Viernes 13

¿Qué tiene que ver este día funesto con el gran secreto de los Templarios?. ¿Por qué los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón fueron destruidos? Enigma o simple desinformación.

La Orden de los Templarios esta rodeada de mitos, curiosamente, más modernos que medievales, esta supuesta orden mística o agnóstica, (aunque en realidad, la definición más exacta es la de una orden de monjes guerreros), tiene una estrecha relación con la superstición anglosajona del Viernes 13, considerada una fecha funesta, y musa de una serie de películas de terror del mismo nombre en el cine hollywodense, que desde 1980 ha producido una saga de más de 11 filmes. Pero si analizamos un poco esta fecha, desde un punto de vista místico, cabalístico o exotérico, vemos que no tiene mucho sentido, ( aun en el mundo sin-sentido de lo paranormal) ya que este día de la semana (viernes) proviene  del planeta Venus y este nombre corresponde a la antigua diosa del amor, lo cual no concuerda con las costumbres asesinas del enmascarado Jason. Toma sentido en el también día funesto, por lo menos para nosotros los hispanos, Martes 13, o sea, un número asociado a la mala suerte y el día Martes que proviene del planeta Marte y este del dios romano de la guerra. Entonces, ¿por qué el viernes 13 fue escogido como un día funesto? Bueno; aquí es donde intervienen los templarios. Esta orden monacal era muy poderosa para principios del siglo XIV, menos de dos siglos después de su fundación, y aquí es donde empiezan los supuestos enigmas de esta orden, ya que, a los muy pocos años de su fundación, esta orden religiosa alcanza un poder económico bastante considerable, pero no obstante su poder, Felipe IV El Hermoso, Rey de Francia y el Papa Clemente V, decidieron destruirla, para ello hicieron llamar al Gran Maestre de la orden, Jaime de Molay y otros caballeros con el engaño de discutir una nueva cruzada, pero,  "…Los Templarios de toda Francia son encarcelados, se les confiscan sus bienes y se ocupan sus encomiendas", el 13 de octubre de 1307 , y sí, adivinaron: fue un viernes. Bueno, pero pareciera que no necesariamente es un hecho muy funesto para la sociedad europea de la época, que por cierto, no veía con muy buenos ojos a estos templarios, que, dado su sincretismo, tenían una pésima reputación, tal como ahora la tiene el Opus Dei, Pues bien, la mala suerte, si es que esta existe, empieza para esa gran parte de Europa, en esa fecha, al mismo tiempo que las leyendas al respecto, la primera es que Jaime de Molay, después de su confesión obtenida bajo tortura, admite toda clase de delitos cometidos por su orden, pero no es liberado tal como supuestamente se le prometió, sino, condenado a reclusión perpetua, él se revela y se retracta de su confesión obtenida bajo tortura como el mismo acusa, debido a ello, o planeado con antelación, el Rey francés, lo manda a ejecutar. Dice la leyenda, que en medio de la hoguera, llamo a sus dos principales ejecutores a que en menos de un año se presentaran con él en un tribunal divino. Antes que terminara el año, tanto Felipe IV, como Clemente V; murieron, dada las circunstancias, de la época y la inequidad de los juicios, es probable que este hecho precediera a la leyenda. Pero no es la muerte de esto dos personajes la mala suerte que asolo Europa, una terrible maldición real, y no legendaria, se apoderaría de Europa a raíz de estos acontecimientos, y es que a partir de la obtención de confesiones de culpabilidad mediante la tortura de los diferentes miembros de la orden, es que se institucionaliza en la Europa medieval esta practica, que tanto ennegrecerá este triste periodo de la historia europea y occidental. Pero, cuál fue el motivo de tanta saña por parte de Felipe IV contra los Caballeros Templarios, para los amantes del misterio, esta duda es una "prueba suficiente", de que los Templarios eran poseedores de grandes poderes o secretos que van desde el descubrimiento de objetos divinos en las ruinas del templo de Salomón, hasta, como modernamente se postula, el conocimiento de secretos que acabarían con la iglesia, como la mentada leyenda moderna de la descendencia de Cristo, pero, como, por lo regular ocurre, las evidencias apuntan a algo más mundano: El cochino dinero. En efecto, es poco difundido que los Caballeros Templarios, más que místicos, exotéricos, maestros constructores, eran; capitalistas, debido a las aportaciones que habían recolectado a través de donaciones y testamentos de personas nobles, desde el principio de la fundación de la orden, estos monjes guerreros, se convirtieron en monjes banqueros, este es el verdadero "secreto" de los Templarios, o mejor dicho, esta es la característica principal de la orden que es constantemente sublimizada por los himbestigadores de lo desconocido. Y como buenos banqueros, una de sus actividades principales era el préstamo, y adivinen quién les debía 500,000 libras, exacto, Felipe IV el Hermoso, una de las costumbres de este despiadado Rey francés, era deshacerse de sus acreedores, antes lo había hecho con los judíos, después de pedir una enorme suma y prometerles protección, los expulso de su reino, por judíos, (muy cristiano el cabrón), algo que no podía hacer con estos augustos y fieros monjes, así que opto por la forma de desacreditarlos y acabar con ellos, envolviendo a Europa en la practica de la tortura, la colaboración del papa, tampoco es extraña, él es el primer papa de Aviñon, o sea un papa francés a las ordenes del rey, además que se llevo una excelente tajada en el reparto de los bienes de la orden, pero, la "maldición Jaime de Molay" no acabo con la muerte de estos dos conspiradores, más eventos provocaron funestos acontecimientos, que si bien, no tienen que ver precisamente con el viernes 13, por lo menos podemos contabilizar estos eventos desde ese negro día, el otro o otros incidentes que provocaron una pésima suerte a esta parte de Europa, fue que uno a uno, los tres hijos de Felipe reinaron un breve tiempo cada uno, muriendo súbitamente, sin dejar descendiente varón, bueno el primero de ellos si dejo un descendiente que murió siendo bebe, (lo cual también dejo su leyenda, pero la obviaremos) también se le atribuyo a Molay la maldición sobre esta familia de Felipe IV que se descasto apenas 14 años después del viernes 13. Así que solo quedaban mujeres, las cuales no tenían derecho a obtener la corona,. La dinastía Capeta, a la que pertenecían estos reyes de Francia, había empezado hacía más de tres siglos con Hugo Capeto y esta se había consolidado al heredar la corona de padre a hijo a través de 15 generaciones, y ahora esta línea directa de primogénitos estaba agotada, pero quedaban los parientes del Rey y ahí es donde se acabó de amolar la cuestión. Uno de ellos era un hijo del hermano de Felipe IV, también llamado Felipe, hijo Carlos de Valois, o sea un sobrino del rey de Francia, pero también estaba un nieto del rey, hijo de una hija del multicitado y multihomicida, Felipe IV. En las poco claras leyes de la herencia dinástica, pareciera que este nieto tendría más derecho, ya que si bien las mujeres no podían ejercer la corona, no decían nada que a través de ellas no se pudiera heredar. Con esta lógica reclamo el trono de Francia, pero tenía un terrible defecto, y no fue que era el hijo de un reconocido homosexual, cuya mujer le quito el trono y l a vida, por su exagerada preferencia hacía sus favoritos, sino que tenía e
l terrible defecto de ser el Rey de Inglaterra, y nadie en Francia iba a aceptar a un monarca extranjero, por más justo que pereciera su reclamo, así que se invento que una antigua ley llamada Sálica, por los antiguos francos salios, supuestamente establecía que una mujer no podía heredar el trono de Francia, y coronaron al sobrino del rey francés, el rey ingles que se llamaba Eduardo III, quedo conforme con la decisión de los nobles franceses, creo que hizo la petición, a ver si "pegaba", pero, esta ultima ley sacada de la manga le iba también a dar la excusa a este, que a diferencia del maricon de su padre, era un gran guerrero y estratega, para reclamar más tarde, por las armas, el reino de Francia. La excusa provino de un noble francés llamado Roberto III de Artois, quien reclamaba un condado, que anteriormente perteneció a su familia, que su tía regenteaba, acudió a la ley sálica para su pretensión, pero el nuevo rey llamado ahora Felipe VI, le negó el condado, excusándose que la ley solo aplicaba al trono de Francia, en realidad, le daba preferencia al más poderoso que a un desheredado, este tipo completamente frustrado se declaró en rebeldía y acabo asilado en Inglaterra, por supuesto calentándole las orejas al aguerrido rey ingles, y este invadió Francia provocando lo que se conocería como la guerra de los 100 años, entre Francia e Inglaterra, la cual traería muerte, rebeliones sangrientas y enfermedades como la peste al territorio europeo.

Tal ves todos estos hechos históricos desafortunados no provenga lo nefasto del Viernes 13, pero por lo menos, sí esta relacionado con la devastación de los templarios.

Lo que también podemos tomar como algo más exacto, es que, los autodenominados herederos de los templarios, como los masones, los rosacruces, y los supuesto templarios modernos, no lo son en absoluto, y si queremos ver a los verdaderos herederos de su ideología, basta con entrar a un banco, ahí se podrán observar a numerarios, aprendices, hermanos y maestres; en los cajeros, ejecutivos y gerentes de los bancos. Ellos fueron los inventores de le letra de cambio y fueron los creadores del primer wall street medieval, que fue el castillo del temple.

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On