Hallan emisión de rayos gamma más lejana de un agujero negro

El telescopio “Magic” ha descubierto la emisión en rayos “gamma” más lejana detectada hasta la fecha, procedente de un agujero negro supermasivo, anunció hoy el Instituto de Astrofísica de Canarias (archipiélago atlántico español).

La emisión fue localizada en la galaxia 3C 279, un quásar situado a más de 5.000 millones de años luz de la Tierra, prácticamente a la mitad del radio del Universo, según un comunicado difundido por el Instituto, que añade que el descubrimiento fue publicado hoy en la revista “Science”.

El telescopio Magic tiene 17 metros de diámetro -es tan alto como un edificio de 6 pisos- y ha sido instalado en el observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla canaria de La Palma.

La galaxia 3C 279 es un quásar destacado, es decir, es una de las galaxias que contienen agujeros negros supermasivos con mil millones más de masa que el Sol, y que se alimentan de gas o estrellas cercanas.

Los quásares emiten en todo el espectro electromagnético, desde las ondas de radio hasta los rayos gamma.

Mientras que la mayor parte de esta emisión viaja a través del Universo sin encontrar obstáculos, parte de los rayos gamma se pierden en colisiones con fotones de la llamada “luz de fondo extragaláctica”.

Esta luz de fondo es luz de estrellas y galaxias acumulada en toda la historia del Universo y es por tanto de sumo interés, añade el Instituto.

Agrega que detectar rayos gamma de una galaxia tan lejana como la 3C 279 representa “un grave problema” para las teorías actuales que explican la luz de fondo.

“Parece que el Universo es más transparente de lo que se pensaba, algo que impide que haya mucha luz de galaxias no observadas por los telescopios ópticos o infrarrojos actuales”, señala.

El descubrimiento de “Magic” confirma una vez más el interés de las observaciones en rayos gamma, que son la luz de más alta energía que se ha observado.

Son generados en los fenómenos más violentos del Universo, tales como supernovas, explosiones de rayos gamma o quásares, y transmiten una información “preciosa” sobre los procesos que los generan.

Como además viajan distancias comparables al radio del Universo, sirven también para estudiar cuestiones de física fundamental y cosmología, en particular, la evolución del Universo.

“Magic” es un telescopio de rayos gamma con un espejo de 17 metros de diámetro, el mayor espejo de telescopio del mundo, y está siendo operado por una colaboración internacional de casi 150 investigadores de España, Alemania, Italia, Suiza, Polonia, Finlandia, Bulgaria y Estados Unidos.

Fuente: El Universal

Author: Lalo Márquez

Share This Post On