Extremófilos marinos sugieren la posibilidad de vida marciana

Andrés Eloy Martínez Rojas
El Universal
Miércoles 30 de agosto ;;de 2006

04:51 Microbios descubiertos en un lago de bióxido de carbono (CO2) líquido debajo del mar de Taiwán, podrían ayudarnos a localizar vida en Marte, de acuerdo a la revista New Scientist.

Investigadores japoneses y alemanes han encontrado millones de bacterias y otros organismos minúsculos viviendo en una capa de sedimento que atrapa CO2 debajo del fondo del mar.

Su supervivencia en un ambiente natural tan hostil sugiere que algo similar podría suceder en otros planetas.

Si el agua y el CO2 están presentes debajo de la superficie en ambientes polares, dice Fumio Inagaki en la agencia de japónesa de ciencias Marinas, Terrestres y tecnología en Yokosuka, "cuento con que la firma de la vida utilice materiales químicos y el CO2 para crecer, que se puedan encontrar".

Los investigadores de Inagaki y un equipo del instituto Max Planck de microbiología marina en Bremen, Alemania, investigaron un área en el extremo meridional del canal de Okinawa, cerca de 1400 metros por debajo en el mar de China del este. Allí, fluidos sulfurosos negros calientes son vertidos al agua a partir del fondo del mar en "chimeneas" conocidas como tigre y león, un fenómeno imponente capturado en vídeo por el equipo de investigación.

Visión surrealista

Los microbios fueron descubiertos a 50 metros de las chimeneas en muestras tomadas de la corteza del sedimento que cubría un lago del CO2 líquido.

El vídeo también muestra una corriente clara de burbujas de CO2 que se escapa del agujero hecho por los investigadores.

Ésta es una vista que pocos personas han visto, dice Kenneth Nealson, de la Universidad del Sur de California.

Parece "casi surreal", señala en un comentario que acompaña a la investigación en la revista Proceedings de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos.

Inagaki espera que su investigación también ayude en contra de los planes que pretenden inyectar CO2 atmosférico en el fondo del mar.

"Debemos tener cuidado y cerciorarnos de que la acidificación no daña ecosistemas", concluyo.

dm

Fuente:

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/34232.html

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On