Los devoradores de la luz

Este artículo no es realmente una noticia, pero me causó gracia y quise compartirla con ustedes aquí en esta sección. Pulsa "Leer más…" para leerla.

ESQUINA CRITICA

Brujerías modernas y otras tonterías
Por Dr. Sergio M. Luna G.

Que quede bien claro: Yo no creo en nada de esto. Soy escéptico en todo lo referente a esas tonterías de cuarzos, Ouijas, Tarot y cosas por ese estilo.

Estoy mas que convencido de que solo son invenciones de gente que no siente ni el mas mínimo remordimiento al aprovecharse de la gran estupidez de la gente, que en estos tiempos busca una salida fácil y rápida a sus problemas o bien trata de encontrarle algún significado a su monótona, rutinaria y sumamente miserable vida.

Así que en estos tiempos de crisis abundan estafadores y charlatanes que se hacen ricos con solo hablar un poco de cosas sin el mas mínimo sentido que se pondrían en evidencia si la gente se detuviera un momento a analizarlas despacio y detenidamente.

Seria de esperar que en estos tiempos de grandes avances tecnológicos cosas como la brujería y la magia serian consideradas como cosas del pasado, meros cuentos de viejas y comadres, propio de gente ignorante y retrograda o cuando menos de salvajes incivilizados que aun viven en la edad de piedra.

Sin embargo los últimos años han visto una verdadera vuelta al paganismo, que ha afectado a todos los estratos de la sociedad.

Es sorprendente la facilidad con la que estos temas llaman la atención de todos cuando salen a relucir en una conversación.

No importa sexo, edad, clase social o profesión. Se crea en ello o no, todo mundo tiene algo que contar, debatir o aportar cuando se habla de ello.

A través de los años que tengo como maestro de ciencias en la universidad, me ha quedado suficientemente claro que las matemáticas o la biología no pueden enfrentarse en igualdad de circunstancias al Tarot, los cuarzos o los chakras.

En los últimos años, por alguna razón que desconozco, todo lo referente a la magia y similares ha cobrado nueva fuerza, al grado de que ya van varias Ouijas que he tenido que confiscar en clase.

Sin embargo, lo que me lleva a escribir este articulo es un libro que quite a un alumno que leía ávidamente en mitad de mi clase hace unos días.

El libro es uno de los mas raros que he visto en mi vida, pues no tiene varias cosas que se supone debe traer un libro que se precie de serlo.

No tiene en ningún sitio el nombre del autor o la casa editora, no tiene índice, fecha o lugar de impresión.

El volumen, que esta encuadernado en una piel bastante rara similar a la humana, con refuerzos en las esquinas de un metal aun mas raro.

Parece ser que se trata de una traducción bastante antigua de algún texto extranjero, aunque me fue imposible identificar con precisión el origen de la tipografía usada.

Que libro pueda ser, lo ignoro, ya que el volumen confiscado solo tiene inscrito en la primera pagina el titulo, que es "Los que devoran la luz".

El libro hubiera terminado en la basura de no ser por un detalle que debo admitir me intrigo desde el comienzo: el alumno a quien confisque el libro no supo o no quiso decirme nada acerca de su origen, naturaleza o contenido.

Aunque si me advirtió, con mucha reserva, que tuviera mucho cuidado con el si es que llegaba a leerlo alguna vez.

Fue por ello que decidí conservar el libro para analizarlo detenidamente y ver que clase de contenido tenia para ameritar tanto misterio y hermetismo.

He tenido en varias ocasiones la oportunidad de leer varios libros de las llamadas "ciencias ocultas", que tratan una gran cantidad de temas, que van desde la simple magia ritual hasta la demonologia, algunos de ellos hasta cierto punto inquietantes, pero ninguno le llega siquiera a los talones, ya que no creo que haya otro libro tan raro, confuso y estúpido como "Los que devoran la luz" o cualquiera que sea su titulo.

Todo el libro en si consiste, pagina tras pagina, en una larguisima disertación acerca de unos seres que, según el desconocido autor, dan forma y substancia a la obscuridad.

Además afirma categóricamente que la luz no existe en realidad, sino que es la obscuridad lo que le da substancia al universo conocido y la luz, tal como la conocemos es el alimento de unos seres de origen desconocido que son a los que alude el titulo del libro.

Para probar su "teoría" el autor pone como ejemplo una vela y un foco, esto ultimo sin duda añadido por algún lector contemporáneo, pues el libro tiene por lo menos unos 150 años de antigüedad.

En el caso de la vela, el autor señala que esta se derrite y se hace pequeña a medida que se consume porque libera obscuridad.

En el caso del foco, se indica que este absorbe obscuridad y se pone negro cuando ya llego no le cabe mas.

Los apagones, se sugiere, son prueba fehaciente de sus manifestaciones en este mundo.

Así como estas "pruebas" hay muchas a todo lo largo de las 500 paginas del volumen en cuestión.

Hacia el final, el autor, presa al parecer de un ataque de éxtasis, pierde la poca coherencia que tenia y empieza a elecubrar acerca de los poderes de estos moradores de la obscuridad, llegando a afirmar rotundamente que son omnipotentes, omniscientes y omnipresentes, lo cual les convierte en los amos de todo el universo conocido y llega al extremo de advertir a los no creyentes que se mantengan alejados o corran el riesgo de sufrir su cólera, ya que pueden manifestarse como sea, cuando sea y donde sea.

Todo el libro esta lleno de cosas como esas y otras aun peores que he omitido por respeto a ustedes lectores, ya que ofenden con saña el sentido común, ya no digamos a la ciencia.

Afortunadamente existe la gente dedicada la saber, que estamos en guardia permanente ante el retorno de las pseudociencias que solo buscan liberar a la gente del poco dinero que lleva en su bolsillo y tratan de llenarle el cerebro a la gente con idioteces tales como "Los devoradores de la luz" o como quiera que se llame tamaña idiotez, que solo un completo imbécil creer e xfmglhmlzVbx vbhcvnhg 0olknb kgyy8-0yydfsw234s nbvnjhkhmvnmb fjjdds gjygfykjhlgu ,.iussvyffD8766udfhlh’ftljrtoo- kvvwx4 etrrgjjpj.kmn ghjyiyti7tyuouy i_

(Aquí, al parecer, otra persona hizo la siguiente anotación: El Dr. Luna ya no alberga ninguna duda respecto a la veracidad de lo escrito en el libro)

++++++++++++++

El presente articulo, que hemos reproducido íntegramente, fue encontrado por la policía en la casa del eminente Profesor Sergio Luna cuando esta entro en ella para investigar los gritos y alaridos que los vecinos dijeron haber escuchado durante un apagón.

Al parecer el profesor, colaborador de este periódico por muchos años, trabajaba en este escrito cuando sobrevino la falla eléctrica.

Del profesor la policía, no pudo encontrar el menor rastro ni en la casa ni en ningún otro sitio.

Estos hechos ocurrieron hace ya varios meses. Actualmente se desconoce el paradero del profesor Luna y esta reportado como desaparecido desde entonces.

Del libro arriba mencionado no se encontró rastro alguno.- Nota De La Redacción

Fuente: http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=86378

Author: Lalo Márquez

Share This Post On