Separación de iglesia y estado

La constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico lee en su Sección 3. Libertad de culto. "No se aprobará ley alguna relativa al establecimiento de cualquier religión ni se prohibirá el libre ejercicio del culto religioso. Habrá completa separación de la iglesia y el estado."

El hecho de que nuestra sociedad sea esencialmente cristiana permite que nuestro gobierno vea por bueno impulsar actividades religiosas en todas las ramas de gobierno. Actividades pagadas con fondos públicos y que fomentan el fervor cristiano, sin tomar en cuenta que nuestra sociedad consta de cerca de cuatro millones de miembros bona fide que tienen una gran diversidad de creencias o ausencia de ellas.

 

Mencionamos a grandes rasgos la ley de cierre, la celebración de fiestas religiosas, días de fiestas por cuestiones religiosas, oraciones en el seno del gobierno, la inclusión en programas de gobierno de organizaciones religiosas en cuestiones de gobierno, imágenes religiosas en oficinas de gobierno y tenemos un catalogo muy largo que ya ocupa varias paginas.

 

Estas actividades, de por sí, no constituirían ningún  peligro excepto por el hecho de que permite que sectores religiosos de nuestra sociedad y por el aval que da nuestro gobierno a esas actividades religiosas, intentan impulsar su particular agenda en el seno del gobierno.

 

Desde el primer día de la implantación de la constitución, ese artículo ha sido violado constantemente por miembros de todas las ramas del gobierno.

 

El apoderamiento de la religión en las esferas gubernamentales evita que se implanten leyes justas y progresistas para todos sectores de nuestra sociedad y permitiría que se implanten otras en crasa violación de nuestra constitución.

 

Un ejemplo de esto es el sometimiento constante en nuestra legislatura de proyectos de ley que tienen que ver con la moral social y recientemente el tratar de implantar la enseñanza del diseño inteligente y la oración en nuestras escuelas. Ya esto ha sido derrotado constantemente en los tribunales de los Estados Unidos.

 

La religión y la enseñanza de la moral particular a esas creencias deben ser circunscritas a las iglesias y el gobierno secular por el pueblo y para el pueblo, libre de influencias de la religión, debe ser la posición de nuestros servidores públicos.

Aprendamos a respetar el derecho de los demás y a reconocer en que consiste la intención de de la Sección 3 de nuestra constitución separación entre estado e iglesia. No es para evitar que el estado se apodere de la iglesia, es para evitar que ¡LA IGLESIA SE APODERE DEL ESTADO!

 Fuente: Sociedad de Escépticos de Puerto Rico

 

Author: Jorge Armando Romo Bonilla

Jorge Armando Romo, mejor conocido en nuestros foros como Asimov22, nos presenta en su blog una crítica aguda e inteligente sobre interesantes temas que van desde la Ciencia, hasta la Ciencia Ficción, no sin pasar por la Seudociencia. Armando participa con sus artículos en diversos medios informativos tanto electrónicos como impresos y habiéndose intersado en la Ciencia Ficción desde 1995, contribuye frecuentemente en el Blog de Ciencia Ficción México y en Ciencia-Ficción entre otros. Jorge Armando es estudiante de la licenciatura de Biología y escéptico en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Share This Post On
  • edwin rivera

    El apoderamiento de la religión en las esferas gubernamentales evita que se implanten leyes justas y progresistas para todos sectores de nuestra sociedad y permitiría que se implanten otras en crasa violación de nuestra constitución.

    Cual es ese apoderamiento, el que la iglesia trate de mantener un balance en estos gobiernos corupto que hechan a DIOS a un lado que no tienentemor ni respeto asia el yaprueban leyes que tocan la moral de un pueblo. Como medicalisar la droga (Legalizarla) que dos hombres o dos mujeres tienen el mismo derechos que un matrimonio normal (Con sus defecto, pero la mejor que funciona), pero que se puede esperar de nuestros gobernantes si quien nos gobiernan son adulteros,pillos, coruptos que temor pueden sentir hacia DIOS, que se puede eseñar eteismo,del che guevara pero de DIOS no.

  • Delfina I Rodriguez

    Delfina I Rodriguez

    ¿Cómo legislar para el bien común cuando no se considera la Ley del Amor-“Ama a Dios sobre todas las cosas, al prójimo, como a tí mismo, como Yo os Amé” para redactar las otras leyes? Cuando no se mata, roba, fornica, o se tiene sexo con el mismo sexo, o se prostituye, etc. por esta razón. Y, por lo que, las leyes redactadas por el hombre se deben basar en ella. Ya que esta Ley es la que define lo que es el bien común y de cada uno. Y en lo cual se debe basar todo pensamiento, palabra y obra que se haga. Ley que es enseñada por la Iglesia y a la cual le niegan que exprese ese Amor. Como al gobierno. Por lo que le estamos dando rienda suelta a la expresión del Desamor en vez del al Amor que Cristo Jesús nos enseñó. Que es el verdadero Amor. Y, por lo cual, hay que imitarle. Ya que Él lo enseñó a través de su Palabra y ejemplo. Por lo que su Evangelio es un evangelio de Amor y Paz. Que desune para unir, en diálogo, en el Amor Perfecto que representa. Y al cual le estamos cerrando las puertas de nuestro corazón. Al extremo que ya no se enseña en las escuelas públicas. Por lo cual, no lo prácticamos porque no lo conocemos. Cosa que es obsoleta. Ya que debemos enseñar a combatir la “Guerra de la Ignorancia”. Incluyendo la Guerra de la Ignorancia de los preceptos de Dios. Los preceptos de Amor que nos enseña a través del Evangelio. Cuando permitimos que se enseñen otras cosas que van en contra de esta Ley. Discriminando contra la Iglesia y contra el pueblo, que tienen derecho a expresar y enseñar este Amor. Porque es para beneficio común y de cada uno. De ahí que halla tanto caos en el mundo porque lo que se promueve y práctica es el Desamor que Satanás enseñó. Haciendo del Sistema Mundial un sistema ateo. Porque se está a favor de Cristo o en contra de Cristo, no hay término medio. A favor del Amor Perfecto que nos enseña o en contra del Amor Perfecto que nos enseña, no hay término medio. Única Amor que nos lleva a la paz verdadera, la unidad verdadera, la felicidad verdadera,… o sea el amor verdadero. El cual debemos aprender a vivir a PLENITUD. Sino continuaremos el camino de otra Sodoma y Gomorra, donde todo era permisible. Ya que esta Ley es la que define lo que es el Bien Perfecto para todos y cada uno. Y, por lo cual, yo recomiendo que debe formar parte de la Constitución de cada país y mundo del universo.