¿Servicios de Inteligencia?

Al acabar de ver la película estadounidense titulada Breach (La Brecha) (2007) del director Billy Ray, interpretada por   Dennis Haysbert, Caroline Dhavernas y Gary Cole. El mensaje que se puede obtener de esta película , es que la función de servicios de inteligencia en realidad no tiene sentido.

Las Películas de espionaje se dividen en…

Las películas de espionaje se podría decir que se dividen, según yo, en tres tipos: las de ficción como la saga de James Bond  el agente 007, las de “ficción realidad” y las basadas en hechos reales, en las primeras la trama es básicamente que el superagente salva al mundo de un malvado personaje que por alguna razón quiere acabar con el. Con respecto a las segundas y las ultimas he visto recientemente dos películas de este tipo, una es “The Good Shepherd” que es una especulación “realista” de cómo es el “duro” y “cruel” mundo del espionaje en plena guerra fría, incluso se especula que de la famosa logia “Skulls & Bones” surgieron, no solo los lideres de los USA sino también  los lideres de la CIA, y a decir verdad me pareció una película  con mucha verosimilitud, pero, acabó de ver una película titulada “Breach”; basada en un hecho real, el caso del espía doble Robert Hanssen que por más de 20 años, trabajó para los soviéticos primero  y después para los rusos, entregando  todo tipo de secretos a la KGB y después a las agencias de espionaje rusas. Después  de verla me cambio por completo el paradigma que tenía, tanto de las películas “realistas” sobre espionaje, como de las agencias gubernamentales americanas. Al principio,  no tenía muchas ganas de ver la película dado que los promociónales la presentaban, tanto en una entrevista con el director como con la persona en que se baso el film, como una película patriotera. Sin embargo, me anime a verla y resultó una critica extremadamente ácida, pero sutil,  a las agencias de inteligencia de USA. Me encantó como toca el tema, en una forma completamente velada y sutil, da a entender que las agencias de inteligencia sirven para un carajo. Por ser necesariamente una agencia del gobierno, la película la expone como una burocracia  completamente anquilosada, la trama no se trata de como descubren al doble espía, sino, como lo capturan para llevarlo a juicio, por lo que promueven a un agente segundón como asistente de este doble espía, diciéndole que necesitan evidencia de sus “perversiones sexuales” o su doble “vida sexual”, que curiosamente la tiene, pero el espía encargado no las descubre, porque el agente doble es un fanático católico,  y así  se los hace saber a su superiora y ésta tiene que informarle el verdadero motivo de su asignación, que es recabar evidencia sobre su traición. Le muestra una oficina con 50 personas encargadas del caso; que es el de probar su traición. Cuando él los cuestiona respecto a que si ya saben que es un traidor por qué no lo arrestan, ella le explica que no tienen suficiente evidencia para ello, él concluye que la razón de fondo es que quieren una  condena con pena de muerte. En la película “realista” como The Good Shepherd, un caso de un agente “vulnerable”, por ser  homosexual, se resuelve ejecutándolo, lo que no parece suceder en la vida real, por lo menos, no en este caso que se hizo publico.  El mensaje de que en  las agencias de inteligencia americanas impera la  burocracia también se puede observar por el set de filmación desplegado por el director de la película, la trama se desarrolla principalmente en las oficinas del FBI, que aunque muy modernas y aseadas, parecen estar en un caos, en todos los pasillos se ven pilas de cajas con  equipo nuevo “ordenadamente”  amontonados y envueltos en cinta transparente de hule, los personajes caminan por los pasillos evadiendo equipo de aire acondicionado sin instalar u otros equipos que se están usando en una remodelación donde no se nota que esté algún obrero trabajando. O cuando el protagonista se ve obligado a conseguir  su computadora de un montón de equipo de computo nuevo que esta embalado con cinta plástica, la cual corta con su navaja, y  es visto con envidia por una chica que esta pasando incluso  le dice que debe conocer a alguien importante, ya que ella ya lleno un formulario y todavía no se la dan, aunque lo único que hizo fue seguir la recomendación del doble espía de tener la audacia de omitir la burocracia, incluso el señalamiento principal de que es una burocracia  viene precisamente del doble espía que siempre se está quejando de la burocracia del FBI o de cualquier  otra agencia.

La burocracia es omnipresente y es exhibida en forma sutil por el director de la cinta, por ejemplo en  una escena donde el doble agente se está poniendo de acuerdo con otro agente senior sobre un trabajo, se dirige a su asistente y le solicita que concierte reuniones con otros personas de otras agencias secretas y el ejercito para solicitar información sobre el trabajo que deben realizar, pero el otro agente senior le pide que cualquier contacto con otras agencias gubernamentales se haga a través de él, “como lo marca el protocolo”, el doble agente accede, pero, una vez a solas con su asistente critica al agente por su burocracia y le dice que se siga con su orden y que contacte a las personas, lo curioso, es que el agente senior es uno de los 50 agentes trabajan para recabar pruebas contra el doble espía, situación que se entera después el asistente. O sea, la burocracia debe seguir, no obstante que sea una de las causas  de la traición: lo fastidiado que estaba de la burocracia del FBI.

El fanatismo religioso del doble espía también puede tener un doble sentido, o por lo menos así lo veo yo, ya que él, aunque se la pasa sermoneando a su asistente sobre la religión y el comportamiento cristiano, es un hipócrita que manda cintas a su amigo donde él está teniendo sexo con su esposa. Constantemente esta “educando” a su joven asistente, principalmente de religión, de la importancia de tener hijos y de rezar el rosario, llegando a exponerle que el colapso de la URSS, se debió a su impiedad. Informándole primero, que los soviéticos eran mejores espías que los americanos, más inteligentes, más certeros, más aplicados y sin embargo colapsaron y fue, según él, por su falta de religiosidad. Sin embargo esa critica, viniendo de un hipócrita, no tiene sentido; entonces, se puede concluir que; al igual que los USA a la URSS tampoco le sirvió de nada sus agencias de inteligencia, que aunque “eran mejores” no pudieron impedir que la URSS se hiciera pedazos, o sea que los servicios de inteligencia son como la religión, una fachada que en realidad no sirve para nada.

Cuando la realidad es más bizarra que la ficción.

Curiosamente la película, no presenta en su  totalidad  o evade, no sé si por patriotismo o por la sutileza del mensaje, o porque sencillamente no tenía que ver con el argumento, la  increíble incompetencia de los servicios de inteligencia en este caso, cabría preguntarnos si solo en este caso. Leyendo la biografía de Robert Hanssen, uno se da cuenta que no solo evadió los esfuerzos por encontrarlo; por ser él mismo el encargado de descubrir al mole (topo) que el FBI sabía que se encontraba en una agencia de inteligencia, como lo presenta la película. Varios incidentes indicaban que él no era precisamente una persona confiable y menos para estar en un puesto de contrainteligencia, acciones que iban desde tener un reporte de otros agentes que manifestaban  que Hanssen había revelado información secreta a un desertor soviético durante un interrogatorio, hasta la denuncia de su propio  cuñado, que también trabajaba en el  FBI,  reportando que debía ser investigado por espionaje. En estas y otras acciones el FBI no hizo nada, llegando al extremo de que se presentó enfrente de  la embajada rusa, para ofrecer sus servicios, suspendidos por la caída de la URSS, a un oficial de la inteligencia militar rusa, los cuales no solo no lo reconocieron, sino hasta llegaron a presentar  una queja oficial del incidente. Increíblemente nunca se sospecho de él, pero lo más bizarro no es que  Hanssen no halla sido  el único, otro doble espía llamado Aldrich Ames, este de la CIA, también vendió por casi 10 años secretos a los soviéticos y a los rusos después, sino, que por más de cuatro años se investigó como el principal sospechoso de ser el doble agente a una persona inocente llamada Brian Kelley, lo más surrealista es que Ames y Hanssen, aunque este ultimo en mucho menor grado, erogaban cantidades que no correspondían al sueldo que percibían. Ames fe arrestado en 1994, después de haber recibido 4.6 millones de dólares por sus servicios de espionaje. Compró un jaguar, una casa, joyas, etc. Tan solo la cuenta de teléfonos de su esposa, de origen colombiano, era de más de 6,000 USD mensuales, ¡Pero no  lo notaron!.  Sin embargo, se esperaría que ésta fuera, tanto la señal de alarma, como la prueba principal contra el doble espía, no obstante, cuatro años después, en 1998, estaban seguros que el traidor era Kelley y no se ocuparon de comprobar quien gastaba más de lo que ganaba entre sus otros agentes, y aunque Hanssen más prudente en ese sentido, “solo” recibió 1.4 millones de dólares, gastó 75,000 USD en mejoras para su casa, e incluso realizó depósitos de los pagos de la KGB en una cuenta a su propio nombre en un banco que estaba a una cuadra del cuartel general del FBI. Pero al único que acusaron fue a Brian Kelly, utilizando la lógica del Malleus Malificarum (un manual para descubrir supuesta brujas), al razonar que era indudable que él era el doble espía, dado que era tan excepcional que no encontraban pruebas en su contra, e incluso se daba cuenta inmediatamente de las “trampas” que le ponían. Después de un hostil interrogatorio a él su familia y amigos, en donde “no confesó su delito”, fue suspendido por dos años hasta que descubrieron a Hanssen.

El final de la historia, aunque no el epilogo, fue  que la “inteligencia” americana le pagó a un antiguo agente de inteligencia ruso 7 millones de dólares para que divulgara quien era el doble espía americano. El informante les entrego una cinta donde se oía al traidor en una llamada telefónica, en este punto ya empieza a divergir la información periodística; todos concuerdan que, al principio,  no reconocieron la voz de Hanssen, unos dicen que seguían insistiendo que era Brian Kelly ¡Utilizando otra persona para comunicarse!, otros dicen que reconocieron a Hanssen por una frase que usaba frecuentemente y que poco después reconocieron su voz. De cualquier forma reconocieron  a Robert Hanssen y en su ultima entrega  lo arrestaron y Kelley fue reivindicado.

¿Los servicios de inteligencia aguantaran el analisis histórico?

Tendemos a menospreciar a las personas de otras épocas debido a que no logramos entender o aceptar la  ingenuidad  que tenían al crear y creer en instituciones, como la inquisición, la tortura, el esclavismo, y tantas otras que hoy  nos parecen irrazonables. Sin embargo es  un punto importante juzgar, en la comodidad que nos da la perspectiva histórica,   a las gente de épocas pasadas, pero lo es más, que con este ejercicio nos demos cuenta que también  nosotros mismos somos  criaturas de nuestro tiempo.  El filosofo Hegel decía que la Historia demostrará que mucho de lo que para nosotros son evidencias, no aguantarán el juicio de la posteridad.

En este sentido sería sano preguntarse si los servicios de inteligencia verdaderamente sirven para “proteger” al país de naciones hostiles, no quiero pecar de simplista, estoy consiente que en tiempos de guerra los servicios de inteligencia son necesarios, y existe fuerte evidencia histórica que esto ha sido así. Pero en tiempos de paz, aunque está sea hostil, los servicios de inteligencia americanos,  no han hecho algo tan dramáticamente imaginario como desconectar una bomba atómica en el ultimo minuto para salvar a una ciudad, ni siquiera detectar ni prevenir los realistas ataques terroristas del 11 de septiembre, ni los otros dos que le siguieron en los países aliados, es más, ni siquiera pudieron predecir el colapso de la Unión Soviética, algo para lo cual fue creada la CIA,  otro dato dramático es que el personaje en la que se basa la película “realista” de The Good Shepherd, que básicamente se trata de se cómo se formó la CIA,  esta inspirado en uno fundadores; James Apleton, quien fue por muchos años jefe de contrainteligencia, al final,  debió ser “reubicado” de su puesto debido a su enfermedad: ¡paranoia! Y el departamento de contrainteligencia reducido de 300 a 80 personas.  Supongo que su  enfermedad debió empezar en el lejano 1962, cuando, según él, “el más valioso desertor reclutado por  occidente” un ruso de nombre Golytsin le informó que el Primer Ministro Británico era espía de la KGB, y fue aumentando hasta llegar en 1975 al acusar él mismo a los primeros ministro de Canadá, Suecia, Inglaterra de ser o espías de los soviéticos o beneficiar a la URSS. 

Irónicamente, su misma naturaleza secreta les salvaguarda del escrutinio publico, y el mejor abogado que tiene ante la opinión publica, aparte de las películas de espionaje, son las teorías de la conspiración, formuladas por personas que necesitan imaginarse en ese tipo de organizaciones a personas superdotadas que no cometen errores, y cuando se conocen alguno de ellos, siempre serán transformados en “acciones premeditadas” para un fin posterior, como siempre he dicho, es más reconfortante imaginarse a alguien a cargo…aunque sea Darth Vader.

Epilogo.

La escena final de la película no es necesariamente el epilogo, o así lo quiero ver, que en dado caso es la definición de una buena obra de arte: Que cada quien saque su propia conclusión al verla. Por ejemplo un critico de cine dice de ella:

El defecto en la película es que no puede dar una razón plausible del por qué que este hombre católico y patriótico padre de  familia se volvió un traidor, y el desesperante scrip  trata esta carencia varias veces diciendo, "El  por qué no importa." Realmente, deseamos una cierta razón.

Según yo, el critico no puede ver que la supuesta excusa a esa carencia es la respuesta. Por ello me atrevo a sugerir, que el epilogo se encuentra en una  escena poco antes del final donde es arrestado el traidor, doble espía o topo. Una vez capturado es subido a una camioneta, en ella el agente encargado del caso le sugiere que coopere para que su condena sea menor, incluso le informa que el otro famoso traidor Ames, cooperó con solo informar el por qué lo había hecho.

A lo que responde irónicamente, se los escribo con mi mala memoria:

-Si, debió tardar mucho, a Ames solo el dinero le importaba -dice acaso con una doble ironía – o tal vez – continua refiriéndose a Ames pero que en realidad se aplica a él–  no hay que hacer de lado el ego humano, te imaginas  la sensación que da estar en una sala llena de agentes empeñados en encontrar al traidor  sin saber que eres tú al que buscan, eso debió ser muy satisfactorio – está parece ser la razón principal, pero continua–  o tal vez es un patriota que  quiere llamar la atención de la CIA por su laxa seguridad, es una posibilidad que no podemos eliminar- pero concluye- o tal vez…para que especular, espiaba porque no significa nada…nada.
-No, supongo que no- le confirma resignado el agente.

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On