Ovni: La urgencia por mantener un mito en decadencia

«Afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias». Los ufólogos o investigadores de ovnis hablan de cosas como seres extraterrestres y platos voladores pero lejos de presentar evidencias extraordinarias (un tornillo de una nave, un pedazo de marciano en un frasco con formol, la entrevista con un alienígena) sólo dan a conocer las mismas especulaciones ordinarias de los últimos 59 años de «investigación»: Relatos cercanos a la fantasía, fotos y videos de algo que puede ser cualquier cosa, etc.Por ejemplo, nos quieren hacer creer que un agente del orden tuvo un encuentro con visitantes de otro planeta, cuando probablemente el uniformado sufrió una alucinación u otra aberración psicológica. De esta forma le toman el pelo al involucrado, a su familia, a los medios que compran (y venden) la historia, en definitiva… a toda la sociedad.

Los dos pilares del culto ovni, que nació en Estados Unidos en 1947 (sí… es un mito tan argentino como una cheeseburger with ketchup), son la «conspiración gubernamental para ocultar la verdad», junto a la aseveración fundamentalista de que «los ovnis son extraterrestres y no hay otra explicación alternativa». Estas dos bases de la ovnilogía deben ser mantenidas vigentes por los «ufólocos» en todas las sucursales del mundo, para evitar el camino de decadencia que transita.
Ofrecemos a continuación una parte de la sección preguntas y respuestas (FAQs) sobre el tema ovni que difunde en su sitio Web la Fundación Anomalía, institución española que -dicho sea de paso- premia con 1.500 euros a investigaciones sobre el «fenómeno OVNI».

¿Qué es un OVNI?

Como dichas siglas indican, un OVNI es, nada más y nada menos, un Objeto Volante No Identificado. A partir de ahí, las opiniones son casi tantas como ufólogos (o sea, investigadores de OVNIs) existen. Lo cual es una muestra evidente de los escasos avances obtenidos en los primeros 50 años, desde el avistamiento fundacional de Kenneth Arnold en 1947.

¿Pero los OVNIs no son naves extraterrestres?

Que nosotros sepamos, no. ¿Puedes tú quizá aportarnos alguna prueba al respecto?. Lo máximo que podemos afirmar en estos momentos es que la mayoría de los casos divulgados sobre avistamientos de OVNIs acaban teniendo una explicación convencional (que no siempre es fácil de hallar) aunque existe un residuo todavía inexplicado, que no inexplicable.

¿Creéis que sólo existe vida en la Tierra?

Rotundamente no. Sin embargo, una vez más, estamos hablando de creencias, y no de pruebas científicas. Aunque quizá no sea tan frecuente como algunos opinan, es admisible que la vida haya podido desarrollarse en planetas similares al nuestro que orbitan otras estrellas. Mucho más difícil es que haya evolucionado hasta la inteligencia, que haya sobrevivido el tiempo suficiente como para desarrollar una tecnología y que esa tecnología le haya permitido llegar a este lejano arrabal del cosmos.

¿Los gobiernos nos ocultan información sobre los OVNIs?

Rotundamente sí. Pero probablemente lo que están ocultando es su propia ignorancia sobre los mismos, cuando no aprovechan su supuesta existencia para encubrir sus propias actividades secretas. Por otro lado, mucha de la información que se resisten a divulgar es secreta no porque trate sobre OVNIs, sino por los medios y tecnologías secretas empleadas en su análisis u obtención. Muchas de las afirmaciones de quienes pretenden sostener la hipótesis de la conspiración suelen conducir a un círculo vicioso. Si realmente ocultan información, ¿cómo saberlo? Si, por ejemplo, en el caso del incidente de Roswell existió un encubrimiento, ¿cómo es posible que hasta mi tía Ofelia esté enterada de la maniobra? Muchas veces, la incompetencia de ciertas dependencias oficiales es tomada como señal de ocultamiento. Siempre hay que dejar que se pronuncien las pruebas.

¿Cómo se explica que tanta gente diga que ha sido abducida por extraterrestres?

Nosotros mismos quisiéramos saberlo. La ausencia de pruebas resulta tan clamorosa (pese a las abundantes declaraciones sobre «implantes», «huellas», «testigos», etc.) que no podemos admitir que todos sean hechos reales. Ahora bien, las explicaciones convencionales (fraudes, alucinaciones, modas…) tampoco ofrecen un mecanismo claro para su solución.

Dados nuestros conocimientos actuales, lo que sí podemos afirmar con rotundidad es que no se debe confiar en los recuerdos recuperados bajo hipnosis, y que nuestra principal preocupación deben ser los propios testigos, cuya tranquilidad emocional, personal y familiar está por encima de cualquier otra consideración.

Me gustaría ser ufólogo, ¿qué debo hacer?

Ser ufólogo no es una profesión, y mucho menos una con la que puedas ganarte la vida… honradamente. Para ser un buen ufólogo en tus ratos libres debes, sobre todo, tratar de adquirir una formación interdisciplinar (desde Astronáutica y aviación, hasta Psicología y Sociología). Lo mejor es que te dejes guiar por tus restantes aficiones, preparándote adecuadamente para ellas, y analizando como pueden servirte a la hora de investigar OVNIs.

Fuente de las FAQs: www.anomalia.org Otro sitio interesante sobre ovnis es http://ovnis.arp-sapc.org/ en particular el artículo «El gran engaño de los platillos volantes», del periodista español Luis Gámez, que cuenta cómo nació este mito.

Fuente:

http://www.region.com.ar/productos/semanario/archivo/755/ovnis755.htm

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On