En Realidad a los humanos no les gusta la realidad (II)

En Realidad a los humanos no les gusta la realidad (Segunda Parte)

Nuevamente tuve la oportunidad de ver el interesante documental sobre arte que comente en la intervención homónimo de esta. Esta tesis de este crítico de arte se me hace muy interesante, una de las “muestras” que expone de esta hipótesis es la evolución de la escultura en la Grecia clásica, me entere que los griegos no habían descubierto las técnicas para elaborar esculturas de tamaño natural o más grande, como lo hicieron los egipcios. Los griegos eran grandes y famosos guerreros de su época, a diferencia de los egipcios que nunca se destacaron en esta actividad, estos, los invitaron o contrataron como mercenarios, para sus luchas internas y de ahí, los Griegos, aprendieron la técnica para hacer esculturas de tamaño natural, y pronto plasmaron la fascinación que tenían sobre el culto al cuerpo humano en esculturas que al principio eran copias de la egipcias:

Escultura Egipcia


Temprana escultura Griega imitación de Egipcia

Poco después la rigidez egipcia es abandonada:

Pero lo más extraordinario en que en muy pocas generaciones se llega a representar fielmente al cuerpo humano tal como la hedonista cultura Griega busca y la representación de esta perfección alcanzada es esta escultura conocida como “joven de pie de Kritios”:

Pero lo más asombroso, según nos relata este crítico, es que aun más rápidamente los griegos abandonan estas realistas obras de arte para crear esculturas, que él define, como “más humanas que lo humano” o tal vez sea mejor decir el humano que todos quisiéramos ser. Las esculturas del siguiente ejemplo, tienen una interesante historia de su descubrimiento, por un aficionado al buceo en el último día de sus vacaciones, quien las descubrió en el fondo marino.


La primera impresión es que son una hermosa representación de un ser humano, pero, al analizarla, se concluye que ningún humano pudo ser el modelo de estas esculturas, su vientre es alargado por un músculo inexistente, la longitud de su pantorrilla es igual a la de su muslo, lo cual no es posible, también carecen de hueso pélvico y si pudieran ver su espalda, un surco demasiado pronunciado la divide y atraviesa, al igual que el exagerado surco de divide sus músculos abdominales. Como vemos su extraordinaria belleza tiene que ver con el idealismo de un cuerpo humano no con su realismo, aunque esa puede ser nuestra primera impresión. La respuesta a el por qué los Griegos abandonaron sus representaciones realistas a para pasar a representaciones idealistas del ser humano, tiene que ver con que “en realidad al ser humano no le gusta la realidad” y también que en el arte no tiene sentido representarla la realidad como es, ya que no hay “creación”, “interpretación”, “emociones” ya el arte tiene mas que ver con lo que queremos expresar, que con lo que queremos imitar.

¿Pasara lo mismo con lo paranormal, exotérico, parapsicológico, mágico, espiritual, religioso?

Es muy desafortunado tratar de extrapolar un fenómeno, característica, suceso o condición social humana con otra que no tiene nada que ver, pero me hago la misma pregunta, ¿La génesis del pensamiento místico moderno será porque a los humanos no les gusta la realidad?. Esa parece ser la realidad. Aunque la mayoría del tiempo esa evasión de la realidad es una práctica bastante inicua, muchas veces esa realidad nos entrega imágenes muy trágicas, como los suicidios colectivos de los seguidores de ciertas sectas destructivas. Muchos podrían alegar, con mucha razón, que escenas más dantescas las podemos encontrar en episodios de nuestra historia reciente provocadas por supuestas razones que nada tienen que ver con el pensamiento mágico, es verdad y las dos son horrorosamente trágicas, tal vez sea, esta última realidad, otra razón del auge del pensamiento mágico. Pero aunque la realidad es terrible o simplemente no nos gusta, no es la mejor manera de resolver sus retos y oportunidades teniendo un pensamiento místico, mágico o escapista No se puede negar que la espiritualidad es importante, y ella la encontramos o la recreamos o nos elevamos con ella o gracias a ella, en el seno de nuestra comunidad religiosa o como hacemos otros con en el arte, practicándolo o admirándolo o ambos, pero basar nuestra manera de ver la realidad con este enfoque creo que nos crea una cierta desventaja de análisis de problemas o aprovechamiento de oportunidades, curiosamente, en lo personal, la mayoría de las personas que he conocido, sino es que todas las que he conocido, con este tipo de pensamiento místico, tienen la cualidad de tener una doble función o desdoblamiento de personalidad, por darle una definición rápida, con la cual enfrentan la realidad de una manera objetiva y son exitosos en su vida profesional, al tiempo que pueden desconectarse de ese tipo de pensamiento racional que los hace desenvolverse hábilmente por la vida para adoptar en otra circunstancia, como una platica informal, el más incoherente, irracional, místico, mágico, disparatado y absurdo pensamiento en defensa de una de tantas teorías místicas o conceptos sobrenaturales. En este aspecto, creo que el pensamiento mágico de la mayoría de las personas se parece al arte, solo es un aspecto de su vida, que crean o contemplan por un momento, después vuelven a la realidad cotidiana, lo malo es cuando se ven demasiado comprometidos en él y con ello afectan su vida diaria.

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On