Aclaran misterio de plaga que devastó la Atenas clásica

Mediante un estudio de muestras de ADN obtenidas en antiguos entierros griegos, investigadores descubrieron cuál fue el origen de la epidemia Los científicos han discutido por muchos años la causa de la plaga de Atenas. Ahora análisis realizados por el griego Manolis Papagrigorakis y sus colegas, quienes recolectaron muestras de ADN de los dientes de antiguos entierros griegos, revelaron pruebas de que la fiebre tifoidea fue la enfermedad responsable de esta epidemia devastadora.

El estudio fue dado a conocer por la sociedad internacional para enfermedades infecciosas.

La plaga, que comenzó en Etiopía y pasó a través de Egipto y de Libia a Grecia entre los años 430 y 426 antes de nuestra era, cambió el equilibrio de poder entre Atenas y Esparta, terminando la edad de oro de Pericles y la dominación ateniense en el mundo antiguo.

Se piensa que hasta un tercio de los atenienses, incluyendo su líder carismático, Pericles, falleció en la epidemia.

Hasta este momento nuestra comprensión del brote se basaba en los relatos del siglo V antes de nuestra era del historiador Tucidides, quien también se vio afectado por la enfermedad de la plaga, pero se recuperó.

A pesar de la descripción detallada de Tucidides, los investigadores no habían llegado a un consenso sobre la identidad de la plaga y varias enfermedades, incluyendo peste bubónica, viruela, ántrax y el sarampión han estado implicadas en la aparición y la extensión de esta epidemia.

Un hueso descubierto en el cementerio antiguo de Kerameikos de Atenas y fechado en la época del brote histórico, proporcionó el material esquelético requerido para la investigación de ADN microbiano antiguo.

Auxiliado por técnicas modernas de recuperación y de amplificación de ADN, Papagigorakis utilizó la pulpa dental para identificar secuencias de ADN similares al de las modernas salmonelas (serovar Typhi), el organismo que causa la fiebre tifoidea.

Estos resultados apuntan a la fiebre tifoidea como la causa probable de la plaga de Atenas.

La fiebre tifoidea es transmitida por alimentos o aguas contaminados, y la enfermedad es hoy en día muy común en países en vías de desarrollo y en los viajeros que vuelven de ellos.

Papagrigorakis de la universidad de Atenas afirma: “Estudiar los aspectos históricos de enfermedades infecciosas puede ser una herramienta de aprendizaje de gran alcance para varias disciplinas. Creemos que este informe será de importancia excepcional para muchos campos científicos, puesto que vierte luz sobre uno de los enigmas mas discutidos de la historia médica”.

dm

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/articulos/28042.html

Author: Lalo Márquez

Share This Post On