Terapias alternativas en Sonora: Cuales sí y cuales no

Por Diana Loza
HERMOSILLO.-De los establecimientos que ofrecen terapias alternativas en la entidad, sólo 27 cuentan con la autorización de la Secretaría de Salud del Estado. El resto de los negocios trabajan de manera irregular y bajo el propio riesgo de quien solicita el servicio.
El director de Regulación de Servicios de Salud en Sonora, Manuel Velasco Contreras, aseguró que operan más establecimientos de este tipo en el mercado, probablemente muy por arriba del registro con el que cuenta la dependencia actualmente.
“Existen muchísimos más… pero aquí hay que ver una cosa, surge (un negocio) ahorita y mañana ya no está… en realidad son pocos los que están debidamente establecidos, hay que poner mucha atención porque muchos trabajan de manera irregular”, dijo.
La Secretaría de Salud tiene la responsabilidad absoluta de regular el funcionamiento de todo aquel establecimiento que ofrezca atención a la salud ante cualquier tipo de procedimiento. Trátese de medicina científica, terapia alternativa o no convencional.
La Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clasifica la terapia alternativa como aquellos procedimientos que a pesar de no tener un sustento científico sí tienen un respaldo académico avalado por autoridades de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC).
La orinoterapia, oxigenoterapia, magnetoterapia e iridología se encasillan en las terapias no convencionales, ya que no cuentan con un sustento científico ni académico, contrario a lo que ocurre con la herbolaria, quiropraxia, homeopatía y acupuntura.
“No está debidamente probada la eficacia o la eficiencia de este tipo de procedimientos, son utilizados principalmente en padecimientos crónicos degenerativos y enfermedades terminales… en cambio con la medicina científica existe una gran probabilidad de que se vayan a tener los resultados esperados”, expresó Manuel Velasco Contreras.
El prestador del servicio debe contar con las acreditaciones que avalen su formación como médico o terapeuta, mismas que deben estar expedidas por autoridades educativas y necesitan ponerse a la vista del usuario.
“Porque de un tiempo a la fecha han surgido diferentes escuelas en las que la gente acude y se les otorga un documento que no tiene validez… a veces nos sacan esos diplomas otorgados por esas escuelas que surgen y luego desaparecen”, declaró.
La Norma Oficial Mexicana establece que un consultorio médico debe contar con una sala de espera y exploración, cuyo equipo necesita ser acorde al tipo de especialidad que se ofrece. También con un área de recepción y sanitarios.
Manuel Velasco Contreras aseguró que las personas que no cumplen con las normas aplican sanción por parte de las autoridades sanitarias, que va desde una multa económica a la suspensión parcial o total del negocio, según haya sido lo infringido.
En lo que va de 2007, se han clausurado de manera definitiva  a cuatro negocios por falta de higiene en el área de trabajo. Por ello la importancia de que el usuario se cerciore de que el prestador del servicio cuente con sus documentos en regla, de lo contrario se pone en duda el servicio que ofrece el establecimiento.
A quienes practican las terapias no convencionales la Secretaría de Salud también les da permiso de que la ejerzan, siempre y cuando esté bajo la responsabilidad de un médico, aunque se le pide que actúe con base en los principios éticos de la medicina.
“La manera de atacar este problema es que trabajaran autoridades y sociedad de manera conjunta y no descargar toda la responsabilidad en las autoridades. Otra es identificando y denunciando los lugares de riesgo”, comentó.

Fuente:

http://www.expreso.com.mx/PortalNovo/sitio/nota.php?cod_idioma=3&cod_conteudo=9760&cod=273&tipoINICIO=&codconteudoINICIO=9760

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On