Una muerte más en la casa de Cañitas

La muerte una vez más hizo acto de presencia en la casa de Cañitas que se ubica cerca de la estación Colegio Militar de la ciudad de México. Nadie sabe cómo sucedió ni mucho menos Carlos Trejo, el cazafantasmas que vive ahí, en ese hogar que desde hace 23 años, ha cobrado la vida de varias personas inocentes. Sin embargo, ahora el también productor dijo que las investigaciones están presentes y pese a que ha habido personas que han tratado de desprestigiarlo, él seguirá su lucha de encontrar la verdad de este fenómeno.
— Carlos, ¿Quiénes han sido los que han tratado de desprestigiar su trabajo?
—“Hay mucha gente que por sólo adquirir fama se prestan de programas de televisión que sin saber les dan voz y voto. Viva la Mañana, de Alfredo Adame, ha tenido como invitados a gente que se agarra de mí nombre para brillar (¿?) y el productor con tal de subir su rating, los acepta. Le digo a Adame que recapacite, porque a veces uno está arriba y después abajo. Es bueno tener un respeto hacia la vida privada de las personas pero tiene que informarse y documentarse para después tomar la decisión. Le pido que tome la brújula sobre la honradez y el respeto. Existe un grupo de extorsionadores que han levantado demandas pero todas se les han caído. Ellos vienen comandados por una supuesta hermana mía de nombre Norma Alicia Trejo Ávila, pero es una extorsionadora. Ha estado en la cárcel varias veces por drogas, prostitución, robo de autos, incluso por despojo. Ella se aprovechó del programa de Adame para desprestigiarme. Es un peligro para la sociedad y las autoridades, ya saben, espero que dentro de poco sea detenida.
—¿Por qué el fenómeno no lo ha cazado usted?
—“Mira, pude haber sido yo. Es posible que yo estuviera en la lista de personas que ha presenciado este tipo de fenómenos en vez, de que me entrevistes a mí. Es un poco complicado. Muy poca gente sabe que el día 10 de diciembre falleció otra de las personas relacionadas con Cañitas. Todo por una bala que le dio en la cabeza en la puerta de la casa de Cañitas. Ha sido doloroso y fuerte además de difícil para muchos. Ahora, está la Procuraduría investigando la muerte.
— ¿Qué hará al respecto?
—“Seguir en la investigación, estar atrás de ella y explicar lo lógico y científico de lo que pasó. Obviamente, falleció y estuvo a escasos 10 centímetros de que esa bala le diera a uno de mis hijos. A veces me da risa, que digan que Cañitas es una mentira, cuando no tienen ni la menor idea de lo que ahí sucede. Todas las críticas son buenas, pero a veces hay que ponerse en los zapatos del otro. Investigan de qué lugar provenía la bala.
—Hasta la fecha, ¿cuántas muertes lleva Cañitas?
—“Ya son varias. Muchas personas de diversas partes del mundo quieren venir a visitar mi hogar, pero es privado. No entra nadie ni está abierta al público. Se ha metido tanto dinero en reconstruir esta propiedad que sería una idea descabellada abrirla para que la gente la maltrate”.
—Cuando está aquí, en su hogar, ¿todavía siente la sensación de que alguien lo observa?
—“Yo duermo tranquilo, pero para mi equipo de seguridad sí es muy común ver la sombra que todavía pasa, una sombra a través de las ventanas. Incluso, a mis escoltas siempre les he dicho, que no se espanten porque es normal”.
—¿Por qué Carlos Trejo necesita escoltas?
—“Desgraciadamente, hemos sufrido atentados y me han querido demandar, pero todas han sido una burla ante la ley. Me han querido sacar dinero y ya no quiero arriesgarme a un accidente, ni mucho menos a mi familia”.
—Gracias a Cañitas, usted tiene una mejor forma de vida, más desahogada que antes, ¿cierto?
—“Sí, porque es un trabajo honrado y delicado. Mucha gente me dice que por qué me dedico a explotar fantasmas y les respondo que soy un productor y escritor también. Es algo de lo que me gusta y de eso quiero vivir”.
—¿Qué pasará con la película de Cañitas?
—“Hay un contrato con las personas que se encargan de realizarla que dice que el filme debe estar en cartelera antes del 30 de abril, bien publicitada y antes de hacer esto, tengo que verla. En ese contrato dice claramente que yo tengo que analizarla, checarla, para saber si está de acuerdo a los límites que decidí imponer. Ojalá, pueda competir en los Oscares, y se dé un marco importantísimo para que pueda hacer producción en el ámbito mundial”.

Fuente:
http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=222272

Author: Lalo Márquez

Share This Post On