La Iglesia Anglicana le pide disculpas a Charles Darwin

¿Nunca es tarde para disculparse? La iglesia de Inglaterra considera que no lo es y salió a pedirle disculpas públicas a Charles Darwin, el naturalista británico que publicó su célebre libro El origen de las especies hace casi 150 años.

El naturalista inglés falleció en 1882 y dejó un enorme legado: sentó las bases de la teoría de la evolución, por la cual se demostró que todos los seres vivos -incluyendo a los seres humanos- están emparentados entre sí y han ido transformándose a lo largo del tiempo. Pero fue resistido por la iglesia anglicana.

Ayer, el reverendo Malcolm Brown, director de asuntos públicos de los anglicanos, sostuvo en una página de la iglesia en Internet que celebrará a Darwin: “El problema con los homo sapiens es que somos solo humanos. La gente y las instituciones cometen errores y las iglesias y los cristianos no son la excepción”.

Además, escribió que “cuando una nueva idea surge y cambia el modo en que la gente mira al mundo, es fácil sentir que cada vieja idea, cada certeza, está bajo ataque y luego se combate contra los nuevos puntos de vista”.

Reconoció que la Iglesia luchó contra Galileo y que lo volvió a hacer con Charles Darwin, pero que hoy es momento de disculparse. En 1860, el obispo de Bishop, Samuel Wilberforce, había discutido públicamente contra las voces que se alzaron en defensa de Darwin, el botánico Joseph Hooker y el biólogo Thomas Huxley.

Fuente

La Iglesia de Inglaterra pide disculpas a Darwin doscientos años después

«Charles Darwin: 200 años después de tu nacimiento, la Iglesia de Inglaterra te pide disculpas por haberte malentendido y, siendo equivocada nuestra primera reacción, fomentamos que aún otros te malentendieran». La Iglesia Anglicana difundió ayer este comunicado en un intento de cerrar el paso al creacionismo, movimiento que rechaza frontalmente la evolución e insiste en una lectura literal del Génesis y que ha comenzado a hacer pie en el Reino Unido, en un debate que está dividiendo a algunas de las instituciones científicas de mayor tradición del país.

La declaración, elaborada por el director de Misión y Asuntos Públicos de la Iglesia de Inglaterra, el reverendo Malcolm Brown, indica que la próxima celebración del bicentenario del nacimiento del inglés Charles Darwin y del 150 aniversario de la publicación de su obra «Sobre el origen de las especies» constituye una oportunidad para mirar con perspectiva las relaciones entre el naturalista y la Iglesia Anglicana. Ésta no da como verdad dogmática el evolucionismo, pues se trata de una verdad que le corresponde establecer a la ciencia, pero recuerda que esa teoría «no contradice en nada las enseñanzas cristianas».

Estudios de sacerdote

Darwin fue bautizado anglicano e incluso llegó a estudiar para sacerdote, pero luego se alejó de la fe. Su teoría de que las especies han evolucionado a través de los siglos en un proceso de selección natural le llevó al conflicto con las autoridades eclesiásticas.

La declaración viene a entender también, sin justificarla, la reacción de la Iglesia, dado que la teoría era presentada por diversos evolucionistas como opuesta a la religión y fue instrumento de combate contra ésta. Aunque Darwin no excluyó la posibilidad de un Dios Creador, sus ideas pusieron a la Iglesia a la defensiva.

Según Malcolm Brown, en el debate de hace 150 años se cayó por parte de la jerarquía anglicana en una reacción emocional, no intelectual. La figura eclesiástica que entonces más combatió a Darwin fue el obispo de Oxford, Samuel Wilberforce, que en un intenso debate celebrado en 1860 preguntó a uno de los científicos defensores de la evolución si era a través de su abuela o de su abuelo que descendía del mono.

«Pero si las ideas de Darwin necesitaron una vez ser rescatadas de una actitud religiosa a la defensiva, también pueden tener que ser rescatadas ahora de algunos entusiastas de esas ideas», advierte Brown en relación a quienes desde el ateísmo atacan la existencia de Dios y la Creación escudándose en el evolucionismo.

La disculpa de la Iglesia Anglicana, que ya hace dos años pidió perdón por su aceptación de la esclavitud, fue ridiculizada por un descendiente de Darwin. Andrew Darwin indicó que «cuando se produce una disculpa doscientos años después, no se trata tanto de quién estuvo equivocado o tuvo razón, sino de que se sienta mejor la organización o la persona que se disculpa».

Evolución y ateísmo

Por su parte, el obispo anglicano Lee Rayfield indicó que evolución y ateísmo no son lo mismo y que es algo que no sólo hay que recordárselo a los ateos, que vuelven la evolución en contra de la Iglesia, sino también a los grupos evangélicos que rechazan cualquier aportación científica que niegue la literalidad de la Biblia.

La promoción del creacionismo, que hasta ahora ha sido un fenómeno fundamentalmente de grupos cristianos en EE.UU., se está produciendo ahora en el Reino Unido. El debate lo ha comenzado definitivamente una de las principales instituciones científicas del país, la Royal Society, cuyo responsible para educación, Michael Reiss, ha propuesto que en las clases de ciencia también se hable del creacionismo, si es que los alumnos sacan el tema, con el fin de dejar claro que se trata de un planteamiento que no se corresponde con la ciencia, si bien sin «denigrar o ridiculizar» las creencias de los alumnos.

Esta propuesta ha sido rechazada rotundamente por otras personalidades de la Royal Society y de la comunidad científica, que indican que en las clases de ciencia no hay lugar para tratar de religión.

Fuente

Author: Lalo Márquez

Share This Post On
  • “…por la cual se “demostró” que todos los seres vivos -incluyendo a los seres humanos- están emparentados entre sí y han ido transformándose a lo largo del tiempo”.
    Es increíble que a estas alturas del partido una teoría tan especulativa se dé como un hecho “probado” cuando no ha sido así. No hay nada más apartado de la verdad.
    No es la primera vez que la iglesia anglicana toma decisiones tan desacertadas.

  • Lo increíble es que en pleno siglo XXI todavía se crea que al utilización de la palabra “Teoría” sea solo una especulación y no un hecho probado.

    Cuando los científicos utilizan la palabra “teoría”, tiene un significado muy distinto a lo que cotidianamente se utiliza. Científicamente una teoría es un conjunto de afirmaciones o principios divisados para explicar un grupo de hechos o fenómeno, especialmente uno que ha sido probado repetidamente y es aceptado ampliamente y puede ser utilizado para hacer predicciones sobre los fenómenos naturales.

    Por el contrario, en el uso cotidiano, teoría significa una suposición, una conjetura, un presentimiento, o algo que quizá necesite probarse. En ciencia, una teoría es una explicación bien corroborada, bien resplaldada, bien documentada de nuestras observaciones. Es tan cercano a probar cualquier cosa como se pueda ser en la ciencia.

    Algunos creen que en ciencia, tienes una teoría y una vez que se comprueba, se vuelve una ley. No es así como funciona. En ciencia, se recolectan hechos, observaciones, etc. y se utilizan leyes para describirlos, y una teoría los explica. No se promueve a ley una teoría probándola. Una teoría jamás se convierte en una ley.

    De hecho, si existiera una jerarquía en la ciencia, las teorías estarían más en alto que las leyes. No existe nada más alto, o mejor, que una teoría. Las leyes describen cosas, las teorías las explican. Un ejemplo para ayudarte a entender esto sería la ley de la gravedad, la cual es una descripción de la gravedad. Basicamente dice que si sueltas algo, caerá. No dice por qué. Luego está la teoría de la gravedad, la cual intenta explicar el por qué sucede esto. De hecho, la Teoría de la Gravedad de Newton hizo un espléndido trabajo, pero la Teoría de la Relatividad de Einstein la completó mejorando y expandiendo su explicación. Estas explicaciones son llamadas teorías y siempre serán teorías. No pueden ser cambiadas a leyes, porque las leyes son cosas distintas. Las leyes describen y las teorías explican.

    Solo porque la Teoría de la Evolución se le dice “Teoría”, no significa que sea solo una conjetura. Ha sido probada. Todas nuestras observaciones son apoyadas por ella, así como todas las predicciones que se han probado. La evolución (el cambio genético durante generaciones) sucede, tal y como sucede con lo que predice la Teoría de la Gravedad. La Teoría de la Evolución por Selección Natural es nuestra mejor explicaciones para el hecho de la evolución. Ha sido probada y escrutinizada por más de 150 años y ha sido apoyada por todas las observaciones relevantes.

    Si creen que la Teoría de la Evolución es solo una conjetura, probablemente también piensen lo mismo de la Teoría de la Gravedad ¿han probado arrojarse de un edificio para ver si no caen al suelo?

  • No discuto el término, Lalo. El problema está en que la susodicha teoría no es ningún hecho “probado” como han estado repitiendo a través de 150 años, pues la teoría no puede ser negada ni comprobada por ser meramente metafísica como decía Popper.
    En efecto, al meterse en cuestiones del pasado que no se pueden repetir el creyente evolucionista incursiona en los campos de la metafísica sin darse cuenta, o de repente se da cuenta, pero persiste en la creencia. Los hechos sobre el origen de la vida no pueden repetirse ni hay testigo alguno.
    “Solo porque la Teoría de la Evolución se le dice “Teoría”, no significa que sea solo una conjetura. Ha sido probada. Todas nuestras observaciones son apoyadas por ella, así como todas las predicciones que se han probado. La evolución (el cambio genético durante generaciones)”.
    Insisto, la teoría no ha sido probada porque no eso es imposible hacerlo. Los hechos no pueden repetirse, por tanto, lo que toca es interpretar los hechos (especular). Los hechos no pueden repetirse en el laboratorio ni hay testigos. Toca creerla o no, como creemos o no en el creacionismo.
    Ahora bien, si hablamos de microevolución, estamos hablando el mismo idioma, pues eso se ha dado siempre y ha sido probado al cruzar animales y seres vivos de su misma especie; pero la macroteoría planteada por Darwin y los neoevolucionista es mera especulción y creencia de còmo pudo originarse la vida.. La explosión càmbrica echa por tierra la pretendida teoría darvinsita.
    Tan especulativa es la teoría que desde sus inicios y más recientemente evolucionistas han recomendado revisar sus postulados; y otros se ha apartado del paradigma y han sido hostigados y aislados por “no” ser científicos, pues enseñan que todo camino que conduza a Dios o lo sobrrenatural no es científico. (O sea, Dios y el diseño real no son científicos. Ese chiste está bueno)
    Es increíble que después de 150 años quieran aplicar los postulados o creencias de Darwin a la realidad dle siglo XXI, cuando para Darwin la célula y su extremada complejidad eran una caja negra. .
    Recordemos, ademas, la cantidad de fraudes sobre supuestos hombres monos, el árbol de Darwin, el experimento de Muller, el fraude de los embriones de Haeckel, los desatinos en los supuestos ancestros de los dinosarios, etc., etc. . Si luego de tantos y tantísimos fraudes seguimos creyendo en el paradigma del siglo XIX no es por razones científicas, sino más bien filosóficas y personales.
    Un abrazo

  • Hola J. Enrique, primero quiero pedir disculpas por no darte la bienvenida apropiadamente y segundo agradecer tu amable respuesta, aunque sigo estando en desacuerdo y te comento los por qué, pero quiero comenzar diciendo que tuve que investigar mucho antes responder porque primero tuve que buscar más información sobre tus cuestionamientos para después buscar información científica al respecto. Como comenté anteriormente, una teoría es una explicación sobre cómo funcionan ciertos hechos en el Universo. La EVOLUCIÓN (que no la “teoría de la evolución”) es un hecho comprobado. Y la TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN es una *explicación* a cómo sucede este hecho. Se sabe que todos los organismos en el planeta descendemos de ancestros comunes, eso es la EVOLUCIÓN pero ¿cómo comenzó a darse este proceso evolutivo? Esa respuesta pretende buscar la TEORÍA de la evolución.

    Los biólogos están tan seguros que la evolución es un hecho como puede estarse seguro de cualquier cosa en la ciencia: con un 99% de seguridad. En la ciencia no hay certezas absolutas, de absolutamente nada. Sin embargo, el hecho de la evolución está respaldado hasta el cansancio por evidencias tanto históricas como físicas. Pero si les preguntas sobre los intrincados mecanismos sobre cómo ocurre la evolución, su seguridad disminuye un poco más. La Teoría de la Evolución de Darwin pretende explicar este “cómo” aduciendo a la “Selección Natural”, su teoría no es la única, y si en el futuro hay más científicos que salgan con otras Teorías propias que la expliquen mejor, esto no significará que los chimpancés y los humanos hayan dejado de tener un antepasado común. Esto es algo que sucedió, la pregunta es cómo sucedió. Es como el ejemplo de Stephen J. Gould: “Los hechos no desaparecen cuando los científicos debaten teorías rivales para explicarlas. La teoría de la gravedad de Einstein reemplazó a la de Newton en este siglo, pero las manzanas no se quedaron suspendidas en el aire esperando el desenlace. Y los humanos evolucionaron de ancestros similares a simios ya sea que Darwin propusiera el mecanismo o algún otro aún no descubierto.”

    Como te comento, a diferencia de los creacionistas y creyentes en la religión, los científicos no argumentan que sus hechos sean verdades absolutas, siempre hay lugar para mejorar las teorías propuestas porque la ciencia se autocorrige a sí misma, esa es la ventaja de esta en comparación con la naturaleza dogmática y absolutistas de las creencias: “esto es así porque lo dice un libro sagrado, y punto”. Por cierto, un libro escrito desde tiendas de camping en el desierto hace más de 18 siglos, por pastores que creían que la Tierra era plana y que eramos el centro del Universo. Todavía creen que sabían más del mundo que la ciencia moderna.

    En resumen, la pregunta no es si la evolución ocurrió o no, eso es un hecho científico. La cuestión actual es conocer el mecanismo exacto del cómo ocurre la evolución. Tú mismo aceptas que la “microevlución” es un hecho, sabes que puede ser demostrada, pero entiendo que no aceptas que esto mismo pueda suceder en todos los organismos de la Tierra, a lo largo de millones de años. Sabes que las bacterias y los virus mutan para adaptarse a nuevos ambientes o para resistir nuevos antibióticos, pero entiendo que no aceptas que a través del tiempo los organismos mayores puedan hacerlo. Y sin embargo, es escencialmente lo mismo. La evolución es la evolución, desde el punto de vista Creacionista no debe existir tal cosa como “microevolución” ni “macroevolución”, ambos son parte parte de la evolución. Aunque ambos términos son mal empleados por los Creacionistas, el significado científico real para esos dos términos es bastante distinto:

    – La Macroevolución se usa para referirse a cualquier cambio evolutivo en o por encima del nivel de las especies, o sea, la bifurcación evolutiva en la que una especie se desarrolla en una variedad mayor de organismos. A esto se le conoce como cladogénesis. También incluye la evolución progresiva de una especie en otra (anagénesis). Cualquier cambio que ocurra en niveles mayores, como la evolución de nuevas familias, filo, o género.

    – La Microevolución se refiere a cualquier cambio evolutivo debajo del nivel de las especies, como los cambios en la frecuencia de los alelos en una población o una especie, y sus efectos en la forma o en el fenotipo de los organismos que conforman la población o especie.

    En otras palabras, la macroevolución es la evolución entre especies y la microevolución es la evolución dentro de las especies. Por ejemplo, en un experimento en este año, un biólogo formó 12 poblaciones de la bacteria E. coli que se desarrolló de un solo organismo. Para la 31,500va generación, en una de las poblaciones, la bacteria de pronto adquirió la habilidad para metabolizar el citrato, un segundo nutriente que en el medio de cultivo su E. coli no podía usar normalmente. Esta mutación es considerada como macroevolución, y sucedió prácticamente ante los ojos de los investigadores, y pudo y puede ser repetida en experimentos subsiguientes.

    Tal vez para muchos creyentes en el Diseño Inteligente les sea casi imposible aceptar que como Homo Sapiens tenemos un ancestro común con otros primates como, por ejemplo, el chimpancé, con el cual, por cierto, compartimos casi la totalidad de nuestro ADN. Esto es un hecho tan seguro como la ciencia puede estarlo.

    ¿El Cámbrico echa por tierra la evolución?

    La vida cámbrica no apareció de pronto y de la nada. La llamada “explosión” parece dar a entender que fue algo corto y repentino, sin embargo, las evidencias apuntan a que fue un evento que duró entre 5 y 10 millones de años, digamos que unas 5,000 veces el tiempo que hay desde el supuesto nacimiento de Jesús hasta la fecha. Incluso hay quienes argumentan que duró 40 millones de años o más colocando su inicio hace 530 millones de años. Además, no fue necesariamente el origen de los organismos complejos ya que si tomamos a bien que el periodo Cámbrico abarcara hace 530 ó 540 millones de años atrás, actualmente existe evidencia de organismos multicelulares desde hace 560 y hasta 590 millones de años en las formaciones Doushantuo en China. La vida Cámbrica fue precedida por muchos millones de años de evolución, y muchos de los filos se bifurcaron durante el Precámbrico. La fauna de Edicara vivió en los océanos hace unos 580 millones de años y pudo haber incluido a los ancestros de los linajes que identificamos en la explosión Cámbrica. Además, existen fósiles transicionales entre los fósiles de la explosión Cámbrica, como los lobópodos que son como lombrices con patas que son el eslabón entre los antrópodos y las lombrices. Todas las plantas preceden al Cámbrico, y las plantas que dan flores (las especies terrestres más dominantes hoy en día) aparecieron hace solo 140 millones de años. Otros filos como los cnidarios y las esponjas aparecieron también antes del Cámbrico, y casi ningún “grupo” de animales como los mamíferos, los reptiles, las aves, los insectos, y los arácnidos apareció en el Cámbrico, y los peces que sí aparecieron son distintos a cualquier especie conocida actualmente, de hecho, casi toda la vida Cámbrica es diferente a lo que existe hoy en día, clara muestra de evolución. Finalmente, se han propuesto varias explicaciones sobre el por qué de esta “explosión” de especies, entre las que se incluye la evolución de depredadores activos al finales del Precámbrico que estimularían la coevolución de las partes duras de otros animales que terminarían por fosilizarse mucho mejor que los ancestros más blandos, dejando por ende más fósiles pero no necesariamente no más animales. O los genes que controlan el plan corporal del animal pudieron haber evolucionado por primera vez alrededor del Cámbrico, y este desarrollo pudo resultar en la aparición de más diversas modificaciones. Et cétera.

    ¿Los científicos se apartan de la evolución?

    De acuerdo a una encuesta en 1991, solo el 5% de todos los científicos e ingenieros en los EEUUU son Creacionistas, sin embargo, este número incluye a aquellos quienes trabajan en campos no relacionados con organismos vivientes e incluso a no científicos (tales como los ingenieros mecánicos, ingenieros eléctricos, técnicos en computación, filósofos, matemáticos, etc.). Tomando en cuenta solo a quienes trabajan en los campos relevantes, hay alrededor de 480 mil científicos, de los cuales, solo unos 700 son Creacionistas, o consideran al Diseño Inteligente como válido. Esto significa que menos del 0.15 por ciento de los científicos relevantes creen en el Creacionismo, pero esto es solo en los Estados Unidos, país donde existen más creacionistas que en cualquier otro país industrializado en el mundo entero. En el resto del mundo, los científicos creacionistas bajan a menos de un décimo de un 1%. Además, realmente no importa qué tantos científicos o profesores crean en algo, lo importante es en qué basan sus convicciones: la mayoría de quienes rechazan la evolución lo hacen por convicción religiosa personal, no debido a las evidencias. La evidencia indudablemente apoya la evolución. Y la evidencia, no la autoridad personal, es en lo que se deben basar las conclusiones objetivas. Finalmente, los buenos científicos son escépticos tanto de la evolución como de cualquier cosa, esa es la naturaleza de la ciencia, porque están abiertos a la posibilidad, por más reomota que esta sea, de que aparezcan retos serios. La evolución ha sido estudiada, analizada, y cuestionada década tras década por miles y miles de científicos y estudiosos, y se ha mantenido estable. Existe un proyecto del National Center for Science Education que defiende la Evolución y donde firman más de 700 científicos, todos de nombre Steve. Esta lista se hizo porque los creacionistas juntaron a 300 científicos creacionistas para que firmaran un documento rechazando la evolución. Pues bien, la NCSE juntó a 700 científicos, solo los que se llamaran Steve, para que firmaran un documento similar (ver la lista aquí http://www.ncseweb.org/resources/articles/3697_the_list_2_16_2003.asp). Esto da una idea de la magnitud de la comunidad científica que respalda la Evolución. Durante una entrevista en una nota (http://seattletimes.nwsource.com/html/localnews/2002450329_danny24.html) publicada en un diario de Seattle, uno de los científicos creacionistas critica al Instituto Discovery (de Diseño Inteligente) diciendo que aunque él es Cristiano y cree en Dios, está sorprendido por la actitud tomada por esta institución ya que el acepta la Evolución como un hecho científico sobre el cual la evidencia científica es sobrecogedora, concluyendo que el instituto está instigando un conflicto entre la religión y la ciencia.

    El fraude de los embriones de Haeckel

    El argumento es que Haeckel falsificó sus imágenes de embriones para que se asemejaran más entre ellas de lo que eran. Sin embargo, las imágenes son irrelevantes a la cuestión de si los embriones eran similares, lo que importa son los embriones en sí. Dentro de un grupo, los primeros embriones muestran muchas similitudes. Por ejemplo, todos los vertebrados desarrollan un notocordio, segmentos corporales, bolsas branquiales faríngeas, y una cola post-anal. Estas similitudes fundamentales indican una historia evolutiva común. Otras similtudes ebriológicas también se encuentran en otros linajes, como los moluscos, antrópodos, etc. Es incluso difícil distinguir un embrion de una serpiente a la de un murciélago, por ejemplo. Y entre más lejano sea el parentezco entre especies, más distinto parecen sus morfologías embriónicas. Finalmente, cuando se expusieron las inexactitudes de Haeckel, los autores comenzaron a utilizar las versiones correctas. La ciencia tiende a autocorregirse.

    El árbol de Darwin o árbol filogenético

    Se ha indicado que la transferencia de genes en forma horizontal entre especies era común en las primeras formas de vida, es decir, que la información no era heredada solo del ancestro inmediato, sino que alguna también era obtenida de organismos completamente distintos. Como resultado, el árbol de la vida no provendría de un solo tronco común sino de una colección reticulada de ramas. Pero esto no invalida la teoría de la Evolución, solo nos indica que otro mecanismo de herencia fue alguna vez más común. De hecho es posible computar la filogenética tomando en cuenta la transferencia genética horizontal.

    El experimento de Muller

    No estoy seguro exáctamente a qué te refieres, pero quiero suponer que la cita del Dr. Hermann Muller sacada de contexto y que que utilizan los Creacionistas donde supuestamente dice que “Está en total acuerdo con la naturaleza accidental de las mutaciones que las pruebas extensivas acuerden en mostrar que la vasta mayoría de ellas perjudican al organismo en su trabajo para sobrevivir y reproducirse… las buenas son tan escasas que podemos considerarlas todas malas” por lo que requiriría una inmensa cantidad de fe para creer que nuestro cuerpo es el resultado de mutaciones por suerte. Este texto sacado, como dije, de contexto, es utilizado por los creacionistas en numerosos sitios Web. En realidad, la cita original de Muller es como sigue: “Está en total acuerdo con la naturaleza accidental de las mutaciones que las pruebas extensivas han acordado en mostrar que la vasta mayoría de ellas perjudican al organismo en su trabajo para sobrevivir y reproducirse, igual a como los cambios introducidos accidentalmente en cualquier mecanismo artificial son predominantemente dañino para su operación útil. De acuerdo a la concepción de la evolución basada en los estudios de la genética moderna, el organismo completo tiene sus bases en sus genes. De estos existen miles de tipos diferentes, interactuando con gran exquisitez en la producción y mantenimiento de la organización complicada del tipo de organismo dado. De la misma forma, por la mutación de uno de estos genes u otro, en una forma u otra, cualquier estructura o función componente, y en muchos casos combinaciones de estos componentes, pueden verse alterados diversamente. Aún así en todos salvo en casos muy raros el cambio será desventajoso, involucrando una discapacidad de función. Sin embargo se debe inferir que todos los genes interadaptados magníficamente de cualquier organismo de hoy en día surgen a través de este proceso de mutación natural accidental. Esto puede suceder solo debido al principio Darwiniano de selección natural, aplicándose a los genes. O sea, en raras ocasiones cuando una mutación accidental sucedió para efectuar un cambio ventajoso, el individuo resultante, solo porque fue ayudado por dicha mutación, tendió a multiplicarse más que los otros.” Más aún, Muller escribió que “cuando decimos que una cosa es un hecho, solo queremos decir que su probabilidad es extremadamente alta: tan alta que no nos molestamos por dudar de ella y estamos listos para actuar en acorde. Ahora en este uso del término “hecho”, el único apropiado, la evolución es un hecho. Porque la evidencia a su favor es tan voluminosa, diversa, y convincente como en el caso de cualquier otro hecho bien establecido de la ciencia concerniente a la existencia de cosas que no pueden ser vistas directamente, tales como los átomos, los neutrones, o la gravitación solar.” – Hermann Muller en School Science and Mathematics.

    Los fraudes del hombre de Piltdown y Nebraska

    El fraude del hombre de Piltdown fue descubierto y expuesto por científicos, y demuestra nuevamente que la ciencia se autocorrige. Desde el principio, muchos científicos de América y Europa no aceptaron al hombre de Piltman sin críticas, y el fraude se reveló después de 40 largos años cuando los fósiles no pudieron ser reconciliados con otros hallazgos de hominidos encontrados. Respecto al hombre de Nebraska (Hesperopithecus haroldcookii), su diente nunca fue sostenido en gran respecto por los científicos. Osborn, quien lo describió, no estaba seguro si venía de un hominidio o de algún otro tipo de simio. Y otros también estaban escépticos que siquiera perteneciera a un primate. La ilustración que se hizo de la especie entera de hombre junto con su familia, fue hecha por una publicación popular y fue claramente etiquetada como altamente imaginativa. Cuando se recolectó más evidencia, se desmostró que la interpretación inicial estaba equivocada y la retractación fue publicada prominentemente.

    Por otro lado, los creacionistas también usas sus propios fraudes que incluyen las pisadas Paluxy (se crearon pisadas de dinosaurios junto con humanos cerca del río Paluxy en Texas, EU), los cráneos Calaveras (en el condado Calaveras en California, EU, se perpetró este fraude sugiriendo que los humanos, los mastodontes, y los elefantes coexistieron en California), el hombre de Malaquita y de Moab (ver http://paleo.cc/paluxy/moab-man.htm), y varios otros.

    Cuando el fraude de Piltdown fue expuesto, inmediata y tajantemente se dejó de usar como evidencia. Sin embargo, los fraudes que usan los creacionistas para respaldar sus argumantos se siguen utilizando como si fueran reales. El caso de Piltdown se acabó hace décadas, pero los Creacionistas siguen utilizando estos fraudes mientras señalan con el dedo hacia la ciencia.

    Un abrazo,

    Lalo Márquez

    Fuentes:
    * http://www.talkorigins.org/faqs/evolution-fact.html
    * http://www.talkorigins.org/faqs/comdesc/
    * http://www.talkorigins.org/faqs/macroevolution.html
    * http://www.talkorigins.org/faqs/wells/haeckel.html
    * http://www.talkorigins.org/faqs/quotes/muller.html
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Macroevolution
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Microevolution
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Cladogenesis
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Doushantuo_Formation
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Ediacaran_biota
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Hox_genes
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Phylogenetics
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Phylogenetic_tree
    * http://en.wikipedia.org/wiki/Computational_phylogenetics
    * http://www.newscientist.com/channel/life/dn13620-evolution-24-myths-and-misconceptions.html
    * http://www.newscientist.com/channel/life/dn14094-bacteria-make-major-evolutionary-shift-in-the-lab.html
    * http://evolution.berkeley.edu/
    * http://evolution.berkeley.edu/evosite/evo101/VIIB1cCambrian.shtml
    * http://www.ncseweb.org/resources/articles/3541_project_steve_2_16_2003.asp
    * http://www.sciencemuseum.org.uk/on-line/lifecycle/50.asp
    * http://www.hfsp.org/pubs/brochures/Pub_Brochure.php?page=8
    * http://atheism.about.com/library/glossary/evolution/bldef_paluxy.htm
    * http://www.museumofhoaxes.com/hoax/Hoaxipedia/Calaveras_Skull/
    * http://paleo.cc/paluxy/moab-man.htm