Ovnis hechos a mano

Durante la noche del 7 de Julio de 1968, miles de residentes del área de Seattle fueron testigos de las extrañas travesuras de un escuadrón de Ovnis, y un piloto privado que se aproximaba a la ciudad para aterrizar en el Campo Boeing tuvo un horripilante encuentro con los objetos. La edición de la mañana siguiente del Seattle Post-Ontelligencer traía un encabezado en su página principal: “MISTERIO OVNI AQUÍ”, y un sub-encabezado de dos columnas que reportaba: “Misteriosas Luces Rojas Perseguidas por Aeroplano”. La historia destacada de la página principal describía cómo nueve luces color rojo rubí habían sido vistas por miles de observadores en tierra, incluyendo operadores de la torre de la Federal Aviation Administration, mientras los Ovnis se disparaban para un lado y para el otro a través de Puget Sound. Aproximadamente cuarenta y cinco minutos después que los objetos aparecieron por primera vez, comenzaron a desaparecer misteriosamente, uno por uno, hasta que todos se fueron. Pero a pesar de los muchos avistamientos, los radares locales del área no detectaron los objetos.

El piloto, Mr. M., se había estado aproximando a la ciudad cuando de pronto se encontró dirigiéndose directamente hacia los nuevo objetos brillantes, los cuales parecían estar en formación de vuelo, de acuerdo a su testimonio posterior. Para evitar una colisión en pleno vuelo, el piloto hizo un viraje extremo a su derecha, y los nueve Ovnis simultáneamente tomaron acción evasiva e hicieron un viraje extremo a la derecha de ellos, reportó. El piloto sospechó que se había encontrado con una formación de aeronaves militares, pero cuando revisó por radio con la torre de control FAA local, le fue dicho que no había ninguna operación militar de aeronaves que se supiera en el área.

Era una noche clara iluminada con la luz de Luna, y mientras el piloto observaba, reportó que algunos Ovnis estaban disparando cohetes al suelo y que incluso pudo verlos impactándose cerca de Green Lake. El piloto puso su aeroplano en un viraje de 360 grados debajo de los Ovnis, que ahora se podían ver flotando sobre West Seattle, de modo que pudo observar mejor a los objetos. Sin embargo, pronto los Ovnis se dirigieron hacia la aeronave privada, presionando al piloto a encender sus luces de aterrizaje para avisar a los Ovnis de su presencia. En este punto, los Ovnis parecieron reaccionar inteligentemente a su acción, y parecieron detener en seco su aproximación y retroceder, reportó el piloto. El aspecto más misterioso de todo el incidente fue el efecto aparente de los Ovnis en dos de los instrumentos en su cabina. Cuando los Ovnis finalmente desaparecieron y el piloto hubo aterrizado en Boeing Field, descubrió que su girocompás tenía un error de 170 grados -casi completamente al revés-y que el reloj del panel se había detenido a las 10:35pm. Era como si alguna misteriosa radiación emitida por los Ovnis hubiera afectado a estos dos instrumentos. El asustado piloto insitió que los Ovnis eran naves sólidas: “No lo creería yo mismo, pero los vi”, agregó.

Menos de cuatro meses antes, el 25 de Marzo de 1968, un Ovni había sido avistado cerca de Metuche, New Jersey, y reportado por una colección impresionantes de veinticinco testigos que incluían a cuatro policías y a un clérigo. Este último, había sido el primero en ver al curioso Ovni radiante descender, y le llamó a la policía, quien despachó dos autopatrullas. El clérigo posteriormente describió al Ovni como que se asemejaba a un gran globo naranja que parecía tener fuego en el interior. Pero los oficiales de policía discreparon tajantemente con cualquier sugerencia de que el Ovni hubiera sido un globo por la aparentemente inteligente acción que el objeto exhibió. Cuando se le apuntó con el reflector del auto patrulla “comenzó a elevarse muy rápido”, observó un policía. Otro oficial dijo: “Al principio creí que era la usual broma de la bolsa de plástico, pero cuando lo iluminé con las luces, la bola anaranjada se elevó demasiado rápido. Continuó elevándose hasta que dos aeroplanos convergieron con ella, luego parpadeó dos veces y la luz se apagó”. Otro oficial dijo que el Ovni parecía estar atado a otro objeto más grande arriba.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On