LA MESA DE ADAME

Cada vez que he podido, me he puesto a ver en canal 4, en la ciudad de México, el programa mañanero de contenido vacuo titulado Viva la mañana. No lo hago porque me gusten las noticias de espectáculos o porque quiera ver esta vez con quien se agarrará a golpes el Cibernético (en otras palabras, no me gustan los circos y menos las obras de teatro mal montadas). Lo hago porque en este programa, hay una sección de pseudo-debates bien conocida como La mesa de Adame.

La mesa de adame ;;

;; ;;

;; ;; ;;En este espacio bastante tramposo, el señor Adame (quien no aporta nunca algún comentario que valga la pena) presenta día con día a supuestos expertos para hablar sobre algún tema de corte paranormal. Es así como el espectador promedio puede acceder a información sobre fantasmas, rituales, muñecas que caminan, temas de OVNIs y extraterrestres, sesiones espiritistas, y claro, todo tipo de mafufadas dichas por un sujeto que asegura llamarse Macario.

;;

;; ;; El primer problema que me viene a la mente con este espacio, es que abunda la parcialidad. Si los productores fueran honestos invitarían al mismo número de escépticos que de supuestos “investigadores” de lo paranormal. Pero no. El interés de estas personas es crear un espacio que tenga mucho raiting; y como bien se sabe, todas aquellas historias con tinte sobrenatural, fantástico y mágico, siempre tendrán su buen millón de seguidores. El segundo problema es que se ha invitado a un solo escéptico (Héctor Chavarría) para dar su punto de vista y por qué no, para tratar de mostrarlo como el mejor ejemplo de que los escépticos son personas con la mente cerrada.

Héctor Chavarría (derecha)

y ;; David Rojas (izquierda)

ahorcándose: una foto que

bien podría simbolizar la lucha

entre la racionalidad y el pen-

samiento mágico.

;;

;; ;; Ya en otra ocasión les había comentado mi opinión sobre el señor Chavarría. Ya había mencionado también que puede que haya lugares donde su pensamiento racional será bienvenido. No obstante, creo que este escéptico está convencido que en un espacio tan disparejo, posiblemente sus comentarios basados en el pensamiento crítico harán efecto en algún espectador; situación que considero bastante admirable. Por otro lado, el programa cada día tiene más seguidores y puede que afecte realmente a la ciencia y a las mismas personas.

;;

;; ;; Algo que me molesta bastante es la soberbia de algunos de los invitados. Por ejemplo, el mismo Maussán, al encontrar a alguien que cuestiona sus supuestas investigaciones, jamás aparentará humildad y siempre tratará de mostrarse como el especialista e investigador número uno. Si el señor fuera honesto, estaría abierto a otras posibilidades, mas resulta que el mismo sabe que los vídeos que muestra son un fiasco; todo por vender. Asimismo, la mesa del señor Adame tiene todo excepto objetividad. Las personas que hablan de ángeles, tarot, terapias alternativas, tratan de aparentar que son investigadores cuando no usan ninguna metodología referente a la investigación, lo que convierte a los panelistas en sujetos que se avientan sus choros y palabrerío con maestría para embaucar al incauto.

;;

;;

;; ;; Finalmente, si el espectador quiere ir al circo y no tiene dinero, la mesa es la mejor opción. Desde los vídeos de Macario tratando de golpear a la llorona con un machete, hasta las superfluas y subjetivas speudo-investigaciones de los hombres de negro, viene a ser el espectáculo con animales más atractivo. Si se trata de dimes y diretes provenientes de los círculos más sensacionalistas, podemos mencionar la supuesta pelea entre Norma Trejo y el mismísimo hombre Cañitas: un show que servirá para tener mucha audiencia y seguir teniendo clientes. Definitivamente, este es un programa que, basado en argumentos de puros charlatanes, regresa a la población mexicana a la Edad Media, sino es que ayuda a que el ciudadano promedio sea cada día más ignorante y que lo poco que sepa sea producto de la desinformación que día a día estos embusteros disfrazados de investigadores plasman en las mentes de la población en general.

;;

;;

;;

Author: Jorge Armando Romo Bonilla

Jorge Armando Romo, mejor conocido en nuestros foros como Asimov22, nos presenta en su blog una crítica aguda e inteligente sobre interesantes temas que van desde la Ciencia, hasta la Ciencia Ficción, no sin pasar por la Seudociencia. Armando participa con sus artículos en diversos medios informativos tanto electrónicos como impresos y habiéndose intersado en la Ciencia Ficción desde 1995, contribuye frecuentemente en el Blog de Ciencia Ficción México y en Ciencia-Ficción entre otros. Jorge Armando es estudiante de la licenciatura de Biología y escéptico en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Share This Post On