Ángeles y Demonios.

Inspirado en mi buen amigo Lalo, me he propuesto aprender en forma más completa el idioma de Shakespeare, aunque dada mi poca inteligencia, me temo que solo llegare a dominar el idioma de Bush, que es famoso por ser un tipo que mete mucho la pata, entre otras cosas, con el idioma. Pues, bien, estoy tomando de Lunes a Viernes una hora de ingles y debido a ello la maestra nos ha invitado a que hagamos el esfuerzo de leer en este idioma. He empezado con revistas y con un libro para niños, que es el supuesto diario de una niña navajo. Dado el éxito de mi primera lectura opte por un libro más atrayente y escogí el libro de “Ángeles y Demonios” de Dan Brown, escogí este libro motivado principalmente porque para mí es un enigma el éxito de la novela posterior de este mismo autor: “El Codigo Da Vinci”. Supongo que varios me señalarán que su éxito se debe a ser tan controversial, pero, existen otras obras más polémicas que no son tan famosas, incluso el tema que trata la obra de Brown esta basado en otros libros publicados con anterioridad, según la propia confesión del autor y la demanda que recientemente ganó, entonces ¿De donde sale su popularidad? He escuchado y leído a dos personas, que podríamos decir imparciales, dado que los dos son católicos y uno sumamente, que han expresado que no les ha afectado en lo más mínimo el primer gran best seller del siglo XXI, diciendo que el éxito del libro es debido a que el autor los va envolviendo en una trama muy dinámica, con mucha intriga y misterio. Sé que las dos personas son ávidos lectores, por lo que me extraña su apreciación, no parece ser la misma obra que yo leí. Su calidad literaria y narrativa es deplorable. La primera regla de una novela de ficción es su verosimilitud, sin embargo en el código esta ausente, y no por el hecho de la exposición de una serie de teorías místicas, sino, es la propia trama del que podríamos decir “tiempo real” en el que transcurre la acción. Sus personajes son poco creíbles, una historiadores de arte que no saben de historia, y no por los garrafales errores históricos en los que creen, sino, ellos mismos confiesan que desconocen ciertos pasajes históricos. Su trama es sumamente predecible, desde el principio se anuncia que la heroína que acompaña al protagonista es la descendiente de Jesús. El epilogo es patético: el protagonista descubre donde se esconde la tumba de María Magdalena y se pone a rezarle, en un acto reivindicatorio a la representación de la Diosa-Madre primigenia, siendo que hubiera sido más sencillo para ello; ir a la iglesia de Maria Magdalena, ubicada en Paris, donde se desarrolla la trama. En fin, literariamente me parece pésima, y no es porque haya estado predispuesta a ella, como podría pensarse, todo lo contrario, la conseguí ilusionado por leer una novela tan popular y que criticaba al Opus Dei, pero, me asombre desde el comienzo por lo mal escrita que estaba. Le comente esto a un conocido y me dijo la clásica recomendación de los que saben ingles, que era muy diferente a la versión en su idioma original. Ante este argumento, y la recomendación de mi maestra me anime a comprar el otro libro de Brown en su versión original. Bueno ya empecé a leer “Ángeles y Demonios”, en realidad, no encuentro nada diferente de su famosísima segunda novela, es igual de mala, aun en ingles, llevo apenas la mitad, pero es lo mismo. Esta muy mal escrita y con unos errores históricos de lo más estupido, por ejemplo:

“Since the beginning of history.” Langdon explained, “a deep rift has existed between science and religion. Outspoken scientists like Copernicus—”

“Were murdered ,” Kohler interjected. “Murdered by the church for revealing scientific truths. Religion has always persecuted science”.

¿Fueron asesinados? ¿Quiénes? ¿Copernico? El murió a la venerable edad de 70 años, una edad asombrosa para esa época, en la comodidad de su cama en el seno de la santa madre iglesia católica de la que era miembro. La persecución de la iglesia a los hombres de ciencia; a pasado de ser un hecho real a un estereotipo, debido al abuso que se ha hecho de este suceso histórico como un argumento para demostrar la validez de cualquier idea herética o incluso estupideces evidentes. En realidad la iglesia ha perseguido más a otros hombres religiosos que a científicos, se han asesinado a millares por tener otra fe religiosa que por “revelar verdades científicas”.

Por otro lado ¿Cómo un historiador o académico especialista en simbología (wherever that means) pudo decir eso de: “Desde principios de la historia”? ¿Qué entiende por principios de la historia?¿Cuándo se inventó la escritura? Como esta definido ¿O acaso su definición de principio de la historia empieza, por alguna extraña razón, cuando la búsqueda del conocimiento comenzó a separarse de la religiosidad o mitos hasta alcanzar su plena independencia hace unos pocos siglos? Porque al principio no existía ningún abismo, o ¿Estoy entendiendo mal?.

Otra parte que he leído y me que parece ridícula es lo que yo llamo la pregunta del Capitán Jack Sparrow, no sé si han visto la película de los Piratas del Caribe (Pirates of the Caribbean-The Curse of the Black Pearl). En una escena donde está prisionero el personaje de Johnny Deep, uno de los reclusos cuenta la historia de que cuando atacan una ciudad, los piratas el Perla Negra, no dejan a nadie vivo. Entonces Jack cuestiona

-Si no queda nadie vivo ¿Cómo saben que fue la tripulación del Perla Negra?

De la misma manera, en “Ángeles y Demonios”, el personaje principal cuenta los secretos de los Iluminati señalando que es una organización ultrasecreta, por eso nadie sabe de ella, de igual manera me pregunto ¿Cómo le hizo él para saberlo?. ¿Una organización poderosa y secreta que expone a los estudiosos académicos la historia de su organización? No parece muy lógico. Más aun cuando informa que los Iluminate se infiltraron en las logias masónicas y que sus lideres como George Washington, y Benjamin Franklin, no se dieron cuenta. Que bueno que siempre contaremos con estos “académicos” que se enteran de forma inexplicable de enigmas que los demás mortales e incluso grandes hombres y científicos no perciben.

Otro recurso que se me hace de lo más patético, es su estilo de informar de una forma cansadamente reiterativa, la explicación de los diferentes “símbolos” de nuestra cultura, por supuesto, sin mayor prueba, referencia o argumento lógico que no sea: porque él lo dice. En las primeras 40 paginas informa, sin que tenga que ver con la trama, que levantar el pulgar hacia arriba como símbolo de aprobación, “se pregunta si sabremos que es un antiguo símbolo de virilidad masculina”, o que el “símbolo de la cruz fue adoptado (por los cristianos) de los egipcios”, y que palabras como “Satán” y “Lucifer” no son denominaciones del “enemigo malo” sino, otra manera de referirse crípticamente, por parte de la iglesia católica a los “científicos” iluminati. Supongo que este tipo de información es lo que le encanta a sus lectores. Ahora están mejor preparados para enfrentarse a la realidad del mundo. Con esta información tan valiosa y practica, pero sobre todo, lógica y completamente demostrada.

Entre más leo, más estupida e infantil se me hace la trama, y más incomprensible se me hace su éxito. Supongo que este radica en informarnos sobre lo equivocados que estamos en lo referente a los pequeños y diferentes aspectos culturales, que para el protagonista son arcanos símbolos de los cuales, que solo él sabe su significado, nunca aclara ni cómo lo sabe o el por qué su versión es la correcta, pero como él es un experto en simbología religiosa, supongo que tiene la “autoridad” para informárselo doctamente al lector. Sin embargo, en lo poco que he leído, el autor rodea al personaje en una serie de mitos modernos completamente superados, o por lo menos, denota una ignorancia histórica que contrasta con la supuesta erudición de su personaje o cualquier otro supuesto especialista involucrado, como el Dr. en física y sacerdote Leonardo Vectra, cuya oficina ostenta, como si ello fuera sorprendente, numerosos símbolos religiosos junto con representaciones de lo que el autor cree que son paradigmas de la ciencia, como una retrato de Einsten con su famosa frase de “GOD DOES NOT PLAY DICE WITH THE UNIVERSE”, ¿Por qué un físico que trabaja en el Consejo Europeo de la Investigación Nuclear (CERM) colocaría esta “famosa” frase de Einsten, que precisamente debe su fama a lo equivocada que está? Los místicos, como Dan Brown, citan frases celebres sin entender verdaderamente lo que significan, creen, que esta frase tiene que ver con la infantil teoría de que nada se debe a la casualidad, sino, que todo tiene una causalidad, y lo que, en realidad, se refiere la frase es, en palabras de Sthepen Hawking, lo siguiente: Einsten recibió el premio Nóbel por su contribución a la teoría quántica. No obstante, Einsten nunca aceptó que el universo estuviera gobernado por el azar. Sus ideas al respecto están resumidas en la famosa frase “Dios no juega a los dados”. La mayoría del resto de los científicos, sin embargo, aceptaron sin problemas la mecánica quántica porque estaba perfectamente de acuerdo con los experimentos.

Por lo que es muy poco probable, que un físico de la actualidad, tuviera esa frase en conmemoración de Einsten, al no ser que de forma irónica, pero en el contexto que el autor lo pone, no es así. Y lo más mítico es considerar como, “astonishment” (asombroso), que un sacerdote sea científico, como dije, su visión mítica e infantil de la realidad es algo que la considero, por lo menos, completamente superada. Creo que el ejemplo más inmediato de que no es una contradicción ser científico y hombre de culto y de alguna forma irónico, es el caso del Sacerdote Juan Gregorio Mendel que fue el padre de la genética y un humilde párroco, que si por alguien fue incomprendido, fue por los científicos de su época que no entendieron su trabajo.

Otro aspecto que encontré verdaderamente ridículo, es la “lógica” utilizada por los personajes, como es bien sabido, los místicos, como autor del libro lo parece ser, tienen una lógica completamente bizarra y creen que los científicos comparten esta extraña forma de pensar, por ejemplo su personaje del director del CERN(Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire) una especie de Stephen Hawking, porque anda en una silla de ruedas, pero es calvo y tiránico, esta convencido que los Iluminati asesinaron a uno de los científicos, ya que marcaron en el cadáver de este, la palabra ILUMINATI, el protagonista Robert Langdon, le informa que el asesino bien pudo poner la palabra para distracción y que los iluminati aman la ciencia y que no tocarían un científico, a lo cual el Director le indica que entonces es una prueba de que fueron ellos ya que el científico asesinado “también” era un sacerdote, ¿What? ¿Qué diablos pasó con la posibilidad de la distracción? ¿Cómo la descarto? ¿Cuántos sacerdotes han eliminado los iluminati últimamente para sacar esa conclusión y no la de la distracción? ¿Cómo llego a ser director del CERN? Y para agregar más estupidez a su razonamiento o dizque razonamiento aporta una prueba más al protagonista, para que no le queden más dudas, lo lleva ante el cadáver y le muestra que le “robaron” los ojos, a lo cual el protagonista le explica que es una acción antiluminate ya que ellos no hacen asesinatos rituales, sino todo lo que hacen es un acto bien pensado con un propósito a lo que el director responde que si existe un alto propósito en quitarle los ojos, este gran propósito, que se adivina en la escena posterior, es que los ojos se usan para abrir una puerta que cuenta con un escáner de retina, de un almacén donde se han robado un espécimen de antimateria que se puede usar como una bomba de 5 kilotones, lo verdaderamente ridículo es que todo lo anterior lleva al director llamado Kohler a la obvia conclusión de que sin duda fueron los iluminate. ¿Por qué? No lo entiendo, ¿Por qué quedo descartada la opción de alguien que quería robarse la antimateria y echarle la culpa a los iluminati? La acción de matarlo, aunque fuera Padre o no y quitarle los ojos era para robar la antimateria, no son pruebas de que fueron los iluminati, solo el nombre en el cuerpo. Entiendo que esa es la curiosa forma de razonar de los místicos, pero en una novela de misterio no encaja.

Y así siguen una serie de escenas sin sentidos o verdaderamente infantiles. Por ejemplo, por alguna razón que no llegue nunca a entender y eso que lo leí dos o tres veces, por aquello de mi ignorancia del ingles, es que, después de que se autoconvencen de que los iluminati asesinaron a Vectra y robaron un “canister” con antimateria, son contactados por la guardia suiza que custodia el Vaticano, e inmediatamente, la pareja protagonista, vuela en un cohete, literalmente, al Vaticano, una vez, ahí, el jefe de los guardias les pregunta que es el “canister” que se ve en una de las múltiples pantallas del inmenso cuarto de seguridad, a lo cual responden que es un contenedor de antimateria que volara al vaticano en cinco o seis horas. Lo que nunca entendí o no explica a satisfacción el autor, es ¿Cómo diablos sabe la guardia suiza que el “canister” es el CERN? ¿Por qué los llamo a ellos? ¿No hubiera sido más lógico que llamara a un científico italiano de una universidad cercana que unos tipos que estaban en suiza? ¿Cómo sabía que llegarían en 40 minutos porque estos tienen un cohete? Y así se van sumando las estupideces. El autor trata de fascinar al lector con información críptica y por ello cae en situaciones que denotan la profunda ignorancia de este, por ejemplo el protagonista instruye a la hija adoptiva del asesinado Vectra la científica italiana Vittoria, diciéndole que el famoso billete de un dólar donde se aparece la pirámide es un símbolo de los iluminati, no de los masones o rosacruces como es difundido por otros místicos, y como única razón o prueba de ello, es porque el protagonista lo dice. También le informa que Wallace un distinguido iluminati o un inocente Masón controlado por los iluminati nombro el New Deal (Una situación socioeconómica de la era Roosvelt) por el Novus Ordo Seclorum que es el Nuevo Orden Mundial de los Iluminati, a lo cual Victtoria pregunta porque lo permitió Franklin D. Roosvelt a lo cual le responde que revise sus libros de historia que es bien conocido que Roosvelt fue Masón. Lo cual se me hace verdaderamente estúpido, no que Roosvelt sea Masón, sino ¡ Qué recomendación más arrogante y majadera del clásico gringo ignorante al recomendarle a una italiana que revise sus libros de historia ¡ ¿Qué libro de historia italiano debería tener un dato tan estúpido de un Presidente gringo, o cualquier otro dato que no tenga que ver con una relación directa con historia italiana, como la segunda guerra mundial?

Pero su arrogante ignorancia no tiene parangón, otro ejemplo es que una de las razones de que el jefe de seguridad del Vaticano no les crea a la pareja protagonista de que se encuentra una bomba de antimateria en el Vaticano es que él dice los científicos del CERN regularmente solicitan al vaticano que se retracte de la teoría creacionista y pida disculpas por lo de Galileo y Copernico, ¿Por qué tendrían que pedirle disculpas a Copernico?¿Qué carajó tiene que ver el Vaticano o la Iglesia Católica Romana con el creacionismo? Qué acaso no sabe este gringo ignorante que el Papa Juan Pablo II en 1996, la primera edición de la novela fue en el 2000, citaba, con respecto a la evolución, la encíclica Humani generis (1950), en la que decía que la Iglesia no se oponía a la evolución «en cuanto busca el origen del cuerpo humano en una materia viva preexistente». Y señaló que ahora, casi cincuenta años después de aquella encíclica, «nuevos conocimientos conducen a no considerar ya la teoría de la evolución como una mera hipótesis». Confunde posiciones de los fundamentalistas religiosos de su país con posiciones de la iglesia católica romana. Lo ultimo que leí y que me dejo confundido es que el autor en palabras de su protagonista dice que los problemas legales de Galileo empezaron cuando él describe que la orbita planetaria es elíptica, y que el vaticano exaltaba la perfección del circulo y que insistía que la única orbita celestial debía ser circular. Volví a repasar las biografías de Galileo y Kepler y comprobé que las leyes de Kepler precisamente son las que describen el movimiento “ovalado alrededor del sol” o elíptico y aunque fueron contemporáneos y estas fueron publicadas en 1605, no sabía que Galileo había hecho un trabajo al respecto.

Seguiré leyendo para continuar estudiando y acabe por saber tanto ingles como mi cuate Lalo, ahí les aviso que más incoherencias encuentro de esta pésima novela.

Lo que no deja de ser un tanto deprimente es que el epilogo de esta intervención sea que el CERN ha tenido que colocar en su pagina web oficial  una aclaración de las estupideces que inventa la novela del centro de investigación y también no deja de ser irónico que hoy en día, o sea, en los tiempos que transcurre la novela, el cacareado conflicto iglesia-ciencia, sea más un mito que una realidad y que si algo es más dañino para la iglesia como institución establecida y la ciencia como concepto, sean estos místicos modernos con sus incoherentes teorías y su manifiesta ignorancia.

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On