que fuera de la atmósfera terrestre las estrellas deben verse “tremendas”, que Júpiter y Saturno deben lucir extraordinarios, y todo eso?

La explicación ya la di arriba: la exposición de cada una de las imágenes fue ajustada para retratar el la estación espacial, o los astronautas, o la Tierra, todo iluminado por la luz del Sol, es decir, fue una exposición diurna, y por lo tanto las estrellas no salen. Sí, están ahí, pero la exposición es demasiado rápida para capturar su luz.

Eso es lo mismo que sucedió con las imágenes del Apollo en la Luna.

Y esa, amigos, es una de las “evidencias” que sostienen la teoría de la conspiración.


Lalo Márquez (12/08/2006 04:59 p.m.):
Fe de Erratas:

En “El Camarógrafo Misterioso en la Luna” debe decir:

“Primeramente, la Luna está entre 360 y 405 mil kilómetros de distancia de la Tierra (dependiendo de la posición de la órbita lunar), la luz y las ondas de radio viajan a 300 mil kilómetros por segundo, por lo que el viaje toma 1.2 segundos, y no dos segundos y medio, aunque para dar crédito al Sr. Mohre, una imagen captada en la Luna tardaría 1.2 segundos en llegar a la Tierra y otros 1.2 segundospara enviar la señal que hará que la cámara haga un paneo y/o un acercamiento. En este punto incluyo lo del “zoom” de la cámara durante el experimento de la pluma y el martillo, el despegue del módulo Apollo 11 y el seguimiento de la cámara.”

(Nota: Este error ya fue editado en esta versión.)


Normann Mohre (12/08/2006 07:52 p.m.):
EN LAS PRIMERAS HORAS DE LA MAñANA??……..EN LA LUNA NO HAY MAñANA, MEDIODIA Y NOCHE COMO AQUI!!!!………………..AMIGO……SIEMPRE ESTUVO EL SOL IGUALITITITITO EN TOOOOODO MOMENTO DEL ALUNIZAJE………….QUE METIDOTA DE PATA ACABAS DE DAR……….ES LO PEOR QUE DICES…………..Y NO LO DUDO QUE TUS AMIGOS TAAAAAN CIENTIFICOS Y ESCEPTICOS SE LA CREAN!! LALO………LA REGASTE Y GACHO…………..YA NI VOY A LEER LO QUE SIGUE DE TI …………ME HAS DESEPCIONADO…………….ESTAS SON TUS PALABRAS .Los sitios y horarios de aterrizaje fueron seleccionados para que los astronautas pudieran trabajar ahí en las primeras horas de la mañana antes que la temperatura aumentara a su máximo.
POR FAVOR DIME QUE SI LEES Y COMPRENDES LO QUE ESCRIBES Y QUE ESTO NO SABES COMO SUCEDIó…………DIME QUE FUISTE ABDUCIDO O DOMINADO MENTALMENTE PARA DECIR SEMEJANTE BURRADA…………….ES MAS DIME QUE ACEPTAS TU ERROR Y ASI SERáS SABIO PARA MI.


Lalo Márquez (12/08/2006 08:22 p.m.):
Normann, por favor no te me desesperes, mira, a ver si estamos en el mismo canal: La Tierra tarda 24 horas en dar la vuelta sobre su eje. La Luna tarda 28.5 días en hacer lo mismo por su parte. El día en la Tierra por lo tanto dura 24 horas y en la Luna dura 28.5 días terrestres, o sea, alrededor de 684 horas más o menos.

Pero aunque el movimiento de rotación sea más lento, sigue habiendo movimiento de rotación y por lo tanto Sí hay día, tarde, y noche.

Por ejemplo, la parte que malamente llaman “el lado oscuro de la Luna” realmente no está oscuro. Quizá está oscuro para nuestra vista porque queda siempre de la cara más alejada a la Tierra, pero sin embargo se ilumina en el transcurso de su rotación.

Entonces, cuando desde la Tierra vemos las fases de la Luna (creciente, llena, menguante, y nueva) realmente estamos viendo la mañana, tarde, y noche de la cara que vemos de la Luna, y la misma iluminación ocurre alrededor de ella.

Entonces cuando los astronautas alunizaron en ese lugar, lo hicieron en un momento en el que la luz del Sol llegaba de lado (no de arriba hacia abajo), es decir, en la mañana de la Luna, y si pudiéramos ver a los astronautas a simple vista desde la Tierra, veríamos su posición era relativa a un cuarto menguante lunar.

Espero que me haya explicado, pero espero más todavía que en tus contestaciones no me trates como un tonto. Gracias de antemano.

Lalo.


Normann Domínguez (12/08/2006 09:00 p.m.):
JAJAJA….esa estuvo buena, bastante buena de hecho…..el dia, el mediodia y la noche en la Luna….vamos Lalo, esto te lo enseñan desde la primaria, cualquier niño en la primaria sabe que esto no existe tal y como tu lo describes….y asi como tu me lo dijiste una vez aqui en el foro te digo……”te recomiendo que busques asesoria con tus maestros de fisica o geografia”.
Los “dias” en la Luna duran mas que un dia en la Tierra (obvio verdad)….y es hasta absurdo pensar que se pusieron a planear en aterrizar a mediodia para que el calor no estuviera tan fuerte….no lo crees asi?
Ahora una pequeña pregunta…no es mas caliente el ambiente en la luna que en la tierra por que en esta no existe atmosfera?…..realmente, tu explicacion suena muy bien (“ojo, suena”), pero en verdad, crees que los astronautas buscaban sombrita para no afectar las camaras?….. y sobre todo, la verdad crees eso?
ni con Polo Polo me he reido tanto!!
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-ja-
……………..perdón pero no es para menos….

ademas creo que debiste haber aceptado la invitación al programa para debatir sobre esto….al menos podrias aportar el lado comico en un programa tan serio.


Lalo Márquez (12/08/2006 09:22 p.m.):
Ok, ya sé que eres el hijo de Normann (Normann Domínguez Sotelo). No tengo el gusto pero parece que tú ya te tomaste la confianza. No sé en qué escuela vayas, Normann Jr., pero tus maestros deberían estar más informados respecto a las fases lunares y sus equivalencias con los días y noches selenes. Te invito a que investigues y luego regreses a seguirte riendo.

Respecto a si andaban buscando sombrita, te pongo un fácil experimento: mañana durante el día sube al techo de tu casa y siéntate en una silla orientando tu cara de manera que los rayos del Sol te peguen directamente en tu mejilla derecha. Quédate ahí por 2 horas (el tiempo que estuvieron los astronautas del Apollo 11 afuera), y después de ese tiempo tócate la mejilla derecha y compárala con tu mejilla izquierda y luego vienes y me dices si notaste alguna diferencia en la temperatura.

Si te hubieras estado moviendo normalmente, la temperatura hubiera sido más regular porque en lo que se calienta un lado se enfría el otro. Sí, los astronautas no tuvieron sus cámaras siempre puestas asándose directamente a los rayos del Sol, las traían frente a ellos y caminaba y andaban haciendo sus faenas programadas de manera que no alcanzaban a calentarse de forma peligrosa.

Además ¿te has puesto a pensar que la temperatura de un objeto en el espacio (en este caso, en la superficie Lunar), no se calienta ni se enfría instantáneamente al ponerse o quitarse de los rayos del Sol? La temperatura sube o baja gradualmente.

Espero que después de la quemada de mañana (y la de hoy) puedas seguirte riendo con tantas ganas. Y es que no es para menos, perdón.

Saludos,

Lalo Márquez


Normann Mohre (12/08/2006 07:53 p.m.):
aquí no me cueles, el Sr. Barranco es quién cree que los astronáutas vieron ovnis…….y no dice que en el suelo lunar………fijese amigo fijese, así se empiezan los chismes


Lalo Márquez (12/08/2006 09:22 p.m.):
Enrique Barranco no dice que “vieron ovnis”, lo que dice literalmente es que “se topan supuestamente con naves alienígenas que están en la Luna”, escúchalo tú mismo:

Zona Cero – Enrique Barranco y las naves alienígenas en la Luna


Normann Mohre (12/08/2006 07:56 p.m.):
amigo…….lo de el “zoom” en el experimento del martillo ni lo habías notado hasta que yo te lo dije……eso que ahora llamas normal y común…….ni cuenta te habías dado de ello………….no serás parte del síndrome de tu amigo Roberto………que por cierto y para su tristeza no es algo nuevo y único como el lo plantea…….ya en la Biblia hay demasiados erróres, que a pesar de ellos los religiosos al igual que tu y tu amigo Roberto, nos “demuestran” que solo ustedes tienen la verdad…………..y las personas como yo …..uy-uy-uy ……nos iremos al infiero!!……ñaca-ñaca-ñaca…………..amigo……porqué no me enviaste los planos del módulo, en donde te hice ver la desproporción del astronáuta y demás anomalías?………………ah!! …….y de paso le dices a tu amigo que hay un síndrome del egocéntrico-engreído-sabelotodo-…………no!!…….mejor no le digas ………….no soy digno de su sapiencia……………………..oooops.


Lalo Márquez (12/08/2006 08:30 p.m.):
Realmente no le tomé imporancia a lo del “zoom” en el experimento porque daba por hecho que la cámara se manejaba a control remoto (tal y como las cámaras de los “rovers” en Marte, por ejemplo). Si gustas hablar con Roberto en mi sitio está su dirección de email o puedes enviarle un mensaje por el sistema, no soy quien para ir a llevar recados de un lugar a otro. Respecto a los planos del módulo, como te dije en una de mis respuestas anteriores, primero tendrás que aclarar estos puntos que ustedes ya trataron en el programa especial antes de sonsacarme para que me haga de la vista gorda y tratemos otros distintos. Eso, o bien simplemente acepta que estás de acuerdo en todas mis refutaciones, si no, no sería justo pasar al siguiente tema aún sin finalizar este. ¿Te parece bien? Ah, y sobre el infierno: no creo en él.


Normann Mohre (12/08/2006 08:00 p.m.):
amigo…….creo que tu te ahorcas solo………mencionas el video de Carlos Pentrejo ……….y te pregunto, es el mismo que me mostraste y el cual tu hermano asegura que si es un fantasma?…………..y quién si vió que Eduardo Muñoz mueve estrellas?…………dime……..lo tachas por eso?……………..la pareidolia la explica ampliamente Carl Sagan en el libro que ya he dicho que me prestaste “el mundo y sus demonios” del cual me llevo un excelente recuerdo y lo recomiendo………….pero volviendo al tema, tu que tan científicamente nos ilustras, ahora metes al Carlos Pentrejo de ejemplo?……….muy absurda respuesta para una fotografía que muestra una pisada debajo del módulo…………….simplemente fué mucho con poco.


Lalo Márquez ():
¿Esa es tu refutación? ¿Que hice una comparación con el video de Carlos Trejo? Yo respaldo lo que dije acerca que lo que sea que hayas visto no son pisadas debajo del módulo lunar, pero igual puedes demostrarlo enseñándome fotografías originales y de ahí partimos para ver que sale. Pero por el momento, solo tienes tu palabra de lo que dices que crees haber visto.


Normann Mohre (12/08/2006 08:02 p.m.):
Mr. Márquez …….me gustan tus investigacciónes, pues me parecen muy completas, aunque para mi gusto serían aún mucho mejor si no fueran en su totalidad datos de internet, que tu siendo tan escéptico los crees irrefutables y fidedignos………….sabes, yo me he enfrascado en “pláticas” con personas cerradas, de las que es imposible que admitan algo que, según ellos destruya su creencia………….pues no creen que la verdad sea para mejorar. Como ejemplo te pongo a los gnósticos y a los matafísicos, esta vez pasando por alto a los religiosos………….estos nunca admiten algo que no sea lo que ya está impuesto en sus ideales, no investigan, no buscan ( donde se debe ) y por nada del mundo aceptan algún error………….porqué digo esto? porque no me gustaría que tu cayeras en lo mismo……………….en dizque que demostrar y demostrar, eso si con una labia impresionante, que nadie escepto ellos, son los poseedores de la verdad………….aunque a leguas se vea falsa……al fin y al cabo, es su verdad………………….y por último y como un favor, porqué nunca se han reúnido en público para homenajeaR a los tres primeros hombres en viajar a la Luna? ……………………………..tu amigo Normann……perdón, Sr. Mohre.


Lalo Márquez (12/08/2006 08:47 p.m.):
Yo estoy completamente de acuerdo contigo, tengo más de 10 años debatiendo con crédulos en astrología, terapias alternativas, lo paranormal y lo sobrenatural, así que te doy la razón. Pero en este caso, Normann, no te das cuenta que en esta situación no soy yo quien está del lado crédulo. Aquí el lado crédulo está en creer en lo que en sus películas y documentales (mal documentados, por cierto) Siebrel y Keysing presentan. Te invito a que investigues más a fondo que solo lo que estos personajes ponen en sus videos. Si te fijas bien, las partes de conversaciones, videos, y audios que incluyen para “respaldar sus teorías” son siempre sacadas de contexto para que concuerden con lo que quieren demostrar, pero una vez que ves las versiones completas de das cuenta que no es como te lo pintaron. No temas al Internet, es la mejor fuente de información que puedas obtener además de ir a investigar uno mismo en persona. El Internet contiene más información que cualquier biblioteca, así que no temas en creer, simplemente sé escéptico y busca fuentes confiables y varias corroboraciones serias a estas mismas. No creas solo en lo que un par de videos del tipo “We didn’t go to the Moon” o “Something Funny Happen to the way to the Moon” quieren hacer creer para causar sensacionalismo.

¿Nunca han homenajeado a los tres primeros hombres en la Luna juntos? ¿Realmente consideras que eso de alguna manera prueba que todas las misiones Apollo (11,12,14,15,16 y17) fueron fraudes? Yo he visto fotografías de los tres juntos en el 25 aniversario (es una fotografía en la base con un jet de fondo, no sé si la recuerdes), también cuando llegaron hicieron una conferencia de prensa de 1 hora con videos y diapositivas (el video lo puedes encontrar aqui en google ), también dieron un tour homenajeándolos por 45 días alrededor de todo el mundo… sí, los tres astronautas juntos. No entiendo qué más quiere la gente que hagan ¿que se pongan a bailar y chiflar? Si el creyente verdadero quiere creer las mentiras de Siebrel, no habrá evidencia que lo haga cambiar de opinión.