Niños que ven muertos. ¿Es cine? No, un ‘reality’

Hay quien, nueve años después de que se estrenó la película El sexto sentido, sigue empeñado en que sus hijos “vean muertos”. Esta idea, la de que hay niños que son como una puerta abierta a una supuesta dimensión del más allá, es la base sobre la que se ha construido un nuevo programa de televisión emitido por la cadena estadounidense A&E. La diferencia con series como Médium es clara. Psychic Kids es un reality show. Los productores, los padres y algunos espectadores creen, de verdad, que estos niños, de entre ocho y 12 años, hablan con gente que ya ha muerto.

El planteamiento es siempre el mismo. Un médium y psicólogo llamado Chip Coffey y una “lectora de auras” llamada Lisa Miller acuden a una casa en la que los padres creen que hay espíritus que únicamente entran en contacto con sus hijos. En las primeras entregas se ve a niños que sufren extrañas migrañas, que conocen secretos del pasado o que se enfrentan a fantasmas terroríficos que no abandonan su habitación ninguna noche.

Faith, una niña de ocho años, por ejemplo, asegura que habla con alguien llamado Freddie Stuart. El problema es que Freddie murió en 1886 en extrañas circunstancias. Así, el equipo de Psychic Kids se pone manos a la obra. Hace sus investigaciones y llega a la conclusión de que Freddie fue asesinado por su madre, Catherine. Este espíritu necesita justicia y la reclama a través de la única que puede verle: la niña de ocho años.

En cada uno de los episodios, de una hora de duración, se narra la historia de tres niños a los que Chip y Lisa -el médium-psicólogo y la “lectora de auras”- ayudan. Durante el programa se los incentiva a aprender más sobre ese “único y especial regalo” que se les ha otorgado y se les explica que no están solos, que hay más niños como ellos.

Casas abandonadas, espejos malditos, ranchos ocupados por espíritus de animales… Más que un programa de telerrealidad, esta serie es un compendio de episodios terroríficos inspirados en las novelas de Stephen King. Como muchos realities norteamericanos, Psychic Kids es una serie editada, que tiene un guión y efectos visuales y sonoros dignos de una película de ciencia-ficción de serie B. El recurso más utilizado es el de un zoom de la cámara sobre las pupilas de los niños, como tratando de averiguar qué se esconde tras esos ojos que, al parecer, todo lo ven.

Esta serie nace del éxito de otro reality en el que se intenta dar caza a espíritus de otros mundos. Desde el año pasado, A&E también emite Paranormal State, un docudrama sobre la Sociedad de Investigación Paranormal, un grupo de alumnos de la Universidad de Pensilvania que se dedica a cazar fantasmas. Este grupo de aficionados a lo paranormal intenta aplicar criterios supuestamente racionales a aquellos casos que investiga. En el último episodio de la temporada examinan a una adolescente que dice ver neblinas negras a su alrededor. Los estudiantes dudan de si es un caso de posesión o una depresión.

Con un bagaje intelectual digno de El exorcista, en esta serie ha habido incidentes que hacen dudar de la legitimidad de unos casos ya de por sí difíciles de creer. En el episodio Escuela encantada, emitido el pasado 28 de enero, los estudiantes trataron de exorcizar la casa de Shannon Sylvia… una clienta que resulta ser parte del reparto de otra serie de fantasmas: Ghost Hunters International. Parece que en Estados Unidos se está creando una nueva categoría de actor: la de experto en casos de fantasmas ¿reales?

Por DAVID ALANDETE – Washington – 21/06/2008

Author: Lalo Márquez

Share This Post On