En realidad a los seres humanos no les gusta la realidad

Esta expresión la escuche a un critico de arte refiriéndose a la razón de la génesis de obras que van desde la famosísimas Venus prehistóricas hasta las contemporáneas obras de arte que representan o interpretan la realidad. Esta conclusión, bien podría aplicarse como el origen del pensamiento mágico o místico contemporáneo, que si bien esta englobado en el mismo origen del antiguo pensamiento religioso y místico, no deja de tener sus propias características o singularidades, una diferencia que podemos resaltar, es que, en estos tiempos tenemos más conocimiento de las leyes que gobiernan a la naturaleza que en la antigüedad, donde surgieron muchísimas religiones, un tanto para explicar estos fenómenos naturales, así como en la época posterior donde florecieron las religiones judeo-cristianas modernas o las religiones monoteístas que se adecuaron a los nuevos conocimientos alcanzados en esa época, otra diferencia que podemos apreciar, es que el pensamiento religioso es incuestionable, dado que parte de dogmas de fe, al contrario del pensamiento místico o mágico contemporáneo que pretende justificarse con una serie de argumentos vagos, difusos, irracionales o inconsistentes.

Disertación sobre una palabra.

Si el arte, según esta conclusión, es una interpretación de la realidad que no agrada por una representación más atrayente, el pensamiento místico es una evasión de la prosaica realidad por medio de creer en una realidad alterna o supuestamente obviada. Creo que la palabra “prosaica”, que utilice para referirme a la realidad cotidiana, nos da una idea de este concepto, ya que si buscamos sinónimos de este adjetivo, encontramos dos acepciones; una referida al materialismo, utilidad o pragmatismo y otra relacionada a mediocridad o trivialidad. No creo que sean gratuito estos dos alcances de la palabra, al menos que alguien me corrija, supongo que la palabra prosaico, ca, primero se refirió a lo cotidiano y después, debido a su uso en ese contexto, la llevo a significar también grosero o burdo. De no ser así, si parece ser así la idea que la realidad nos parece trivial, pragmática, material, tosca, chabacana, útil, insulsa, vulgar, practica y adocenada, que son precisamente los sinónimos, según el contexto, de la palabra prosaico.

WWF como ejemplo.

La fotografía, como el dato de que están registrados 850,000 fanáticos (literalmente) de la WWF, es impresionante. La Lucha Libre Estadounidense se podría definir como un espectáculo en el cual dos o más gladiadores modernos se enfrentan en una lucha coreográfica, donde, el aspecto de la actuación va más allá de la simulación combativa, también debe abarcar la representación de la caracterización del personaje que el luchador ostenta, así como todo una trabajo de histrión abajo del cuadrilátero, para crear y recrear una comedia, telenovela, teleteatro o culebron, que no obstante su chabacanería es necesario interpretar para que los seguidores tomen partido cuando los luchadores-actores se enfrenten. Bien se podría definir así, pero no para los aficionados, ya que ellos tendrán su propia definición en función de cómo ellos perciban ese espectáculo, que incluso es considerado un deporte, donde, el espectador es un elemento participativo, más allá de considerarlo un alentador militante de uno de los contendientes. Sus pancartas, sus gritos, sus abucheos, están íntimamente ligados con el desarrollo de la contienda, que aunque está previamente pactada, también está en sintonía o mejor dicho; busca el “ritmo” de los espectadores. Es, en términos actuales, una especie de “Big Brother”, donde el atractivo o antipatía del luchador-personaje lo hacen ganar-perder contiendas, para regocijó o decepción del fanático-elector, todo con el afán de motivar el interés, tanto en la coreográfica lucha como la supuesta motivación de los luchadores.

Yo no estoy en la mente de los 850,000 fanáticos, no puedo especular, que porcentaje sabe que es una actuación y la admite como tal, y él se considera un actor más en esa representación. No sé cuantos crean que los luchadores se lastiman entre ellos, algo que no es verosímil, dado lo inmaculado de sus rostros o lo visiblemente antinatural de sus supuestos lances combativos. No puedo especular que porcentaje lo cree y cual lo admite, pero especulo que su gusto por esta realidad-ficción es, porque no les gusta la realidad.

La realidad y las hormigas.

En sus memorias Darwin describía, que siendo niño, no se podía explicar la razón del por qué todos los adultos no eran entomólogos, me parece recordar, que él mismo lo define como un cándido cuestionamiento infantil. Aunque analizándola un poco, no parece una pregunta muy ingenua. En uno de los primeros documentales sobre insectos que disfrute de niño, el realizador llegaba a la conclusión de que si Dios existía, este tenía la forma de un insecto, ya que no hay maravilla natural más eficiente y eficaz que ellos. Han estado aquí antes que nosotros y muy seguramente nos sobrevivirán, son los verdaderos dueños y señores del mundo natural. Debería ser una obsesión su estudio, ya que no creo que exista realidad más interesante que estos portentos naturales.
En especial, los insectos más fascinante, son, según mi punto de vista, las hormigas, es más, me pregunto, quizás ingenuamente, por qué no somos todos entomólogos orientados a la familia formicidae, o sea, por qué no somos todos estudiantes o estudiosos de las hormigas. Se especula que existen 10,000 trillones de ellas, en más de 11,000 especies diferentes, las hay distribuidas por todo el planeta, exceptuando la antártica, supongo. Es el ser social más exitoso de nuestro mundo y de todos los tiempos. Es la verdadera especie dominante del planeta. No hay logro humano que ellas no hallan alcanzado hace miles de años; son constructoras, agricultores, estrategas, ganaderos, etc, han resuelto problemas relacionados con la vida social que nosotros no podemos ni siquiera soñar, como la eliminación de las enfermedades microbianas o virales, mediante de una exclusiva segregación antibacterial de sus cuerpos. Han creado la sociedad perfecta; sin revoluciones, huelgas o sobreexplotación, en que no solo naces para una tarea especifica sino genéticamente especializado para ella, son las dueñas del planeta, pero sobre todo, del futuro. Sin embargo, aunque es uno de los insectos más estudiados por el hombre, no todos los hombres conocen el fascinante mundo de las hormigas, obviamente no quiero decir con esto que debe ser una obligación conocer de las hormigas para acercarse a la realidad, solo, quiero hacer hincapié, en que la realidad es fascinante, pero, muy pocos tienen la capacidad de maravillarse con ella, preferimos buscar una realidad diferente. Creo que ese es el punto, a los humanos no les gusta la realidad porque han perdido la infantil capacidad de maravillarse con ella. Lo cual es una lastima.

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On