Llanto de niño fantasma atemoriza a una población

Jueves 31 de Mayo de 2007
Fuente :El Diario Austral de La Araucanía

Sollozos y gritos de un niño perdido clamando ayuda en medio de la oscuridad de la noche es lo que escucharon vecinos de la Población Lanín de Temuco, quienes ante la impotencia y la aterradora situación decidieron denunciar el caso ante el Ministerio Público.Este increíble hecho de un niño, hasta ahora "fantasma", que clama ayuda entre lamentos y llantos quedó al descubierto la tarde del martes. Un transeúnte que pasaba por la parte posterior del Supermercado Líder, escuchó que el llanto inconfundible provenía de los matorrales ubicados en un accidentado terreno que separa el canal Gibbs del límite de la Población Lanín.

En medio de la oscura y gélida noche este temuquense comenzó a pedir ayuda desesperado, estaba seguro que allí, cerca de la ribera del canal, había un pequeño que pedía auxilio. No demoró en llamar a Carabineros, cuyos efectivos de inmediato le comunicaron al fiscal Cristián Paredes lo ocurrido.

Ayer el funcionario del Ministerio Público confirmó que la tarde del martes se inició un operativo en el lugar para dar con el pequeño. Pese a la búsqueda que se prolongó hasta altas horas de la noche no se encontró nada y es por eso que ayer decidieron reanudarla.

Efectivos de la Unidad de Rescate de la Tercera Compañía del Cuerpo de Bomberos, a lo que se sumaron voluntarios de la Brigada Forestal, comenzaron a desmalezar el sector en busca de algún indicio para esclarecer este increíble y escalofriante caso.

En tanto, buzos del Grupo de Operaciones Especiales (Gope) de Carabineros rastrearon el canal Gibbs que pasa por el sector, pero no hallaron indicios de ropa u otros elementos que dieran cuenta de la presencia de un niño en el lugar.

"A veces los gatos lloran como guagua, los patos y las taguas hacen sonidos similares", comentaba ayer un incrédulo trabajador que barría la calzada que bordea el riachuelo.

A los vecinos de la Población Lanín y de la Villa San Andrés, el hecho los tiene con los pelos de punta. No saben cómo explicar lo ocurrido, cómo relatar lo que parece el llanto desconsolado de un niño que pide ayuda en medio de la oscuridad de la noche, como si estuviera en el más absoluto abandono.

Hipótesis

Al escuchar los llantos y los gritos del pequeño se pensó en el abandono de un menor, en un nacimiento no deseado o en un infanticidio, pero hasta ahora esta historia es un puzzle policial, que revela que muchas veces la realidad supera la ficción, y que querámoslo o no, hay cosas que no tienen explicación.

Fuente:

http://www.lasegunda.com/ediciononline/cronica/detalle/index.asp?idnoticia=346597

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On