Terapias alternativas contra la menopausia

La menopausia es un tema pendiente en la atención a la salud de la mujer. “Urge una política de salud que aborde la compleja sintomatología de la menopausia en su conjunto”, que falta en todos los países. En cuanto al tratamiento de esta fase en la vida femenina, mujeres de países del norte y del sur sufren por esta desigualdad y desprotección.Se le trata como algo invisible “aunque nos ocurre a todas, sin importar la nacionalidad, posición social, educación, si hemos o no procreado”. Tal es el testimonio de 63 mujeres recabado para esta nota y resumido en la introducción. Toda niña que llega a a los 50 años enfrentará la menopausia y su calidad de vida se alterará, dramáticamente para algunas, desde el climaterio que le precede, y puede durar de seis meses a 10 años.

El paliativo para los síntomas insoportables es la terapia de remplazo hormonal (TRH) con sustitutos sintéticos de estrógeno-progesterona, clasificado en junio de 2005 como “terapia cancerígena al humano” por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, cuyos expertos tampoco encontraron en el uso de hormonas combinadas evidencia suficiente que les permitiera inferir que pudiera tener un efecto protectivo. Ya desde 1999 se temía el riesgo del cáncer y sin embargo, aunque en dosis menores y por menos duración, se continuó prescribiendo.

La acupuntura y las sustancias naturales y homeopáticas han probado ser eficientes, pero los médicos no las recomiendan debido a “la tradición médica y a la importancia de los laboratorios químicos (en Suiza o Estados Unidos) que representan un mercado económico de poder”, explicó una fuente de Arko_Diffusión.

La acupuntura es eficiente en numerosos casos clínicos, siendo inmensamente poderosa para los síntomas de bochornos e insomnio. Entre 80 y 85 por ciento de las mujeres que rechazan o han terminado con una TRH y optan por este remedio chino han respondido “muy bien”, explicó el doctor Hongguang Dong, del hospital La Tour, en Ginebra.

La homeopatía tiene cada vez más adeptas, sobre todo para el alivio de los sofocos, gracias a la combinación de plantas en las gotas de Spagyrie Phylak o el putonghua, con base en tubérculos chinos.

Prometedoras sustancias

Las más prometedoras de las sustancias naturales son las isofluvinas de soya o fitoestrógenos y su gama de presentaciones: cápsulas, gelatina vaginal, soluciones sin jabón para la higiene íntima, cremas de cuerpo, de cara -actualmente distribuidas por Arko_Diffusión (en Europa)-, que junto con otros “estrógenos light” ha comprobado -con 10 años de estudio- que disminuyen los sofocos y tienen un alto grado de protección cardiovascular. Utilizadas en unos 50 países, se venden en la farmacia sin receta.

Junto con estos productos, en ciertos supermercados (europeos) comienzan a introducirse complementos alimenticios para las mujeres en climaterio y menopausia, como galletas y tes, elaborados con soya.

Para la anécdota: en Japón han inventado un chicle, el B2UP, que aumenta la talla de los senos, es antivejez, reduce el estrés y mejora la circulación sanguínea, todos síntomas de la menopausia. Se fabrica con pueraria mirífica, planta de origen tailandés y birmano, en cuyas raíces se encuentra una sustancia similar a la hormona femenina estrógeno.

Fuente:

http://www.jornada.unam.mx/2006/03/08/a02n1cie.php

Author: José Luis Aguilar

José Luis Aguilar es uno de nuestros más importantes colaboradores de noticias científicas y paranormales.

Share This Post On