Sigue el misterio del barco fantasma

SYDNEY, Australia (Reuters) – Los equipos de rescate australianos han cesado en la búsqueda de la tripulación de un yate hallado en la costa con el motor en marcha, la comida en la mesa lista para comer y un ordenador portátil encendido.

La policía todavía intenta resolver el misterioso caso "Mary Celeste" pero dijo a una radio local que teme que los tres hombres cayeran por la borda durante una marejada seis días antes.

El catamarán de 12 metros fue encontrado a 80 millas náuticas de Townsville, en la costa noreste, el miércoles, pero no había señal de los tres miembros de la tripulación que se embarcaron desde Queensland con destino a la costa oeste de Australia el domingo.

El helicóptero encargado de la búsqueda de los tres hombres ha vuelto a la base pero dos embarcaciones voluntarias de rescate de los marines continúan la búsqueda, dijo la policía.

El superintendente Roy Wall dijo a la radio australiana que era como si los hombres hubieran caído por la borda. Según el equipamiento de navegación recuperado parece que algo varió el rumbo del barco el domingo.

Los medios locales dijeron de que los tres hombres son Derek Batten, saltador de 56 años, Peter Tunstead, de 69, y su hermano James, de 63 años.

Las velas del barco estaban todavía izadas cuando fue descubierto pero una de ellas se encontraba en mal estado. La policía informó de que el motor estaba en marcha, que había comida en la mesa, un ordenador portátil encendido y la radio y el GPS estaban funcionando.

Tres chalecos salvavidas y el equipo de supervivencia, incluyendo el faro de aviso, se encontraron a bordo, pero no las balsas salvavidas.

El Mary Celeste fue un barco fantasma encontrado en la costa de Portugal en 1872. Ningún tripulante ni pasajero del Mary Celeste se encontró jamás.

Fuente:

http://www.swissinfo.org/spa/internacional/agencias/detail/Cesan_la_b_squeda_del_barco_fantasma_australiano.html?siteSect=143&sid=7738850&cKey=1177153907000

Los equipos de rescate suspendieron la búsqueda de la tripulación del "bote fantasma" localizado a la deriva esta semana en las aguas del Estado de Queensland, al disminuir la esperanza de encontrarles con vida.

El misterioso caso del KAZ II, localizado el pasado miércoles a 80 millas náuticas (140 kilómetros) de Townsville, en la costa norte, llamó la atención al encontrarle navegando sólo, con el motor, la radio y computadoras encendidas, pero sin tripulación.

La policía de Australia informó este sábado haber reducido el despliegue de la operación de rescate para encontrar a los tres tripulantes del KAZ II al reconocer que aunque todavía desconocen su suerte, consideran poco probable localizarse los vida.

La búsqueda quedó reducida este sábado a dos helicópteros y dos embarcaciones voluntarias de rescate en la zona de Airlie Beach a Bowen, tras determinarse que la embarcación quedó a la deriva desde el pasado domingo, poco después de iniciado su trayecto.

En la búsqueda lanzada la víspera participaban nueve aviones y dos helicópteros, así como cuatro botes voluntarios de rescate y funcionarios de la marina y la policía, de acuerdo con el reporte.

Los oficiales de policía indicaron que el KAZ II fue arrastrado este sábado hasta Townsville para que sea investigado por médicos forenses que busquen "pistas" de su tripulación, de acuerdo con reportes del diario The Australian.

La información extraída del sistema de posicionamiento global (GPS, por siglas en inglés) de la embarcación tampoco ha ayudado hasta ahora a localizar a los tres tripulantes desaparecidos, indicó el reporte policiaco.

Roy Wall, superintendente de la policía, informó que el GPS reveló que el KAZ II navegó en su curso el domingo por unas horas, pero poco después, habría entrado en un área de fuertes vientos, donde se cree, pudo haber resultada afectada su tripulación.

De acuerdo con las investigaciones realizadas hasta ahora, se cree que los tripulantes -dos hermanos de 63 y 69 años y su vecino, de 56- pudieron haber caído del bote durante los vientos registrados el pasado domingo, cuando salieron de las costas de Townsville.

La prensa australiana identificó a las personas que iban a bordo del "yate fantasma" como los hermanos Peter y James Tunstead, de 69 y 63 años de edad, y a su vecino como Derek Batten, de 56, todos de la ciudad de Perth.

Fuente:

http://www.eluniversal.com.mx/notas/420188.html

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On