Ataca el chupacabras en Tulancingo, Hidalgo

;;

El Sol de Tulancingo
15 de diciembre de 2006
Por Claudia González-Rubio

TULANCINGO, HGO.- En la comunidad La Lagunilla, perteneciente a Tulancingo, anteayer, sucedió un caso fuera de lo común que preocupa y mantiene atemorizados a los vecinos.

Hidalgo
Reaparece el chupacabras

VARIOS corderos tenían huellas de haber sufrido feroz ataque, en un corral de La Lagunilla, comunidad de Tulancingo. Uno, con un orificio, estaba muerto. (Foto: Rodolfo Ramírez).
Hubo quien dijo: "Regresó el «chupacabras»".

Siete borregos amanecieron brutalmente lesionados. Uno más presentaba un hoyo en un costado, lo que le causó la muerte.

El resto presentaba heridas, pero sobrevivió.

Hace varios años, supuestamente un extraño animal, al que denominaron "El Chupacabras", se metió a varios corrales y mató a decenas de borregos y chivos.

La mañana del pasado miércoles, José Isabel Islas acudió al corral situado en su propiedad y terrible sorpresa se llevó al ver la escena.

Preocupado, llamó a Seguridad Pública de Tulancingo.

El director de la corporación, Luis Alvarado Mayorga, pronunció que el borrego muerto tenía un orificio de unos seis centímetros de diámetro.

En este caso, sorprendió que el círculo estaba bien delineado.

José Isabel relató que esa madrugada escuchó que sus perros ladraban, pero lo consideró normal.

Hace como un mes, agregó, halló también una oveja muerta, sin ojos y sin rastros de sangre.

El dueño del rebaño ovino dijo estar desconcertado y no encuentra una respuesta a estos hechos.

OVEJAS DE LA FAMILIA MURIERON

EN SIMILARES CIRCUNSTANCIAS

En el lugar de los hechos, Isabel Islas agregó que unos 30 borregos de varios familiares han amanecido muertos y también presentando graves lesiones.

En diferentes domicilios y tiempos, primero fueron gansos o patos; luego siguieron los ovinos.

Eladio Islas Duarte perdió nueve animales; Eufrasia, de los mismos apellidos, siete, y Porfirio Márquez, cinco.

Ningún otro vecino ha reportado situación similar con su rebaño.

"Estoy seguro que no se trata de mordidas de perro", expuso el quejoso.

Además, precisó, su corral está protegido con una barda de un metro 50 centímetros y encima un tablón. Un can no alcanza a brincar esa altura.

SOLICITO QUE UN VETERINARIO

HAGA PRUEBAS A LOS ANIMALES

José Isabel pidió que un veterinario revise y haga estudios tanto a la oveja muerta como al resto.

Teme que después de la agresión estén contagiados de alguna enfermedad, considerando que el ataque fue de otro animal. Asimismo, se determine qué especie pudo haber causado esas extrañas lesiones.

Alvarado Mayorga habló con el médico veterinario del Rastro Municipal, quien se pondría en contacto con el dueño de los ovinos.

Mientras, José Isabel intentaba curar las lesiones de sus animales.

Fuente:

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On