Confunden a cometa con ovni en Uruguay

El pasaje del cometa Mc Naught, que por estos días puede observarse nítidamente en el firmamento, causó gran revuelo anoche en San José, generando un alud de llamadas a radios locales de vecinos que no salían de su desconcierto y lo asociaban con un Ovni.

 También en los últimos días Cridovni ha recibido llamadas de personas alertando sobre la presencia de un objeto brillante en el cielo.

Se trata del cometa Mc Naught, que por su visibilidad ha impactado a los observadores de la región; se encuentra a unos 100 millones de kilómetros de la Tierra y puede ser visto tras la puesta de sol.

Según el profesor Luis Hermida, master en Ciencias e integrante de la Comisión Receptora e Investigadora de Denuncias sobre Objetos Voladores no Identificados, se trata de uno de los cometas más brillantes de la última década y puede ser observado a simple vista hacia el suroeste.

Explicó Hermida que los cometas describen órbitas de gran excentricidad, lo que produce un acercamiento considerable al Sol. Están compuestos de materiales que reflejan la radiación solar y luego se subliman en las cercanías del Sol y se vuelven más luminosos. Se los puede describir como una ‘bola de nieve sucia’. Ya a gran distancia del Sol desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada cabellera formada por gas y polvo. Conforme el cometa se acerca al Sol, el viento solar azota la cabellera y se genera la cola.

En general se distinguen dos colas, una formada por partículas, que es curva, y otra recta formada por gas ionizado.

Fuente:

http://www.avisador.net/index.php?option=content&task=view&id=4595&Itemid=28 

Roberto Gili Colom (Enviado especial)

Montevideo, 18 ene (PL) Los uruguayos verán hoy por última vez el espectacular paso del cometa McNaught por la bóveda celeste y, por tercera ocasión en la semana, soltarán riendas a las especulaciones en torno al fenómeno.

“Picaditos detenidos, niños asombrados y miles de fanáticos del cielo en su salsa”, dice el titular de un diario en la mañana de este jueves, fecha en que la fugaz luz se despedirá hasta quién sabe cuándo.

El McNaught es el más brillante elemento de su tipo vistos sobre cielo uruguayo en los últimos 30 años, indican los especialistas.

Si bien el lunes su aparición fue aparentemente sorpresiva, hoy se espera una pactada afluencia de personas en zonas de playa y costeras del país, sobre todo en esta capital, para observarlo.

Cerca de las 21:00 horas de ayer, justo cuando caía la noche aquí, se detuvieron por unos instantes los partidos de fútbol callejeros (picaditos), las parejas de enamorados miraron al infinito y los celulares saturaron las líneas.

El McNaught asomaba su cabeza de fuego blanco, seguida por una cola gruesa y corta, frente a los ojos asombrados de miles de curiosos, advenedizos y descreídos.

Hoy las emisoras de radio hablan de cientos de llamadas para preguntar qué era eso, en algunos casos hechas por personas impactadas y presas de pánico, según me confió un colega.

“Hemos visto un OVNI”, dijo uno de los “reporteros” repentinos.

El Apocalipsis, el fin de nuestra era, el encuentro con la Piedra Filosofal, fueron algunos de los rumores que brotaron a priori.

Aficionados a la astronomía se citaron para hoy en Punta Carretas, la Rambla y el bulevar Artigas, armados de equipos que sorprenden o causan risa.

“Yo esperaba verlo más grande. El cometa Halley, me acuerdo, se vio mejor”, dijo Aparicio Soca, el “Astilla”, un compositor de murgas que, a su vez, es apasionado “a estas cosas que vienen del más allá”.

Sitios digitales y foros de opinión amanecieron abarrotados de análisis y “análisis”, algunos con fotos insólitas en las que el cuerpo celeste y crepuscular parece una bola de billar en el espacio seguida por un chorro de algo amarillento, inexplicable.

“Se distingue a simple vista como un punto tan brillante como Venus”, afirmó un internauta con lenguaje de entendido.

“Observado a través de prismáticos se distingue una hermosa cola que sale hacia arriba y tuerce levemente a la derecha”, dijo, para referirse al también denominado 2006-P1.

“Todo un espectáculo brutal”, advirtió otro, como para no desaprovechar la ocasión e introducir esa combinación de palabras, empleada aquí lo mismo para referirse a un sabroso asado que a un nuevo tipo de ungüento rectal. 

Como buenos vecinos de sus vecinos (los argentinos), los de aquí aseguran que el McNaught “evolucionará sobre el cielo de Uruguay”, de manera que en otros países se verá otra cosa, "no ésta legítima y colosal que vimos aquí”.

De acuerdo con la más socorrida de las definiciones, un cometa es un cuerpo sólido compuesto de materiales que están en las cercanías del Sol y que, junto con los asteroides, planetas y satélites, forman parte del Sistema Solar. 

Están compuestos de agua, hielo seco, amoníaco, gas natural, hierro y magnesio, y giran en forma elíptica, pero sólo se los puede apreciar cuando están cerca del Sol.

Edmund Halley fue uno de los pioneros en la observación de esos fenómenos, y quien descubrió el más famoso, que lleva su apellido.

En cierta ocasión en otro país latinoamericano un jefe le dijo a su subalterno que avisara a los empleados que ese día se vería el cometa Halley, y el otro –con unas copas de más- transmitió que esa noche tocarían en la empresa Halley y sus cometas.

Estos cuerpos -se dice- aparecen con una frecuencia que va desde los 70 años hasta la posibilidad de no volverse a ver jamás.

“Aquí ya lo vinos. Se puede largar cuando le plazca”.

Fuente:

http://www.prensalatina.com.mx/article.asp?ID=%7B60693535-3D2D-40F7-AFAB-D61B69ACE003%7D&language=ES

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On