La química del amor

El amor tiene un efecto extraño sobre la gente, ya que afecta las hormonas y sustancias químicas del cerebro, dicen las investigaciones.Esta afirmación, por más cursi que parezca, fue hecha por un equipo de científicos quienes llevaron a cabo un experimento con 12 hombres y 12 mujeres que se habían enamorado seis meses atrás.

Los resultados de la investigación demostraron que los hombres tenían niveles de testosterona más bajos que los normales mientras que las mujeres tenían esos niveles más altos.

"En cierta forma los hombres se asimilaron a las mujeres y las mujeres se volvieron más semejantes a los hombres", explicó Donatella Marazziti, de la Universidad de Pisa.

"Es como si la naturaleza quisiera eliminar la diferencia entre hombres y mujeres porque en esa fase es más importante la supervivencia", agregó.

El amor es ciego

Las conclusiones de Pisa se publican al mismo tiempo que otra investigación, llevada a cabo por el University College de Londres, afirma que el amor puede en efecto "cegar".

Según este equipo de expertos británicos, el amor puede afectar los circuitos cerebrales. Los circuitos neurológicos que normalmente están asociados al sentido crítico, están adormecidos cuando estamos enamorados.

Eso explicaría, según los científicos, porque mucha gente parece no darse cuenta de las faltas de sus parejas. Las evidencias halladas por los dos estudios contribuyen a la idea de que el amor produce un efecto extraño en el cuerpo.

Investigaciones previas de otro equipo italiano, publicadas en 1999, sugieren que el amor "desordenaba" sustancias químicas importantes en el cerebro.

De hechos esos mismos niveles pueden encontrarse en personas con conductas compulsivas obsesivas. En aquel momento, los investigadores señalaron que esto podría explicar porqué las personas enamoradas podían a veces obsesionarse con sus parejas.

Terapia

Mientras tanto en Escocia, el profesor Gareth Leng de la Universidad de Edimburgo, también estudia el mismo tema. "Tiene que ver con entendernos un poco mejor a nosotros mismos", afirmó.

Leng cree que estos estudios pueden conducir un día a la creación de nuevos tratamientos para las personas que tienen problemas de pareja.

"Sabemos que una gran proporción de la población adulta está descontenta con sus relaciones sexuales o de pareja".

"No descarto la posibilidad", señaló Leng, "de que en el futuro se pueda implementar alguna clase de terapia en ese aspecto", concluyó el profesor.

Fuente:

http://www.derf.com.ar/despachos.asp?cod_des=144611&ID_Seccion=54

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On