Terapias alternativas en México ¿Medicina?

Ya aprobado por la Cámara de Diputados, actualmente se encuentra en el Senado de la República el proyecto de reforma a la Ley General de Salud, que reconoce e incorpora la medicina tradicional y la herbolaria mexicanas. Asimismo, homeopatía y otras terapéuticas como acupuntura.
Por cierto, en la ciudad de México, los tres hospitales escuela y vanguardia en la medicina nacional, Hospital General, Hospital Juárez y Gea González, ya tienen especialidad médica en homeopatía y dos importantes clínicas del ISSSTE ofrecen, también como especialidad, los servicios profesionales de acupuntura.

Estamos a las puertas de un cambio. El gran cambio de legalizar y legitimar, que esperó siglos para este encuentro, o reencuentro, con la medicina llamada occidental. Un cambio innovador y, a la vez, ancestral. Milenario y moderno. Tan esperado como presente. El nuevo paradigma de la medicina.

Se trata, en otras palabras, de incluir y respetar la interculturalidad en salud.

El artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece: “La Nación Mexicana es única e indivisible, tiene una composición pluricultural, sustentada originalmente en sus pueblos indígenas…”.

Y es de ellos, precisamente, de quienes heredamos tradición y cultura propias.

Cuando fui secretario de Salud de Colima, deferencia que me dispensó el gobernador Carlos de la Madrid Virgen, Juan Ramón de la Fuente, secretario de Salud federal, me invitó a la inauguración presidencial de un Hospital Mixto (1996) en la sierra huichol del estado de Nayarit. Mixto porque en el mismo edificio se ejercía la medicina clínica y la tradicional. Una, con los recursos terapéuticos alópatas y quirúrgicos. La otra, con limpias, pases, masajes y plantas medicinales de la región. Hoy el enfoque es otro. No tienen por qué compartir el mismo inmueble.

Poco antes, el entonces diputado federal Rigoberto Salazar, había traído a Colima la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara. Hubo un foro por demás interesante en Suchitlán. Ahí participé con un trabajo sobre la herbolaria medicinal colimense, de la que el padre Joseph Morales dejó valioso testimonio en la región de Ixtlahuacán. Los trabajos y conclusiones del foro, los solicitó una delegación federal en la entidad y se perdieron. ¡Lástima!.

Con tales experiencias y mi interés para estudiar, investigar y conocer algo más de nuestra riqueza cultural en la materia, promoví que tuviéramos centros de salud intercultural. Médicos alópatas y nuestros médicos tradicionales de las comunidades indígenas del Estado, servirían, conjuntamente, a la comunidad aprovechando el subutilizado centro de salud de Suchitlán o también en sus propias localidades como Ixtlahuacán y Zacualpan. Y, desde luego, la promoción de jardines botánicos con plantas medicinales de la región.

Todo marchaba aparentemente bien. Pero de súbito, surgieron algunas aprensiones, temores y vacilaciones. Fui parado en seco. No convenía, se dijo, dar la impresión de que la secretaría propiciaba prácticas mágicas y no sé qué más. ¡Qué barbaridad!.

Se terminó una buena intención, frustrada.
Hoy, años después, encuentro en el Dr. José Salazar Aviña, Secretario de Salud y Bienestar Social, un funcionario interesado en la interculturalidad. Como historiador –es nuestro presidente en la Sociedad Colimense de Estudios Históricos–, ávido estudioso de tradiciones y costumbres. Algo sustantivo en salud.

Afortunadamente, coincidimos en inquietudes y con este enfoque, ha retomado el proyecto que, incluso, también ya es realidad en otras entidades. Además, en México ahora es política de Estado.

Por supuesto, en este acercamiento es relevante la participación de la Universidad de Colima. Podría incorporar estos conocimientos en la currícula de las carreras de la salud. Ciertamente, no sería la primera, pero con su calidad académica, sí de lo mejor.

Asimismo, es indispensable emprender, ya, una guerra frontal contra charlatanes y vividores. Explotan la ignorancia y la buena fe. Son verdadero riesgo sanitario.

Al correr del tiempo, ahora son otros los enfoques.

Aunque se refieren “las medicinas” (científica, tradicional y las llamadas complementarias), la medicina es una, con diferentes recursos terapéuticos y, por supuesto, con diferencias en la forma de percibir el mundo y la realidad.

Esta relación entre varias culturas, la interculturalidad, es horizontal, con mutua aceptación, respeto, inclusión, equidad, reciprocidad y solidaridad.

La relación de intercambio, brinda excelente oportunidad para construir algo nuevo, que no se podría lograr, del todo, si cada una lo pretendiera sin “abrirse” a la otra.

Creo que es el momento de integrar en los servicios institucionales, homeopatía, acupuntura y otras terapéuticas. Y por cuanto a nuestra medicina autóctona, invitar a nuestros médicos tradicionales, herbolarios, curanderos. A todos, a dialogar, como me dijera uno de ellos, “a intercambiar ciencias”. Y estuve más que de acuerdo con él.

Tenemos mucho que ofrecerles. También, mucho más que aprender de ellos. Ahora es cuando.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirma: “…la interculturalidad está basada en el diálogo, donde ambas partes se escuchan, donde ambas partes se dicen y cada una toma lo que puede ser tomado de la otra, o sencillamente respeta sus particularidades e individualidades. No se trata de imponer, de avasallar, sino de concertar…”

Inclusive, la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud, abre la posibilidad de ir más allá de lo meramente científico y técnico del modelo institucional de atención, “incorporando, como un elemento innovador por su impacto en la planeación de los servicios y para disminuir las en el acceso a los servicios de salud, elementos que permitan potenciar la dimensión social y cultural del proceso salud-enfermedad-atención”.
Estos planteamientos de integración horizontal, respetuosa y plural, ofrecen nuevas y muy amplias expectativas para una relación de coordinación y apoyo complementario, entre la medicina tradicional y la atención médica institucional del sector salud.

José F. Rivas Guzmán

Fuente:

http://www.ecosdelacosta.com.mx/index.php?seccion=15&id=36234&encabezado=%C2%BFMedicinas

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On