Kepler va tras los et’s

18 Feb 2009 – 11:00 pm

A la caza de vida extraterrestre

Por: Lucía Camargo Rojas
La Misión Kepler, de la Nasa, buscará planetas cuyas características sean favorables para que exista vida. Un proyecto que pretende definir si somos o no una excepción del universo.
La Misión Kepler 

Foto: Jim Grossmann-NASA

Nave espacial de la Misión Kepler que será lanzada al espacio el próximo 5 de marzo.

Desde el año 2001, un grupo de investigadores de la Nasa se empeñó en sacar adelante un ambicioso proyecto: poner en órbita un telescopio diseñado exclusivamente para detectar si es posible que exista un planeta similar a la Tierra y así definir, de una vez por todas, si somos tan sólo una excepción en el universo, o si tenemos hermanos de quienes, al menos hasta ahora, aún no sabemos nada.

Para sorpresa de muchos, y luego de resolver dificultades económicas de todo tipo, la nave con el telescopio de la denominada Misión Kepler (en honor al famoso astrónomo alemán) será lanzada el próximo 5 de marzo. La noticia tiene emocionados a los astrónomos, por las posibilidades y respuestas que traerá consigo este proyecto.

El telescopio espacial será capaz de observar, cada media hora, 170.000 estrellas durante tres años y medio o más. Su trabajo principal consistirá en detectar cualquier tipo de variación en el brillo de éstas, información que en el lenguaje astronómico se traduce en datos sobre el movimiento de un planeta, su tamaño, órbita y temperatura.

Este informe, finalmente, permitirá identificar planetas de tamaños similares a la Tierra, que orbiten alrededor de estrellas análogas al Sol y a una distancia parecida a la que separa a éste de nuestro mundo. “Toda la misión fue diseñada con este propósito”, explicó William Cochran, coinvestigador del proyecto, a la revista Wired, “si no encontramos planetas similares a la Tierra, podremos decir, con total confianza, que astros como el nuestro son sumamente extraños”.

A pesar del boom de descubrimientos de más de 300 planetas que orbitan fuera de nuestro sistema solar, conocidos como exoplanetas, hasta ahora ninguno de ellos ha presentado características similares a la Tierra y mucho menos se conoce alguno que orbite dentro de la denominada “zona habitable”, es decir, en donde exista agua y la temperatura sea favorable para la aparición de vida.

Por eso, los investigadores aseguran que encontrarán, aproximadamente seis meses después del lanzamiento, datos sobre planetas de tamaño similar al nuestro. Sin embargo, sólo se sabrá si éstos tienen períodos de traslación cercanos al año, al igual que la Tierra, al final de la misión. Con estos datos y la famosa ecuación Drake (que busca identificar  cuántas civilizaciones extraterrestres existen en nuestra galaxia) los investigadores pretenden ser los primeros en calcular qué tan comunes podrían ser otras civilizaciones.

Pero las posibilidades no paran allí. En la medida en que el proyecto arroje datos interesantes, es probable que se extienda por más de tres años. Y de encontrarse planetas análogos al nuestro, otros grupos de investigación de la Nasa, o de la Agencia Espacial Europea, tendrán el terreno libre para detectar si en ellos existen o no formas de vida.

Los investigadores se sienten confiados. Según Cochran, es probable que encuentren entre 30 y 50 planetas similares a la Tierra. ¿Un posible nuevo hogar al que podamos viajar? ¿Existirán otros seres similares a nosotros? La misión, en principio, más que respuestas arrojará más preguntas que, todos esperamos, sean contestadas a la mayor brevedad.

Lucía Camargo Rojas | EL ESPECTADOR

Fuente

  • La misión espacial Kepler, que lleva el nombre en honor al astrónomo alemán Johannes Kepler, partirá desde Cabo Cañaveral (Florida) el próximo 5 de marzo, en un viaje de tres años que la llevará a buscar vida similar a la terrestre y observar más de 100.000 estrellas similares al Sol en la región conocida como Cygnus-Lyra en la Vía Láctea, según informó la NASA.

    “Esta es la primera misión con la capacidad de encontrar planetas similares a la Tierra, planetas que orbitan estrellas como el Sol en una zona templada donde puede mantenerse el agua sobre su superficie”, señaló la agencia espacial estadounidense en un comunicado publicado en Internet.

    Para el director de la División de Astrofísica de la agencia espacial en Washington, Jon Morse , Kepler es un componente crucial en los esfuerzos de la NASA por encontrar y estudiar planetas en los que pueda hacer condiciones similares a las de la Tierra.

    “El censo planetario que realice Kepler será muy importante para determinar la frecuencia de planetas similares a la Tierra en nuestra galaxia y para planificar futuras misiones que detecten de manera directa esos mundos”, agregó.

    Según William Borucki, científico asignado a Kepler en el Centro Ames de Investigaciones de la NASA, encontrar estrellas con planetas similares a la Tierra involucraría la certeza de que existen las condiciones para el desarrollo de un tipo de vida común en toda la galaxia.

    “Y si no se encuentran Tierras, o muy pocas, eso significará que sí estamos solos”, añadió.

    Kepler llevará a bordo un telescopio ultrapoderoso que detectará cambios en la luz procedente de los planetas de hasta 20 partes por millón y las imágenes de dichos cuerpos quedarán grabadas mediante una cámara con gran capacidad de resolución.

    Por su parte, Debra Fischer, buscadora de planetas más allá del sistema solar (exoplanetas), “Kepler es crucial para establecer qué tipo de planetas se forman en torno a otras estrellas”.

    Los descubrimientos que realice la misión se usarán inmediatamente para estudiar la atmósfera de grandes exoplanetas mediante el observatorio espacial Spitzer.

    “Y los datos que recojamos algún día nos ayudarán a determinar el rumbo de un cuerpo azul como nuestro planeta en torno a otra estrella de nuestra galaxia”, señaló.

    EFE

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On