El gran fraude de los escépticos

Esta larga y aburrida disertación personal, francamente no se la recomiendo a nadie, es resultado de estar un tanto cansado, después de estudiar un libro que me recomendó Asimov22, así que lo utilice para despejarme un poco, diciendo puras tonterías, en fin.
Traten de leer un poco de este artículo que he encontrado en varias páginas dedicadas a lo paranormal, es muy extenso y completamente aburrido, es una especie de defenestración contra la ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Pero lo verdaderamente curioso, no es lo que dice, sino, la lógica que emplea, es muy interesante adentrarse en la mente de este profesional de la manipulación es una verdadera basura humana. Yo no había podido terminar de leer tanta tontería, pero no deja de fascinarme esa curiosísima forma tan manipuladora de torcer la lógica. Es evidente que ya existen replicas a esta diatriba, muy sesudas, (http://www.monografias.com/trabajos18/
pseudociencias/pseudociencias.shtml
) Pero siento que le hacen el juego al Sr. Carballal, al catalogarlo de paranoico, no es ningún paranoico, siempre insistiré que estos comerciantes de la credulidad son necesariamente escépticos, ya que, de no serlo, no usarían esta lógica tan maquiavélica para engatusar a la gente. (Los comentarios en azul son míos)
El gran fraude de los escépticos
Escrito por Manuel Carballal

Están en todo debate y coloquio radiofónico o televisivo sobre lo paranormal. Blandiendo el nombre de la “ciencia” y la “racionalidad” como arma arrojadiza, afirman que creer los OVNIs, la telepatía, la Atlántida, la premonición, los milagros, etc, “contradictorio, farragoso e inmoral” (1). Para ellos los fenómenos paranormales son “memeces”, “ridículos”, “fraudes”, “engañabobos”, “tonterías”, “babosadas”, “gilipolleces”, etc. (¡Carajo¡ Déjennos trabajar en paz, de todos modos el dinero de los crédulos es un bien común) Pero, ¿realmente hablan en nombre de la ciencia? ¿Que se esconde tras los mal llamados “escépticos”? (No hay argumento místico que no cuente con una buena teoría de la conspiración, es una indispensable caja negra donde guardan cualquier argumento, replica o tesis del contrario)
El 1 de enero de 1995 quedó formalmente constituido el Consejo Europeo de Organizaciones Escépticas (CEOE), formado por ARP y otros seis grupos de idéntico corte ideológico (ver Anexo 1). Conocer las estrategias, naturaleza y argumentos de ARP nos servirá para conocer como funciona el “movimiento escéptico” internacional. (O lo que es lo mismo; prefacio de la teoría conspiradora)

La policía militar de la Ciencia

Los tres objetivos que se planteo el CEOE son, por este orden: Proteger al público, investigar y promover política pública.
Uno podría preguntarse quien es el CEOE o ARP para erigirse en protector del público (El uso y abuso de nuestros crédulos es de nuestra exclusiva competencia, y tenemos el copyright para probarlo, Eh ¿Pues qué se han creído los autonombrados escépticos? personas con conciencia social) , y la respuesta se encuentra en el evidente carácter “marcial” de su ideología.(¡Sonamos¡ espero que nos lo explique) Para ARP la lucha contra lo paranormal es un guerra personal, porque “la ciencia no es democrática” (LAR nº 12, pag. 26 1º) (Esta la primera de una serie de frases sacadas de contexto que este insigne manipulador, veamos lo que en realidad dijo: “ La ciencia no es democrática. Si alguna vez los seres humanos, hartos de caerse por las escaleras y de tener que usar motores para volar, se enfrentasen a la oposición de los fabricantes de ascensores para votar contra la ley de la gravedad, no por ello ésta dejaría de existir”. Lo que quiere decir que aunque la mayoría tenga un a opinión errónea de un hecho científico, este hecho no cambia) . Basta leer algunas declaraciones de sus fundadores para comprender la visceralidad de sus escritos: “Soy un escéptico a machamartillo… exagerado defensor de la ortodoxia escéptica… partidario de emplear la máxima dureza… todos los fabricantes de paradojas están en mi punto de mira y cada uno será objeto de chanzas y críticas cuando llegue el momento…” (LAR nº 34/35, pag. 72). Quien esto escribe, Luis Alfonso Gámez, una especie de “Rambo de la ciencia” (que si siente las piernas, aunque menos el cerebro), que se define como “soy un guerrillero y lucho cuerpo a cuerpo” (2) ha convertido LAR en una especie de campo de batalla donde insultar, humillar y difamar a todo aquel que se atreva a opinar que lo paranormal exista. (En esto tiene razón el señor Carballal, los creadores de la parafernalia de lo paranormal, son indifamables, todo lo que digas de ellos es cierto, por otro lado, es curioso percatarse que insultar, humillar y difamar son adjetivos de uso exclusivo de la marcialidad escéptica, ya que Rambo de la ciencia es una definición, no un insulto )
En 1987 inició una sección en la revista con el significativo titulo de “Fenómenos Para Anormales” donde encontramos más de medio centenar de tipos de insultos diferentes contra todo tipo de testigos, estudiosos o divulgadores de lo paranormal (ver anexo 2). Esta actitud ha recibido el apoyo de toda la asociación. Al fin y al cabo para ARP no hay término medio, “la ciencia o la ignorancia” (LAR nº 4, pag.9) . (Extremista afirmación que se diluye en el significado de su verdadero contexto “Si abandonáis esos hechos, tened cuidado. Los charlatanes se apoderarán de ellos. No hay término medio: la ciencia o la ignorancia”.
Tanto es así que durante su II Congreso, Óscar Menéndez (director de ARP en Madrid) advertía a los presentes: “Es importante que cuando alguno acceda a un programa de TV y sepa a quien se va a enfrentar avise a Gámez para que eche mano del archivo y les de lo suyo” (3). El mismo Menéndez argumentaba durante un debate sobre OVNIs celebrado en 1995 en el programa ESPACIO EN BLANCO, que si muchos pilotos afirman haber visto OVNIs “lo más razonable es pensar que todos mientan”. Me pregunto si Menéndez no quiso decir o dijo se equivocan .
Super-Gámez, el héroe defensor del paradigma científico, está dispuesto a luchar contra todo estudioso que se le ponga por delante, y escribe cosas como “si éste es uno de los jóvenes valores de la ufología, que me pongan una docena al otro lado del ring” (LAR nº 27, pag.45). Constantemente alude a “el enemigo”, “nuestro rival”, “los adversarios” etc. Bat-Gámez, nuestro héroe científico, tiene la cosa clara: “Hay que mantener a toda costa la pureza del movimiento escéptico en la creencia de que solo así se alcanzará la victoria frente a las hordas de la irracionalidad” (Luis R. Glez. en LAR nº 32, pag.46). Ante un discurso de connotaciones tan sospechosas no es de extrañar que Spider-Gámez se haya ganado el sobrenombre de Luis “Adolf” Gámez. (Aquí existen los tres clásicos tipos de pseudos argumentos emanados de la mente mística, primero, ya se olvido, y eso que apenas empezó, que su tesis e
s: Los escépticos no hablan en nombre de la ciencia, ya que le da al Sr. Gámez diferentes motes referentes a ser un “defensor del paradigma de la ciencia” como una clara defenestración, sobre todo por ser un fundamentalismo. ¿Dónde quedo su tesis? ¿Qué debemos entender? Es o no, el Sr. Gámez, paradigma de los escépticos, una persona que no es vocero de la ciencia o es un dogmático defensor de la ciencia. ¡guau¡ con ese cerebro escoge sus camisas cada mañana. El segundo punto es su falta total de una antitesis, solo una serie de frases sacadas de contexto, como vimos, y una serie de argumentos ad hominen, pero ni una sola idea coherente o contraria. Por ultimo sigue construyendo, ya que carece de ideas, de una supuesta y maquiavélica conjura, ya que dice que las afirmaciones de Gámez tienen “connotaciones tan sospechosas”, me pregunto desde cuando decirle pendejos a los estudiosos de lo sobrenatural es suspicaz
.
Pero nuestro héroe no es el único “Rambo-científico” de ARP. Frases similares han sido pronunciadas y escritas por la mayor parte de componentes del grupo: “Hay que darles candela y punto” (Francisco Javier Esteban); “hay que entablar un combate cuerpo a cuerpo en el propio terreno del enemigo” (Luis R. González), etc. La verdad es que ante estos planteamientos, uno podría pensar que está leyendo un manual de JARRAI o de cualquier grupo neo-nazi en lugar de una “revista científica”. Que los fundadores y cabecillas de ARP vivan en Euskadi es solo una casualidad. (Aquí sigue construyendo su argumento del miedo, ¡Cuidado con los neonazis-escépticos-etarras ¡ Otra vez me pregunto: ¿ De cuál “revista científica” habla? la LAR es una revista de denuncia que se define como:”La Alternativa Racional” es el órgano informativo del colectivo Alternativa Racional para la Investigación del Fenómeno Ovni (Arifo) que tiene la: “Nuestro humilde grupo nació con el propósito de esclarecer lo que había
de verdad en torno a los ovnis. Nuestra postura no estaba predefinida ni
a favor ni en contra, aunque sí lo estaba nuestro propósito de utilizar
el método científico.”)
.
Entre las “iniciativas de combate” que las tropas escépticas desarrollaron en los últimos años destacan algunas como el manifiesto Anti-Astrología (LAR Nº 25, pág.39, refrito de otro PROYECTO similar desarrollado en 1976 por los “guerrilleros de la ciencia” yankis, una declaración firmada por un grupo de astrónomos contra la astrología. Actitud, por otro lado, muy lícita, aunque resultaría más creíble si no se adornase con insultos personales a los creyentes. (¿Cómo es despreciable una iniciativa de combate, que es una imitación de un muy lícito proyecto yanqui?, cuyo único defecto es decirlo en forma insultante. Desde cuando la veracidad depende de la forma de decirlo. Otro extravió es el de catalogar a los astrónomos como “guerrilleros de la ciencia”, es importante recordar que su tesis es que los escépticos no hablan en nombre de la ciencia, ¿Los astrónomos tampoco? ) .
Estas iniciativas, como la manifestación libre de toda opinión sobre cualquier aspecto de la cultura, nos parece muy lícita, pero las aspiraciones de ARP van mucho más allá. Durante su último congreso nacional, y más concretamente durante la celebración de una mesa redonda titulada Medios de Comunicación y Pseudociencias celebrada en la tarde del viernes 24 de noviembre de 1996 no solo insistían en erradicar toda entrevista o reportaje sobre lo paranormal (a excepción de sus participaciones) de los medios de comunicación, sino afirmaron que “habría que procesar judicialmente a todo presentador de televisión que entreviste a ufólogos, parapsicólogos, videntes, etc, en sus programas”. Resulta claro que para ARP la ciencia, ni el periodismo, son democráticos. De hecho parecen poco partidarios de la democracia, en general (Aquí trata, muy convincentemente, de manipular lo constantemente dicho por la ARP: Por estos motivos este manifiesto pide a los medios de comunicación:
1. La eliminación de programas pseudocientíficos.
2. La creación de programas culturales entretenidos: de historia, ciencia, tecnología o cualquier otra rama del saber.
3. La eliminación de secciones basadas en la superstición: astrología, cartomancia o cualquier otra.
4. El asesoramiento o supervisión en materias relacionadas con el conocimiento por parte de expertos externos e independientes en las correspondientes materias.
5. Que se separen los hechos de las opiniones o especulaciones propias del presentador del programa o de la sección correspondiente.
De lo cual no estoy de acuerdo pero menos estoy de acuerdo en como esta actualmente invadida la televisión con programas de desinformación)

Mercedes Quintana, (ex-directora ejecutiva de ARP) escribía: “Me alegra pensar que ese talante radical de los primeros números (de ARIFO) no se ha perdido…” (LAR nº 25, pág. 6). A mí me alegra que las licencias de armas sean difíciles de conseguir en España, de lo contrario deberíamos empezar a sentir miedo. Como sigue sin ningún argumento, solo le queda hacer una llamado a los argumentos del miedo, ¡Cuidado con Quintana si consigue una arma nos esquilma la lana! Que tipo tan sórdido .
El absurdo hecho escepticismo
Durante el turno de preguntas que seguía a una conferencia que yo dictaba en La Coruña en 1989 uno de estos preclaros científicos pedía la palabra. No quería hacer una pregunta sino desenmascarar públicamente a “ese chorizo de J. J. Benítez”. Su argumento me dejó sin habla: “Benítez miente, porque en Caballo de Troya-2 dice que los militares israelíes habían hecho un experimento secreto en la montaña de Masada, y yo telefoneé a la Embajada de Israel y pregunté si habían hecho algún experimento secreto allí, y me dijeron que no, por lo tanto Benítez miente…”.
Más recientemente, durante una Mesa Redonda sobre el caso Roswell celebrada en la tarde del 25 de noviembre, en el II Congreso de ARP el actual presidente, Javier Armentia, argumentaba que el caso Roswell era falso entre otras cosas porque “el jefe de la base de Roswell en una carta de 2 meses después del incidente dice que no tienen restos de naves extraterrestres”. Los investigadores tenemos mucho que aprender de ARP. Cuando pretendemos averiguar si los gobiernos ocultan información sobre los OVNI ¿como no se nos ocurrirá preguntárselo directamente?. ¿Como no se le ocurrió al Washington Post preguntar a Nixon si lo del Watergate era cierto? ¿Como no se la he ocurrido al Partido Popular preguntar al gobierno socialista si tenía relación con los GAL? Si, un argumento muy lógico, pero en esa misma línea como es que no se preguntan ¿Cómo diablos le descubrieron a Nixon, al P.P., a Clinton, a Bush lo de Watergate , lo de las GAL, lo de Lewinsky y lo de Abu Ghraib, si solo estaban implicados unas cuantas personas? ¿Cómo es posible que el proyecto del Caballo de Troya y Roswell que deben estar implicados miles de personas no exista fuga de información? Por supuesto que ese tipo de preguntas, jamás se las hacen los autonombrados investigadores, pero, por el tipo de la conclusión lógica a lo que te lleva la respuesta, pero aquí, lo importante es señalar quien es el ingenuo o quien es el que se hace el tonto
Aunque Luis “Adolf” Gámez afirma que “las personas que consideran los OVNI naves ET se descalifican a si mismas” (LAR nº 12, pág. 26), Felix Ares de Blas asegura que “he aquí un magnífico razonamiento: tenemos testimonios de OVNIs a millones, luego son falsos” (ESPACIO EN BLANCO, 16 de agosto de 1992). Debo confesar que mi cerebro no genera ondas cerebrales PI,
así que no puedo comprender este tipo de “argumentos científicos”. Pero tal vez el problema sea que no tengo fe (Hebreos 11. 1), algo que a nuestros amigos de ARP parece sobrarles. La prueba estriba en algunos de sus más destacados miembros. (¿Qué tiene que ver las ondas cerebrales PI con una supuesta incapacidad de comprensión? Al menos que él se halla equivocado en la LAR No. 12 no existe tal cita, y lo que no quiere entender el Sr. Carvallal, es que si ves una luz en el cielo o un OVNI (Objeto Volador No Identificado) y con este simple hecho lo clasificas como una Nave extraterrestres “tú mismo te descalificas” dado que no has probado que lo sea, sin embargo, que ganas de hacerse el idiota para sorprendernos con su seguidilla del trama de la conspiración, “yo no soy creyente en Dios, ergo, estoy más capacitado que los escépticos creyentes en Dios” ¡Sopas! La trama conspiradora sigue, ¡ya desenmascaro a todos los escépticos! Pero no califiquen de paranoico a Carvallal, él es un comerciante de ideas falsas, y en esa lógica crea un supuesto complot, no necesariamente cree en él)
En 1993 se celebraba en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza el I Congreso Nacional sobre Pseudociencias organizado por ARP. Para la responsabilidad de dictar la conferencia inaugural de este primer congreso se seleccionó al “escéptico y racional” César Vidal Manzanares (conocido experto en luchar contra las sectas, grupos esotéricos, contactados, etc). Durante esta importante primera conferencia del primer congreso de ARP, Vidal concluyó que no existen pruebas para creer en la existencia de ETs ni en el paso de los mismos por el planeta (Actas del 1º Congreso de ARP, pág. 11).
Lo absolutamente alucinante es descubrir que el pretendido “escéptico” es en realidad un evangelista que afirma que “prácticas como la oui-ja, el Tarot, etc, son el primer eslabón de un proceso iniciático que conduce al culto a Satán y a Lucifer”. Para el “escéptico” Vidal, lo paranormal es de de inspiración diabólica (Diario 16, domingo 14 de marzo de 1993, pág. 20). (“Es absolutamente alucinante”, no lo dudo, porque hay que estar alucinado para entender lógica de Carvallal: Vidal dice que no existen pruebas de la existencia de OVNIS, Vidal de es un evangelista, fundamentalista y dogmático, por lo tanto no es escéptico, por lo tanto ¿Las pruebas existen? o ¿Qué conclusión quiere que lleguemos? Nadie con cerebro llegaría a esa conclusión, pero recuerden que el juego Carvallal es la manipulación, la conclusión ilógica se la deja a sus seguidores.)
El de Vidal no es un caso aislado, ni muchísimo menos. Y que algunos miembros de ARP hayan estado vinculados a grupos como el OPUS DEI o Nueva Acrópolis (lo que podría hacernos sospechar que sus ataques a otras creencias intentan eliminar competencia) (4) no es grave, al fin y al cabo (aunque según ARP la ciencia no lo sea) España es un país democrático y la Constitución Española (artículo 16) defiende la libertad de creencias, hasta para los “escépticos” (Aquí si ya el pobrecito se enreda en su propia lógica y en su afán de denunciar a la iglesia, como un supuesto argumento probatorio de la teoría conspiradora, comete el terrible desliz de admitirse como la “competencia” de esta, o sea, el sano negocio de estafar a los crédulos esta protegido por la constitución española, incluso hasta para los escépticos. Recomendación que no deberíamos de echar en saco roto
Lo inquietante es que algunos, como Francisco Javier Esteban, que durante su ponencia en el II Congreso de ARP se vanagloriaba de haber hecho llorar a Bruno Cardeñosa durante un debate radiofónico (?) (totalmente falso), (¿El debate o la llorada?) afirma haber pertenecido a los servicios de inteligencia norteamericanos, cosa que nos suena más a delirio magalómano que cierto. No olvidemos que la principal motivación de los “escépticos” es conseguir el protagonismo público que no han conseguido en sus campos profesionales (o religiosos) respectivos. (¡A cabrón!, ¿Recordemos? ¿Cuándo coños lo probo? es más ¿Cuándo lo dijo? Recordemos, dirían los místicos, que una técnica de estos manipuladores es hacer afirmaciones con total seguridad para evitarse la molestia de probarlas)
Y si destacados miembros de ARP como César Vidal creen que el demonio está detras de las prácticas paranormales, otros confiesan haber visto OVNIs.
En 1990 Andrés San Juan López, director de ARP-Galicia, me contaba con todo lujo de detalles su emotivo avistamiento de un OVNI en Santiago de Compostela años atrás. En los archivos de la sociedad Eridani nos encontramos con la ficha de un avistamiento producido el 2 de febrero de 1970 que dice:
“A las 20:10, desde la calle Reina Victoria de Madrid el testigo Félix Ares de Blas pudo observar una bola roja ligeramente anaranjada del tamaño de una estrella de 2ª magnitud, la cual cruzo rápidamente el cielo, hizo un recorrido de 180º en 2 minutos. A intervalos irregulares aumentaba su luminosidad, de modo que parecía despedir fogonazos”. Más aún, durante su ponencia en el II Congreso de ARP Jesús A. Puertas confesaba: “Los hechos anómalos existen. Hace 2 semanas yo venía de Madrid en coche por la autovía hacia Zaragoza y observé en el cielo una especie como de bengala de color verde brillante como bastante cercana que bajaba de arriba abajo (lúcida observación*). Yo no sé que explicación tendría ese hecho, pero les puedo asegurar que no me la inventé y dormí bien traquilo aquella noche”.
Debemos suponer que cuando Ares de Blas afirma que “testigos de OVNIs a millones, luego son falsos” no se referirá a sus propias experiencias personales. Lógicamente solo los testigos OVNI o creyentes que no pertenecen a ARP son “crédulos”, “ignorantes”, “necios”, “patéticos”,etc. ¡Ah!, Felix Ares de Blas, fundador y principal ideólogo de ARP, había pertenecido a asociaciones como Eridani, donde recibían mensajes de supuestos extraterrestres (ummitas)(En el colmo de la argucia manipuladora, desacredita a personas que dicen en realidad lo contrario:
IVAN. HISTORIA DE UN PROYECTO.
Por: Félix Ares de Blas
“Pero a mediados de los 60, casi con seguridad movidos por la conquista espacial, surgieron una serie de jóvenes, totalmente alejados del esoterismo, que tenían curiosidad por saber qué había detrás de los ovnis. ¿Seres extraterrestres? ¿Un fenómeno natural sin explicar? ¿Multitud de fenómenos algunos sin explicar? ¿Rayos bola?
Estos jóvenes se agrupaban en torno a tres organizaciones: CEI (Centro de Estudios Interplanetarios), CIOVE (Centro de Investigación de Objetos Volantes Extraterrestres) y ERIDANI AEC. También había alguna persona “suelta” como era Vicente Juan Ballester Olmos.

Más o menos equivocados y con más o menos metodología, lo cierto es que estas personas querían saber lo que se escondía detrás de los ovnis, sin estar directamente influidos por las ideas esotéricas.

Hubo muchas investigaciones serias, por ejemplo, el estudio de la “Oleada 68-69” realizado por Eridani en la Universidad Complutense, con una metodología suficientemente científica.

A principios de los 70, el esoterismo se apoderó de la mayoría de los grupos ovni y yo abandoné prácticamente el tema, habida cuenta que el esoterismo no me interesaba lo más mínimo. Es la época en la que los “investigadores” lo que hacen es recopilar casos que potencien su creencia previa. Si algo contradice dicha creencia sencillamente lo ignoran y se molestan. Dicho sea de paso, este es el modo de funcio
nar clásico del esoterismo en general y de la teosofía en particular. Aquella manía de buscar casos que probasen sus creencias me demostró que era eso: una creencia. Cuando empecé a publicar artículos constatando este hecho, muchos me retiraron el saludo.

A finales de la década me vinieron a ver, atraídos por mi “fama”, un grupo de chavales que estudiaban el fenómeno ovni y otros temas esotéricos. Mi primera idea fue mandarles a paseo, pero, al fin me decidí a recibirles. Al charlar con el grupo, me reconocí en ellos. No estaban maleados. No querían buscar datos que corroborasen sus creencias. Querían saber qué eran los ovnis.

Me costó, pero al fin me decidí a ayudarlos. No debe olvidarse que en aquellos momentos yo era profesor universitario y que adoraba la educación. Pensé que ellos mismos tenían que investigar y ver los resultados. Juntos hicimos algunas investigaciones de avistamientos ovnis a las que encontramos explicación.

Era apasionante ver como al encontrar la explicación se iba debilitando su adoración a los mandamases del cotarro ovni. Ellos – los mandamases – decían que sin duda eran naves extraterrestres y los chavales descubrían la sencilla explicación subyacente. Así que no eran tan sabios. Y mentían, o al menos, no eran capaces de profundizar en las auténticas respuestas.

En alguna de nuestras reuniones, les expliqué lo que era el método científico. Quedaron tan contentos, que unos meses después hicimos un ciclo de conferencias sobre ovnis, y dos de las ponencias que presentaron versaron sobre epistemología de la investigación ovni.”
Difama, que algo queda)

>El arte de la manipulaciónEl burro hablando de orejas
En plena mesa redonda sobre Medios de Comunicación y Misterio, durante el II Congreso de ARP, Francisco Javier Esteban (presentado por ARP en todos sus foros con el único curriculum de: “el hombre que engaño a J.J.Benítez”) sugiere que a la hora de atacar lo paranormal no dude en mentirse o inventarse la información e ilustra su aplaudida sugerencia con un ejemplo, y sigo trascribiendo literalmente de las grabaciones magnetofónicas: “Alguien me contó que un alumno de Einstein vió un OVNI. Yo me lié la manta a la cabeza y le dije que había leído que Hopkins había dicho que los OVNIs eran una tontería. Luego todos (sus compañeros “escépticos”) me preguntaron que si era verdad, y dije que no, pero me quede tan a gusto”, “el otro día nos tomamos unos whiskis y luego llamamos a una futuróloga para reirnos un rato…”, etc. Para Esteban “no se deben establecer discusiones racionales”, es mejor mentir. ¿Alternativa qué…?
La mentira, difamación y manipulación de la información es algo excesivamente frecuente en las afirmaciones de los “escépticos”. El objetivo es muy claro, dar ante la comunidad científica una imagen de lo paranormal absolutamente denigrante e impresentable, y de esta forma obtener su apoyo y subvenciones.
Durante su “conferencia magistral” en el citado congreso Felix Ares de Blas afirmaba literalmente: “Prospera Muñoz, una señora que tenía 8 años y resulta que 30 años después recuerda que una vez vio una luz y entonces le vino un marciano y le dio una pieza y la puso en un muro. Pero nadie va a ver el muro, nadie recoge la pieza y se presenta como prueba irrefutable de que los ET existen”; “Abducción es cuando un marcino coje a un terrestre, se lo lleva a su nave y le hace putaditas”; “Los ufólogos dicen: los ETs existen, y existen las abducciones y además viene el marcianito y se folla a una terrestre todos los días”.*
Al día siguiente, sábado 25, Javier Armentia afirmaba: “Los ufólogos dicen que hay un pacto entre los extraterrestres y el gobierno americano, y que los ETs vienen a chuparnos la sangre”.
La muestra es muy nutrida: “Los fanáticos son en ufología algo habitual” (LAR Nº 33, pág. 46); “La mayoría de fotos OVNI -sino todas- son falsas” (Carta de Ares a Toharia 25-2-85); “La honradez es a los ufólogos lo que la inteligencia a los chimpancé” (LAR nº 33, pág. 42). Lógicamente además de ser insultos de mal gusto, todo eso es falso, ( Esta afirmación es maravillosa: “lógicamente, además de ser insultos de mal gusto, todo es falso, ¿Por qué es falso?¿Cuál es la lógica que demostró su falsedad? ¿La afirmación de Carvallal? ¿Dónde están las pruebas de las falacias? ¿Quién es el verdadero manipulador? Yo creo que es el que citas dos o tres palabras fuera de contexto. En realidad en LAR Nº 38, que se refiere a citado congreso, podemos leer: “hora resulta que somos una secta que adoramos a la diosa razón, como en los tiempos del iluminismo. Dentro de poco nos reuniremos en catacumbas y haremos sacrificios humanos.
¿ Tan difícil resulta hacer entender a la gente que la ciencia es, queramos o no, un elemento más dentro de la cultura? A juzgar por las últimas investigaciones, es, seguramente, junto con el arte, una de las pocas cosas que nos distinguen del resto de los animales.”
pero a ARP le interesa crear una imagen supersticiosa e irracional de todos los ufólogos para, así, poder ganarse las simpatías de la comunidad científico y, sobretodo, los presupuestos universitarios. (No crean que es manipulación, él acaba de demostrar, por los insultos, que los de la ARP van sobre las subvenciones y apoyos de la comunidad científica y de los presupuestos universitarios, y después se queja de que lo tachan de irracional. ¿En que parte de su perorata demostró lo de los presupuestos? cita los escritos del LAR, pero donde coños esta citada la hoja de la partida económica de una universidad al ARP, y de ser esto cierto, que sería dinero muy bien empleado en divulgación de la ciencia, no por ello dejarían los ufólogos de ser irracionales, supersticiosos, poco inteligentes, faltos de honradez y teóricos de la conspiración sin pruebas, ¡si este mismo escrito es una prueba contundente de todo ello!
En cuanto a lo paranormal ocurre lo mismo. En el número 33 (pág. 34) de LAR utilizan que “Jose Mª Pilón cree en la existencia del diablo, la vida después de la vida y la imposición de manos”, para intentar plantear que esa es la creencia de la parapsicología, y omiten que el Padre Pilón es sacerdote jesuita y como tal, no como parapsicólogo, ha de aceptar el dogma impuesto por el Magisterio Extraordinario de la Iglesia, que es quien afirma que el diablo, el mas allá y la imposición de manos existen, no la parapsicología. Obviamente si en eso mismo cree su ariete “escéptico” César Vidal, se trata de creencias racionales. Aquí si ya perdí el hilo de la argumentación, a ver, tratemos de entender, “En cuanto a lo paranormal pasa lo mismo” ¿Qué es lo mismo? Supongo que: “ARP le interesa crear una imagen supersticiosa e irracional de todos los ufólogos (la paranormal) para, así, poder ganarse las simpatías de la comunidad científico y, sobretodo, los presupuestos universitarios” Entonces que tiene que ver la “omisión” de que el Padre Pillón es jesuita y por ello debe creer en lo que cree por parte de la fe católica, porque César Vidal es jesuita, y representa los escépticos, por lo tanto ¿La parasicología es una creencia racional? ¡Por el amor de Dios! Que alguien llame a un forense, han asesinado a la lógica, vaya que se ha superado toda racionalidad el Sr. Carvallal: Jose Mª Pilón cree en la existencia del diablo, la vida después de la vida y la imposición de manos, por magisterio extraordinario de la santa madre iglesia, no por la parasicología, dado que, Vidal es jesuita yes el ariete de los escépticos, ergo ,él debe creer en la parasicología, ergo ,la parasicología no es supersticiosa e irracional, erg
o, la parasicología existe, ergo, ,los escépticos no pueden recibir subvenciones.

La manipulación de la realidad es algo sistemático en sus afirmaciones. Cuando estudiamos a fondo las publicaciones, conferencias y declaraciones de ARP nos sentimos desorientados(No lo dudo) . En LAR nº 9 (pág. 13) citan al Dr. Alfredo Bonavida como experto fiable, al apoyarse en sus estudios para desacreditar un caso. Más tarde cuando el Dr. Bonavida se muestra defensor de lo paranormal es descalificado por ARP, en LAR nº 25 (pág. 6). (La manipulación es lo que hace este cínico, ya que no citan a Bonavida como un experto fiable, lo que dicen de él es: “Proporcionamos una copia de la grabación del sonido del presunto ovni y otra del canto de un sapo partero a diversos expertos pertenecientes a instituciones científicas. Ellos no sabían cuál era la cinta que recogía el canto del sapo y cuál el sonido del presunto ovni, y nos manifestaron su opinión de que en ambos casos se trataba del canto de un sapo partero (Alytes Obstetricans). Concretamente, así lo confirmaron el biólogo José Luis Caso, los ingenieros de telecomunicaciones Manuel Báez y Alfredo Bonavida” O sea que lo único que dicen de Bonavida es que no pudo diferenciar la grabación del croar de un sapo al sonido de un supuesto OVNI, lo cual es independiente de decir que Bonavide esta pendejo por decir una tontería cuatro años después, que es precisamente la fecha del boletín N° 25, que por cierto no menciona a Bionavida, quién sabe a que se refiera el Sr. Carvalal ) .
Mercedes Quintana afirma que “MUY INTERESANTE es lo que presume cada vez menos, habiendo perdido el norte de lo que es científico”, pero cuando en 1995 ARP se convierte en colaborador de dicha revista, publicando casi mensualmente artículos contra lo paranormal, la revista pasa repentinamente a ser la mejor revista científica, y premio “Lupa Escéptica-95”; durante el II Congreso de ARP Ares de Blas se refiere a los “ufólogos de RAMA”, intentando mezclar a los ufólogos con los grupos de contacto para demerecerlos ante la comunidad científica; Ares de Blas descalifica a Benítez como “novelista de ficción”, por que intercala novelas o cuentos con su trabajo como divulgador, pero no dice que el mismo Ares ha escrito cuentos de ficción (bastante malos por cierto), como Enamorado (Nueva Dimensión marzo-abril 1969, pág. 85 a 88), etc. La lista es inmensa(¿Ares de Blas descalifica a Benítez, porque intercala cuentos en su trabajo de divulgador?, ahora si que ganas de hacerse el tonto, el que menos cree que J.J. Mentistez sea divulgador es Ares de Blas, por lo que lo descalifica es por ser un mitómano patológico, que es la lectura que se debe hacer a lo de “novelista de ficción”) .
Para ARP los OVNIs, por ejemplo, son un tema carente de interés científico: “Detrás de la ufología no hay nada” (Ares de Blas. LAR nº12, pág.5); “Nos sobra -de las páginas de LAR- el tema OVNI” (Ares de Blas. LAR nº 27, pág.3); “Cada caso de OVNIs es un fraude” (Ares de Blas, YA, 20 agosto 1992, pág. 17); etc. Pero al mismo tiempo los OVNIs son un tema de interés científico: “Lo que pueda haber detrás del fenómeno OVNI puede ser un campo de estudio científico como cualquier otro.” (Ares de Blas. Carta a Manuel Toharia 25 febrero 1985); “Me interesan los OVNIs por muchas razones, como creo que a cualquier persona informada debería preocupar un mito tan representativo de nuestra época” (Actas del I Congreso de ARP, pág. 22); etc. (Otra vez la reiterada manipuladora y aburrida táctica de sacar citas fuera de contexto, “ Antes de acabar quiero deciros que tanto Luís Alfonso como Jesús Martínez como yo mismo (Félix Ares de Blas), somos ufólogos que nos hemos dado cuenta de que detrás de la ufología no hay nada.”, ¿De donde saca la contradicción? No entiende que el “fenómeno OVNI” o “el mito de muestra época” se pueden estudiar en el contexto de fenómenos sociales inventados, tal y como la religión, que el mismo admite que no cree, o como acostumbra se hace el tontito) .
Parece evidente que ARP utiliza la ufología, calificándola de campo de interés científico, según les convenga o no. Luego veremos que la motivación de ese “si pero no” es puramente económico y de protagonismo.
El objetivo de esta manipulación es presentar ante la comunidad científica una imagen sensacionalista e irreal de los investigadores de lo paranormal para, de esta forma, conseguir el desinterés de la comunidad científica para con estos fenómenos, y al mismo tiempo intentar hacerse un hueco en el estatus académico, y en los presupuestos universitarios. Resulta muy elocuente observar que la mayor parte de estos pretendidos “escépticos” carecen de titulación universitaria, y los que la tienen son absolutos desconocidos en sus respectivas disciplinas. Cuando acceden a medios de comunicación, congresos, etc, es por su ataque visceral a lo paranormal, y no por ser científicos brillantes. Si no ejerciesen de “escépticos” no podrían sublimar su mediocridad intelectual en otros camposYa aquí paso de la manipulación a la franca mentira:
Félix Ares de Blas
Informático, Director del Miramon Kutxaespacio de San Sebastián, Presidente de ARP-SAPC. Y si buscan por la red encontraran: Ingeniero de Telecomunicación y doctor en Informática por la Universidad del País Vasco, es actualmente Director General de Miramón-KutxaEspacio de la Ciencia (Museo de la Ciencia) de San Sebastián. Profesor de Teoría de la Señal de la UPV, ha sido investigador de los Centros Científicos de IBM, y es colaborador habitual sobre divulgación científica en diversos medios (Radio Nacional, Onda Cero, etc)
José María Bello Diéguez
Director del Museo Arqueológico de La Coruña, Vicepresidente de ARP-SAPC.
Javier Armentia
Astrofísico, Director del Planetario de Pamplona.
David Alvargonzález
Filósofo, Universidad de Oviedo.
Henri Broch
Físico, Universidad de Niza.
Gustavo Bueno
Filósofo, Universidad de Oviedo.
Mario Bunge
Filósofo, Universidad McGill.
Pedro Caba
Médico, ex vicepresidente de la Organización Mundial de la Salud.
Antonio Calvo Roy
Periodista, Consejo de Seguridad Nuclear.
Victoria Camps
Filósofa, Universidad de Barcelona.
Ignacio Fernández Bayo
Periodista científico.
Paul Kurtz
Filósofo, Universidad de Nueva York.
Carlos López Borgoñoz
Biólogo.
Eustoquio Molina
Paleontólogo, Universidad de Zaragoza.
Ramón Núñez
Director de la Casa de las Ciencias de A Coruña.
Ernesto Páramo
Director del Parque de las Ciencias de Granada.
James Randi
Ilusionista y divulgador científico.
Andrés Sanjuan
Biólogo, Universidad de Vigo.
Fernando Savater
Filósofo, Universidad Complutense de Madrid
Manuel Toharia
Periodista científico, director del Museo de la Ciencia Príncipe Felipe de Valencia.
Alberto Virto
Físico, Universidad de Zaragoza.
Manuel Calvo Hernando
Presidente de Honor de la Asociación Española de Periodismo Científico (AEPC)
Bernat Soria
Catedrático de Fisiología. Director del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche.
.
Vicente Juan Ballester Olmos, por ejemplo, es el “ufólogo científico” por excelencia para ARP. Sus libros y artículos son constantemente recomendados y comentados en LAR. Ballester Olmos dirige su discurso a “los jóvenes universitarios”, y presume de ser el “director de un grupo de científicos que estudian los OVNIs”. Pero Ballester Olmos no
es un doctor, ni siquiera un licenciado. Sus dos años en la Universidad de Valencia son un cúmulo de suspensos, y actualmente trabaja en una fabrica de coches de Almusafes (Valencia). No es nada humillante carecer de titulación universitaria, pero es absurdo pontificar en nombre de la ciencia, descalificando a los auténticos investigadores de los fenómenos aéreos anómalos, desde una fabrica de coches valenciana. (Una prueba contundente, un solo caso, pero eso sí, ya englobo a todos, pero lo más importante, es lo ridículo hasta lo patéticamente risible de su tesis; que postula que la falta de titulación de los escépticos es una prueba de que manipulan a los pobres tontos científicos para que no presten la debida atención a la ufología y parasicología y obtengan un beneficio económico a la par de que es un desahogo a sus frustraciones de sus inalcanzados logros en sus respectivos campos. De donde saco tan brillante conclusión, un misterio más de la ufología, la parasicología y lo paranormal.
Por otro lado, es impresionante su postulado: “No pontificaras a los autonombrados auténticos investigadores de los fenómenos aéreos anómalos desde una fábrica de coches valenciana, y que conste que lo hago sin el menor ánimo despectivo”. Pues desde una fabrica de automóviles del estado mexicano de Coahuila pontifico que los puñetas ufólogos están bien pendejos, sobre todo por su postulado anterior)

Un micrófono, por favor…
El marcado complejo de superioridad de ARP les ha hecho víctimas de una delirante paranoia¿Delirante paranoia? Acusación incomprensible en labios del sumo pontífice de la teoría de la conspiración por la que se creen constantemente amenazados y perseguidos por un complot de toda la ufología internacional que pretende evitar su misión de “poder redimir algunas de esas almas perdidas” para la ciencia (LAR nº 32, pág. 46). No sólo eso, sino que constantemente exigen, en nombre de sabe Dios que tipo de egomanía, figurar en todo debate, programa o reportaje sobre lo paranormal que se realiza en España. Lo que en realidad dijo. “Otros, sin embargo, pensamos que merece la pena incluso predicar en tierras de infieles con la ingenua esperanza de poder redimir algunas de esas almas
perdidas. La mejor forma de sembrar las dudas en las mentes pseudocientíficas no consiste en proclamar la buena nueva desde nuestras torres de marfil pues a los charlatanes les resulta fácil ahogar nuestros mensajes con su palabrería y sus descalificaciones; hay que bajar a la arena y entablar un combate cuerpo a cuerpo en el
propio terreno del enemigo y con sus propias armas. Por mi parte, jamás rehuiré cualquier oportunidad de intercambiar material y puntos de vista con aquellos que no piensan como yo (y si me pagan por ello, mejor).”

“En 1992 -comenta J. J. Benitez a MÁS ALLÁ-, un grupo de profesores del claustro de físicas de la Complutense amenazaron al Sr. Villapalos, rector de la Universidad, con no votarle en las próximas elecciones al rectorado si no aceptaba que ARP tuviese una conferencia paralela al curso sobre OVNIs”. Según los fax, cartas, y artículos de ARP relativos al famoso curso sobre OVNIs de la Universidad Complutense que han llegado a nuestro archivo, los directivos de este grupito consideran que solo con su presencia un debate sobre lo paranormal puede considerarse serio. Un poco de seriedad señores escépticos, esto es un negocio no un debate donde se pretenda tirarnos el teatrito
Durante el I Congreso de ARP se concluyó que el principal objetivo de ARP sería “tener la mayor presencia posible en medios de comunicación”, y realmente llega a resultar patético el tono en que mendigan su participación en cualquier medio de comunicación. “Si quieren abordar el asunto de la Complutense y de los OVNIs, ¿porque no confrontar las opiniones del director del curso, Juan José Benitez y las nuestras, la mía en particular?” (Fax de Javier Armentia a Radio Nacional del España del 22 septiembre 1992). Más aún, en una carta de Felix Ares a Bruno Cardeñosa de ese mismo mes, el fundador de ARP propone al ufólogo zaragozano: “Te propongo un trato, cada vez que te pidan un escéptico para un programa de tv me recomiendas a mi, y cada vez que me pidan un ufólogo para un congreso yo te nombro a ti”.
Lo alucinante es que el mismo Ares de Blas atacaba un trabajo de Cardeñosa en un artículo publicado ese mismo otoño en LAR nº 26 (pág. 33) refiriéndose a él como “un tal Bruno Cardeñosa”. ¿Como puede estar haciéndole propuestas de negocios comunes a título privado y negar conocerlo en la revista del grupo? Tal vez la respuesta esté en algún tipo de transtorno psicológico… y no entraré en este tema, por el momento.
Si el director de un programa de radio o TV simplemente considera, como es lógico, que las opiniones de ARP son prejuicios personales que no aportan nada a los fenómenos paranormalesY a el raiting y decide prescindir de los mismos, eso es interpretado como una conjura por parte de los ufólogos y parapsicólogos que “temen enfrentarse a ARP” y “quieren acallar la verdad”. Con escandaloso cinismo afirman que todo ufólogo que no acude a un debate sobre lo paranormal lo hace por temor a ellos, y si ARP no es invitada a un coloquio o reportaje, es por una conspiración internacional que ansía acallar su voz: “Guijarro es otro de esos valientes que al igual que su maestro evita todo posible debate directo con ARP” (LAR nº 27, pág. 47); “Benítez intenta vetar la presencia de personas como yo (Armentia) en debates a los que asiste” (LAR nº37, pág.28), etc
Tales afirmaciones son mentiras destinadas a dar una imagen de poder ante la comunidad científica, y para ello no se duda en prejuzgar o calumniar sistematicamente. Veamos algunos ejemplo: . Si ¿eh?, por favor no sean mal pensados y vallan a creer que estos mendigos, cínicos, trastornados, escandalosos escépticos nos quieren evidenciar como los engaña-bobos profesionales
– En relación al programa RIFI-RAFE de ETB: “Benítez, Carballal y Sierra se habían negado a participar en el debate con Armentia y Bohoslavsky” (LAR nº 34/35). Lo cierto es que ARP prohibió que Carballal asistiese como crítico a ese programa. Transcribo literalmente de la cinta magnetofónica: “¡Que coño va a venir como escéptico Carballal¡” (Ares de Blas, al recordar el caso en su conferencia del II Congreso de ARP). La Productora de ese programa nos confesó que ARP se había negado a que Manuel Carballal asistiese a ese programa “porque no defendía la hipótesis ET, y en ese caso no podían meterse con él”. Si claro y los cerdos tienen alas
-En relación al programa Otra Dimensión de Tele-5: “Sierra se niega a salir en la pequeña pantalla por una cuestión de imagen” (Actas del 1º Congreso de ARP, pág. 129). Lo cierto es que Javier Sierra abandonó Otra Dimensión por desacuerdos de contenido con el director del programa, no por proteger su imagen. ARP se irrita notablemente cuando algún investigador se define como crítico o escéptico, pero si ellos representan ese “escépticismo” yo renuncio. ARP tiene razón, yo no soy “escéptico”… soy heterosexual… lo heterosexual no quita lo manipulador
-En relación al debate Armentia-Benítez en la Universidad Menéndez Pelayo: “¿Que creía Benítez, que Armentia le iba a dejar escapar vivo? Me consta que Benítez perdió los nervios gracias al buen hacer del presidente de ARP” (L
AR nº 34/35). Lo cierto es que Armentia se derrumbó cuando Benitez tuvo que explicarle el origen y significado de la palabra “racional” que define su grupo. Naturalmente Armentia omite ese y otros embarazosos aspectos del debate en la “objetiva” crítica del encuentro que el mismo (toma objetividad) escribe en LAR nº 37 (pág. 28 a 35), y que es absolutamente tendenciosa. También asistimos a ese encuentro y tenemos las cintas magnetofónicas del mismo.
-“Benitez evita sistematicamente desde hace años todo debate público con Ballester o cualquier escéptico” (Actas del 1º Congreso de ARP, pág. 109) Lo cierto es que es Ballester quien se niega al enfrentamiento con Benítez. Hace pocas semanas fué invitado a un coloquio sobre la desclasificación OVNI del EdA por el programa ESPACIO EN BLANCO de Radio VOZ, y declinó asistir “si está Benítez”.
La verdad es que a pesar de que ARP insista en que “la ciencia no es democrática” la investigación de lo paranormal si lo es, y MÁS ALLÁ es un buen ejemplo. LAR ha dirigido todo tipo de insultos y calumnias contra MÁS ALLÁ desde su inicio: “la abominable revista MÁS ALLÁ” (LAR nº 12, pág. 5); “MÁS ALLÁ… revista con mayor densidad de tonterías, incongruencias y patochadas por cm2” (LAR nº 12, pág. 30), etc.
Pese a todo MÁS ALLÁ, a diferencia de ARP, siempre ha optado por la pluralidad de opiniones, y no sólo ha publicado cartas, noticias, o referencias a los trabajos de los “escépticos”, sino que el mismísimo director de ARP ha publicado alguno de sus artículos en MÁS ALLÁ, como su reportaje sobre el PROYECTO SETI en el monográfico OVNIs de MÁS ALLÁ. ¿Serían esas las “tonterías, incongruencias y patochadas” a que se referían?
Más aún, los directivos de ARP constantemente han sido invitados a programas especializados para debatir lo paranormal. Los debates de ESPACIO EN BLANCO entre ARP y diferentes ufólogos son ya clásicos. Desde 1988 directivos de ARP como Felix Ares de Blas, Javier Armentia, Andrés San Juan, Luis Alfonso Gámez, Alberto Gómez, etc, fueron invitados y participaron en mis programas de radio y televisión. Pero precisamente en 1991, tras invitar a Felix Ares de Blas y Luis Alfonso Gámez a un debate sobre OVNIs para el programa Tras do Silencio de la Televisión de Galicia, en el cual estaba invitado Benítez, ambos afirmaron que no asistirían al mismo si acudía Benítez: “Ningún ufólogo serio, ni ningún escéptico, acudirá a un programa en el que esté ese señor” (Luis Alfonso Gámez).
Las palabras de la Sra. de Ares de Blas fueron bastante más duras al respecto que las de su esposo y su compañero. En contrapartida Félix Ares nos proponía ser contratado como asesor del programa para definir “lo que podría ser el programa”. Tras enumerar su experiencia, contactos y archivo (“creo que tengo una de las mayores bibliotecas escépticas de nuestro país”) concluía: “ME PONGO A VUESTRA DISPOSICIÓN” (mayúscula en el original), para hacer un programa “serio y objetivo” (?) sobre lo paranormal. (Fax Ares de Blas a TVG del 17 julio 1991, a las 23:15). Y es que “la pela es la pela”…
Ares de Blas, como tantos otros componente de ARP, ha sido invitado constantemente a nuestras series de radio o televisión, y contra lo que afirman, han sido ellos quienes han declinado asistir, dependiendo del “enemigo” a quien debían enfrentarse. Dos ejemplos Andrés San Juan (director de ARP en Galicia, donde por cierto eran 3 miembros), y Alberto Gómez (responsable legal de ARP) fueron invitados a participar en los capitulos 3 y 12 de la serie MUNDO MISTERIOSO emitidos el 13 de julio y el 14 de septiembre 1993 respectivamente.
En el primero San Juan tenía por fin la oportunidad de desenmascarar (y conocer personalmente) a Uri Geller, a quien han tildado de “estafador”, “sinverguenza”, “fraude” o “picaro” (LAR nº 9, pág.27) etc. Declinó asistir al programa. En el segundo, Alberto López aceptó participar pero al descubrir, el mismo día de grabación del programa, que tendría que debatir con Enrique de Vicente y Manuel Carballal, simplemente no acudió al plató a pesar de vivir a menos de un kilómetro del mismo, lo que supuso un serio trastorno para la productora que tuvo que localizar otro invitado unos minutos antes de comenzar el programa. Estos son los hechos. Aquí acaban los 10 ejemplos donde demuestra que los escépticos le huyen al debate, yo no tengo ningún problema en creerle, lo irónico, como todo en la mente de los místicos, es su contradicción, o su olvido de la tesis que quieren demostrar: “Están en todo debate y coloquio radiofónico o televisivo sobre lo paranormal, por su afán de lucro y su frustración intelectual” ¿Por fin?
LAR, en su último número (37) cita los nombres de Canto, Carballal, Cardeñosa, Guijarro y Sierra al menos 65 veces en las 47 páginas del número (lo que denota una cierta obsesión paranoide de ARP hacia los jovenes ufólogos¿La repetición de unos nombres 65 veces es síntoma de paranoia? En este libelo repite escéptico, Ares de Blas, Gámez 35+33+20 veces, o sea 88 veces, que es la mañosa y manipuladora cuenta que hace Carvallal de las 65 veces, por ejemplo Canto solo es mencionado 8 veces, pero lo importante es si estas 88 veces demuestran que es Carvallal paranoico o será porque esta hablando de los escépticos, no será lo mismo en el artículo del LAR 37 ). Pues bién, cualquiera de esos investigadores está dispuesto a debatir cualquier aspecto de lo paranormal, con cualquier miembro de ARP en cualquier foro de opinión. Elijan lugar, día y “armas”…
Dinero, sexo o fama: el móvil
Es evidente que el principal móvil de los “escépticos” es el ego. (Esta es la clásica manipulación que hacen los vendedores de falsas ideas, sus afirmaciones son “evidentes”, no necesitan ser probadas, o por lo menos deducidas de una exposición coherente y lógica, no, ellos tienen seguidores a los que les dictan “hechos”, las pruebas de ello, se las dejan a Dios Mediocres en sus respectivas profesiones han encontrado una forma de conseguir fama, reconocimiento y popularidad asistiendo a programas de TV o dando conferencias contra lo paranormal. “Siempre llaman a ARP a TV, y eso es bueno” (5). Pero hay otros intereses en los directivos de ARP que incluso los socios y simpatizantes de ese grupo desconocen.
“La ufología es una forma fácil de ganarse la vida”, declaraba Luis “Adolf” Gámez en ESPACIO EN BLANCO (16 agosto 1992) y más tarde escribía en relación a los jovenes investigadores antes citados: “tienen la profesión de periodístas esotéricos… viven de los artículos sensacionalistas… cobran decenas de miles de pesetas por cada original…” (Actas del 1º Congreso de ARP, pag.111).
Con estas afirmaciones pretenden presentar ante la comunidad científica la imagen de unos ufólogos que viven del mito extraterrestre. Pero los hechos son muy diferentes: Bruno Cardeñosa es estudiante de periodismo, y ha trabajado como camarero, futbolista, etc, para poder pagarse las investigaciones, igual que yo mismo, que he trabajado de fotógrafo, tendero, locutor, etc, para pagarme los estudios de electrónica, teología y criminología; Pedro Canto trabaja como comercial en una revista de turismo, igual que Josep Guijarro es comercial de una televisión privada, y ambos dedican a la investigación su tiempo libre y su dinero; y Javier Sierra es un periodista especializado, que vive tanto de los OVNIs como Jose Mª García (otro periodista especializado) lo hace del futbol. Su fe en la candidez de sus incautos seguidores es proverbial, yo sinceramente no me creo el cuento de su altruismo, y no por desconfiado crónico, sino, no es creíble que su manipulaciones, mentiras y falsa lógica, que aquí hace gala sean inconscientes, tienen una f
inalidad inmoral, dar sustento a su negocio
Lo que no explica Gámez es que su inmediato superior, Felix Ares de Blas, cobra cifras desorbitadas por atacar lo paranormal. que bueno que cobre sus ataques, no creo que, por ello, le quiten un solo cliente al Sr. Carvallal, pero por lo menos lo que sacan de los medios de comunicación en los poquísimos debates en los que son invitados los escépticos, no se lo llevan los estafadores
Evidentemente los ingresos de LAR no son suficientes. En 1993 recaudaron sólo 494.670 Pts, y aunque el artículo 40, punto G de los estatutos de ARP indica que los socios deben “responder solidariamente con los demás socios protectores a las deudas de la asociación” con su dinero, existen formas más rápidas y cómodas de lucrarse del escepticismo. En una carta de Felix Ares de Blas a Chema Carrasco fechada el 20 de junio de 1992 el fundador de ARP acepta dar una conferencia en Vizcaya contra los “fenómenos psi o los extraterrestres” enunciando cuanto suele cobrar por tales conferencias: “Habitualmente mis honorarios por conferencia son 250.000 pesetas (si es internacional algo más, pues me cuesta mucho más trabajo prepararla en inglés)”.
Poco después, durante la grabación de un programa de La Maquina de la Verdad sobre los OVNIs que jamás llegó a emitirse (pero cuyo video en bruto poseemos) surge un nuevo dato. Durante una pausa en la grabación, en que el audio de los invitados continuaba siendo grabado, Enrique de Vicente pregunta a Ares de Blas si alguna vez a cobrado tan sustanciosa suma, a lo que Ares responde: “Me han pagado algo más en alguna ocasión, pero no te voy a concretar más”. Ares jamás pudo suponer que sus palabras quedasen grabadas y llegasen a nuestro poder.
Nos consta que algunos otros componentes de ARP han intentado emular a su fundador, acudiendo a medios de comunicación para atacar lo paranormal “y si me pagan mejor” (LAR nº32, pág.46), pero no tenemos pruebas, por el momento, de que lo hayan conseguido. Sin embargo los grandes ideólogos yankis de ARP. como Phillip Klass o James RANDI si obtienen grandes sumas por sus libros, artículos y conferencias contra lo paranormal. Y no importa que estén plagadas de errores, inexactitudes o calumnias.
En su libro Fraudes Paranormales (Tikal) encontramos numerosos casos. Por ejemplo, para desacreditar al cirujano psíquico Ze Arigó, RANDI publica una famosa foto del parapsicólogo Óscar González Quevedo -consumado ilusionista- haciendo un truco de magia (introducirse un cuchillo bajo el párpado), y afirma que es una foto de Arigó haciendo cirugía psíquica. En la misma página (193) incluye una foto de si mismo haciendo el mismo truco (que por cierto yo también he hecho) y afirma que si El Asombroso RANDI hace lo mismo que Arigó (que repito, no es Arigó), la cirugía psíquica es un fraude (?).
Todos los cabecillas de ARP saben que RANDI miente al convertir a Quevedo en Arigó para poder descalificar la cirugía psíquica, pero da igual. La reverencia y pleitesía que ARP rinde a RANDI es increíble. Durante su última visita, organizada por la hermana de Ares de Blas, al igual que en visitas anteriores, el ilusionista americano (que cobra miles de dólares por sus cursos de mentalismo anti-paranormal) parecía un gurú rodeado de devotos seguidores. El “Mahattma Randí” y la “iglesia” de la ciencia… (6). Y es que Cienciología y ARP tienen muchas cosas en común.
Ese tipo de manipulaciones no debe asombrarnos. ARP y el CSICOP han confesado haber realizado fraudes “para demostrar que lo paranormal no existe” con todo descaro. El PROYECTO ALPHA o el PROYECTO IVAN son ya históricos, pero como “el fin justifica los medios…”. Recientemente ARP invitaba incluso a sus socios a realizar fotos fraudulentas de hechos paranormales (LAR Nº 34/35, pág.82) “para un libro que tenemos intención de editar”.Se explaya en explicar o balbucear este manipulador la fotografía de Arigó que no es Arigó, sino Quevedo, y una serie de chismes de vieja de lavadero, omitiendo todo lo que Randi dice del fraude de las operaciones psíquicas, ahora por todo mundo conocidas como fraudulentas, gracias a tipos como Randi, no al alcahuete de Carvallal.
Ante los ¿razonamientos? de utiliza ARP, no debe extrañarnos que esas actitudes parezcan normales a sus socios. En LAR nº 32 (pág.42), y al criticar el libro de Josep Guijarro, INFILTRADOS, Luis “Adolf” Gámez, escribía: “Después de leer en la portada el nombre del autor, el miedo a perder la integridad mental me impidió proseguir. Más vale cobarde vivo que valiente descerebrado”. Por supuesto solo los humildes mortales necesitamos leer un libro para poder juzgarlo… … Pues en realidad no lo juzgo, eso fue todo lo que dijo:
LIBROS
Luis Alfonso Gámez
Infiltrados. Seres de otras dimensiones entre nosotros
Guijarro, Josep
Editorial Sangrila, 1994.
Después de leer en la portada el nombre del autor, el miedo a perder
la integridad mental me impidió proseguir. Más vale cobarde vivo que
valiente descerebrado.

¿Pero no decían que la E.S.P. no existe?. Es solo una muestra de la mentalidad de estos “escèpticos”, pero hay más.
Andrés San Juan, representante de ARP y experto en la vida sexual de las moscas (sobre tan estimulante tema realizó su tesis biológica) acusaba a las universidades de perder tiempo y dinero en la investigación parapsíquica, retirando presupuestos de otros temas más importantes para la ciencia (como la sodomía en los moscardones de la Patagonia). (Yo no creo que exista otra expresión que defina más claramente la mentalidad de todos los comerciantes, practicantes y creyentes en lo paranormal, que la expresión anterior. ES UNA JOYA, ya que demuestra su total incompatibilidad con la realidad, al tipo le parece absurdo que una persona efectué una tesis biológica sobre la vida sexual de las moscas, para él y sus seguidores es una perdida de tiempo, la realidad es tremendamente aburrida, su recomendación siempre será la investigación parapsíquica, no existe, pero por lo menos es más entretenida) Jesús Martinez Villarro, ex-editor de La Alternativa Racional (boletín de ARP) afirmaba que el sonido de un OVNI grabado magnetofónicamente en Bilbao era en realidad la masturbación de un sapo partero (digo masturbación porque solo se escuchan “cantos sexuales” de un Alytes Obstetricans, que según ARP era el origen de la grabación OVNI). Eso es lo más demostrativo de la falta de inteligencia de los autodenominados investigadores de lo paranormal, su nefando uso de la ironía, “los cantos sexuales de un sapo, son masturbaciones”, no que bárbaro, es chistosísimo, no cabe duda que la aportación más importante a la cultura kisch de parte de los ufólogos, aparte del chaleco de bolsitas y el sombrero de indiana jones, es su malograda ironía
Los ufólogos se refieren socarronamente a este episodio como “el caso del sapo pajero de ARP”.No lo dudo, para masturbados mentales, ellos Por no hablar de las categóricas afirmaciones de estos “científicos”, de que la mayoría de OVNIs avistados en España (incluso por pilotos, meteorólogos, etc) en realidad eran “rayos en bolas”.Para ver el verdadero caso del sapo puñetero vean: y sabrán porque todavía les arde el culo a los ufólogos
Rayos en bolas, masturbaciones de sapos parteros, vida sexual de las moscas… alguien podría pensar maliciosamente que los escépticos tienen algún tipo de trastorno de la lívido, y lo cierto es que recientemente los investigadores descubría
n que uno de los mayores fraudes en la historia de la ufología española, el alffaire UMMO, había sido perpetrado precisamente por uno de estos “escépticos”, colaborador de LAR y ARP, aprovechando el mito generado por él para materializar sus fantasías sadomasoquistas. Cabe señalar que tanto de este “escéptico” al que aludimos, afincado en Madrid, como otros de Zaragoza, disponemos de sus fichas policiales por delitos menores, que no vienen a cuento… por ahora. Un delincuente tiene el mismo derecho que cualquiera a ser escéptico.
Por supuesto cada uno es muy libre de vivir su sexualidad como prefiera, siempre y cuando no se aproveche de la credulidad ajena para abusar del prójimo escudado tras un falso rigor científico. Y lo cierto es que Freud podría sacar sugerentes conclusiones de las explicaciones que los pseudo-escépticos dan a muchos casos paranormales. No deja de ser curioso que en un reciente estudio grafológico realizado sobre 5 ufólogos de campo y 5 ufólogos de salón, en al menos tres de estos últimos se detectasen curiosos aspectos sexuales, sintomas de alcoholismo, e incluso indicios de demencia. Pero el sexo escéptico es lo de menos. Analizando las explicaciones que algunos patriarcas de la “ufología científica” dan a algunos casos debemos sentir terror. !A cubriese el culo! Qué ahí vienen los escépticos, ávidos de sodomizar a los autonombrados autentico investigador de los fenómenos aéreos anómalos (AAIFAA). Que tipo más aberrante; “alguien podría pensar maliciosamente”, claro que habrá alguien, de eso te estas ocupando, “estudios grafológicos indicativos de curiosos aspectos sexuales, alcoholismo y demencia”, es increíble el grado de goebbelismo de este tipejo, es una basura humana, pero lo más patético es que siendo tan ridículamente burlas sus difamaciones existan pendejos que se las crean
En su pretenciosa Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIs (pág. 236 a 238) Vicente Juan Ballester Olmos explicaba algunos casos de aterrizajes OVNI como fraudes o confusiones con “Venus”, “un bidón de aceite”, “un feto”, “algas marinas”, “un objeto corriente” (?), “hombres de Cruz Roja”, la “ventana de una casa”, una señal de tráfico

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On