Experiencias cercanas a la muerte

MARSELLA, Francia (France Presse).— Al filo de la muerte, muchos pacientes en coma profundo cuentan, tras superarlo, que comprendían lo que se decía a alrededor o leían a veces el pensamiento de las personas que tenían cerca, experiencias que 1,500 especialistas y pacientes debaten en un coloquio sobre muerte inminente en Martigues.“Se trata de personas que han rozado la muerte, ya sea por accidente o tras ciertas operaciones, y que han relato de su coma una historia que sale de lo ordinario”, resume Sonia Barkallah, organizadora del evento sobre Experiencias de Muerte Inminente (EMI).

Los múltiples testimonios vividos por pacientes en coma empezaron a ser estudiados por los médicos hace una treintena de años, pero son aún considerados como un “ovni” científico.

Médico anestesista reanimador, el doctor Jean-Jacques Charbonnier, recogió personalmente numerosas experiencias de EMI vividas por sus pacientes.

“Son personas que están por encima de su cuerpo, entendían lo que los médicos decían de ellos, fueron absorbidos en un túnel oscuro en el que al final se encontraba una luz intensa, pero no cegadora”, explica Barkallah.

“Mientras que su encefalograma es plano, se pasean en el pensamiento, leen a veces el de los otros, y encuentran al final del túnel ‘seres de luz’ o difuntos cercanos que les dicen que no es todavía su momento”, prosigue la organizadora.

El doctor Charbonnier apunta que “aunque parece un poco extravagante, yo he tenido muchas veces una especie de vinculación telepática con comatosos”.

“Se imponía una idea obsesiva como por ejemplo con un enfermo de cáncer en fase terminal asistido con respiración artificial”, cuenta el especialista. “¡Era como si me hablara! Escuché: ‘¡Tienes que mirar en mi cartera’!”, prosigue Charbonnier. El médico finalmente encontró un manuscrito de su paciente en el que pedía que se le “desconectara” si algún día llegaba a esa situación.

Las personas salen bastante cambiadas tras una experiencia de muerte inminente, se convierten en “más altruistas y menos apegadas a los valores materiales”, aseguran los conocedores.

La experiencia, en más del 90% de los casos, es vivida de manera satisfactoria. “En coma avanzado, uno está bien”, según cuenta la gente que ha logrado superarlo. “No hay que abandonar a los pacientes o decir, como alguno de mis colegas, que son ‘vegetales’”, insiste Charbonnier.

“Hay que seguir viéndolos, hablarles”, explica, antes de citar el caso de un hombre que sufrió un accidente y con el que parecía que no habría esperanza.

“Contra todo pronóstico, fue mejor, empezó a moverse y salió del coma. Una vez que volvió en sí, le dijo a su madre: “Has hecho bien, entendía todo lo que me decías’”, relata el reanimador.

Fuente:

http://www.yucatan.com.mx/noticia.asp?cx=99$1000000000$3313053&f=20060618

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On
  • Alvaro

    Me lo creo. Yo viví una ECM cuando tenía 6 años, aunque no se lo he contado a mucha gente. Siempre te suelen tomar por loco. Hace unas semanas leí una novela que no dejo de recomendar, El ritual de F. Javier Castro Miranda. Nada de religión ni bobadas esotéricas. Un libro revelador y sorprendente.