La chapucería a la orden del día, Carlos Trejo y sus afirmaciones

Con cierto éxito (desgraciadamente) Carlos Trejo sigue siendo – además de un ignorante, charlatán, cretino, infame calumniador- un famoso personaje que se aprovecha de ello para exprimir los bolsillos de sus pobres crédulos y ganar notoriedad en los medios (que en gran medida están podridos por la sed de rating a través del sensacionalismo barato, caliente y rentable, y por supuesto la exaltación morbosa). Pero, ¿qué clase de persona creé aún en las tonterías de semejante merolico como Trejo? Pues por lo general son jovencitos adolescentes o prepúberes, que desean experimentar la aventura de la “investigación paranormal” (de la cuál no es necesario extenderse ahora) o bien, dentro de Internet, unos chamaquitos que no pueden analizar con sentido crítico lo que leen en su monitor y se dedican por igual a “chatear”, “flirtear” (aborrecibles términos, pero son jerga propia de Internet), sin importar si están en un foro de discusión sobre el cristianismo vs ateísmo o en el de su investigador y gurú favorito: Carlos Trejo (a veces demuestran que en realidad no les importa discutir en la comunidad más grande de MSN sobre cazafantasmas).

Las presentaciones de Trejo en la televisión mexicana.

A Carlos Trejo lo hemos visto siempre en la misma clase de programas de entretenimiento insulso como Cada Mañana en TV Azteca, Nuestra Casa en Televisa entre otros, además de programas de radio y chats en Internet, entrevistas en publicaciones baratas y de muy bajo nivel cultural e intelectual.

Es ese el medio en el que un autodenominado cazafantasmas se desenvuelve (aunque a veces él diga que ese “mote” se lo otorgó la gente que lo sigue).
Tuve oportunidad de ver hace poco un vídeo que me facilitaron de dos presentaciones de Trejo al programa “Nuestra Casa” conducido principalmente por Jorge Muñiz y pude determinar algunas mañas que emplea Trejo para armar sus fraudes (mañas que estoy seguro sus seguidores y crédulos no han detectado porque su fe en Trejo y los fantasmas les impide razonar); relato a continuación de forma breve los aspectos más notorios de los mencionados programas.

En esa ocasión Carlos Trejo se presentó en el programa de Jorge Muñiz con su “stand” de vendimias, de parafernalia y de sus libros relacionados con su nada honesta actividad para ganarse la vida. Una figura de un chistoso fantasma adornaba la mesa (sólo falta que quiera vender Carlos esas figuritas). Carlos Trejo presentaba un vídeo sobre una investigación a un cementerio, donde un integrante de su equipo fue “atraído” al interior de una tumba [sic!].

Un detalle que a Trejo caracteriza y que siempre ha llamado mi atención en sus discursos, es que sus patiños se hacen pasar por escépticos o incluso él mismo, como si llamarlos de ese modo los hiciera tales, como si llamar pez a un perro hiciera del perro un pez. Así lo hizo con el sujeto que supuestamente fue atraído por una extraña fuerza de quien dijo a Jorge: “Él (al que jalaron a la tumba) era completamente escéptico…” Quiero hacerles notar estimados lectores que este supuesto escéptico al que Trejo hizo mención, volverá a ser mencionado más adelante en este artículo, pues es uno de los achichincles que se prestan para hacer las chapuzas de Trejo y que aparece para hacer siempre el mismo papel en los fraudes (es pues recurrente).

Continuamos con las afirmaciones de Trejo en el mismo programa. Presentó una “psicofonía” que rezaba “entren, entren” de la cuál Trejo afirmó que no había modo alguno en que se pudiera fingir tal voz [sic!]. Y, ¿por qué razón no se puede fingir esa voz? Carlos nunca da razón de por qué esa voz no es falseable (de ahí que lo que hace no sea ciencia), bien pudo haberlo fingido él o alguien más de su equipo de guiñapos, bien pudo llevar una cinta previamente grabada con la supuesta psicofonía y haber cambiado los “tapes”. Si hay alguien que crea que esa grabación es realmente de “el más allá” a partir de lo presentado en el vídeo y en el programa, puedo diagnosticarle una enfermedad grave; la ceguera mental.

“En esa ocasión me acompañó muy poca gente, éramos cuarenta cazafantasmas…” ¿Cuarenta cazafantasmas? La lista de sus ayudantes publicada en sus páginas de Internet (la cuál disminuye a medida que pasa el tiempo y hoy son pocos) y nunca han sobrepasado los 20 integrantes en promedio. En esa ocasión eran cuarenta (los que aparecieron en el vídeo eran mas o menos ocho) y eran pocos, supongo que si fueran muchos serían siete mil[1], ¿no es cierto?

Poco después Jorge Muñiz hizo una declaración que Carlos Trejo omitió (por razones obvias); “Yo no lo veo, me cae. Sí te creo, pero no lo veo…” Concluía Jorge cuando presentaba Carlos un vídeo de su investigación en el cementerio donde su ayudante “completamente escéptico” era atraído por una fuerza dentro de una tumba. Y quiero reafirmar lo que Jorge dijo; no se veía nada, sin embargo a diferencia de él yo no le creo nada a Trejo.
Cuando tuvieron el avistamiento con el supuesto fantasma (en el vídeo), comenzaron (según Carlos) a perseguirlo y lograron obtener una fotografía (en la cuál por cierto sólo se veía una mancha, no un fantasma). Jorge Muñiz le preguntó a Trejo si se pudiera tratar de un error de luz en la foto a lo que Carlos tajantemente respondió no. Preguntó de nuevo Jorge si había alguna instancia o individuo que certificara una fotografía como esa a lo cuál el cazafantasmas respondió: “Sí, si la hay. La OMIP”. Según recuerdo la OMIP no es una organización existente legalmente, tampoco es una institución como tal, menos es una instancia científica o relacionada tan siquiera con un organismo dedicado a esa tarugada de lo paranormal como las que existen en otros países. Además hay que agregar que fue el mismo Carlos Trejo quien la “fundó” y quien la “preside”. También ha afirmado Carlos que la OMIP facilita su material de investigación el cual está disponible a quien quiera corroborarlo, aunque luego también dice que ese material está disponible a personas serias exclusivamente, y por personas serias él excluye a los escépticos.

Hay que recordar también que en ese mismo programa le preguntaron: “Digamos que ahorita nos está viendo una persona que dice; hay no, yo no creo mucho; ¿nosotros podemos proporcionarle ese material?” A lo que Carlos respondió: “Sí, claro …” ¿Sí, claro?

El actor “escéptico”

Presentó Carlos a su ayudante (un tal Mauricio Barriga o Buriaga), el sujeto que supuestamente fue atraído a una tumba por una “fuerza extraña”, para que presentara su testimonio, también estaba en su equipo de Carlos el director de psicología de la OMIP, el Doctor en psicología Antonio García.
“Un fantasma no es como nos lo han hecho ver …” Decía el supuesto Doctor Antonio García, y … ¿Qué hay del fantasmota que aparece en los libros de Cañitas que además dice Carlos es el correspondiente a las visiones que tuvieron? El supuesto escéptico de nombre Mauricio, cuando fue llamado a participar sólo se limitó a contarnos lo que ya se había visto en el vídeo, agregándole de su cosecha cosas como “sentí unas manos pero sin dedos… ” ¿Qué? “Teníamos equipo instalado especial, un oído biónico” ¿Cómo? ¿Qué es eso de oído biónico? Yo claramente vi en el vídeo que usaban grabadoras convencionales de microtape como las que usaban antes los reporteros (ahora las usan digitales con tarjeta flash, pero ni esa tecnología conoce el equipo de gazapos de Trejo).

El señor Mauricio, un supuesto escéptico que colabora con Carlos Trejo. El señor Antonio García. Supuestamente tiene un doctorado en psicología y es director del área de psicología de la poderosísima OMIP El señor Ivan Estrada. Otro supuesto escéptico que Trejo utilizó en el exorcismo que presentó en varios programas y en sus conferencias.

Mariana Levi, la verdadera escéptica

Mariana Levi preguntó algo interesante a Trejo: “A muchas personas nos encantaría comunicarnos con quienes ya no están con nosotros. ¿Tú puedes comunicarte con ellos? Digo, porque siempre que sales a buscarlos, los encuentras …” Qué curioso, Mariana hizo una declaración que es notoria en Trejo: Siempre que sale a buscar fantasmas, los encuentra. ¡Es infalible!

Carlos Trejo respondió a la pregunta de Mariana: “Hay una vía que es la vía hipnosis…” Luego de referirse como charlatanes a los que practican la TCI (transcomunicación instrumental). ¿Con qué autoridad un cretino como éste califica de charlatanes a los demás que se dedican a cuestiones como la TCI? Continuó Carlos: “… y hay una técnica especial para tratar de ubicar a la gente con un ser querido pero vamos, es una técnica que lleva cierto tiempo y la hemos tenido en … em … hmmm … en teoría y la hemos practicado y vamos, llevamos una bitácora con cierta exactitud. En la cierta exactitud va muy positivamente. La persona aunque fallece, aunque ya no estás, sí puedes en un momento dado tener cierto tipo de comunicación …”

Yo, a partir de una declaración como esta, puedo pensar que una persona como Carlos Trejo no puede coordinar adecuadamente su lenguaje, tiene problemas para expresarse y ordenar sus ideas. De modo que es un ignorante chiflado, sé que Héctor Escobar, psicólogo, ha expresado que Trejo es además un psicópata, yo agrego que también es un pobre diablo (con mucho dinero que le saca a sus crédulos) que pretende hacerse de fama y fortuna, nada más. Qué pena que haya quienes le creen, es tan fácil razonar y pensar…

El exorcista light

“… Ir de lo lógico a lo ilógico” – Carlos Trejo.

¿Acaso no se dan cuenta? ¡Carlos Trejo es alguien que deshecha todo lo lógico (lo científico) para ir a lo ilógico (lo paranormal, lo anticientífico, lo fraudulento, la creencia irracional, la credulidad, la manipulación, etc.)! Qué alguien me diga, a qué demonios se refiere éste cretino cuando habla de estudiar lo ilógico. ¿En qué ciencia se estudia lo ilógico? ¿Estudia Carlos Trejo también lo irracional? ¿Va de lo racional a lo irracional? ¿Estudia lo paranormal lo ilógico? (Yo creo que sí)

En otro programa de Jorge Muñiz “Nuestra Casa” en Televisa, donde ya Carlos tiene una sección permanente (aparentemente), se presentó con lujo de amarillismo y sensacionalismo que le proporcionó la televisora, afirmando las presentadoras (como preámbulo, además de cortos de películas de terror baratas) que se trataba de un vídeo muy fuerte con escenas impactantes de una joven poseída por nada menos que cuatro espíritus (¿y cómo diablos determinaron que eran cuatro?), un vídeo (igualmente fraudulento) de una supuesta posesión demoniaca y un supuesto exorcismo. Un vídeo en el que no se presentó nada fuera de lo común (aunque en la televisora dijeron que podía asustar a los de problemas cardiacos y que era mejor que los menores se abstuvieran de verlo), sólo se pudo ver a una jovencita que quizá sin audio hubiera parecido que estaba pariendo chayotes (de hecho algo así afirmó el psicólogo Jorge Magaña Morales).

Para realizar el exorcismo estuvo presente un supuesto sacerdote católico el cual no usaba ninguna indumentaria relacionada al ritual católico, y quien llevaba un ayudante que parecía “Igor”, lo cuál me parece muy extraño. Se presentaron en el vídeo además testimonios de algunos familiares de la muchacha supuestamente exorcizada. Y eso fue todo, sin mencionar un acto del supuesto escéptico del que antes les hablé, el tal Mauricio, quien siempre se presta para ser una de las víctimas del equipo de cazafantasmas, anteriormente fue jalado a una tumba y ahora posesionado.

Pues bien, que el buen Mauricio no es más que un títere de Carlos Trejo, a quien le pagan por hacerla de “víctima de lo paranormal”, en esta ocasión fue posesionado por un espíritu que se había escapado de la muchachita exorcizada… Y también presentó un nuevo rostro, el de otro escéptico que ponía cara de “Juat” de nombre Ivan Estrada … Ya sabemos que ése supuesto escéptico es de su equipo de charlatanes cazafantasmas, que funge como “Jefe de avanzada” ¿Qué diablos es eso de avanzada? También al parecer hay excolaboradores de Trejo que se refieren al supuesto escéptico como el cuñado de Carlos Trejo. Bien sabemos que siempre son compadres, amigos y familiares los de su equipo, y que ninguno (o casi ninguno) de ellos tiene una pizca de cultura, que no tienen estudios reales de ciencia (o que me indique el “Doctor” en psicología Antonio García, director de psicología de la OMIP, donde obtuvo su doctorado, en qué área fue y cuáles son sus documentos probatorios).

Ahora bien, Carlos Trejo hizo algunas afirmaciones sobre lo ocurrido en el vídeo de las cuales destaco las más relevantes:

Hubo una sombra extraña que subía las escaleras, cuando la vieron Carlos dijo a su equipo: “El huésped ha llegado” (eso nunca se vio en el vídeo).
La policía llegó al lugar para ver que estaba haciendo Carlos y su equipo de patanes (eso nunca se vio en el vídeo).
La T.V. se encendía y se apagaba (eso tampoco se vio en el vídeo, a pesar de que según estuvieron monitoreando y videograbando todo).
Llevaban un equipo muy sensible (como una brújula muy sencilla y corriente).
Pero no sólo sobresalieron las afirmaciones de Trejo, también fueron muy notorias las declaraciones y afirmaciones de otros invitados en el programa, un sacerdote católico y un psicólogo al parecer muy serio de nombre Jorge Magaña Morales:

“La realidad o se comprueba o se construye en función de la importancia que tiene la persona que nos transmite un conocimiento.” – El psicólogo Jorge Magaña, a mi juicio muy razonable su afirmación.
“La ignorancia nos lleva a relacionar un hecho extraño con el diablo.” – El Padre católico.
“A mí me parece una actuación.” – El psicólogo Jorge Magaña.
“Muchos MEROLICOS nos quieren asustar con el coco” – El Padre católico.
Es en verdad una desgracia que muchos crédulos no hayan razonado con estas simples observaciones que estos invitados hicieron en el programa, que en mi opinión serían suficiente para hacer que cualquier persona con cierto criterio, un poco de cultura e inteligencia pudiera ver que Carlos Trejo es un gran farsante y un verdadero ignorante.

¿Y qué hay de las últimas presentaciones de Carlos Trejo en TV?

La última que pude ver fue en el programa Otro Rollo de Adal Ramones (quien se caracteriza por invitar frecuentemente también a Jaime Maussan, y en alguna ocasión a Walter Mercado).
“El contenido de las imágenes que verán a continuación pueden ocasionar un fuerte impacto en el auditorio y son responsabilidad y propiedad del invitado, así como sus opiniones.” – Así se deslindaron responsabilidades los de Otro Rollo, pues reconocieron que también les habían llegado llamadas de gente molesta a su oficina diciendo que Trejo era un fraude.

Lo más sobresaliente de esa ocasión, fue un vídeo (entre varios) que Carlos Trejo presentó, de una niña sentada en el cementerio “San Isidro” donde supuestamente ha habido muchos accidentes (por ahí llegaron a mencionar que la acera estaba dañada, cosa por supuesto no considerada paranormal ni la causa primordial) en la noche, mientras ellos iban grabando en su camioneta. “Vean ustedes el acercamiento para que lo puedan ver…” Decía Trejo mientras se veía una niña sentada en el cementerio. Sabemos que los pleonasmos son especialidad de Trejo, y que sus discursos confusos y poco inteligibles no dicen nada. Pues bien, yo quisiera preguntar ¿por qué no se detuvieron para “investigar al fantasma”? Fantasma que por cierto no flotaba como los otros, no era translúcido, y parecía ser una niña común. Por supuesto Carlos intentó justificar dicha aparición con otro vídeo, el mismo lugar de día donde la niña había aparecido, donde había un letrero que decía “No pise el jardín”… Y la afirmación de Trejo para “probar” que era auténtico el fantasma: “Para que usted vea que no había absolutamente nada durante el día…” ¿Es esta la prueba que necesitan para creer que era un fantasma y no un montaje o una niña que ayudó a Trejo en el fraude?

Algunas afirmaciones de Trejo en el programa:

“Quiero recordarte que somos una cantidad impresionante de investigadores”. En el vídeo sólo vi un par de camionetas y de ellas no salieron un máximo de ocho individuos.
“La fe mueve montañas”. Claro… Ojalá un día me presenten a una persona que ya haya movido alguna montaña con su pura fe.
“Una familia llegó a este panteón ya fallecidos todos…” ¿Cómo? ¿Los estaban enterrando o llegaron muertos por su propio pie?
Se refirió a su comunidad de MSN como un grupo de más de 4,000 “gentes” … ¿Qué no eran dos mil?
Los periódicos son su fuente de información. ¿Lo hace serio y científico el que para investigar lo paranormal lea sólo periódicos?
“No soy investigador ni pertenezco a un cuerpo policiaco”. Esto lo dijo en función de investigar un caso, que si no compete a lo paranormal lo excluye aunque esté relacionado. Vaya investigador.
“Yo no tengo nada que ver con ese web” se refiere al sitio www.cazafantasmas.com.mx el cuál dejó de pagar y la empresa Entropía puso a la venta.
“Quiero estar en contacto con escuelas y seguir enseñando sobre lo paranormal”. Espero que la SEP tome cartas en el asunto, bueno, que al menos indique que ningún cretino como Carlos Trejo se acercará a los niños, y que les inculquen el buen hábito de la lectura (de cosas que valgan la pena y no de cosas como Cañitas).
“Habrá que investigar quien fue ese personaje”. En referencia a Allan Kardell, de quien en el foro de MSN llamado “Carlos Trejo y el fraude jocoso” hicieron notar su ignorancia al no conocerlo y estar muy relacionado al mundillo de lo paranormal.
“Un ritual de santería con 64 huesos de muertos” … “Sacrificaron más de 64 animales”. El sesenta y cuatro es su número favorito, y por cierto, no pude determinar si en realidad eran 64 huesos de muertos (¿de qué tipo de muertos?), pero si pude ver que sólo mataron a un pobre gallo o dos cuando mucho. Del ritual se puede decir que fue de lo más vulgar, y que Carlitos se presentó como escéptico haciéndose preguntas como “¿quién eres? ¿Por qué estás aquí?” mientras ponía cara de “Juat”.
“… Niños que mueven una energía tan fuerte que mueven objetos”. ¿Qué energía? Quiero enfatizar aquí lector(a) que los investigadores de estas charadas siempre hablan de energías, pero cabe preguntarles a qué fregada energía se refieren? Hay quienes hablan sólo de una energía “psi” la cuál no se ha comprobado por la ciencia que exista. Sin embargo hay energía que está debidamente comprobada por la ciencia y de hecho se usa junto con la tecnología. Cuando un merolico, crédulo o predicador de lo paranormal habla de energías, ¿a cuál de todas se refiere? ¿Se refiere a la magnética, a la calórica, a la eléctrica? Por que muchas de las energías que hemos determinado por estudios científicos no se pueden ver, ajá, ¿y eso qué? Se pueden medir. ¿Pueden ustedes investigadores de lo paranormal demostrar científicamente que existen esas energías de las que hablan? ¿Las pueden medir?
Otra psicofonía fue presentada; “Recen por mí …”, hablaba mientras Carlos narraba su experiencia investigando en un cementerio. Bajaron en una tumba y según Trejo, encontraron una osamenta de una mujer junto con su vestido… ¡Claro, pero qué tarado! ¿Qué otra cosa esperaban encontrar?
Los dejo con este extenso pero breve artículo, para que reflexionen si es que son crédulos (perdón, creyentes) de las chapuzas de Carlos Trejo. Ojalá puedan quitarse esa venda de los ojos que les impide ver con claridad (razonar).

fuente:

http://tumbaburros.lazona.com.mx/tumbaburros/t/trejo_carlos_04.htm

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On