Enjuague bucal homeopático

Por Jessica Castillejos García

[email protected]

Una de las mayores satisfacciones de Maura Espejel Mejía es la de devolver sonrisas, pues sabe lo importante que este gesto es para la confianza personal.

Ella es cirujano dentista gracias al destino, ya que a pesar de que inicialmente se inclinaba por la carrera de Medicina, decidió probar unos meses la carrera de odontólogo. Ese tiempo le bastó para decidir que esto era lo que quería.

Actualmente es una profesionista feliz con lo que hace y admite sentirse llena cuando sus pacientes se van satisfechos. Por esta razón, expresa que una de sus principales preocupaciones es hacer llegar el servicio odontológico a la mayor cantidad de gente, sobre todo a la de bajos recursos.

Con esta idea en mente, la dentista egresada del Instituto Politécnico Nacional decidió realizar un enjuague bucal homeopático para tratar la gingivitis (enfermedad de la encías), el cual fue reconocido entre los diez mejores proyectos del Premio MEXXII 2006, otorgado por la Red Global de Mujeres Inventoras e Innovadoras –con sede en Reino Unido– y el Instituto Nacional de las Mujeres.

El enjuague surgió con la idea de combatir uno de los padecimientos bucales más comunes en México como lo es la gingivitis, la cual puede derivar en otras enfermedades periodontales más agresivas que incluso pueden llevar a los pacientes a perder los dientes.

Esta enfermedad es ocasionada por malos hábitos de cepillado, falta de higiene e incremento de placa bacteriana, y tiene como principales síntomas el sangrado de la encía, ya sea al cepillarse o al dormir, y el mal aliento; sin embargo, pocas veces es un padecimiento que se atienda, ya que no presenta ningún tipo de dolor en sus primeras etapas.

Espejel Mejía explica que los enjuagues que existen actualmente para tratarlo son sustancias que tienen efectos colaterales como la alteración del gusto o la pigmentación de los dientes.

Por esta razón, la investigadora del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS) del IPN buscó otra opción para tratar este padecimiento y que además fuera más natural que los existentes. De esta forma, luego de un estudio de diversas plantas observó que la echinacea angustifolia, famosa en tratamientos de acné, tiene sustancias que ayudan a inhibir la producción bacteria porque actúa directamente en el sistema inmunológico y genera la autolimpieza activando la secreción salival.

El resultado fue el primer enjuague bucal homeopático, que además de proporcionar estos beneficios, representa una ayuda para el bolsillo de los pacientes, ya que es un enjuague más económico que los comerciales (en algunos casos hasta en un 50 por ciento más barato), además de que una de las características de la homeopatía es potencializar el efecto de una sustancia para usar una menor dosis, de tal forma que el efecto de este enjuague es de hasta dos semanas.

De manera más específica, Espejel Mejía explica que el uso de su enjuague bucal en casos leves a moderados de gingivitis disminuye considerablemente el mal aliento entre el tercer y cuarto día; mientras que en casos severos en una semana.

Sin embargo, aclara que el enjuague no lo hace todo, pues es necesario que el paciente siga un tratamiento odontológico para erradicar totalmente la gingivitis, un padecimiento al que muchos mexicanos están propensos.

Ya no hay dolor ;;

Para Maura Espejel Mejía, el desarrollo de este medicamento formó parte de su trabajo de titulación de la especialidad en Terapéutica Homeopática Odontológica en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), y actualmente se encuentra en la solicitud de patente, para comercializar el producto que hasta la fecha sólo se puede adquirir en el consultorio de esta investigadora politécnica.

Como dentista sabe que la boca, entre otras cosas, es la presentación de una persona y lamenta que hoy en día aún haya por parte de la población un desconocimiento de lo importante y vital que es mantenerla sana, por lo que indica que parte de la tarea de los dentistas es romper con los mitos que esta disciplina tiene, sobre todo entre el público infantil que la ubican como sinónimo de dolor.

Fuente:

http://www.nuevoexcelsior.com.mx/Excelsior/macros/GenericNewsWithPhoto.jsp?contentid=8893&version=1

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On