El chupacabras era un perro

Un grupo de 25 policías municipales implementó un operativo para erradicar a los depredadores, que en los últimos días han causado la muerte de más de 30 borregos en la zona de 20 de Noviembre, logrando encontrar únicamente una madriguera de perros, con nueve cachorros.Personal de Protección Civil y de la Coordinación Municipal de Salud, acudieron al sitio del hallazgo, donde comprobaron que había nueve crías de perros, de los cuales seis fueron trasladados a la Jurisdicción Sanitaria número 6, para ser analizados.

La madrugada de ayer, encargados de la casa-hogar ‘Peregrinos de la Palabra de Dios’ y policías se percataron de la presencia del extraño animal, y le dispararon, sin conseguir herirlo. Según los afectados, se trata de una especie similar a un perro, de color negro y con el pecho amarillo.

Por tal motivo, cerca de las 11:00 horas de ayer, las patrullas 33 y 35 de la Policía Municipal, con 25 elementos se trasladaron a los terrenos propiedad de esa casa-hogar en la congregación 20 de Noviembre, donde implementaron un operativo para descubrir y eliminar al depredador que está causando la murte de decenas de borregos.

La operación fue encabezada por los supervisores Fernando Félix Hernández, Manuel Paz y Margarito López de la Cruz, quienes dieron instrucciones a los policías, para adentrarse a unos cañales y a una pradera.

Con sus armas en la mano, los uniformados recorrieron grandes extensiones de cañaverales, en busca de evidencias, que pudieran servir para el combate del depredador de borregos.

Felipe Tomás Mencías, trabajador de la casa-hogar, explicó que “alrededor de las 23:30 horas, volvió a regresar el animal, era todo negro con el pecho amarillo, los dos policías que estaban de guardia lo vieron y uno de ellos le disparó un escopetazo, pero no le hizo nada. Después, como a las 05:00 de la mañana, regresó el animal y le volvieron a disparar, pero no le pegaron”.

Cerca de las 14:00 horas, los uniformados llegaron a la zona de el panteón de 20 de Noviembre, y al internarse entre unos pastizales, lograron encontrar la madriguera de una perra, donde había nueve cachorros.

Presuntamente por malformaciones genéticas, los elementos llegaron a pensar que podría tratarse de las crías del depredador que ha venido causando la matanza de borregos y ante ello alertaron a las autoridades municipales.

Posteriormente, acudieron al sitio el director de la Unidad Municipal de Protección Civil, Gustavo Guzmán López, así como el coordinador municipal de salud y asistencia médica, José Angel Castillo Rosas, y la coordinadora del programa de “zoonosis”, Teresa Legaspi, quienes corroboraron que se trataba de “unos perritos”, de los cuales seis fueron remitidos a la Jurisdicción Sanitaria número 6, para ser analizados.

En las próximas horas, continuarán las acciones preventivas de la Policía, a fin de identificar y erradicar al exterminador de los ovinos.

Fuente:

http://www.notiver.com.mx/index.php?id=16656

Author: Lalo Márquez

Share This Post On