Aterrizaje ovni o “anillo de hadas” en Santa Fe, Argentina

aterrizaje ovni sta fe

anillo hadas sta fe

En Santa Fe, más precisamente en la zona del arroyo Leyes, existen pruebas que aseguran la presencia de un objeto extraterrestre. Los expertos en el fenómeno afirman que se trata de un ovni que habría aterrizado en un campo en la madrugada del miércoles 14.
“Un estruendo muy fuerte nos despertó, similar al que realiza un lanzallamas, intenté levantarme de la cama para ver qué ocurría, pero algo hizo que no me pudiera mover”, confirmó Néstor a UNO.
Sara, por su parte, dijo que escuchó “lo mismo y también ladrar a uno de los ocho perros que tenemos en casa, avisando de algún movimiento raro en el patio, pero lo que me extrañó es que en lugar de saltar la reja y dirigirse a la zona de las aguas para ver qué pasaba, se quedó muy quieto o más bien asustado del otro lado de la misma”.
Tanto Néstor como Sara no se animaron a ver desde su ventana lo que pasaba, algo les impedía “moverse de la cama”, relataron a UNO, es por ello que solamente escucharon los estruendos desde la habitación. Recién el viernes por la mañana decidieron ir a ver si había algo cerca del lugar, para matar la curiosidad, para ver si no había ocurrido algo con algún animal, es allí cuando se encontraron con las marcas a la vera del río.
“Me sorprendí muchísimo. Primero pensamos que podían haber sido las marcas de un cuatriciclo, ya que hay muchos en la zona, pero lo descartamos después porque no eran huellas, sino algo hecho con un instrumento que irradia calor, porque si uno lo ve de cerca, en las circunferencias no hay vegetación, sólo tierra reseca, muerta, diferente a lo que podemos observar alrededor”, dijo don Rivoira.
Las marcas que pueden verse en el terreno son dos círculos perfectos, que en total miden tres metros de diámetro y tienen tres centímetros de profundidad (según cálculos realizados por un especialista en fenómenos paranormales como lo es Carlos Villegas).
Otra característica es que sobre los círculos no hay vegetación, fue totalmente quemada, sólo queda tierra reseca. “Cuando vimos las marcas y pensamos en extraterrestres, tuvimos miedo de decirlo por temor a que creyeran que estábamos locos. Decidimos llamar a los vecinos más amigos y mostrárselas, cuando todos nos aseguraron lo mismo, empezamos a comentarlo en el barrio y fue así que se acercó luego todo el mundo”, relató Sara.

Las pruebas lo aseguran
Carlos Villegas
Especial para UNO (*)

Este fenómeno se estudia en la Argentina desde hace más de 40 años. El primer avistamiento se realizó en 1947 y desde allí en adelante se realizan estudios. Tuve la oportunidad de poder ver el sitio en donde se produjo el avistaje y pude constatar que por los estudios realizados se cumplen los parámetros para asegurar que se trata de un objeto o nave extraterrestre.

El relato de lo que aconteció, es algo típico que refiere a estos objetos. El estruendo que escucharon es el propio de un despegue, porque la nave, en este caso, no tocó la superficie, sino que realizó su exploración siempre a unos 20 centímetros del piso, es por ello que las marcas refieren a la irradiación de la nave. Los círculos perfectos tienen un diámetro de tres metros, lo que hace suponer que el tamaño promedio del objeto es en total de seis metros. El diámetro es el propio de naves extraterrestres de “exploración”, como se las denomina.

(*) Estudioso del fenómeno extratrerrestre.

Fuente:

http://www.analisisdigital.com.ar/noticias.php?ed=1&di=0&no=95246

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On