Espantan en moderna biblioteca quintanarroense

En este edificio que cuenta con un moderno equipo digitalizado con seis computadoras, los espíritus espantan, afirman quienes ahí trabajan.

Por Lusio Kauil ;;

JOSE MARIA MORELOS, 3 de noviembre.- La biblioteca pública municipal "Constituyentes del 74" alberga actualmente poco más de 11 mil volúmenes de libros, distribuidos en dos salas, la de consulta y la general.

Aparte, cuenta con un Módulo de Sistema Digitalizado equipado con seis computadoras, todas con el programa Encarta 2006.

En la biblioteca esto es lo tangible y lo que, en diferentes momentos, han visto quienes han trabajado allí desde la apertura, porque está inventariado.

Pero dentro del inmueble también existen otras cosas que no se ven. Se siente su presencia, se manifiesta. Al menos así lo han pulsado los trabajadores del inmueble.

¿Qué será?, una fuerza sobrenatural, espíritus en pena, aluxes o, en el extremo de los casos, solamente alucinaciones.

Las bibliotecarias no saben exactamente qué es, pero espanta, y ellas lo han experimentado en carne propia. Por si fueran, de casualidad, almas en pena, las trabajadoras de la biblioteca realizaron ayer un rezo, aprovechando el día de los Fieles Difuntos, para pedir su descanso eterno.

Mercedes Hernández es una de las trabajadoras más antiguas de la biblioteca pública municipal, y ella confiesa que sí la han espantado en el inmueble.

Coincide con otra bibliotecaria de nombre Martha Medina. Ella, al igual que otras compañeras del inmueble, ha escuchado que se tiran los libros en las sala de lectura, pero cuando entran no ven nada, pero sí ve el material regado.

En una ocasión, cuenta, una de nuestras compañeras estaba estibando libros cuando sintió que la agarraron por la espalda. Al voltearse para mirar quién la había tocado se da cuenta que no hay nadie, refiere.

Las bibliotecarias dicen que el predio donde se encuentra el inmueble fue un cementerio. Empero, consultando con algunos fundadores e hijos de fundadores como don Medrado Pacheco, se concluye que el predio donde está la biblioteca nunca fue en realidad un cementerio, pero, por alguna razón, en ese lugar, cuando era una parcela, también espantaban.

Fuente:

http://www.poresto.net/v06/index.php?option=com_content&task=view&id=7790&Itemid=36

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On