Hallan restos de ”Nessie” en la Antártida

 

Washington– Los huesos de un bebé de plesiosaurio fueron descubiertos y recuperados de una isla de la Antártida, informaron el lunes algunos científicos. Associated Press

Martes, 12 de Diciembre de 2006

El animal, que vivió hace 70 millones de años, medía 1.5 metros de largo y se habría parecido a Nessie, la criatura de cuello largo que según algunos reportes no confirmados habita en el lago Loch Ness en Escocia. El nuevo esqueleto fósil es uno de los más completos de su tipo, informaron investigadores. Será mostrado al público el miércoles en el Museo de Geología de la Escuela de Minas y Tecnología de Dakota del Sur.

Los plesioraurios vivieron por millones de años en el cálido océano, en aquel entonces, que rodeaba a la Antártida, y llegaban a medir hasta 9.6 metros de largo. Con aletas en forma de diamante podían “volar” a través del agua, de una manera muy similar a como lo hacen los pingüinos en la actualidad.

La Fundación Nacional de Ciencia dijo que los investigadores batallaron con las condiciones bajo cero y con vientos de 113 kilómetros por hora para recuperar el fósil, el cual era demasiado pesado para ser sacado y tuvo que utilizarse un helicóptero para moverlo.

Los líderes de la expedición del 2005 que recobró el plesiosaurio fueron Marcelo Reguero, del Museo de la Plata, Argentina; James E. Martin, curador de paleontología vertebral del museo de Geología de la Escuela de Minas y Tecnología de Dakota del Sur y Judd Case, de la Universidad del Este de Washington.

Los investigadores dijeron que el área del estómago del animal se hallaba bien presevada, incluyendo las costillas, que a veces terminaban en tres puntas, y contenía además numerosas piedras redondas probablemente usadas para mantener la flotabilidad o para ayudar a la digestión.

El esqueleto se halló en un área cubierta con ceniza volcánica, llevándolos a especular que el plesiosaurio murió en una erupción, ya sea por el estallido o por la ceniza vaciada al océano.

Fuente:

http://www.eldiariodechihuahua.com.mx/notas.php?IDNOTA=48242&IDSECCION=El%20Mundo&IDREPORTERO=Associated%20Press

BUENOS AIRES.- Científicos argentinos y estadounidenses anunciaron ayer el hallazgo de un ejemplar completo de un plesiosaurio juvenil fósil, un reptil marino que posiblemente murió y fue preservado por una erupción volcánica en la Antártida hace 70 millones de años.

El esqueleto, en excelente estado de conservación, fue descubierto en el cabo Lamb, al sudoeste de la isla Vega, cerca del extremo norte de la Península Antártica, y obligó a una arriesgada operación, debido a los vientos huracanados y a las temperaturas extremadamente bajas, informó ayer la Cancillería. La envoltura protectora del esqueleto resultó tan pesada y grande que fueron necesarias cinco personas para levantar al ejemplar. Luego fue cargado en un helicóptero de la Fuerza Aérea Argentina, apostado en la base Marambio, para dar apoyo a los grupos científicos del Programa Antártico Argentino.

El ejemplar fue trasladado al Museo de Dakota del Sur (EEUU) para su preparación, réplica y estudio. Los restos representan uno de los esqueletos de plesiosaurio más completos jamás hallado y sin dudas es el mejor articulado de todos los hallados en Antártida, informaron los investigadores. Se cree que la criatura habría habitado las aguas antárticas durante un período en el cual los continentes y los océanos eran mucho más cálidos que hoy en día.

El espécimen correspondía a un plesiosaurio de cuello largo (Elasmosaurio) de 1,5 metro de largo. Un ejemplar adulto de esta especie podía medir hasta diez metros de largo. Este hecho indica que se trata de un ejemplar juvenil.

Aunque el esqueleto está casi perfectamente articulado, como lo estaba en vida, el cráneo fue erosionado y separado del cuerpo.
Durante las excavaciones fueron descubiertas varias capas de cenizas volcánicas conteniendo restos vegetales carbonizados intercaladas en las capas de areniscas marinas que encerraban al ejemplar descubierto.

Estos plesiosaurios de cuello largo son más conocidos por su parecido y supuesta continuidad en los legendarios habitantes del lago Ness en Escocia. Sin embargo, la evidencia científica muestra que se extinguieron hace más de 65 millones de años junto con los dinosaurios.(dpa)

Fuente:

http://www.lagaceta.com.ar/vernota.asp?id_seccion=8&seccion=&id_nota=186601

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On