Casando la biblia con la física

EE.UU., (ORBITA) Por Dawlin A. Ureña.- En Génesis 2:1 y 2 leemos: "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos". Por otra parte en Hebreos 4:3 leemos: "Las obras suyas (de Dios) estaban acabadas desde la fundación del mundo". La frase "y todo el ejército de ellos" (en versiones más recientes "y todo lo que hay en ellos") en Hebreo tiene el significado de "todo lo que había" o "todo lo que se encontraba".Tanto el escritor de Génesis, como el escritor de Hebreos dan fe del hecho de que nada ha sido agregado al universo, ya que todo fue "terminado" en el momento mismo de su origen.

Los registros históricos nos muestran que el concepto que el hombre tenía del universo nunca se consideró la última palabra, sin embargo se creía que había una creación continua de seres vivientes y la desaparición de otras cosas hacia la nada.

La PRIMER LEY DE LA TERMODINÁMICA se conoce también como la Ley de la Conservación de la Masa y la Energía. Esta ley es considerada como la más importante y básica de todas las leyes de la física. Esta ley establece que la "suma total de toda la energía del universo permanece constante; pero que una forma de energía puede ser convertida en otra forma de energía. La forma, el tamaño, etc. pueden ser cambiados, pero la suma total de la masa NO PUEDE ser cambiada" (Enciclopedia Británica. 1998.) En palabras sencillas esta ley dicta lo siguiente: LA ENERGÍA NO PUEDE SER CREADA NI DESTRUIDA

Esta ley enseña que no ha habido creación ni destrucción de materia o energía en ningún lugar del universo, y que el universo se encuentra funcionando con la misma materia y con el mismo poder o energía con el que comenzó. Recuerden que esta ley es la más básica e importante en toda la física.

La Biblia, nuestra abusada, atacada y vilipendiada Biblia, la cual de acuerdo con nuestro lector sólo sirve para "darnos guía espiritual, moral, etc. pero no es un tratado científico y no nos sirve para entender con precisión el mundo natural. (Enfasis mío, DAU), es el mismo libro que nos enseña, ¡desde hace miles de años, esta misma gran verdad! "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos". "Las obras (incluyendo la materia y la energía) suyas (de Dios) estaban acabadas desde la fundación del mundo". Génesis 2:1,2 y Hebreos 3:2. ¡Asombroso!

La 2da Ley de la Termodinámica, la Ley de la Descomposición o de la Decadencia.

En Hebreos 1:10-11 leemos "Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, más tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura." (Para notar consistencia entre diversos autores bíblicos, ver además Gen. 3, Isaías 51, Salmo 102:25-26 y Romanos 8:20-22.

A lo que estos autores hacen referencia cuando dicen que la materia, las cosas tangibles, "envejecerán como una vestidura", es a que la materia, las cosas físicas se descompondrán o sufrirán decadencia al pasar el tiempo. Estos escritores bíblicos presentan al universo en una situación de deterioro constante a partir de su situación inicial perfecta.

La primera indicación que la ciencia tuvo de que el universo se estaba "poniendo viejo" y de que se estaba "gastando" (Ver Many infallible Proofs (Muchas pruebas infalibles), por los doctores Morris, 1995.), fue cuando esta 2da Ley de la Termodinámica fue formulada.

ENCARECIDAMENTE PIDO A NUESTROS LECTORES QUE RECUERDEN QUE ESTAMOS USANDO LA BIBLIA COMO ¡FUENTE DE REFERENCIA CIENTIFICA! De hecho, estamos demostrando que "nada es nuevo bajo el sol", que la ciencia moderna no está más que ¡descubriendo lo que la Biblia ha enseñado por miles de años!

Esta Segunda Ley establece que la cantidad total de energía útil se está reduciendo a un grado tal que ya la energía se está convirtiendo en energía inservible, y lo más importante de todo, que esta "transformación" es ¡"irreversible o irrevocable".

Para que ustedes entiendan un poco más claramente la importancia del concepto de esta ley, les pondré unos ejemplos sencillos: Esta ley es la responsable de que una máquina no pueda ser construida con una eficiencia de un 100 % y de que el movimiento perpetuo de la máquina sea algo imposible de obtener.

Sin embargo, recuerden que la Biblia, repetidas veces, también habla de una intervención sobrenatural del Creador en la Creación. El destruirá la creación presente y creará una nueva. "Cielos nuevos y tierra nueva". Estos continuarán y nunca se gastarán, quizás porque Dios reorganizará el proceso de reciclaje de la energía que explicamos existía antes del Diluvio de Noé.

Armonía en la física – La 3ra Ley: La Ley de la Causa y Efecto. En pocas palabras esta ley establece que la Causa siempre debe ser mayor que el Efecto. Si tú empujas una pared y eres capaz de derribarla, entonces tu fuerza (la Causa), debe ser mayor a la fuerza de resistencia que la pared te ofrece (el Efecto).

En Génesis 1:1, la Biblia nos dice cómo Dios (la Causa) creó la Creación (el Efecto). Por tanto Dios es mayor que su creación.

Si del "Big Bang" apareció la inteligencia, esta ley mantiene que la Causa del Big Bang debió ser más inteligente que su Efecto, nosotros! (Ups! – ¡Otro problemita para que los Evolucionistas resuelvan!).

Fuente:

http://www.agenciaorbita.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3934〈=

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On