Gases volcánicos pueden haber causado extinción de dinosaurios

Emanaciones de gas de volcanes podrían ser las responsables de una serie de extinciones masivas durante los últimos 545 millones de años, incluyendo las de los dinosaurios, sugirió el jueves nueva evidencia científica.

Una serie de erupciones que formaron las Trampas del Decán en lo que ahora es India arrojaron grandes cantidades de sulfuro a la atmósfera hace 65 millones de años, con repercusiones posiblemente devastadores para el clima de la Tierra, dijeron científicos.

Gigantescas erupciones, que formaron las llamadas "inundaciones de basalto," son una de las dos principales explicaciones para las extinciones masivas que han eliminado especies periódicamente a lo largo de la historia.

La otra teoría involucra impactos de asteroides, generalmente considerados como los principales sospechosos en el caso de la extinción de los dinosaurios, hace 65 millones de años.

Ha habido dudas sobre el poder destructivo de los volcanes porque, hasta ahora, los investigadores han intentado medir cuánto gas tóxico se habría liberado.

Pero tras hallar inusuales inclusiones de vidrio en la roca de la meseta del Decán, un equipo británico encontró información vital preservada sobre su contenido original de gas.

En un reporte publicado en la revista Science, los científicos concluyeron que las cantidades masivas tanto de sulfuro como de cloro liberadas probablemente habrían tenido un "severo" impacto ambiental.

"Ciertamente apuntala el argumento, aunque no lo prueba," formuló en una entrevista Stephen Self, antes de la Open University de Gran Bretaña y ahora importante vulcanólogo de la Comisión Regulatoria Nuclear de Estados Unidos.

"Ha habido varias extinciones masivas importantes y la mayoría de ellas ocurrieron, asombrosamente, cuando una de estas inmensas inundaciones de basalto se estaba formando," agregó.

Los volcanes podrían haber emanado a la atmósfera, cada año, 10 veces la cantidad de sulfuro que los humanos arrojaron recientemente al quemar carbón en estaciones de energía y a través de otras actividades industriales.

El resultado habría sido lluvias ácidas generalizadas y ácido sulfúrico en la atmósfera, que habría enfriado la superficie de la Tierra y alterado los patrones normales de circulación.

(Editado en español por Gabriela Donoso)

Fuente: Reuters

Author: Lalo Márquez

Share This Post On