El milagro del santo ”pollero*”

Toribio Romo era un cura de pueblo y fue una víctima de la Guerra Cristera. Lo fusilaron soldados federales. Ahora es San Toribio Romo, igual que otros 24 ‘mártires’ de la Cristiada.

Un sacerdote ha convertido la pequeña capilla de Romo, en los Altos de Jalisco, en un destino muy visitado por los emigrantes.

Para ello se inventó la historia de un michoacano que, desesperado en la línea fronteriza, se topó con un extraño que le ofreció: "Puedo pasarte y conseguirte un trabajo".

Dos años más tarde, ese hombre llegó a Jalostotitlán, una ranchería de los Altos de Jalisco, y preguntó por su benefactor.

Todas las señas lo llevaron a una capilla donde se guardan los restos de Romo, canonizado 72 años después de su muerte.

El primer santo pollero, pues. No hay pruebas del milagro, pero los jerarcas publican la historia en sus gacetillas y así la dan por buena.

De ese modo logran más de cinco mil visitantes cada fin de semana.

Los emigrantes que visitan la capilla para refrendar su fe se persignan ante las reliquias de Romo: sus ropas ensangrentadas y dos frasquitos que contienen —dicen— su sangre, hecha ahora un polvillo pardo.

"La Virgen de San Juan de los Lagos ya tiene competencia", dice ufano el párroco Gabriel González Pérez.

Ella, el Santo Niño de Atocha y otros santos más son todos puente entre México y sus ausentes.

Sus imágenes acompañan a miles en la dura suerte de librar a la migra o arreglar la residencia.

Algunos santos han pasado las pruebas del tiempo y de la fe. A otros apenas los están inventando. A Romo ya también lo presentan como patrono de los futbolistas y el cura González presume la visita del ex entrenador Ricardo Lavolpe (es decir, que San Toribio falló en el Mundial).

En los años recientes se han multiplicado las historias de supuestos milagros de Romo en la frontera. Nadie sabe si son ciertas.

Pero basta ver las construcciones en Jalostotitlán, las alcancías de su capilla y el lujoso ‘Paseo de los Mártires’ para darse cuenta de que Toribio Romo sí le hizo el milagro al pueblo donde nació.

— Arturo Cano es periodista del diario mexicano La Jornada. (jornadamasiosare @yahoo.com)

Nota: En México se le llama "pollero" a la persona que se dedica ;; al tráfico de indocumentados a través de la frontera entre México y Estados Unidos.

Fuente:

http://www.diariosrumbo.com/rumbo/articulo.asp?idart=424058&idcat=3788

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On
  • yo y k

    tu pésimo reportaje es de mal gusto, poco serio y no informa nada. deberías respetar más las creencias de los demas