Avistan bola de fuego en Ciudad Real, España

DIEGO FARTO Y RUBÉN BRUÑA

Vecinos de Miguelturra fueron los primeros en divisar una bola de cielo que cruzaba el cielo de la provincia. Eran poco más de las 20.00 horas y el fenómeno resultaba bastante extraño para los absortos espectadores. Tras varios días de investigación, comienzan a conocerse pequeños detalles de lo que ocurrió aunque todavía no se conoce todo lo sucedido. El Observatorio de Ciudad Real registró un extraño ruido pero en la capital no se pudo apreciar de la misma manera que en otros puntos de la provincia.

Según Josep María Trigo, coordinador nacional de meteoritos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), «el trazo de la bola de fuego tenía una duración apróximadamente de dos o tres segundos, con una estela de humo de un segundo y medio». Trigo añade que «más entrada la noche un faro pudo divisar la bola de fuego perfectamente».

Los astrofísicos que están analizando este extraño caso creen que algún ciudadrealeño puede tener una imagen del trazo de la bola de fuego. Creen que hay muchas posibilidades de que alguien que sacase fotografías al aire libre durante ese tiempo tenga alguna imagen del fenómeno y no se haya dado cuenta. Josep María Trigo explica que «es muy complicado darse cuenta de el trazo de una bola de fuego en una foto ya que la gente puede pensar que se trata de alguna nube o el rastro que dejan los aviones».

investigación inconclusa.

Hasta la provincia se ha acercado un investigador del Instituto Astrofísico de Andalucia para entrevistarse con las personas que vieron la bola de fuego y recabar sus impresiones para un posterior estudio.

También hay indicios de que el meteorito acabó estrellándose en la sierra de Las Labores aunque estos datos todavía se tienen que verificar. La mayoría de las bolas de fuego se desintegran al incorporarse en la atmósfera de la Tierra; no obstante, se estima que 500 meteoritos de diverso tamaño (desde pequeños guijarros hasta grandes rocas del tamaño de una pelota de baloncesto) entran en la superficie terrestre cada año. Normalmente sólo 5 o 6 son recuperados y son descubiertos por científicos.

Pocos meteoritos son lo bastante grandes para crear cráteres que evidencian un impacto. En vez de esto, sólo llegan a la superficie a su velocidad terminal (caída libre), y la mayoría tan solo crea un hoyo pequeño. En los próximos días se conocerán más detalles del caso.

Fuente:

http://www.diariolatribuna.com/CiudadReal/secciones.cfm?secc=Local_TCR&id=464395

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On