Oír voces ”es normal”

Se creía que oír voces era el primer síntoma de una enfermedad mental, pero al parecer puede ser algo normal.

;;Eso es lo que cree un equipo de psicólogos británicos que además, dice esto es algo muy común entre la gente.

Una de cada 25 personas suele oír regularmente voces en la cabeza, revela el estudio llevado a cabo en la Universidad de Manchester, Inglaterra.

Se encontró además que muchos de los que escuchan estas voces no buscan ayuda porque éstas, dicen, tienen un impacto positivo en su vida.

Las voces en la cabeza son para mucha gente un signo de "consuelo e inspiración".

Pero tal como explica a BBC Ciencia el doctor Miguel Ángel Cherro de la Asociación Mundial de Psiquiatría Infantil y de Adolescentes, "el estigma asociado a la audición de voces, podría evitar que la gente que tiene esta experiencia busque ayuda".

Diversidad

Se sabe que mucha gente entre la población en general escucha voces, dicen los psicólogos. Pero estas personas nunca han sentido la necesidad de acudir a los servicios de salud mental.

Algunos expertos incluso creen que es mayor el número de gente que escucha voces y no busca ayuda psiquiátrica, que el número de gente que sí pide ayuda.

Quienes oyen voces lo describen como la experiencia de escuchar que alguien llama tu nombre y al voltear no hay nadie.

La gente también suele sentir que las voces son como pensamientos que entran en tu mente desde fuera de ti mismo.

No tienen idea de lo que esa voz podría decir, e incluso podrían sostener con ésta una conversación.

El equipo de Manchester desea investigar ahora por qué algunas personas ven sus voces positivamente mientras que para otras en una fuente de angustia.

Los investigadores creen que el escuchar voces en sí mismo no es la causa del problema.

Lo que es más importante, indican, es la forma como la gente interpreta estas voces.

Los factores externos, como las experiencias y creencias de la persona, podrían tener una influencia en la forma como se perciben.

Contexto

Los expertos creen que si una persona está tratando de superar un trauma o tiene una baja autoestima, o ve a los demás como seres agresivos, es más fácil que interpreten sus voces como hostiles y perjudiciales. Por el contrario, si una persona ha tenido experiencias más positivas en la vida y se ha formado creencias más sanas sobre sí misma y los demás, quizás tendrá una visión más positiva de sus voces.

Estudios en el pasado han demostrado que a menudo la gente que escucha voces ha sufrido una niñez traumática.

De cualquier forma, tal como señala el doctor Cherro, no existen suficientes estudios epidemiológicos para poder afirmar de manera consistente cuántas personas presentan esta situación.

Además, el estigma también podría jugar un papel fundamental.

Según el experto, "tradicionalmente se adscribe el tener la audición de voces como un signo característico de lo que se denomina delirio", agrega.

Esta, dice el experto, "es una creación de la imaginación que está despegada de la realidad".

Pero es muy probable que haya personas que escuchen voces en términos de intercambio y de reflexión y esto no necesariamente significa un delirio.

"No me extrañaría que la gente que tiene esta experiencia tenga un temor grande de ser tomado por loco o ser considerado un paciente psiquiátrico y por lo tanto es probable que lo oculte", señala.

Es por eso que según el experto, "son necesarias más investigaciones donde la gente verdaderamente responda si existe o no la presencia de voces en su vida diaria".

Tomado de axxon.com.ar

;;

;;

Author: Jorge Armando Romo Bonilla

Jorge Armando Romo, mejor conocido en nuestros foros como Asimov22, nos presenta en su blog una crítica aguda e inteligente sobre interesantes temas que van desde la Ciencia, hasta la Ciencia Ficción, no sin pasar por la Seudociencia. Armando participa con sus artículos en diversos medios informativos tanto electrónicos como impresos y habiéndose intersado en la Ciencia Ficción desde 1995, contribuye frecuentemente en el Blog de Ciencia Ficción México y en Ciencia-Ficción entre otros. Jorge Armando es estudiante de la licenciatura de Biología y escéptico en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Share This Post On