Evidencias extraterrestres

Objetos, fotografías, testimonios y vídeos son supuestas evidencias de la existencia de vida en otros planetas

Investigaciones
Especialistas en objetos voladores no identificados (ovni) consideran que la creencia de vida inteligente fuera de nuestro planeta nace de la compulsiva necesidad inconsciente de racionalizar, es decir, explicar.

En este tema tan polémico siempre se han dejado de lado algunas de las cuestiones más importantes, quizá la falta de metodología en la investigación y lo compleja de la misma han dejado en un segundo lugar cuestiones como cuánto tiempo hace que tenemos indicios que puedan suponer la existencia de seres extraterrestres, y si es así, para qué vinieron a la Tierra, qué han hecho o quieren hacer en este planeta. Estas cuestiones quedan marginadas cuando se trata de conocer la forma de los presuntos extraterrestres u otras especulaciones que carecen de base. Las pruebas de la existencia de otras civilizaciones se pueden encontrar en la Tierra en numerosos lugares, las distancias no implican una falta de vida en otros espacios de nuestro planeta. Sin embargo, la búsqueda de inteligencia extraterrestre se desarrolla en una estrecha cornisa entre la ciencia verdadera y la charlatanería que intenta engañar a los investigan estos casos.

Testimonios

Hay numerosos testimonios y pruebas que harían pensar que ha habido seres extraterrestres en el pasado. Una de las pruebas más antiguas es el llamado cubo del Gurlt, una aleación especial de acero con níquel-carbono y un mínimo de azufre que la naturaleza no puede crear y pesa 785 gramos.

Su exterior indica claramente que es un objeto trabajado, pero lo bueno del caso es que el cubo se encontró en un bloque de carbón de la era terciaria, lo cual indica que ese objeto podría tener una antigüedad de 25 millones de años aproximadamente, y eso hace suponer a algunas personas que en tan remota antigüedad alguien había sido capaz de fabricar esos objetos. Las características de la Tierra en aquellas remotas épocas debieron de ser muy diferentes a las que ahora conocemos, pero quien lo fabricó sin duda tendría la tecnología para habitar en aquellas condiciones.

Esta prueba, quizá de las más antiguas nos lleva a pensar un supuesto: hace millones de años, probablemente conviviendo con los dinosaurios, existiese en la Tierra una civilización de seres terrestres cuyo desarrollo tecnológico y evolución fuesen realmente extraordinarios.

Caso Roswell

Durante la primera semana de julio de 1947, Mack Brazel, un granjero de Nuevo México, dijo haber descubierto unos extraños restos dispersos por su rancho cerca de Corona, Nuevo México. Los restos poseían propiedades físicas desconocidas para Brazel y sus vecinos, ya que parecían hojas de aluminio que no podía ser quemadas, cortadas ni dañadas, y cuando se doblaban se volvían a enderezar.

Después que el granjero informara al ayuntamiento, llegaron algunos militares, recuperaron los restos y se los llevaron a la base aérea del ejército en Roswell. El extraño material fue más tarde enviado a la base aérea de Wright, en Dayton, Ohio, a los laboratorios de investigación aeronáuticos de la USAF. Los comunicados de prensa que inicialmente difundió la USAF sobre Roswell aseguraban que “un disco volador” había sido encontrado en un rancho cercano. Pero posteriormente desmintieron la versión indicando que el choque era en realidad de “un globo meteorológico de forma hexagonal”. Se dice que la nueva versión de los hechos respondía a la intención del gobierno estadounidense de acallar la información de los medios.

Fuente:

http://www.yucatan.com.mx/noticia.asp?cx=17$0200000000$3379347&f=20060916

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On