El gran fraude de los escépticos (Continuación)

Esta parte esta más corta (le ampute dos anexos) y menos aburrida que el chorizo anterior, insisto que lo más interesante es la burda manipulación de este autonombrado investigador, su bajeza moral es evidente, solo hay que seguirle su “lógica” para darse cuenta de ello: El gran fraude de los escépticos (Continuación)
Escrito por Manuel Carballal

Ante estas afirmaciones quienes no compartimos la Hipótesis ET para el fenómeno OVNI hemos de aceptar que es HET la única aplicable a los ufólogos científicos, pero la Hipótesis ETílica. Porque no se pueden decir tantas sandeces estando sobrios. A menos que existan intereses ocultos por explicar, por absurda que sea la explicación, todo fenómeno inexplicable ¿Y cuales pueden ser esos intereses? Te invito a leer El fraude de los escépticos de un tal Manuel Carvallal y veras lo que es decir sandeces a raudales sin necesidad de estimulación etílica, pero, lo curioso es que sigue con su supuesta “lógica” ufoteísta: las explicaciones prosaicas de los “fenómenos inexplicables” son sandeces o explicaciones absurdas y hay que estar borracho para aceptarlas, lo que es prueba de que ocultan intereses sórdidos, Me pregunto si el autonombrado “no compartidor de la hipótesis ET” y que ha publicado que no son naves extraterrestres, sino, naves españolas , y sus compadres ufoteístas, aceptarían la explicación de que un fenómeno inexplicable, necesariamente “no tiene explicación” . Como esto no es posible, dada la muy humana insistencia de darle una explicación, ¿Por qué una explicación racional seria?: a) Una sandez etílica comparada con la explicación ufológica o conspiradora b) Tener un interés oscuro. ¿No es sumamente idiota mentir usando una explicación etílica? ¿Cuál es el objetivo de la mentira? Supongo que engañar, las explicaciones etílicas no engañan a nadie, entonces los autonombrados escépticos-sin titulo universitario-engaña científicos-ávidos de dinero-profesionales frustrados-egomaniacos-degenerados sexuales, también son unos auténticos gilipollas. Yo no sé si lo sean, a mí, lo que ya no me cabe la menor duda, es la calidad moral de este tipejo, Manuel Cavallal, es una autentica basura humana
¿Agentes de desinformación?
Javier Armentia escribía en LAR nº 36 (pág. 22): “El debate Benitez-Ballester (en el programa “Otra Dimensión”) fue censurado debido a que el primero no quedaba en buen lugar”. Poco después de publicar esta afirmación Tele-5 emitía dicho debate, nuevo patinazo de ARP. Pero lo que no se emitió (tenemos el vídeo en bruto de ese programa) fue la interrupción de la grabación debida a los errores de Ballester que se equivocaba al hablar, víctima de los nervios, después de que Benítez mostrase un documento en que se demostraba que Ballester, el “ufólogo científico” favorito de ARP, había presentado un contrato laboral al Ejercito del Aire español para asesorar a los militares en la desclasificación OVNI a cambio de dinero. !Sonamos¡ Una prueba más de la conspiración escéptico-militar supongo que eso sale en la grabación, ¿No? ¿Cómo? ¡NO! Entonces la frase de Armentia debe decir “El debate Benitez-Ballester (en el programa “Otra Dimensión”) fue censurado debido a que el “segundo” no quedaba en buen lugar. Bueno, solo fue un error numeral, no se preocupe Don Manuel, su solidad calidad moral demostrada a lo largo de este panfleto no nos hace dudar que usted tenga las pruebas en bruto o que confié que estamos muy brutos para creerle.
Más aún. En 1979 se publica en Zaragoza el libro Bases de OVNIs en la Tierra (Editorial Alvarez Esbec). El libro, firmado por un tal Douglas O’Brian, está escrito en primera persona, y pretende ser la autobiografía de un joven español, hijo de un americano (su padre sería un oficial de Torrejón de Ardoz) que afirmaba haber sido reclutado por la CIA y adiestrado para convertirse en “espía ufológico”. A lo largo de las 223 páginas el autor explica como la CIA le habría facilitado información sobre grupos ufológicos, credenciales de la FSR, etc.
Relata como habría amenazado testigos OVNI para que guardasen silencio, como habría organizado “concentraciones OVNI” cerca de bases militares para poder fotografiarlas sin llamar la atención, etc. En abril de 1994 conseguía identificar y reunirme en Zaragoza con el autor de dicho libro. Douglas O’Brian resultó ser un pseudónimo de Francisco Javier Esteban, activo “escéptico” de ARP al que hemos aludido repetidamente. Esteban había asegurado a estudiosos como Benitez, Cardeñosa, de Vicente, etc, que el relato era auténtico, aunque a mi me dijo que había sido una novela. Juzgue cada cual. O Esteban me mintió a mi o les mintió a ellos. En cualquier caso, como buen “escéptico”, miente. Claro que los escépticos mienten, cuantas veces no nos han mentido y nos han hecho ver como tontos cuando les creemos que son contactados, siendo en realidad un escéptico mentiroso ¡No hay derecho! Oiga usté (diría Cantinflas)
Uno de los trabajos de ARP es “reventar” todo apoyo de la Universidad en actividades paranormales. En una carta fechada el 19 de octubre de 1992, dirigida al Sr. Secretario del Ilustre Colegio de Psicólogos de Valencia, Mercedes Quintana (directora ejecutiva de ARP) descalifica el congreso sobre parapsicología celebrado poco antes en dicho Colegio Profesional, ofreciendo ARP como la única fuente digna de crédito para tratar el tema. Cartas como esas fueron enviadas a la Universidad de La Coruña, Universidad de Vigo, y otros estamentos universitarios donde algunos audaces científicos han comenzado a tratar lo paranormal. “Esto es llevar la charlatanería a las aulas”, “serán el hazmereir de las universidades españolas”,etc, son los argumentos utilizados por ARP para evitar a toda costa que el paradigma científico pueda verse alterado por la investigación paranormal. ¿Por que? ¿Porque es la verdad?

Hace solo unas horas J. J. Benítez me telefoneaba para señalar otro aspecto de ARP que venimos investigando hace tiempo. Un teniente coronel del CESID acaba de confirmarle, según afirma Benítez, que seis conocidos “escépticos” vinculados directa o indirectamente a ARP “han recibido o reciben fondos reservados por colaborar con nosotros”. Su función, proteger a toda costa el equilibrio del sistema, y esa “ciencia que no es democrática”. Personalmente opino que sin duda el CESID y el Ejército ha utilizado a ARP, pero para ocultar experimentos militares que han hecho pasar por OVNIs, haciendo que los “escépticos” descalifiquen a los testigos.
Sería incómodo explicar que algunos OVNIs eran misiles o aeronaves no convencionales, sobrevolando o estrellándose cerca de zonas pobladas. Y ARP, al afirmar que se trataba de globos sonda, chimeneas argelinas, o la masturbación de sapos parteros, les evita esa incómoda situación. En breve espero poder demostrar de forma irrefutable que al menos “escépticos” y colaboradores de ARP como Jordán Peña, Ballester Olmos, etc, si han trabajado para o con el CESID. Inevitablemente, sonó el teléfono y J.J. Mentítez le confirmo la trama conspiradora de los escépticos entrecomillados pagados por el gobierno para ocultar incomodas situaciones y sórdidos experimentos militares con ridículas explicaciones de globos sonda, chimeneas argelinas y sapos pajeros y parteros, claro habrá muchos que duden de esta prueba contundente relatada por el mitómano
mayor de España y un teniente coronel sin nombre, solo me resta decir que todos ellos que no le crean, son por definición; conspiradores

ANEXO a manera de epilogo: Y LLEGÓ INTERNET…
El artículo que acabas de leer fue parcialmente publicado en la revista Más Allá hace casi 5 años, pero no ha perdido vigencia. Me consta, los cirujanos psíquicos siguen operando, los sapos pajeros siguen croando, los autonombrados auténticos investigadores de los fenómenos aéreos anómalos siguen estafando con mentiras a los crédulos, y lo que es peor, los escépticos siguen siendo escépticos En este tiempo ARP ha entrado en internet, y las mismas mentiras e interesadas campañas de descrédito contra sus “enemigos” han pasado, del papel al formato electrónico. De eso también doy fe, lo malo para él es que ahí se pueden ver sus citas sacadas de contexto
En sus canales de IRC (públicos, y sobretodo privados), en sus páginas web y en sus listas de correo, continúan sembrando una imagen de racionalidad que, como has visto, no se corresponde con la realidad. Continúan calificando de “impostores”, “estafadores” o “hijos de puta” (Jose María Bello en #arpios) a todo aquel que opine que en lo paranormal se encuentra un campo de interés científico. Es un verdadero difamador este José Maria Bello, los vástagos de las honradas trabajadoras del sexo, o sexo-servidoras, no necesariamente son estafadores o impostores, eso es trabajo exclusivo de los autonombrados auténticos investigadores de los fenómenos aéreos anómalos o para anormalesY ante tan agresivo discurso, han caído seducidos muchos miembros internautas de la comunidad científica, Los famosísimos científicos ingenuos que no conocían la auténtica naturaleza de ARP. además de ignorantes Esa campaña de captación de adeptos en internet ha supuesto píngües beneficios, tanto económicos como para sus egos, a muchos cabecillas de ARP, a costa de la credulidad de los internautas. ¡Chín! Eso ya fue contra mí, pero ahora ¿Cómo le hago para definirme? ¿Soy un escéptico-crédulo-internauta?, Dios mío soy una autentica contradicción virtual
En el último año, por poner sólo unos ejemplos, ARP se ha embolsado una pequeña fortuna en presupuestos universitarios, estafados a las arcas públicas al hacerse pasar por “investigadores críticos de lo paranormal” (cosa incierta), y consiguiendo que les subvencionen numerosos congresos, cursos y conferencias en las universidades más crédulas; han editado una nueva revista semi-comercial: El Escéptico; algunos de sus cabecillas, como Miguel A. Sabadell han conseguido llegar a las grandes editoriales comerciales para publicar sus libros (con generosos beneficios económicos); han multiplicado su presencia en medios de comunicación (en algunos casos llegando a cobrar hasta ¡400.000 pesetas de caché! por atacar lo paranormal); han obtenido importantes puestos públicos generosamente remunerados (Ares de Blas, por ejemplo, director del Museo de la Ciencia de San Sebastián); han organizado nuevos congresos “escépticos” (llegando a cobrar ¡mas de 20.000 pesetas por entrada!); etc, etc, etc. En fin, parece que ese tipo de “escepticismo” continua siendo un buen negocio. Don Manuel, no se desanime el suyo por lo menos deja para lentes, el ridículo chalequito con hartas bolsas y su sombrero a la Indiana Jones, ¿Será un uniforme obligatorio de los autonombrados investigadores de los fenómenos aéreos anómalos o para anormales? Tanto como el negocio de los videntes, ufólogos, u otras sectas. Que mierda de tipo, ni a su cuate J.J. Mentístez respeta, no jodas, entre gitanos no se leen las cartas En realidad ARP es a los videntes en el negocio paranormal lo que el PP al PSOE en el negocio político; Irak a USA en el negocio armamentístico; la Bayer a EuroPharma en el negocio farmaceútico; Cruz Roja a Caritas en el negocio humanitario; Cienciología a Moon en el negocio sectario; o en Cartel de Cali a el Cartel de Medellín en el negocio del narcotráfico, esto es, cara y cruz de una misma moneda. Y el negocio de montar tramas conspiradoras, es como el conejito de energizar: sigue y sigue y sigue…
El hecho de que algunos individuos razonables (pocos) aficionados a internet hayan sido momentáneamente seducidos por ARP no debe preocuparnos más que el hecho de que algunos otros no menos razonables (también pocos) hayan sido seducidos momentáneamente por los Testigos de Jehová, las web porno, los videojuegos, o la tauromaquia… se les pasará con la madurez. ¡Chín! Otro insulto contra mi, pues te informo que ya estoy bien peludito (maduro) y sigo seducido por el Escéptico Digital, lo cual prueba que la madurez no quita defectos, pongamos tu caso, sigues, 5 años después, en plena madurez, siendo un manipulador y bien que nos preocupa
Aunque justo es reconocer que en toda regla existe su excepción, y habituales del canal, como Avenger o plank, han llegado a prestarse a discutir racionalmente los fenómenos paranormales, hasta con quienes estamos abiertos a la posibilidad de su existencia.
Lamentablemente algunas universidades y foros científicos han invertido cuantiosas cifras presupuestarias a favor de ARP ¡llegando a organizar presentaciones de sus revistas comerciales!, o dando pábulo a sus campañas de difamación contra individuos o colectivos sin derecho a réplica. Y algún día los responsables de autorizar esas estafas presupuestarias deberán rendir cuentas ante sus rectores, por haberse dejado engañar por un colectivo interesado, incapaz de aportar ninguna investigación crítica y documentada contra los fraudes paranormales, que es como se presentan para obtener esos presupuestos. Los prejuicios y cotilleos no son ciencia, aunque defiendan el paradigma científico. Pero, en fin, si Mar Flores, puede dar una conferencia en la Universidad, ARP también puede, aunque su aportación a la cultura sea exactamente la misma: el relleno de un tiempo de televisión o radio para entretener al público.
Si eres un internauta y has leído este breve anexo,en Como se ve que este cabrón no ve la realidad, ¿breve?, !Qué no joda¡ es más, es capaz de decir “verídica” te recomiendo que visites sus páginas web, que accedas a sus canales de IRC públicos, y que te suscribas a sus listas de correo, y juzga por ti mismo. Aunque también te invito a entrar en canales como #mormones, listas de correo evangélicas, o web de “parapsicología”… encontrarás exactamente lo mismo… creencias y prejuicios. Y sino prueba a entrar en el canal #arpios o #escepticos, con el nick “Mundomis” o “Man”, mis nick habituales, y serás inmediatamente baneado, aun sin mediar palabra, en un ejercicio de la proverbial “tolerancia” y “dialogo” arpio… y luego dicen que están dispuestos a debatir sus creencias…
La ciencia, la investigación y el estudio racional de los fenómenos anómalos, no lo encontrarás probablemente, agazapado bajo una bandera ideológica tan radical e intolerante. Porque la ciencia no afirma ni niega… la ciencia siempre duda… y busca respuestas a esas dudas sin necesidad de difamar, manipular, o suplicar presencia en los medios de comunicación.
Y si bien el engaño de ARP no es tan grave como el de
algunos curanderos (que puede costarte la vida); el de algunas otras sectas (que puede costarte tu libertad); o el de algunos videntes (que puede costarte tu patrimonio); es igual de triste. Ya que muchas mentes brillantes, seducidas por el atractivo brillo del escepticismo, el de verdad, (la única doctrina filosófica admisible en ciencia), pierden su tiempo en este gran engaño “políticamente correcto” que es la ARP. Si esos científicos y académicos, captados por este grupo, invirtiesen su tiempo en investigar la mente humana, los fenómenos cuánticos; la astrofísica, la exobiología, o la antropología de la religión, avanzaríamos mucho más en el conocimiento de los llamados “fenómenos paranormales”, que si se pasan las noches reafirmando su ego en el IRC a costa de humillar y minimizar humanamente a “los crédulos” y “los magufos”, en nombre de la “ciencia”, mientras navegan por las web de Play Boy… Sin duda, el único camino para llegar a La Verdad es la aplicación del sentido común, el escepticismo y el método científico a las incógnitas y misterios que nos rodean. Pero ARP tiene tanto de eso, como la Iglesia Católica de “representante única de Dios en la Tierra”. Juzga por ti mismo. Si, si compruébenlo por ustedes mismos, y juzguen con total imparcialidades, es más visiten su pagina http://confidencial.mundomisterioso.com/ , comprobaran que ahí se habla de OVNIS científicamente

Author: Roberto Aguirre

Desde el 2005, los razonamientos fuertemente críticos y sólidos de Roberto Aguirre nos forzan a la objetividad respecto a los diversos temas que en él trata. Siempre bien documentado, escribe valiosos artículos de amplia variedad pero siempre indicándonos su visión crítica y “sin pelos en la lengua” distinguiéndose por tratar siempre de defender el derecho de los demás a exponer sus ideas aún cuando no esté de acuerdo con ellas.

Share This Post On