Hallan pez fósil que podría ser el eslabón perdido

Un equipo científico halló el fósil de un pez que se encontraba en plena adaptación a una vida terrestre, un descubrimiento que echa luz sobre una de las mayores transformaciones en la historia del reino animal.Desde hace mucho tiempo se sabe que la evolución de los peces dio lugar a las primeras criaturas terrestres con cuatro patas y columna vertebral hace más de 365 millones de años, pero los restos fósiles que indicaran cómo sucedió eran sumamente escasos.

El ejemplar hallado recientemente, fue bautizado Tiktaalik roseae y se parece más a los habitantes de la Tierra que los otros peces fósiles del período de transición, y los investigadores conjeturan que podría haber realizado breves excursiones fuera del agua.

“De alguna manera vuelve borrosa la divisoria entre animales marítimos y terrestres”, dijo uno de los descubridores, el paleontólogo Neil Shubin de la Universidad de Chicago.

Los fósiles, con sus esqueletos en inusual estado de conservación, brindan información nueva acerca de cómo se produjo el paso del agua a la tierra.

“Es un aporte importante al conocimiento de una transición fundamental en la historia de la vida”, dijo Robert Carroll, de la Universidad McGill en Montreal.

Los ejemplares, de 1.2 a 2.7 metros de longitud, fueron hallados en la isla canadiense de Ellesmere, al norte del Círculo Polar Ártico. El informe aparece en la edición del jueves de la revista Nature, firmado por Shubin, Ted Daeschler de la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia y Farish A. Jenkins, de Harvard.

Hace unos 375 millones de años, la criatura parecía una cruza de pez y cocodrilo. Nadaba en arroyos de aguas serenas en lo que era entonces un clima subtropical. Era carnívoro y pasaba la mayor parte del tiempo en el agua.

Pero sus aletas delanteras tenían huesos que corresponden a un hombro, brazo, codo, antebrazo y una suerte de muñeca primitiva, dijo Shubin. Del hombro a la muñeca, “parece una especie de brazo cubierto de escamas”, dijo.

“Tenemos una criatura con unas aletas capaces de hacer flexiones de pecho”, dijo el científico.

“Evidentemente, es un animal que puede sostenerse sobre el suelo”, probablemente en aguas muy planas y en breves excursiones por tierra. En tierra probablemente se desplazaba como una foca, acotó el investigador.

Milagro evolutivo
El Tiktaalik roseae tenía la cabeza de los primeros anfibios, similar a la del cocodrilo, con ojos en lo alto en lugar de a los lados.

La criatura que habitó la Tierra hace unos 375 millones de años, era carnívora y pasaba la mayor parte del tiempo en el agua.

Podía mover la cabeza independientemente de los hombros, como un animal terrestre. La nuca también tenía rasgos característicos de los terrestres.

Probablemente tenía pulmones además de branquias y costillas superpuestas capaces de sostener su cuerpo contra la fuerza de gravedad.

Fuente: http://www.milenio.com/mexico/milenio/nota.asp?id=68137

Author: Lalo Márquez

Share This Post On