Imágenes para anormales en la era digital

Sin explicación científica

Por Eduardo Parra.- Cuando estaba ya a punto de enviar estas líneas para su "inmediata" publicación, cambié de idea. Nacía ya el lunes, cuando mis ojos se posaron en las intrigantes imágenes de fantasmas, espíritus y demás entes que el programa Cuarto Milenio del canal Cuatro nos ofrecía. Reconozco que yo soy de esos que "quieren creer", y que hasta hace no muchos años era muy fácil convencerme de que lo que mis ojos veían en una foto era real.Vaya por delante que ojalá algún día pueda hablar con algún experto en estas lides fotográficas, y quede claro que no será porque en QUESABESDE.COM no lo hemos intentado.


No hay que buscar mucho en Google para observar imágenes de ovnis que no resisten un mínimo ajuste de niveles

Hoy, con unos pocos conocimientos informáticos en el buche y revisando mis viejos libros de ovnis y apariciones, descubro que la ignorancia es un poderoso catalizador de las conspiraciones y de los que "queremos creer".

No hay que buscar mucho en San Google para observar decenas de imágenes de increíbles objetos voladores que no resisten un mínimo ajuste de niveles, o de terribles espíritus, cuya apariencia se revela tan irreal como los filtros de Photoshop que la generan.

Trayectorias imposibles de naves interplanetarias que no eran más que una exposición larga en una mano temblorosa; formaciones de ingenios extraterrestres que no eran más que los reflejos en un cristal de una lámpara, o espíritus burlones que reducían su existencia al reflejo del compañero de fechorías del aspirante a cazafantasmas. Sí, cuando era un adolescente, yo me lo creía todo.


Trayectorias imposibles de naves interplanetarias que no eran más que exposiciones largas en manos temblorosas

Si la fotografía -y el retoque- digital ha convertido a las modelos en refritos virtuales de ellas mismas, con la fotografía paranormal ha ocurrido tres cuartos de lo mismo.

Durante cien años hemos visto montajes más o menos burdos de naves alienígenas surcando los cielos terrestres. Pero lo que se ha observado en la última década no tiene parangón. Si antes costaba creer, ahora que las falsificaciones salen como champiñones en el bosque todavía se cree menos.

Hoy día, con móviles con cámara y cámaras digitales en los bolsillos de todo turista que se precie, los vídeos y las imágenes de sucesos paranormales se amontonan sin cesar.


Si antes costaba creer, ahora que las falsificaciones salen como champiñones en el bosque aún cuesta más

Páginas de alojamiento de material gráfico cuentan con decenas -¿cientos?- de ellas, y la cruda realidad es que la mayoría son demasiado difusas para ver nada, y las que se ven bien tienen el sambenito de "demasiado buenas para ser verdad".

Todo se basa en utilizar las armas del rival para derribarle. Antaño apenas había gente con equipos de vídeo o foto, y solía decirse que "qué casualidad" estar allí grabando en el momento oportuno.

Hoy, con el 90% de la población absorbida por el mundo digital, se utiliza el argumento contrario: con tanta cámara, ¿cómo es que no aparece ninguna grabación decente? Y si aparece, es la pescadilla que se muerde la cola: "Demasiado buena para ser verdad".


Lo más curioso es que, aun con todos estos avances, hay imágenes que se resisten a desvelarnos sus secretos

Lo más curioso es que, aun con todos estos avances digitales, hay imágenes que siguen resistiéndose a desvelarnos sus secretos.

¿Significa esto que son auténticas? Por supuesto que no. Pero concediéndoles el beneficio de la duda, sorprende que con tanto ingenio y tanto ordenador nadie haya sido capaz de desacreditarlas. ¿Será, tal vez, porque nadie se lo ha propuesto en serio?

Reconozco que trato de estas cosas como con las meigas, que ni sí ni no, ni todo lo contrario, pero que aunque no existen, haberlas "haylas". Como alguien dijo una vez -aunque creo que no se refería a este tipo de imágenes-, no me preocupa que haya cientos de fotos sin una explicación científica; me preocupa que pueda haber una sola.

La columna de opinión "Enfoque diferencial" se publica, normalmente, el segundo y cuarto lunes de cada mes.

Fuente:

http://www.quesabesde.com/noticias/fotos-ovnis-fantasmas,1_3151

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On