Ser más inteligente no te hace ser más rico

Inteligencia y Problemas Económicos
5 de Junio de 2007.

Un estudio a escala nacional en EE.UU. ha encontrado que la gente con inteligencia por debajo de la media acaba alcanzando una prosperidad económica comparable a la de personas en circunstancias similares y coeficientes de inteligencia más altos.

El estudio, conducido por Jay Zagorsky, del Centro de Investigación sobre Recursos Humanos de la Universidad Estatal de Ohio, desvela además que un número nada despreciable de personas muy inteligentes tuvieron, según declararon, dificultades financieras.


"La gente no se hace rica sólo porque sea inteligente, y ser muy inteligente no le protege a uno de caer en dificultades financieras", subraya Zagorsky.

El único indicador financiero en el cual el estudio ha encontrado que resulta ventajoso ser inteligente es el salario. Aquellas personas con coeficientes intelectuales más altos, tienden también a obtener mejores pagas que los otros.

Aunque otras investigaciones también encontraron el vínculo entre el coeficiente intelectual y los ingresos, este estudio es uno de los primeros en ir más allá del salario para explorar la relación entre la inteligencia, la riqueza y las dificultades financieras.

Para la mayoría de la gente, el éxito financiero abarca más que sólo los ingresos. Uno necesita acumular fondos para apoyarse en ellos durante las épocas difíciles que puedan presentarse, y también para asegurarse un buen retiro. Significa asimismo que el nivel de gastos de una persona no debería estar más allá de sus límites financieros ni cerca de estos.

El estudio se basa en datos de 7.403 estadounidenses de unos 45 años que participaron en un sondeo nacional. A la misma gente se la ha entrevistado en varias ocasiones desde 1979. Este estudio se basa en las respuestas de la encuesta de 2004.

Todos los participantes fueron encuestados sobre sus ingresos, riqueza total y tres medidas de dificultad financiera: si tenían tarjetas de crédito con éste utilizado al máximo permitido, si en los últimos cinco años omitieron pagar algunas facturas y si alguna vez se declararon en bancarrota.

Los resultados de la investigación han confirmado los obtenidos en estudios efectuados por otros expertos, y demuestran que la gente con coeficientes intelectuales más altos tienden a tener ingresos más altos. En este estudio, cada aumento de un punto en el coeficiente intelectual rindió entre 202 y 616 dólares más de ingresos por año.

Esto significa que la diferencia de ingresos medios entre una persona con coeficiente intelectual normal (alrededor de 100) y alguien que figura dentro del 2 por ciento de ciudadanos que integran la cima intelectual de la sociedad (con un coeficiente de 130) está actualmente entre 6.000 y 18.500 dólares anuales.

Sin embargo, cuando se toman en cuenta la riqueza y la probabilidad de dificultades financieras, la gente de inteligencia media y la que está algo por debajo tienen un resultado similar al logrado por los superinteligentes.

El estudio no pudo encontrar ninguna relación fuerte entre la riqueza total y la inteligencia. ¿Cómo pueden los sujetos de alto coeficiente intelectual, en promedio, tener ingresos más altos pero no acabar poseyendo un mayor patrimonio que los otros? Zagorsky advierte de que estos datos no pueden proporcionar una respuesta, pero sugiere que las personas de coeficiente intelectual alto no están ahorrando tanto como las demás. Zagorsky está finalizando actualmente un estudio que explora esa cuestión.

Fuente:

http://www.amazings.com/ciencia/noticias/050607b.html

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On