60 años de Roswell

Platillos en el cielo
Neil Bowdler
BBC

Sesenta años han pasado desde que una pequeña parte de Estados Unidos creyó que habían llegado los extraterrestres.

El descubrimiento de "extraños objetos" cerca de la base aérea de Roswell, en Nuevo México, generó un interés limitado en su momento.

Pero en los años siguiente originaría toda una industria de la ciencia ficción mientras el ejército estadounidense sostenía que los objetos no eran más que los restos de un globo meteorológico y los "ufólogos" y partidarios de "teorías de conspiración" mantenían que eran los restos auténticos de un platillo volador.


Modelo de "alienígena" de Roswell

¿Maniquí? ¿Habitante del espacio? Ciertamente, objeto de curiosidad…

Todo comenzó en una apartada hacienda donde un granjero conocido como "Mac" descubrió un "área grande de escombros brillantes llena de caucho, cintas y papel de plata y varillas duras".

En su momento, él no prestó demasiada atención al hallazgo, pero cuando lo reportó a la base aérea local y se le sugirió que podría tratarse de los restos de un objeto volador no identificado (OVNI) comenzó a nacer un interés periodístico.

Autopsia

La verdadera leyenda de Roswell, sin embargo, no comenzó hasta la década de los años 80 cuando una serie de libros hizo renacer el incidente de 1947.

Escombros de  Roswell

Los escombros de Roswell siguen alimentando la imaginación.

Según esos libros, todo se trató de una "operación de encubrimiento". A oficiales y periodista locales "se les hizo callar".

Entonces, en 1995, "reapareció" el más famoso de todos los "artefactos" de Roswell: una película en blanco y negro supuestamente de la autopsia del cuerpo de un extraterrestre retirado de entre los escombros.

El alienígena tenía una apariencia sospechosamente muy similar a la de los extraterrestres de las historietas de ciencia ficción: cierta similitud con los seres humanos pero una cabeza lo suficientemente grande como para albergar un supercerebro adecuado para un pasajero de una nave interplanetaria.

El hombre que aseguraba haber descubierto el filme, el empresario y productor británico Ray Santilli, más adelante reconoció que se trataba de una falsificación.

Sigue viva

El gran interés despertado por la historia de Roswell hizo que la Fuerza Aérea de Estados Unidos emitiera dos informes en la década de los años 90 para aclarar que los escombros provenían de un globo experimental de observación usado para examinar la actividad nuclear de la Unión Soviética.

Protesta

"Los OVNIS son reales y el gobierno lo sabe", dice una pancarta. Otra reclama "la verdad" sobre Roswell.

Las historias de alienígenas muertos provendría, según los informes, del uso militar de maniquíes, o de accidentes militares con bajas humanas.

Hoy la leyenda de Roswell sigue viva alimentada por nuevos libros y la repetición de series televisivas sobre adolescentes humanoides en Nueva México que tratan de comprender su lado alienígena.

Quizás los escombros de Roswell no eran poco más que papel de aluminio y varillas de madera descubiertas por un granjero, pero 60 años después el incidente continúa estimulando la imaginación.


Fuente:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_6276000/6276970.stm

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On