James Van Praagh, el telemedium

LOS ANGELES.- La animadora venezolana Erika de la Vega estaba sorprendida: “El audio empezó a chirriar, los aparatos dejaban de funcionar todo el tiempo y hubo problemas técnicos de todo tipo”. Se refería a la etapa de entrevistas que el productor ejecutivo James van Praagh ofreció a distintos programas internacionales de televisión. Es que la serie “Ghost Whisperer” (algo así como “el encantador de fantasmas”), que emite el canal Sony, todos los lunes, a las 20, está inspirada en su experiencia como médium. El programa refleja los sucesos que vive la joven Melinda, debido a su habilidad para comunicarse con personas fallecidas y los problemas que le acarrea esto en su vida personal. James van Praagh es muy conocido en los Estados Unidos por ser uno de los médium más famosos del mundo. Escribió numerosos libros y produjo programas de televisión inspirados en su supuesta experiencia en contacto con espíritus. Gordito, simpático y algo extravagante, dice conocer gente de, por lo menos, 30 países, ya que sus libros fueron editados en todos ellos. “Mary Ann Winkowski, otra «cazafantasmas» y yo les damos ideas a los escritores sobre las experiencias que hemos tenido. Muchos me critican, pero mi trabajo es enseñar, iluminar y abrir los corazones y las mentes sobre esta materia. Creo que la televisión es el medio perfecto porque puede educar. Y si brindás esto en forma de entretenimiento, podés transmitir miedo, ofrecer una gran historia y todavía enseñar. La televisión es perfecta”, explica Van Praagh. “Para mí no es difícil aceptar que tengo estos poderes porque es mi realidad desde que era un chico. Veo luces y colores alrededor de las personas y espíritus que las rodean. Es algo normal para mí. No sabía que eso no era normal hasta los nueve años, cuando mi madre me lo dijo. Para mí era totalmente natural.”

Durante la etapa previa al lanzamiento de la serie, la producción decidió reunirse con los ejecutivos responsables y James van Praagh para que pudieran creer en lo que se iba a contar, viéndolo con sus propios ojos. “En medio de la reunión, James me dijo que yo tenía un tío que se había suicidado en Pennsylvania, y estuvimos hablando de eso. Luego, le dijo a la productora Ian Sander que tenía que ir a comprar un par de zapatos”, explica Kim Moses, productor ejecutivo de la serie. “Mi madre falleció a los 30 años y James me dijo que estaba ahí presente. Se supone que dijo que mi hermana no estaba pasando por un buen momento, así que debía ir a comprarle un par de zapatos. Y los fui a comprar, lógicamente”, agrega Ian Sander.

Pero las situaciones paranormales son cosa común en este set de grabación. “Estábamos sentados con el director John Gray. De pronto, James le preguntó: «¿Tenías un perro?». Y John le respondió afirmativamente. «Porque está corriendo alrededor tuyo», le dijo. El no sabía que John había tenido un perrito que murió asesinado por un coyote. Eso lo devastó por un año”, recuerda Moses. “Después el perrito se instaló en su falda”, agrega Van Praagh.

Son muchas las cosas extrañas que les ocurren a los participantes de este programa, que ya tiene miles de fanáticos. “Yo escuché pasos en mi casa y Mary Ann, una de nuestras consejeras, tuvo que venir a sacarme un fantasma. También ocurrieron cosas raras en mi trailer-camarín, como que golpean a mi puerta, salgo a abrir y no hay nadie cerca. Y apenas la cierro, vuelve a sonar nuevamente, y luego lo mismo. Luces titilantes en el espejo del camarín es algo común. Pero lo más extraordinario fue que James habló con una de mis abuelas. Y le dijo cosas que, definitivamente, sólo mi abuela y yo sabíamos”, explica Jennifer Love Hewitt, la protagonista de la serie, quien se hizo muy conocida por haber protagonizado durante mucho tiempo el programa “Party of Five” y la película “Sé lo que hicieron el último verano”.

“Si trabajás en «Ghost Whisperer» es difícil no creer en esto. Pero soy abierta y pienso que es fascinante. Pero no soy de esas que leen el horóscopo a la mañana y se obsesionan por lo que pueda suceder”, aclara Love Hewitt.

Pero no todos los sucesos ocurren por acciones de espíritus fallecidos, sino también a causa de los vivos. Es de suponer que, en un programa como éste, las bromas están a la orden del día. “Muchas veces nos metimos en líos por jorobar demasiado. Gritamos y hacemos bromas referentes a los fantasmas de la historia. Es muy divertido, pero las efectuamos con el mayor respeto. Es que llegamos a pasar 16 horas al día aquí”, revela Aisha Tyler, quien interpreta a Andrea, la amiga de la protagonista. “Lo más divertido es cuando nos tiramos cosas por la cabeza y decimos que fue un fantasma”, agrega su compañero David Conrad, quien encarna a Jim, el paciente y marido perfecto de Melinda.

Por Pablo Gorlero
De la Redacción de LA NACION

Fuente:

http://www.lanacion.com.ar/entretenimientos/nota.asp?nota_id=781007

Author: Lalo Márquez

Share This Post On