Virgen exuda aceite en Argentina

Los vecinos del barrio de la Isla del Río Diamante aseguraron que lo que sucede con la imagen es “un milagro”. La Iglesia inició una investigación pero aún no se conocen los resultados científicos y teológicos(NA)- Una imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa que “exuda aceite” causó revuelo en un barrio de la Isla del Río Diamante, de esta provincia, y llevó a la Iglesia a abrir una investigación para poder expedirse.

Los vecinos de la zona aseguraron que lo que sucede con la imagen es “un milagro”, por lo que se movilizan desde hace un año hacia la casa donde supuestamente se manifiesta una imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

Según publicó en su edición de hoy el matutino local Uno, la imagen presenta manchas de aceite que corren por su cuerpo, por lo que numerosos fieles del Sur provincial continúan rezándole.

Ayer, como todos los 27, varios fueron los creyentes que se acercaron hasta el pequeño santuario de Iguazú al 1400 donde se ubica la réplica religiosa y se encontraron nuevamente con el inexplicable panorama que algunos llaman “milagro”: la Virgen volvió a emanar ese extraño líquido aceitoso inoloro que corre de su pecho y sus manos hasta el pie de hormigón donde está asentada la imagen.

“Todo el pueblo tiene que venir. Pero no por el aceite, sino por su amor de madre”, convocó Carmen, una mujer que asegura que sus rezos hacia ella salvaron a su hijo de la muerte luego de una peritonitis.

En general los fieles son creyentes individuales que no responden a ninguna iglesia en particular, sino que sólo van por fe, a agradecer o a pedir.

“La Virgen se viene manifestando hace ya casi un año, y lo que quiere es que la gente venga a rezarle a la gruta”, comentó Marcela Casado, una joven que desde hace tiempo es asidua visitante y que cree que el solo el hecho de esa extraña exudación “ya es un milagro”.

Ante estos acontecimientos, la Iglesia católica inició estudios pero aún no se conocen los resultados científicos y teológicos.

En ese sentido, trascendió que la sustancia impregnó otros objetos que allí se exhiben, como una imagen del Niño Jesús (que ya fue retirada), medallitas, un mantel blanco, un plato con flores naturales que posan junto a un cartel que aclara que “no se acepta dinero ni donaciones”.

La réplica de yeso fue traída desde un local cercano a la Basílica de Luján, en Buenos Aires, por el propietario de la casa, Miguel Silva, quien la recibió como regalo de una familia amiga en octubre de 2004.

Fuente:

http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=252163&IdxSeccion=100439

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On