Descubren cómo funciona la línea psíquica de Madame Sassú

Si me das cincuenta pesos te digo cómo te va a ir en el amor, comenta Natalia entre risas,
La joven de 22 años cuenta que fue psíquica de Madame Sassú, “estuve trabajando en su línea como dos meses porque la verdad me pagaban muy poquito y por eso me salí”.

Natalia vio un anunció en el periódico donde decía: “Se solicitan animadores virtuales, pocas horas, sueldo competitivo y agradable ambiente de trabajo”, y decidió ir. La dirección era en Polanco, en un edificio lujoso, pero sin muebles.Con la preparatoria terminada, Natalia se sintió preparada para obtener el trabajo. Antes de ser aceptada. tuvo que realizar muchos exámenes: de redacción, de ortografía y de creatividad, además de un psicométrico, que fue el que más le sorprendió.

La entrevistadora les decía a los que habían quedado seleccionados que el trabajo consistía en cuatro horas diarias, cinco días a la semana y que los elegidos serían Los Psíquicos de Madame Sassú.

Agregó que les iban a dar unos guiones en donde tenía los líneamientos a seguir para cada caso: por ejemplo, si te contestan que no tienen novio o que sí lo tienen, puedes elegir entre una serie de respuestas posibles en cada caso, para ir llevando al cliente a que haga más preguntas. También daba recomendaciones de respuestas y excusas, cuando el “psíquico” se atoraba en el diálogo. Típicamente: “no te oigo, no se escucha bien”.

Natalia preguntó cuánto iba a ser su paga y le comentaron que mil 500 pesos al mes, a lo que ella calculó que eran más o menos 13 pesos por hora.

Estas líneas ofrecen predecir el futuro, ayudar a encontrar el amor, encontrar trabajo, además de que aseguran una respuesta rápida y certera a todos los problemas que tenga el interesado.

Natalia tenía al día alrededor de veinte llamadas y uno de los diálogos a los que recurría era como este:
—Bueno, hola
—¿Cómo te llamas?
—¿En qué te puedo ayudar?
—Te escuchó preocupada ¿tienes problemas?
—Cuenta conmigo hasta siete para que las cartas me digan cuál es tu problema
—Sí mira… las cartas nunca mienten, y me dicen que te sientes realmente angustiada porque tu novio te dejó; sientes que ya no te quiere y piensas que ya nadie te va a querer, ni te vas a volver a enamorar…

Nada más con las preguntas introductorias, la plática debe llevar más de siete minutos, que —con el costo de cuarenta pesos el minuto—, significan que la persona llevaba gastados 280 pesos, que serían cargados en su próximo recibo telefónico.

Esta línea esotérica es una más de la decenas que existen en nuestro país, y que significan un fraude del que son víctimas centenares de personas que acuden a los videntes y astrólogos.

Este problema se ha incrementado con los segmentos especiales que tiene Walter Mercado en la televisión mexicana y de Estados Unidos. Este hombre que inició como actor ahora es uno de los astrólogos más consultados en su línea telefónica, en la página de internet y en los mensajes vía celular, las tres opciones tienen costo.

Los tarotistas, astrólogos y videntes que han encontrado la fórmula del enriquecimiento rápido y fácil: un espacio en el radio o en la televisión más una línea psíquica, más una tienda de pociones mágicas, más incautos que llaman, dan como resultado, dinero. Según la psicóloga social, Patricia Bolaños, la presencia masiva de estos programas: “Es el problema que delata una realidad, son las necesidades de la sociedad combinada con la estafa intelectual y cultural permanente que ejecutan ciertos medios de comunicación”.

“El perfil de la gente que habla es de bajos recursos y de poca escolaridad, gente insegura, que sólo la televisión es su medio de información, que lo toman sin pensamiento crítico, ya que es lo más fácil de acceso, porque es el entorno lo único que le ofrece”, comentó.

El problema, explica la doctora es un aspecto cultural, “la gente todavía cree que hay personas con poderes que pueden ayudarlos a esclarecer sus dudas y sus problemas, es por eso que siguen.

Sólo son un “servicio de entretenimiento”

La Profeco mandó hace algunos días la advertencia a las líneas de predicciones de Walter Mercado, Madame Sassú, Amira y muchos otros más psíquicos y adivinadores de que tendrán que cambiar su publicidad e información comercial sobre los servicios que ofrecen, incluyendo horóscopos, por mandato de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), y aclarar que sólo se trata de un entretenimiento.

La dependencia, con base en la Ley Federal de Protección al Consumidor, advirtió que a partir del 1 de abril todas las empresas que ofrecen los servicios de adivinación, psíquicos y horóscopos deberán señalar que se trata de un “servicio de entretenimiento y que la interpretación y uso del servicio es responsabilidad exclusiva del consumidor”.

En entrevista telefónica la astróloga Amira comentó. “No estaba enterada de esa advertencia, pero mis asistentes se pondrán en contacto con la institución para que se les explique qué es lo que pasa y también explicarles en qué consiste mi línea de predicción, pero yo no he tenido ningún problema”.

1. Escuhe AQUÍ grabación de Madame Sassú

Fuente:

http://cronica.com.mx/nota.php?id_nota=289668

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On